Connect with us

Mundo

A 40 años del más terrible accidente aéreo en la historia de los Estados Unidos

Publicado

on

(Documental emitido por la cadena National Geographic que reproduce el accidente aéreo en el aeropuerto internacional O’Hare)

El McDonnell Douglas DC-10, una aeronave comercial en ese entonces de última generación pero que estaba bajo la lupa por una serie de accidentes, debía partir el 25 de mayo de 1979 del Aeropuerto Internacional O’Hare en Chicago, Estados Unidos.

El vuelo 191 tenía como destino final la ciudad de Los Ángeles y a las 3:02 pm carreteó con 271 personas a bordo: 258 pasajeros y 13 tripulantes.

Pero poco después de alcanzar la velocidad de despegue el motor izquierdo, una inmensa turbina General Electric CF6, se desprendió de su soporte y tras rebotar con el suelo quedó tendido en la pista.

La imagen que recorrió el mundo: el DC-10, sin una turbina, ha girado su costado izquierdo y está a punto de estrellarse

La imagen que recorrió el mundo: el DC-10, sin una turbina, ha girado su costado izquierdo y está a punto de estrellarse

El DC-10, sin embargo, siguió su camino impulsado por los restantes dos motores y logró despegar. Pero ya iba a ser imposible evitar la tragedia.

La turbina desgarrada había dañado gran parte del borde de ataque del ala izquierda, forzando la retracción de los slats, extensiones que se utilizan para ciertas maniobras. También dejó sin efecto los sistemas de comunicación y eléctricos.

En tierra se había observado la destrucción de la turbina y ahora podían ver a la aeronave dejando un estela de combustible y líquido hidráulico mientras volaba a baja altura. Los controladores aéreos intentaron contactar a los pilotos y coordinar un aterrizaje de emergencia.

El McDonnell DC-10 de American Airlines en la pista del aeropuerto de O’Hare, antes de la tragedia

El McDonnell DC-10 de American Airlines en la pista del aeropuerto de O’Hare, antes de la tragedia

Pero nadie les respondía. Investigaciones posteriores muestran que la tripulación intentó ganar altitud, como señala el procedimiento en caso de una falla de motor. Los sistemas hidráulicos del ala, sin embargo, no respondían.

Y entonces el DC-10 comenzó inclinarse sobre su ala dañada y a perder altitud, hasta estrellarse sobre un hangar dentro del predio del aeropuerto O’Hare. Murieron las 271 personas a bordo y otras dos en tierra, en lo que se convirtió en el peor accidente aéreo en la historia de Estados Unidos, ocurrido hace exactamente 40 años.

Todo el corto vuelo duró apenas 50 segundos y la única palabra retenida por la caja negra, que dejó una grabación tapada por ruidos de todo tipo, recorrió el mundo como un símbolo de la desesperación: “Damn!”, expresión que puede traducirse aproximadamente como “Maldita sea”.

Murieron 271 personas a bordo y dos en tierra

Murieron 271 personas a bordo y dos en tierra

La foto del DC-10 girado sobre su lado izquierdo, tomada en tierra, también quedó asociada para siempre con este trágico hecho.

El avión había sido construido en 1972, siete años antes del accidente, y si bien era considerado aún moderno y competitivo, estaba bajo la lupa por otros dos accidentes anteriores relacionados con un error en el diseño de sus puertas: el de American Airlines en 1972 en Ontario, que se saldó con apenas 11 heridos, y el de 1973 de Turkish Airlines en Francia, cuando murieron 346 personas.

En las investigaciones posteriores a la tragedia de 1979, se reveló que la turbina se había desprendido del ala porque el soporte había sido dañado durante las tareas de mantenimiento. Esto a su vez apuntó tanto a la fragilidad del diseño del DC-10 como a las prácticas erróneas en el operario.

Se trata del peor accidente en la historia de Estados Unidos

Se trata del peor accidente en la historia de Estados Unidos

En las semanas posteriores numerosas aerolíneas inspeccionaron sus DC-10 y hallaron fracturas de material y tornillos quebradas, pequeños daños causados durante las tareas de mantenimiento que pasaron desapercibidos.

La Junta Nacional de Seguridad en Transporte (NTSB) halló también que estos daños se produjeron por desprender la turbina y el soporte juntos cuando estos debían ser retirados del ala para mantenimiento, en vez de quitar uno y luego el otro.

El hecho generó un profundo cambio en la manera en la que se monitorea los trabajos de mantenimiento, que finalmente llevaron a una fuerte mejora en la seguridad aeronáutica.

La tragedia motivó una intensa investigación que encontró malas prácticas de mantenimiento

La tragedia motivó una intensa investigación que encontró malas prácticas de mantenimiento

“Tuvo un impacto significativo en la manera en que el mantenimiento es controlado. Fue un duro recordatorio de que eses cosas son importantes”, explicó Michael Goldfarb, ex miembro de la Administración Federal de Aviación (FAA), al Chicago Tribune, en relación a un cambio orientado al mejor entrenamiento de los mecánicos y a la implementación de un sistema que busca alertar sobre los problemas antes de que estos lleven a un accidente.

Muchos están viendo un paralelismo con los dos recientes accidentes protagonizados por aeronaves Boeing 737 MAX, que son atribuidos a una falla en un moderno sistema automatizado que los pilotos no pudieron abortar.

Al igual que el DC-10 en su momento, a los 737 MAX se las ha prohibido volar mientras continúen las investigaciones de la FAA. Se espera que pronto vuelvan a operar, y que en el proceso cambien para bien, un vez más, las prácticas actuales de seguridad.

Mundo

Donald Trump va por la reelección: hoy arranca su campaña en Florida

Publicado

on

Por

Ya pasaron 27 años desde que un presidente de Estados Unidos perdió una reelección y, a juzgar por la salud de la economía y otras métricas tradicionales, Donald Trump parece poco probable que rompa la tendencia.

Además del crecimiento sostenido y el bajo desempleo, Trump disfruta de una nación en relativa paz, una campaña bien financiada y el fuerte respaldo del Partido Republicano.

Sin embargo, mientras se prepara hoy para iniciar formalmente su candidatura a la reelección de 2020 con un discurso en horario estelar en Florida, hay motivos para ser prudentes.

El mitin de Trump en el Amway Center, en Orlando, que se realizará a las 20 locales (21 de la Argentina) llega justo después de que su campaña despidiera a varios encuestadores propios, cuyos sondeos internos fueron filtrados a la prensa y contenían datos desalentadores sobre las opciones de reelección del presidente en varios estados clave.

 

Sin embargo, Trump insistió en que esos son “sondeos falsos” y pronosticó que este martes batirá “récords” de asistencia a su mitin partidario, al que irá acompañado de su esposa, Melania, y el vicepresidente, Mike Pence.

 

La mayoría de los pronosticadores privados esperan que la economía se desacelere al entrar en el año electoral, ya que las disputas comerciales de EE.UU. amenazan el comercio global, perjudicando a los electores principales como los agricultores, y el estímulo del recorte fiscal de Trump en 2018 se desvanece.

Te puede interesar: Mario Draghi anticipó medidas de estímulo monetario y Trump lo cruzó

La investigación del abogado especial Robert Mueller sobre la injerencia electoral en Rusia, junto con otras controversias que vienen atormentando a la administración de Trump, también son peligros potenciales.

Trump ya tiene al menos a seis de sus rivales demócratas en enfrentamientos hipotéticos cabeza a cabeza, según una encuesta realizada la semana pasada. Y ningún presidente desde 1952 ha sido reelegido con un índice de aprobación inferior al 48%. Trump no supera el 46% en las encuestas de Gallup desde que asumió el cargo.

Mucho depende de los demócratas. La pregunta es si pueden seleccionar un rival capaz de atraer financiamiento y el apoyo en los estados de batalla necesarios para negarle a Trump un segundo mandato.

Seguir leyendo

Mundo

Forense ratifica saña en muerte de presos en cárcel de San Pedro

Publicado

on

Por

El médico forense del Ministerio Público, Pablo Lemir, confirmó la saña con la que se registraron los asesinatos en el interior de la Penitenciaría Regional de San Pedro. Detalló la identidad y las causas de muerte de las víctimas.

El encargado del Laboratorio Forense del Ministerio Público, Pablo Lemir, informó que dos de las víctimas del enfrentamiento registrado en la cárcel de San Pedro fueron quemadas a tal punto que no pueden ser reconocidas por los familiares.

Explicó que manejan la información referencial de que se trataría de Denis Iván Paredes Espínola y Marcial Paredes Espínola, pero que aún deben realizar pruebas dentales, de huellas o antropológicas y que esto tardaría un poco más.

Ratificó que cinco personas murieron por decapitación, mientras que dos fallecieron por shock hipovolémico, una de ellas por disparo de arma de fuego y otra por herida cortante en el cuello (degollado).

La lista de fallecidos, según los datos del Ministerio de Justicia, la conforman Junior Díaz, Denis Iván Paredes Espínola, Marcial Paredes, Nelson Damián Pereira Díaz, Hugo Díaz Barreto, Sergio Cabrera Sánchez, Carlos Segovia, Lucas Ayala, Bruno Damián Cuttier Moreira y José Osorio.
La fiscal coadyuvante en el proceso, Belinda Bobadilla, indicó que, en el caso de los incinerados, la forense dental debía entrevistarse con los familiares, ya que uno de ellos tiene una prótesis, por lo que podría ser identificado más fácilmente.

Horas más tarde, miembros de la familia de ambos se presentaron y reconocieron los cuerpos.
Bobadilla detalló que se tuvo que brindar contención psicológica a los familiares, quienes se vieron afectados tras reconocer a sus parientes.

Un total de 10 reclusos perdieron la vida, mientras que otros 10 resultaron heridos durante un enfrentamiento entre supuestos miembros del Primer Comando Capital y del clan Rotela en la Penitenciaría Regional de San Pedro, que inició alrededor del mediodía y fue controlado recién varias horas después.

Como consecuencia del hecho, también hubo motines en la cárcel de Tacumbú, donde hubo quema de colchones, ocho heridos y el traslado de dos miembros del clan Rotela: Armando Javier Rotela y Óscar Rotela.

Finalmente, el ministro de Justicia, Julio Ríos, dispuso el cambio del director del penal de San Pedro, Wilfrido Quintana; y del director de Establecimientos Penitenciarios, Blas Martínez.

 

 

El Interventor penitenciario de San Pedro analiza clasificar a los presos

El nuevo interventor de la Penitenciaría Regional de San Pedro, Ricardo Núñez, adelantó este martes que analiza clasificar, por grupos, a los presos que se encuentran en el establecimiento. Un total de 487 personas se encuentran privadas de su libertad en el lugar.

Tras el sangriento amotinamiento ocurrido en la cárcel de San Pedro, que dejó diez fallecidos, nueve heridos y derivó en la destitución del director, Wilfrido Quintana; el interventor, Ricardo Núñez, anunció que analiza tomar medidas en el establecimiento para evitar que ocurran nuevamente este tipo de situaciones.

El nuevo interventor cuenta con 27 años de experiencia dentro del sistema penitenciario y estuvo como titular en las cárceles regionales de Concepción y Misiones.

“Según mi experiencia en penitenciarías, la única opción es dividirles –a los presos– y cuando tienen receso, sacarles por grupos. La cantidad de internos que están en San Pedro permite hacer eso”, comentó en comunicación radial.

Si bien no precisó cómo será la clasificación, uno de los grandes problemas que soporta el sistema es el hacinamiento, que dificulta dividir a los reclusos según su peligrosidad.

Núñez mencionó que otra de las medidas que tomará tiene que ver con la solicitud de más guardiacárceles. “Son muy pocos, comparando con la cantidad de personas que están privadas de su libertad”, refirió.

Aclaró que están contabilizados 487 presos y solo se cuenta con 35 personas como personal de seguridad.

Núñez indicó que trabaja en la búsqueda de información sobre la granja penitenciaria que se estableció, supuestamente en 2013, a fin de resolver el destino de la misma.

En el lugar hallaron a cuatro presos condenados, además de evidencias como uniformes policiales, trajes camuflados, proyectiles, celulares y electrodomésticos, lo que generó bastantes críticas.
Con relación a este tema, el fiscal Jorge López, informó que el lugar se encuentra cerca del centro de la ciudad y que lo conocía como una granja penitenciaría para cultivos. Sin embargo, desconoció que haya sido un refugio para presos vip.

“Yo sabía que algunas penitenciarias tenían granjas dentro del penal, pero esta no tenía nada de seguridad, ni alambrado, ni tejidos o murallas”, expresó.

 

SOBRE EL MOTÍN

El motín se registró cerca del mediodía del domingo en la cárcel de San Pedro. El enfrentamiento se registró entre supuestos miembros del Primer Comando Criminal (PCC) y el clan Rotela.

El sangriento incidente dejó 10 muertos y nueve heridos. Los decesos se dieron, en su mayoría, por heridas de armas de fuego y armas blancas.

El Ministerio de Justicia informó que la lista de fallecidos está conformada por Junior Díaz, Denis Iván Paredes Espínola, Marcial Paredes, Nelson Damián Pereira Díaz, Hugo Díaz Barreto, Sergio Cabrera Sánchez, Carlos Segovia, Lucas Ayala, Bruno Damián Cuttier Moreira y José Osorio.

 

NOTA RELACIONADA

 

Sangriento motín en Paraguay: Reclusos decapitados e incinerados

 

La policía reportó otro muerto tras ser atacado con un arma blanca. Asimismo, varios heridos debieron ser trasladados al hospital de San Pedro. El hecho ocurrió en la cárcel de Ycuamandyyu.

Al menos diez reclusos fueron asesinados este domingo en un enfrentamiento entre miembros de grupos rivales en la cárcel paraguaya de San Pedro de Ycuamandyyu, en el departamento de San Pedro, informaron a la agencia EFE fuentes del Ministerio del Interior.

 

Seis de los diez reclusos fueron decapitados, tres incinerados y otro asesinado con un arma blanca, de acuerdo a los últimos datos recabados por esa cartera.

Medios locales señalan que los altercados dejaron varios heridos que fueron trasladados al hospital de San Pedro, centro que fue desalojado para evitar complicaciones y más daños, ya que no se descarta que las bandas quieran rescatar a sus integrantes.

 

La lucha entre reclusos del Primer Comando Capital (PCC) y el clan Rotela, vinculado al narcotráfico, ocurrida este domingo fue controlada algunas horas después por la Policía Nacional.

 

También comenzaron las investigaciones del Ministerio Público para esclarecer las causas del enfrentamiento y no se descarta su vinculación con otro hecho similar ocurrido el viernes en la cárcel de Tacumbú, en Asunción, en el que murieron dos jóvenes tras varias peleas con armas blancas.

 

En el último año, se han recrudecido los enfrentamientos entre presos vinculados a grupos criminales como el PCC o al también brasileño Comando Vermelho.

 

La presencia de estos criminales en los penales paraguayos impulsó hace unos meses al Gobierno local a agilizar las expulsiones y los procesos de extradición a los países en los que son requeridos por la Justicia.

Ambos grupos operan en Paraguay, especialmente en las zonas fronterizas con Brasil, como la ciudad de Pedro Juan Caballero, donde controlan el tráfico de drogas.

 

Las autoridades incrementaron su política de expulsiones a partir de noviembre de 2018 después de que el narcotraficante brasileño Marcelo Pinheiro, alias ‘Piloto’, del Comando Vermelho, asesinara a una mujer que le visitó en su celda con el fin de evitar su extradición a Brasil.

 

También expulsó a Brasil a cabecillas del PCC, como Thiago Ximenez, alias “Matrix”, detenido en marzo pasado tras fugarse de un cuartel de Asunción, o a otros tres miembros de la misma banda que habían escapado el año pasado.

 

Las autoridades paraguayas calculan que unos 400 integrantes de grupos criminales brasileños cumplen condena en Paraguay.

 

Ante esta situación y al auge de los motines en los penales, el Gobierno dispuso la movilización de unidades de las Fuerzas Armadas para reforzar el perímetro de las prisiones del país.

Seguir leyendo

Mundo

Brasil: previsiones sobre expansión para 2019 caen de nuevo

Publicado

on

Por

La economía de Brasil crecería menos de 1% este año, indicó ayer una encuesta del banco central, después que los analistas recortaron sus estimaciones por decimosexta semana consecutiva hasta llevar los cálculos a nuevos mínimos y redujeron drásticamente su panorama sobre las tasas de interés.
En reflejo del veloz deterioro de la perspectiva para la mayor economía de América Latina, los economistas también bajaron las proyecciones sobre la inflación este año y redujeron sus pronósticos en torno a los niveles de crecimiento y de tasas de interés en el 2020.
El promedio de estimaciones sobre el crecimiento del PIB este año entre 78 instituciones financieras cedió a 0,93% desde 1% en la semana anterior, de acuerdo al sondeo Focus elaborado por el banco central.
El cálculo representa un nuevo mínimo, bastante por debajo del 2,5% previsto en enero, y menos que la magra expansión de 1,1% vista en 2017 y 2018. Para el próximo año, la previsión cayó a 2,20% desde 2,23%.
La variación en el panorama sobre tasas de interés, en tanto, fue fuerte. Las expectativas sobre la tasa de referencia Selic hacia fines de este año se ubicaron en 5,75%, desde 6,50% estimado la semana pasada, según el promedio de los cálculos de 100 economistas encuestados.
De manera similar, la proyección promedio para fines del 2020 bajó a 6,50% desde 7%.

Seguir leyendo

Trending