Connect with us

Tecno

Historias de breadcrumbing, las citas que nunca se concretan en internet

Publicado

on

Alan estudia, vive solo, es padre de una niña y está separado de la madre de su hija. Sin embargo, según expresa a Infobae, intenta mantener la relación a través de las redes: “Nos vivimos tirando ‘miguitas’, aunque sabemos que somos súper incompatibles. He tratado de hacerme notar mirando alguna de sus historias de Instagram, para que me vea entre sus visualizaciones”.

Dice que no le agrada demasiado hacerlo, pero que no puede evitarlo. Señala que la respuesta, a veces, es positiva y en ocasiones, negativa. “Es un sentimiento muy particular el que me genera. Como una mezcla de ansiedad, angustia y nervios”, indica.

Generalmente, Alan utiliza Instagram y WhatsApp, o envía SMS, para contactarse con la madre de su hija, y no para hablar de temas vinculados a la crianza. Sus comunicaciones son una especie de señales de vida o “migas emocionales”, conocido hoy como breadcrumbing.

Es un juego de palabras. Breadcrumb significa, en inglés, migas de pan y el acto de ir dejando migajas en el mundo digital toma el nombre de breadcrumbing

El sitio Urban Dictionary lo define como un “enamoramiento” sin intenciones de llevar las cosas más lejos. “Pero les gusta la atención, entonces coquetean, envían DM o textos solo para mantener a la persona interesada, sabiendo muy bien que se quedarán solteros”, escriben.

Otra definición de este diccionario es: “Cuando un hombre o una mujer le da a alguien la atención suficiente para mantener viva la esperanza de una relación”. Y lo relaciona con “Hansel y Gretel”.

En el cuento, Hansel marca un camino con migas de pan para que él y su hermana, Gretel, puedan encontrar una guía para llegar a su casa. 

En un artículo escrito por Jessica Bennett, editora de género de The New York Times, la periodista escribe sobre breadcrumbing. Cita a la doctora Kelly Campbell, profesora asociada de psicología y desarrollo humano en la Universidad Estatal de California, San Bernardino.

Campbell plantea que practicar breadcrumbing es usar románticamente redes sociales o mensajes de texto, por ejemplo, para generar interés de una persona, incluso, a pesar de no tener intenciones de involucrarse sentimentalmente con ella.

Para todo tipo de usuarios

Instagram Stories hoy tiene más de 400 millones de usuarios y es elegido para el breadcrumbing

Instagram Stories hoy tiene más de 400 millones de usuarios y es elegido para el breadcrumbing

Cala tiene 22 años, es estudiante universitaria y no tiene pareja. “Probé usar algunas apps de citas pero no es lo mío… Mis migas están en Instagram, uso muchos las stories para relacionarme”.

Y agrega: “Me gusta jugar un rato, enviando guiños (reacciones o algún comment) a chicos que me gustan, pero que no conozco personalmente, y creo que tal vez, nunca conoceré”.

Nina, por su parte, tiene 35 y se separó de su pareja hace un año y medio, con quien tienen una hija. “Hace como seis meses está con otra persona y yo me enteré hace dos semanas, pero hasta ese momento cuando le agarraban ataques de nostalgia, me escribía diciendo que me quería y que quería que durmamos juntos”, expresa a Infobae.

“Hace mes y medio hasta tuvo el descaro de decirme que nos teníamos que casar con papeles, soy suiza. Es un tipo de breadcrumbing,  sútil pero pertinente”, finalizó

Una nueva lógica

“Lo que las redes sociales muestran es que el ser humano necesita del lazo social. Aparece la necesidad de un vínculo con el otro y de lograr, de alguna manera, el reconocimiento personal”, sostuvo Diana Sahovaler de Litvinoff, psicoanalista, miembro de APA (Asociación Psicoanalítica Argentina), autora del libro “El sujeto escondido en la realidad virtual”.

“El tema del narcisismo, querer gustarle a otro, es universal. No tiene que ver con internet. Pero la comunicación cibernética tiene la característica de que puede ser anónima y a distancia. Esto favorece, por ejemplo, a los tímidos que encontraron en las redes sociales la posibilidad de mostrarse. Es la posibilidad de aparecer sin poner el cuerpo“, señaló.

La licenciada relaciona el breadcrumbing con una práctica romántica. “La virtualidad brinda la posibilidad de volcar cierto romanticismo. Eso va en contra de nuestra época, que es muy práctica, competitiva, consumista, y aparentemente, muy desprejuiciada”, manifestó.

Y concluyó: “De pronto, a través de internet, se dan relaciones que son muy románticas. Es el amor platónico de otro siglo. Antes las personas se escribían cartas con sobres perfumados y ahora no está el sobre, pero está el mail o está la foto. Entonces el ser humano necesita lazo social y también del amor romántico“.

Tecno

Lo que dejó el lanzamiento del iPhone X: el rey ha muerto

Publicado

on

Por

Ante todo quiero aclarar que no soy un talibán anti manzana. Uso una Mac Pro a la que adoro y cuando llegue el momento seguramente la renovaré. Pero el asunto con el iPhone es distinto. Los reconozco buenos productos pero lo que generan a su alrededor me resulta cada vez más agotador. El hype (término internético que significa “expectativa desmedida por algo que no ha sido mostrado todavía”) que rodea a cada anuncio de Apple resulta insufrible.

Oda al nuevo iPhone, el teléfono que todos queremos comprar pero no podemos pagar
Vamos con el último lanzamiento, ese que tuvo en vilo a cientos de miles de fanáticos en el mundo que hiperventilaban mientras se conectaban con sus Macs y iPads para ver el streaming pensado únicamente para usuarios cautivos.

Primero, como siempre, hubo que fumarse una hora y media de anuncios que a nadie le importaban demasiado hasta que el presentador pronunció la frase que patentó Steve Jobs: “And one more thing (y una cosa más)”, esa que para los fieles parece abrir las puertas del Paraíso. Y ahí sí mostraron al iPhone X, el nuevo objeto del deseo.

-Una X romana, un diez, para homenajear los diez años del primer iPhone (ese que fue disruptivo en serio)… ok.

-Es grandote y estiraron la pantalla hasta los mismo bordes. Ahá (los coreanos lo vienen haciendo desde hace un año).

El hype que rodea a cada anuncio de Apple resulta insufrible.
-Tiene una pantalla con guachi-ultra-magna-definición. Bien (igual que todos sus competidores).

-Tiene doble cámara trasera súper dúper para que saques una imágenes geniales de los dos chorizos que ponés en la parrilla el domingo y la subas a Instagram. Ok (los japoneses y chinos se lo pusieron a sus celus el año pasado).

-Tiene reconocimiento facial de treinta mil puntos para que desbloquees el aparato con sólo mirarlo (umm ¿los Samsung no hacen eso de marzo?) El tema es que al señor manzanita se le plantó el reconocedor facial en pleno escenario y tuvo que desbloquear poniendo la clave numérica (bueno, al mismísimo Bill Gates le pasaban estas cosas).

¡Puede fallar! El error de Apple cuando presentó el iPhone X
(Intertexto para avisar que mientras estas cosas pasaban en escena los fans en distintos rincones del mundo seguían tomando calmantes para no tener paros cardíacos de la emoción).

-Tiene un nuevo sistema de emojis que aprovecha esa súper cámara frontal para hacer emojis animados sobre tu propia cara (esa huevada sí me encantó, es re china).

-Sigue sin tener conector físico para auriculares (estás condenado a usar cosas bluetooth).

-Sigue teniendo el puerto propietario para cargar energía (otra condena pero a comprar cables originales que nunca jamás querrás prestar y que nadie te va a prestar a vos).

-Ahora tiene la opción de carga inalámbrica de energía (¿¿MESTÁS JODIENDO??? HACE CINCO AÑOS QUE LO USAN OTRAS MARCAS).

-Va a costar de u$s 1000 dólares en adelante (el iPhone más caro de la historia).

Y aún frente a todo esto, el fan se desvive. Considera que no importa que ya esté inventado, que Apple lo fabricará mejor. Considera que está bien que sea carísimo, porque a la innovación no la regala nadie. Considera que bien puede gastarse dos aguinaldos para tener esa gema en el bolsillo, que no estará realmente actualizado hasta que lo consiga y que los iPhone funcionan taaaan bieeennn y son taaan liiindoss.

Y el iPhone fan es global, eh. Son iguales los que pegan grititos de éxtasis en Cupertino que los que ya se desviven en Argentina por ver quién se los podrá traer de contrabando en los próximos meses (porque en nuestro país, recordemos, salvo CLARO que vende desde este año los modelos 6 y 7 del iPhone estas maravillas no se venden oficialmente). Atentos igual: todo indica que el 8 y el X podrían llegar a nuestros pagos, pero ni pensemos en el costo que tendrán.

En síntesis: que los iPhones son muy buenos, pero que Apple es hoy una empresa más de marketing que de tecnología. Que desafió a sus competidores y la competencia le llegó al fin. Que ya no son los número uno de los teléfonos. Que el rey de la innovación ha muerto (en paz descanses Steve desde 2011) y que el futuro, hace rato, volvió a discutirse en Oriente.

* el autor de esta nota usa Android, por si no queda claro.

Seguir leyendo

Tecno

Estafas con tarjetas de crédito: un nuevo sistema podría vulnerar 1.500 millones de cuentas de Google

Publicado

on

Por

Un nuevo peligro acecha a los usuarios de Internet, específicamente a los más de 1.500 que usan los servicios de Google en general y su calendario en particular. La estafa aprovecha un “agujero” en “Calendar”. Mediante un ataque de phishing, los delincuentes engañan a los usuarios para que entreguen los datos de sus tarjetas de crédito.

¿Cuál es la clave de los ciberatacantes? Google no filtra los avisos de sus propios servicios como spam o posible intento de robo de datos, de esa forma le llega a los usuarios directamente a su bandeja de entrada.

Cómo funciona la estafa
A través de Google Calendar, el almanaque/agenda de la empresa tecnológica, los piratas informáticos mandan invitaciones a los usuarios, que llegan como un correo electrónico directo a su inbox. No es detectado como spam.

La invitación de Calendar que reciben las víctimas de esta ciberestafa. Captura: Kaspersky Labs.
La invitación de Calendar que reciben las víctimas de esta ciberestafa. Captura: Kaspersky Labs.
Según explicó el portal de Information Technology, los spammers utilizan los campos de ubicación y tema de la reunión para enviar detalles. Lo que hacen es incluir ahí un pequeño texto que indica que se tiene derecho a un pago en efectivo, la clásica excusa de los ciberengaños, y para acceder hay un link en el que habrá que hacer click para cobrarlo.

Una vez que la víctima es redirigida a una página, el sistema de la estafa es el clásico. Se ofrecen premios en efectivo pero se solicita el pago de un trámite, por el que el desprevenido usuario deberá ingresar su tarjeta de crédito y su información personal, nombre, dirección y número de teléfono. Con estos datos, los atacantes podrán robar dinero e incluso la identidad de la persona que cayó en su trampa.

Cómo evitar esta estafa
Afortunadamente, prevenir este tipo de ataques es sencillo. Primero, sentido común. No hacer clicks en enlaces extraños y mucho menos brindar información personal o de las tarjetas de crédito.

Por otra parte, desde Kaspersky Labs, la empresa que encontró esta nueva estafa, explicaron que es fácil desactivar la función de invitaciones automáticas a los calendarios.

Para hacerlo hay que entrar a Google Calendar y en la configuración hacer click en el ícono de la tuerca (opciones) y luego en “configuración”. Dentro de ese menú tendremos que ir a “configuración de los eventos” y “añadir invitaciones de forma automática”, y elegir “No, solo mostrar las invitaciones a las que he respondido”.

Seguir leyendo

Tecno

Facebook pagará para acceder a las aplicaciones de tu teléfono como parte de un estudio de mercado

Publicado

on

Facebook lo volvió a hacer. Ahora pagará a los usuarios de la red social para investigar su comportamiento en Internet, ésto con el único propósito de realizar investigaciones de mercado.

De acuerdo con un comunicado publicado en el salón de noticias de la red social, el gerente de producto, Sagee Ben-Zedeff, anunció la nueva aplicación de mercado llamada Estudio que servirá realizar el monitoreo de las aplicaciones que están instaladas en el teléfono de una persona, qué tiempo dedica a utilizar dichas aplicaciones, además del país en el que se encuentra.

“Sabemos que este tipo de investigación debe ser clara acerca de a qué personas se están inscribiendo, cómo se recopilará y utilizará su información y cómo optar por no participar en la investigación en cualquier momento”, comentó el gerente de producto en el post.

A principios de este año, la compañía de Mark Zuckerberg anunció que estaría cambiando su enfoque hacia programas de investigación de mercado en recompensa, lo que significa que todo los participantes serán compensados.

El estudio se hace de manera digital y a través de una aplicación (Foto: Shutterstock)

El estudio se hace de manera digital y a través de una aplicación (Foto: Shutterstock)

“Ofrecemos transparencia, compensamos a todos los participantes y mantenemos la información de las personas a salvo y segura”, mencionó.

Al principio, la aplicación solo estará disponible para las personas en los Estados Unidos e India.

Así funciona

Las personas que estén interesadas en participar en el programa de investigación deberán de dar click en los anuncios de la aplicación que aparecerán en Facebook donde tendrán que registrarse, y de calificar, se les invitará a descargar la aplicación en Google Play Store.

Una vez que se inscriban, las personas verán una descripción de cómo funciona la aplicación y qué información compartirán para que puedan confirmar que desean participar. Además, también se le notificará a los usuarios en el sitio web sobre la información recopilada y sobre como será utilizada.

Facebook trabaja de la mano de Applause, un empresa de data que tiene gran experiencia en la gestión en éste tipo de investigación de mercado y que además trabaja con muchas otras compañías.

No es la primera vez que compañía de Mark Zuckerberg paga a sus usuarios por permitir el acceso a su actividad en la red (Foto: Archivo)

No es la primera vez que compañía de Mark Zuckerberg paga a sus usuarios por permitir el acceso a su actividad en la red (Foto: Archivo)

Para mantener la información de las personas a salvo se recopilará la “cantidad mínima de información necesaria para ayudarnos a construir mejores productos”. Pero, sobre todo, los usuarios podrán tener el acceso a revisar la información que comparten con la aplicación.

Dentro de los puntos que son sometidos al monitoreo se encuentran: las aplicaciones instaladas en el teléfono de un participante; la cantidad de tiempo dedicado a usar esas aplicaciones; país del participante, dispositivo y tipo de red y los nombres de actividad de la aplicación.

Estudio no recopila la ID del usuario, contraseñas, ni ningún otro tipo de archivos personales, por lo que los usuarios podrán estar tranquilos, ya que las fotografías, videos y mensajes se mantendrán en privado.

Esta no es la primera vez que el gigante de las redes sociales le paga a los usuarios  para tener el acceso a su actividad en sus teléfonos. Cabe recordar que desde 2016 la compañía pagó 20 dólares al mes a los usuarios de entre 13 a 35 años. La compañía era capaz de ingresar a dicha actividad una vez que los usuarios instalaran la app VPN Facebook Research.

Seguir leyendo

Trending