Connect with us

Economia

Por la crisis, los automovilistas postergan el service de sus vehículos

Publicado

on

La fuerte caída en el poder adquisitivo que viene sufriendo la población, tanto asalariada como jubilados, desde el año pasado, con niveles de inflación de más del 50% y sueldos que nominalmente se ajustaron mucho menos, dilata muchos gastos considerados como “prescindibles”. En esa bolsa entró el mantenimiento preventivo del auto.

Según un informe dado a conocer por la consultora GIPA en el 3º Encuentro de Líderes de Mercado de Reposición, organizado por la Asociación de Fábricas de Autocomponentes (AFAC), entre 2018 y este año por primera vez se está dando el fenómeno de que los vehículos entran al taller más por cuestiones específicas que de forma preventiva.

La crisis es uno de los principales motivos que impulsan esta caída en el mantenimiento preventivo, aunque también influye que los propietarios de los vehículos usan menos el auto. El aumento en el precio del combustible es la gran explicación de este fenómeno. Cayó la cantidad de kilómetros que se realiza anualmente por vehículo y ello repercute en la cantidad de entradas a los talleres realizadas al año.

En 2018, el kilometraje medio anual recorrido era de 12.322, frente a 12.661 del año anterior, en tanto que las entradas al taller bajaron de 2,77 veces en 2017 a 2,73 el año pasado. Además, aumentó 10% la cantidad de kilómetros recorridos entre dos visitas al taller. La consultora todavía no tiene datos del 2019, pero en el sector aseguran que el escenario empeoró, por el ajuste presupuestario en términos de capacidad real de gasto.

“Estamos viendo que en los últimos tiempos se dejó de hacer el mantenimiento preventivo, es decir, lo que el fabricante del vehículo recomienda realizar cada x cantidad de kilómetros realizados. Lo que pueden estirar en el tiempo, lo hacen. Y muchas veces esperan hasta que el vehículo se rompa”, aseguró Salvador Luppo, de la Federación Argentina de Asociación de Talleres de Reparación de Automotores y Afines (Faatra).

El empresario destaco: la actividad en los últimos dos años cayó entre 30% y 40%. “Mucha gente accedió hace unos años al cero kilómetro por los planes de ahorro y esos vehículos quizá tienen 100.000 Km y lleva un mantenimiento mucho mayor; los vehículos empiezan a tener problemas, con cambio de repuestos. Y les cuesta quizá entre $ 10.000 y $ 15.000. Ahí ya exige reparación”, agregó Luppo.

En este sentido, el informe de Gipa presentado en el marco del seminario plantea justamente eso: que cayeron las visitas preventivas pero crecen las reactivas, es decir, las necesarias cuando se rompe el vehículo.

También está sucediendo que muchas veces, aún en casos de choques, si el vehículo sigue andando y los propietarios no llegan a cubrir la franquicia, demoran el arreglo.

¿Cuál es el mantenimiento preventivo que hay que hacerle a un vehículo y cuánto sale?

Cambio de aceite y filtros: con la mano de obra, este “service” puede rondar los $4.500 y se debe realizar una vez al año o cuando el vehículo haya recorrido 10.000 kilómetros.

Verificación de frenos (pastilla, discos, campanas y fluido): el costo ronda los $2.000 más IVA, mientras que si hay que cambiar los discos de freno, cada uno sale, sólo de mano de obra, 1.200, en tanto que el juego de pastillas ronda los 1.500 pesos.

Control del tren delantero y amortiguación: tiene un costo de la mano de obra de 1.200 más IVA

Cambio de correa de distribución: en este caso, la mano de obra puede arrancar en $5.000. La correa, por ejemplo, se cambia cuando el vehículo llega a los 60.000 kilómetros, pero ahora los propietarios de los vehículos también dilatan este cambio, aún con el riesgo que ello implica en materia de rotura del motor.

Cambio de cubiertas: en este caso, deben cambiarse cada 50.000 kilómetros. El precio de las cuatro ronda los $30.000. En este caso, lo que suelen hacer los dueños de los vehículos es cambiar primero dos y luego las otras dos.

En todos los casos, los precios son de referencia en la ciudad de Rosario (cambian según la zona) y se le debe sumar el costo de los repuestos, que en el caso de ser importados se ajustan directamente al valor dólar.

“El repuesto cuesta caro, sobre todo lo electrónico. Eso puede valer entre $20.000 y $25.000, a lo que se agrega una mano de obra entre $3.000 y $4.000 en ese caso. Nosotros siempre aconsejamos usar repuestos originales, aunque suelen ser más costosos”, sostuvo Luppo.

Sobre los repuestos, el presidente de AFAC, Raúl Amil, afirmó que “si bien cuando sube el dólar los importados se encarecen, para los productores nacionales es un beneficio. Pero también cae el poder adquisitivo, por lo que el efecto se netea. La devaluación afecta más al mercado de reposición porque la gente posterga el cambio de repuestos”.

“Nuestros vendedores que recorren los distintos puntos de venta nos están diciendo que perciben que los vehículos recorren menos kilómetros y que se han extendido las tasas de servicio”, aseguró Amilcar Altopiedi, gerente comercial de Filtros Fram, quien agregó que proyectan una caída en volumen para este año de 1 por ciento.

A su vez, Norberto Taranto, otro jugador fuerte del mercado de reposición, aseguró que “este año está siendo malísimo, con una caída de ventas en este mercado del 25% respecto del 2018”. En relación con el 2015, año que considera “normal”, la merma asciende al 40%. “La gente estira mucho el mantenimiento del vehículo por un tema de poder adquisitivo. Estira la reparación del motor; si no es por rotura, no lo repara. Aquel que tiene embragues gastados lo va estirando hasta que no pueda más”, afirmó el empresario, fabricante de piezas de motor, embragues, artículos de suspensión y tornillos de motor.

Economia

Conozca cómo será el pago complementario del IFE en el Correo

Publicado

on

Por

El pago se realizará desde el lunes, de a una terminación de DNI por día y en dos turnos, de acuerdo a la primera letra del apellido del beneficiario. Se trata de alrededor de 7500 personas que podrán conocer su correspondiente fecha en la sección “Cuándo y dónde cobro el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)” de www.anses.gob.ar.

El cronograma comprenderá de a una terminación de Documento por día, dividida por la mañana para terminaciones de apellido de la A hasta la L, mientras que a la tarde se abonará de la M a la Z. En esta oportunidad, comprenderá a unas 600 personas por jornada de pago, que no cobraron en la etapa anterior.

El cronograma se desarrollará de la siguiente manera:

Lunes 01/06

DNI terminados en 0: A – L de 7:30 a 13:00

                                   M – Z de 13:30 a 18:00

Martes 02/06

DNI terminados en 1: A – L de 7:30 a 13:00

                                   M – Z de 13:30 a 18:00

Miércoles 03/06

DNI terminados en 2: A – L de 7:30 a 13:00

                                   M – Z de 13:30 a 18:00

Jueves 04/06

DNI terminados en 3: A – L de 7:30 a 13:00

                                   M – Z de 13:30 a 18:00

Viernes 05/06

DNI terminados en 4: A – L de 7:30 a 13:00

                                   M – Z de 13:30 a 18:00

Lunes 08/06

DNI terminados en 5: A – L de 7:30 a 13:00

                                   M – Z de 13:30 a 18:00

Martes 09/06

DNI terminados en 6: A – L de 7:30 a 13:00

                                   M – Z de 13:30 a 18:00

Miércoles 10/06

DNI terminados en 7: A – L de 7:30 a 13:00

                                   M – Z de 13:30 a 18:00

Jueves 11/06

DNI terminados en 8: A – L de 7:30 a 13:00

                                   M – Z de 13:30 a 18:00

Viernes 12/06

DNI terminados en 9: A – L de 7:30 a 13:00

                                   M – Z de 13:30 a 18:00

Seguir leyendo

Economia

Por sedentarismo, creció un 25% la venta de analgésicos

Publicado

on

Por

Paracetamol, aspirina, ibuprofeno y diclofenac son los medicamentos de venta libre más consumidos para paliar los dolores musculares.

Unas 68 vuelta al balcón, caminar de la cocina a la habitación, abdominales en la alfombra, subir y bajar escaleras y yoga vía Zoom son algunas de las estrategias que encontraron los argentinos para evitar el sedentarismo durante la cuarentena. Sin embargo, por falta de espacio, tiempo y motivación, entre otras cuestiones, muchos no lograron armarse ninguna rutina y su cuerpo está estancado.

Tras más de dos meses de encierro, la consecuencia es que creció un 25% la venta de analgésicos para paliar el dolor muscular, según datos del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB).

“Los medicamentos para el dolor cuyo consumo aumentó durante la cuarentena son paracetamol, aspirina, ibuprofeno y diclofenac, que son la línea considerada leve o de venta libre. El consumo está disparado en un 25%. Lo preocupante es que los antiinflamatorios más poderosos, que son recetados, como por ejemplo el tramadol, también aumentaron en un 7%”, aseguró Marcelo Peretta, doctor en Farmacia y Bioquímica y secretario general de SAFYB.

“Los analgésicos pueden generar adicción porque necesitas más y más para sentir el placer que significa sacarse un dolor de encima”, agregó. Al respecto, explicó que los problemas traumatológicos derivados del encierro son altos y lo que sucede particularmente con los analgésicos es que pueden llegar a tener efectos secundarios que afecten al estómago, el corazón o la presión arterial. Por eso también, es muy importante que pese al temor del coronavirus, se continúen las visitas médicas de rutina.

Por otro lado, Peretta precisó que los efectos negativos del encierro, que pueden ser fobia, ataques de pánico y depresión, entre otros, se agravaron, por lo que continúa en aumento el consumo de psicofármacos tales como clonazepam o zoplicona.

Entre los medicamentos más demandados de este grupo, están los tranquilizantes y ansiolíticos, es decir, aquellos que son usualmente utilizados para calmar los nervios o para poder dormir. Por otro lado, también hay fuerte demanda de antidepresivos, especialmente en las grandes ciudades. En general, la radiografía del mercado muestra históricamente un mayor consumo en las urbes, pero hoy el confinamiento más estricto en ciertas zonas es una pieza clave de este aumento.

Otra de las consecuencias que trae consigo el sedentarismo, es el aumento de peso en la población. Según una reciente encuesta de la Sociedad Argentina de Nutrición de la que participaron casi 5.500 adultos de todo el país, se desprende que seis de cada diez argentinos aumentaron de peso durante la cuarentena. Según esta información, el 78,5% dijo haber aumentado de uno a tres kilogramos, el 18% subió de tres a cinco kilogramos, y un 3,5% más de cinco kilogramos. Ámbito

Seguir leyendo

Economia

Corrientes: Las ventas de supermercados crecieron en el mismo nivel que la inflación regional

Publicado

on

Por

Corrientes experimentó caídas en varios rubros. Sin embargo, mostró un crecimiento del 51,1% respecto al mismo mes del año anterior.

Las ventas en supermer­cados de Corrientes crecie­ron 51,1% en marzo respec­to a igual mes del año pasa­do, motorizadas por la cua­rentena que incrementó las ventas en estos comercios en todo el país. Aunque si se coteja con la inflación de ese período, las ventas prácticamente no tuvieron un crecimiento real.

En el país las ventas a precios corrientes para marzo de 2020 relevadas en la Encuesta de Super­mercados sumaron un to­tal de 86.773,4 millones de pesos, lo que representa un incremento de 69,7% res­pecto al mismo mes del año anterior.

Teniendo en cuenta la in­flación, las ventas a precios constantes de diciembre de 2016, durante marzo de 2020, sumaron un total de 27.307,2 millones de pesos, lo que representa un au­mento de 10,7% respecto a marzo de 2019. En el caso de la provincia de Corrien­tes, las ventas totalizaron 1.044.702.000 pesos lo que representó un 51,1% de cre­cimiento de ventas.

Si se toman en cuenta los datos de inflación de la re­gión NEA, de mar­zo de 2019 a marzo de 2020, la varia­ción de precios fue de 51,1%.


Así, las ventas de supermercados de Corrien­tes crecieron en el mismo nivel que la inflación regio­nal.

No obstante, se trata de buenos indicadores de ven­tas, pues desde mediados de 2019 las ventas en Co­rrientes venían registrando caídas mes a mes respecto al mismo mes del año an­terior.

POR GRUPO DE ARTÍCULOS

Observando los datos se­gún grupo de artículos en Corrientes, en sólo cuatro de ellos (sobre un total de once) hubo un incremento interanual real (a precios constantes) en marzo: “Al­macén” (+17,4%), “Lácteos” (+23,1%), “Verduras y fru­tas” (+6,3%) y “Artículos de limpieza y perfumería” (+11,4%).

Por el contrario, los ru­bros que tuvieron una caída a precios constan­tes fueron “Indumentaria, calzado y textiles para el hogar” (-47,7%), “Alimen­tos preparados y rotisería” (-38,6%), “Otros” (-36,4%), “Bebidas” (-14,5%), “Pana­dería” (-8,9%), “Electró­nicos y artículos para el hogar” (-4,5%) y “Carnes” (-2,4%).

Es importante destacar que los grupos de artículos que tuvieron incrementos reales están vinculados a los consumos de primera necesidad y, además, a la situación sanitaria origi­nada en el inicio de la pan­demia en la Argentina. Por ello, es factible afirmar que el comportamiento de las ventas en supermercados de marzo, no tanto en su volumen sino más bien en su distribución, está fuer­temente ligado al estallido del covid-19 y al aislamien­to obligatorio que se inició el 20 de marzo.

Sólo cinco jurisdicciones tuvieron caídas reales inte­ranuales, Corrientes entre ellas, según publica un in­forme a nivel nacional.

Seguir leyendo

Tendencia