Connect with us

Mundo

Un problema para el desarrollo de vacunas contra el COVID-19 complica a la ciencia e indigna a los defensores de animales

Publicado

on

Muchos grupos de personas están especialmente atentos al desarrollo de una vacuna contra el nuevo coronavirus: el personal de la salud, los adultos mayores, la gente inmunodeprimida, los que sufren hipertensión y otros especialmente susceptibles al contagio y la enfermedad. Pero los humanos no son los únicos primates del reino animal preocupados por la investigación sobre el SARS-CoV-2: también los monos están interesados en que se logren resultados pronto, porque se han convertido en un recurso que la ciencia explota excesivamente.

“Hay escasez”, dijo a USA Today Rudolph Bohm, subdirector y veterinario a cargo del Centro de Investigaciones Nacionales en Primates (NPRC) de la Universidad de Tulane. Explicó el periódico: “Antes de que las compañías farmacéuticas convoquen a los voluntarios humanos, utilizan monos en los ensayos preclínicos para comprobar la seguridad y la efectividad de una vacuna. Pero con más de 100 vacunas en desarrollo en todo el mundo, no hay monos suficientes”.

Koen Van Rompay, investigador de enfermedades infecciosas del Centro Nacional de Investigación de Primates de California (CNPRC), coincidió: “A nivel nacional, hay básicamente una gran escasez”, dijo a The Atlantic sobre los Estados Unidos. “Ya no podemos encontrar ningún Rhesus. Han desaparecido por completo”, agregó Mark Lewis, director general de Bioqual, una firma que hace pruebas en animales para investigadores de todo ese país, en referencia al mono más empleado en ciencia.

Con más de 100 vacunas en desarrollo en todo el mundo, no hay monos suficientes para los ensayos preclínicos. (REUTERS/Dado Ruvic)Con más de 100 vacunas en desarrollo en todo el mundo, no hay monos suficientes para los ensayos preclínicos. (REUTERS/Dado Ruvic)

En los Estados Unidos la pandemia de COVID-19 agravó un problema que ya existía: en los últimos años, debido a la restricción de importaciones de monos de países como China e India, los centros de investigación que utilizan monos ya sufrían dificultades para conseguir todos los animales que necesitaban. China, que realiza sus propias investigaciones, dejó de proveer a los laboratorios estadounidenses un 60% de los casi 35.000 monos que vendió en 2019.

La situación se vislumbraba difícil ya en 2018, cuando el Instituto Nacional de Salud (NIH) propuso que se creara “una reserva estratégica de monos” —recordó The Atlantic— para poder responder a un aumento de la demanda, estimado entre el 20% y el 50% casi de un día para otro en caso de “brotes impredecibles de enfermedades”, que es básicamente el actual paisaje derivado de la pandemia. Pero la propuesta del NIH no prosperó.

“Siempre hemos estado en una situación en la que nos encontramos muy cerca de que el nivel de producción se iguale con la demanda para investigación, y ha sido así por varios años”, dijo Bohm a Adrianna Rodriguez, periodista especializada en salud de USA Today. “Cuando se presentó la pandemia del coronavirus, sólo nos puso aun más presión”.

El macaco Rhesus comparte con los humanos el 93% del ADN y un ancestro hace 25 millones de años. (Marijan Murat/picture-alliance/dpa/AP)El macaco Rhesus comparte con los humanos el 93% del ADN y un ancestro hace 25 millones de años. (Marijan Murat/picture-alliance/dpa/AP)

Acompañada, desde luego, por la presión concomitante de los defensores de los derechos de los animales, como la organización PETA: “Cada año en los Estados Unidos se encarcelan más de 106.000 primates en laboratorios, donde la mayoría de ellos sufren abuso y mueren por experimentos invasivos, dolorosos y aterradores. Aunque es bien sabido que los primates no humanos son seres sensibles e inteligentes, los investigadores los tratan como si fueran piezas desechables de equipo de laboratorio”.

Los científicos, no obstante, insisten en que los monos son imprescindibles para el desarrollo de la medicina. Y el NPRC argumentó que en sus instalaciones la mayoría de los primates no humanos “se mantienen en grupos multifamiliares en grandes recintos al aire libre”, y que en caso de que deban vivir en interiores se los acomoda también en grupos o al menos en parejas “a menos que los científicos puedan demostrar que el alojamiento social comprometería significativamente los objetivos de la investigación”.

Además de recibir entrenamiento “para cooperar con los procedimientos de investigación y cría necesarios”, los monos disfrutan de un ambiente enriquecido por “golosinas, juguetes, juegos, espejos, hamacas, columpios, túneles y otras actividades para mantener a los animales física y mentalmente sanos”. Reciben cuidados veterinarios regulares, como “chequeos de salud diarios y exámenes físicos bianuales, así como inmunizaciones, analgésicos, cuidado dental, terapia física, cirugías y servicios obstétricos según sea necesario”.

“Ya no podemos encontrar ningún Rhesus. Han desaparecido por completo”, dijo Mark Lewis, de Bioqual, sobre el mono más usado en ciencia. (iStock)“Ya no podemos encontrar ningún Rhesus. Han desaparecido por completo”, dijo Mark Lewis, de Bioqual, sobre el mono más usado en ciencia. (iStock)

Los monos Rhesus, también llamados macacos Rhesus (Macaca mulatta), nativos del área que va desde Afganistán a la China meridional, pasando por el norte de la India, son los más usados en los ensayos clínicos porque comparten más del 93% de sus genes con los humanos, con quienes comparten un ancestro común hace más de 25 millones de años. El Rhesus viajó al espacio en las décadas de 1950 y 1960 en programas de la NASA y fue el primer primate clonado, en 2000. El “Rh” del factor sanguíneo de los humanos se llama así por el Rhesus: en él se identificó por primera vez.

Por eso era sólo natural que se los empleara especialmente en la búsqueda de la vacuna contra el SARS-CoV-2: Jay Rappaport, director y académico en jefe del NPRC, dijo al periódico estadounidense que hace años ya que los científicos están muy familiarizados con la manera en que combaten los patógenos, en particular los coronavirus: “Sus sistemas inmunológicos y sus respuestas inmunes son muy similares a las que vemos en humanos, y nos pueden dar una idea muy acertada de la seguridad y la eficacia de las vacunas”.

China, que realiza sus propias investigaciones por la pandemia de COVID-19, dejó de proveer a los laboratorios estadounidenses un 60% de los casi 35.000 monos que vendió en 2019. (Sinopix/Shutterstock)China, que realiza sus propias investigaciones por la pandemia de COVID-19, dejó de proveer a los laboratorios estadounidenses un 60% de los casi 35.000 monos que vendió en 2019. (Sinopix/Shutterstock)

Lamentablemente, por el momento, no es posible reemplazar por completo los modelos animales como el del Rhesus con simulaciones en computadora o cultivo de células. “Todos esperamos que llegue el día en que no tengamos que usar animales en la investigación, pero en este momento”, dijo Bohm, pero reconoció: “No todos los humanos se van a someter a exámenes en los que les hagan radiografías y tomografías regularmente, o análisis de sangre”, dijo Bohm.

Muchas veces los primates no son el mejor modelo animal para todos los aspectos de la investigación del SARS-CoV-2, puntualizó The Atlantic. Muchos monos, incluidos los rhesus —y también los cangrejeros, Macaca fascicularis, otra de las especies más empleadas— sólo presentan síntomas leves de COVID-19. En esos casos los científicos recurren a animales como los hámsters, en quienes el coronavirus produce letargo, respiración agitada y pérdida de peso. Vineet Menachery, virólogo de la Universidad de Texas, agregó: “En términos de un modelo, los hámsteres se reproducen bien. Son lo suficientemente pequeños y son fáciles de manejar“.

Los primates no humanos son lo opuesto. “No se reproducen bien, son animales relativamente grandes y son caros de cuidar”, detalló la publicación. “Por eso los estudios de primates no humanos son el último paso, y no el primero, en el proceso de desarrollo antes de los ensayos con humanos”.

Los monos Rhesus (Macaca mulatta) son los más usados en los ensayos previos a los estudios en humanos. (Jeff Miller/University of Wisconsin-Madison)Los monos Rhesus (Macaca mulatta) son los más usados en los ensayos previos a los estudios en humanos. (Jeff Miller/University of Wisconsin-Madison)

En el centro de investigación de Tulare viven unos 5.000 monos pero —al menos en un año normal— solo 500 se emplean en la investigación científica debido a los requisitos de edad, salud y dinámica del grupo. “Pero este año Bohm estima que esa misma cantidad de primates hará falta solo para la investigación de COVID-19”, destacó USA Today.

Para satisfacer la demanda, el NIH facilitó una colaboración estrecha entre los distintos centros: creó un comité para priorizar los trabajos sobre el coronavirus y estimuló el diseño de protocolos comunes para optimizar las tareas, que incluyen la posibilidad de compartir los grupos de control. “Al hacer esto, nos ahorramos probablemente la mitad de los animales”, estimó Rappaport.

Pero aun esa cooperación no resuelve un problema que presentan los monos, a diferencia de los ratones: la cantidad de espacio que requieren. Como los Rhesus reciben el virus inoculado —algo que no se realiza en personas por cuestiones éticas— deben vivir en laboratorios especiales, de bioseguridad animal de nivel 3, llamados ABSL 3. Y en un año normal la cantidad de estas instalaciones es mucho más reducida que lo que hace falta en el pandémico 2020.

El NIH creó un comité para priorizar los trabajos sobre el coronavirus y optimizar las investigación, lo cual permite ahorrar la mitad de los animales. (Shutterstock)El NIH creó un comité para priorizar los trabajos sobre el coronavirus y optimizar las investigación, lo cual permite ahorrar la mitad de los animales. (Shutterstock)

“El verdadero cuello de botella se forma en el acceso al ABSL 3”, dijo Deborah Fuller, jefa de enfermedades infecciosas y medicina traslacional del Centro Nacional de Investigación en Primates del estado de Washington (WNPRC). “Los científicos están listos y sus productos están listos, pero tienen que esperar”.

Tampoco es sencillo construir una instalación ABSL 3: según Rappaport, este tipo de laboratorio cuesta entre USD 75 millones y USD 100 millones. Por eso algunos centros de investigaciones han optado por una solución de menor costo, las “bio burbujas” que crean un espacio limitado para cumplir con los requisitos de bioseguridad superiores dentro de laboratorios ya existentes. “Es una manera de utilizar el espacio que hay y reconvertirlo con rapidez”, dijo al periódico Sally Thompson-Iritani, directora del WNPRC.

“Actualmente las bio burbujas tienen una gran demanda porque hay varias instalaciones que quieren tener una”, agregó: ella misma está en una lista de espera de seis a nueve meses para conseguir los permisos de adaptación de sus laboratorios.

El NPRC explicó que en sus instalaciones la mayoría de los primates no humanos “se mantienen en grupos multifamiliares en grandes recintos al aire libre”. (Andrew Forsyth / Flpa / imageBROKER / Shutterstock)El NPRC explicó que en sus instalaciones la mayoría de los primates no humanos “se mantienen en grupos multifamiliares en grandes recintos al aire libre”. (Andrew Forsyth / Flpa / imageBROKER / Shutterstock)

Eso es, más o menos, todo lo que se puede hacer hoy por paliar la escasez de monos en la crisis de COVID-19. Los investigadores esperan que, al menos, esta experiencia sirva para componer la situación con miras al porvenir. “Todavía hay tiempo para prepararse para la próxima pandemia”, concluyó Rodriguez. “Los centros de primates y otras instituciones necesitan más fondos para extender las colonias de cría y construir laboratorios”, le dijeron todos los científicos con los que habló.

Bohm destacó que distintos centros de investigación retomaron las conversaciones sobre la disponibilidad de una reserva de animales en caso de que surja otra emergencia imprevista. “Porque una cosa es segura: esta no es la última pandemia que vamos a tener”, cerró. “Eso es algo inevitable”.

Mundo

La insólita medida que adoptó una ciudad china contra los taxistas con tatuajes

Publicado

on

Por

Los taxistas de una ciudad al noroeste de China hace poco recibieron una directriz inusualmente contundente del gobierno: deshazte de tus tatuajes.

La orden se dio en agosto cuando funcionarios de transporte en Lanzhou, la capital de la provincia de Gansu, lanzaron una campaña para mejorar la imagen de los taxistas locales. Ostensiblemente, la prohibición de tatuajes tenía como objetivo evitar que algunos pasajeros se sintieran incómodos.

También coincidió con las iniciativas nacionales para desalentar la creciente popularidad de los tatuajes entre las generaciones más jóvenes, las cuales adoptan cada vez más el arte corporal que alguna vez fue estigmatizado.

No obstante, un conductor en Lanzhou deseaba conservar la tinta en su cuerpo y, a través de un foro gubernamental en línea, emitió un educado pero mordaz rechazo a la orden de la ciudad.

“Cuando solicitamos nuestro permiso para conducir, entregamos documentos que demuestran que no tenemos antecendentes penales”, escribió el conductor, quien no se identificó en la publicación y no pudo ser localizado para que comentara al respecto. “Nuestros tatuajes no nos convierten en hombres malos y criminales”.

El taxista señaló que retirar los tatuajes era doloroso y caro, ya que requiere varias visitas para quitar los rastros de la tinta permanente en la piel a través de tecnología láser. El proceso también puede dejar cicatrices y zonas con manchas de tonos diferentes al de la piel.

La orden del gobierno era simplemente discriminatoria, dijo el conductor.

No obstante, en una respuesta pública del 7 de septiembre, el comité de transporte de Lanzhou no cedió. Sin aportar evidencia, dijo que los “tatuajes grandes en los conductores pueden causar angustia a los pasajeros que son mujeres y niños”.

El comité también insistió en que “los conductores que ya tienen tatuajes deberían quitárselos a través de procedimientos quirúrgicos en la mayor medida posible”.

No quedó claro cómo harían que cumplieran con la remoción de los tatuajes o quiénes pagarían por ella. Cuando fueron contactados a través de una llamada telefónica el martes, los representantes del gobierno de Lanzhou se rehusaron a hacer comentarios.

Los conductores de taxi chinos claman que la medida ataca sus libertades individualesLos conductores de taxi chinos claman que la medida ataca sus libertades individuales

La respuesta del comité al conductor fue ampliamente difundida por toda China, lo que revivió un debate antiguo en un país en el que los tatuajes son cada vez más aceptados entre los chinos más jóvenes, pero todavía son rechazados por aquellos que los consideran una marca de criminalidad.

La cultura del tatuaje comenzó a florecer en China a medida que el país se abrió al Occidente con motivo de los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008. Las influencias y la cultura pop de Occidente resonaron con la sociedad china. Más figuras del entretenimiento y el deporte comenzaron a exhibir tatuajes en apariciones televisadas, incluido Lin Dan, un campeón olímpico de bádminton que mostró sus brazos tatuados durante las competencias.

Los salones, las escuelas y las convenciones de tatuajes se multiplicaron. Algunos tatuadores, como Chen Jie y Joey Pang, fueron pioneros de un estilo que evoca las pinturas con tinta china con pinceladas que parecen de acuarela. Otros se inspiraron en un nuevo y delicado estilo de minitatuajes surcoreanos, los cuales se distinguen por los contornos tan delgados como un alfiler y los colores pastel.

En Japón, donde los tatuajes desde hace mucho han sido asociados con los gremios del crimen organizado como la Yakuza, las regulaciones sobre los tatuajes se han relajado de manera gradual. Muchos baños públicos y aguas termales todavía prohíben el ingreso a visitantes tatuados en un intento de excluir a miembros de pandillas. Sin embargo, para la satisfacción de los estudios de tatuajes y los adeptos al arte corporal, el país determinó la semana pasada que no se requiere una licencia médica para tatuar.

En China, la creciente aceptación de los tatuajes ha enfrentado la oposición de los vigilantes del conservadurismo. Los censores de televisión difuminaron imágenes de tatuajes, así como los escotes y los aretes usados por hombres, en 2017 y 2019. Además, los directivos de los deportes chinos ordenaron a los futbolistas con brazos tatuados que usaran manga larga durante la Copa Asiática en los Emiratos Árabes Unidos el año pasado.

La directriz de Lanzhou podría ser una de las más estrictas para los taxistas.

Changchun, una ciudad china en la provincia noreste de Jilin, hace poco emitió su propia prohibición de tatuajes para los taxistas, pero simplemente les dijo que los cubrieran, no que se los quitaran. (También les indicó a los conductores que no fumaran, que mantengan sus vehículos limpios y que enciendan el aire acondicionado cuando tengan pasajeros a bordo).

Las medidas sugieren que los propios taxistas deberían hacerse cargo de pagar las costosas operaciones para remover sus tatuajes.Las medidas sugieren que los propios taxistas deberían hacerse cargo de pagar las costosas operaciones para remover sus tatuajes.

El conductor en Lanzhou que hizo público su descontento dijo que el enfoque de Changchun era preferible y sugirió que el gobierno local modificara su directriz.

“Entiendo que nuestros líderes desean presentar a nuestra industria de una manera más positiva”, escribió el conductor. “El propósito de decirnos que nos quitemos los tatuajes es que nuestros pasajeros no los vean. Cubrirlos logra el mismo resultado”.

Después de la contrapropuesta, el comité de transporte de Lanzhou dijo que los conductores podían esconder los tatuajes grandes que tuvieran en brazos y cuellos, pero dieron a entender que sería una solución temporal.

“Aquellos que sean incapaces de retirarlos por completo por el momento deben cubrirlos”, dijo el comité en su respuesta al conductor.

Otras reacciones en línea al incidente han sido mixtas. En una encuesta informal en redes sociales en la que se les preguntó a 3000 mujeres si viajarían con taxistas que tienen tatuajes, 850 dijeron que sí lo harían y 1000 dijeron que no.

Un usuario de internet dijo en Weibo, una plataforma china de microblogueo, que aunque él respetaba el arte del tatuaje, se pondría nervioso si un conductor tatuado se desviara hacia un camino desierto.

Algunos dijeron que la regla de Lanzhou simplemente reflejaba estereotipos anticuados sobre los tatuajes. Diane Yang, una usuaria de internet de 29 años en Wuhan, escribió en Weibo: “Si a los gobernantes no les gusta cómo lucen los tatuajes, por favor, no usen a las mujeres como excusa. Los tatuajes no deben ser considerados como una manifestación de malas intenciones”.

“Es muy normal”, dijo Li Mingjun, una estudiante de 21 años de Pekín, en una entrevista sobre la tinta corporal. “No puedes evitar que alguien se gane la vida solo por una preferencia personal”.

Dijo que deseaba hacerse un tatuaje.

Seguir leyendo

Mundo

Un estudio sugiere que tener anticuerpos de dengue podría otorgar cierta inmunidad al COVID-19

Publicado

on

Por

Un nuevo estudio que analizó el brote de coronavirus en Brasil encontró un vínculo entre la propagación del virus y los brotes anteriores de dengue, lo cual sugiere que la exposición a la enfermedad transmitida por los mosquitos puede proporcionar un cierto nivel de inmunidad contra el COVID-19.

El estudio dirigido por Miguel Nicolelis, profesor de la Universidad de Duke, que todavía no ha sido publicado y que ha sido compartido exclusivamente con Reuters, comparó la distribución geográfica de los casos de coronavirus con la propagación del dengue entre 2019 y 2020.

Las áreas con menores tasas de infección por coronavirus y con un crecimiento más lento de los casos fueron los lugares que habían sufrido brotes intensos de dengue este año o el anterior, descubrió Nicolelis.

Este sorprendente hallazgo plantea la intrigante posibilidad de una respuesta inmunológica cruzada entre los serotipos Flavivirus del dengue y el SARS-CoV-2”, concluyó el estudio, en referencia a los anticuerpos del virus del dengue y al nuevo coronavirus.

La correlación exponencial inversa entre la incidencia de casos de COVID-19 como una función de la incidencia del dengue en una muestra de países de América Latina, Asia y algunas islas en los océanos Pacífico e Índico en esta imagen sin fecha. UFPB/Handout via REUTERSLa correlación exponencial inversa entre la incidencia de casos de COVID-19 como una función de la incidencia del dengue en una muestra de países de América Latina, Asia y algunas islas en los océanos Pacífico e Índico en esta imagen sin fecha. UFPB/Handout via REUTERS

“Si se demuestra que es correcta, esta hipótesis podría significar que la infección por dengue o la inmunización con una vacuna eficaz y segura contra el dengue podría producir algún nivel de protección inmunológica” contra el coronavirus, agregó.

Nicolelis dijo a Reuters que los resultados son particularmente interesantes, porque estudios previos han demostrado que las personas con anticuerpos contra el dengue en su sangre pueden dar falsos positivos a los anticuerpos contra el COVID-19, incluso si nunca han sido infectados por el coronavirus.

“Esto indica que existe una interacción inmunológica entre dos virus que nadie podría haber esperado, porque los dos son de familias completamente diferentes”, dijo Nicolelis, añadiendo que se necesitan más estudios para probar la conexión.

infobae-image

El estudio se iba a publicar antes de su revisión por pares en el sitio de internet MedRxiv y se presentará a una revista científica. Además, destaca una correlación significativa entre la menor incidencia, mortalidad y tasa de crecimiento del COVID-19 en poblaciones de Brasil donde los niveles de anticuerpos contra el dengue eran más altos.

Brasil ocupa el tercer lugar del mundo en cuanto a infecciones por COVID-19, con más de 4,4 millones de casos, sólo por detrás de Estados Unidos y la India.

En estados como Paraná, Santa Catarina, Rio Grande do Sul, Mato Grosso do Sul y Minas Gerais, con una alta incidencia de dengue el año pasado y a principios de este año, el COVID-19 tardó mucho más tiempo en alcanzar un nivel de alta transmisión en la comunidad en comparación con estados como Amapá, Maranhão y Pará que tuvieron menos casos de dengue.

El equipo encontró una relación similar entre los brotes de dengue y una propagación más lenta del COVID-19 en otras partes de América Latina, así como en Asia e islas de los océanos Pacífico e Índico.

Brasil ocupa el tercer lugar del mundo en cuanto a infecciones por COVID-19, con más de 4,4 millones de casos, sólo por detrás de Estados Unidos y la India REUTERS/Pilar OlivaresBrasil ocupa el tercer lugar del mundo en cuanto a infecciones por COVID-19, con más de 4,4 millones de casos, sólo por detrás de Estados Unidos y la India REUTERS/Pilar Olivares

Nicolelis dijo que su equipo hizo el descubrimiento sobre el dengue por accidente, durante un estudio centrado en cómo se propagó el COVID-19 a través de Brasil, en el que descubrieron que las carreteras desempeñaron un papel importante en la distribución de los casos por todo el país.

Tras identificar ciertos puntos libres de casos en el mapa, el equipo fue en busca de posibles explicaciones. Un gran avance se logró cuando el equipo comparó la propagación del dengue con el del coronavirus.

“Fue un shock. Fue un casualidad total”, dijo Nicolelis. “En la ciencia, eso sucede, le disparas a una cosa y aciertas a un blanco que nunca imaginaste que acertarías”.

Seguir leyendo

Mundo

Grecia y Turquía acordaron reanudar las conversaciones para desescalar su disputa en el Mediterráneo Oriental

Publicado

on

Por

Grecia y Turquía acordaron el martes reanudar, por primera vez en cuatro años, negociaciones para resolver sus disputas en el Mediterráneo Oriental, anunció este martes el Ministerio de Asuntos Exteriores griego.

En un breve comunicado, el departamento indicó que la 61° ronda de contactos exploratorios dará comienzo “pronto” en Estambul, aunque sin especificar una fecha. El anuncio tuvo lugar luego de una videoconferencia entre el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, la canciller alemana Angela Merkel y el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel, aseguró la presidencia turca. La última ronda de este tipo entre los dos vecinos habúa tenido lugar en 2016.

Ambos países se disputan zonas potencialmente ricas en gas natural, y las tensiones se elevaron de manera significativa en agosto cuando Turquía envió un barco de prospección sísmica acompañado de barcos de guerra a aguas localizadas entre Grecia y Chipre.

Las exploraciones geológicas turcas en aguas dentro de territorio griego despertaron la indignación de Atenas, que movilizó fuerzas navales y apeló a sus socios de la Unión Europea. El punto máximo de tensión tuvo lugar cuando ambos países -acompañados de sus aliados- realizaron ejercicios militares simultáneos en el área.

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis. REUTERS/Costas Baltas/File PhotoEl primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis. REUTERS/Costas Baltas/File Photo

Sin embargo, con el objetivo de “dar oportunidad a la diplomacia”, Turquía retiró el 13 de septiembre el barco “Oruç Reis”.

Erdogan afirmó en la videoconferencia que “el impulso tendiente a bajar las tensiones y explotar los canales de diálogo debe ser apoyado con medidas recíprocas”, según la misma fuente.

Erdogan dijo además que está dispuesto a entrevistarse con el Primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis si ve signos de “buena intención” de su parte. “Nuestra prioridad es resolver los conflictos mediante un diálogo sincero, basado en el derecho internacional y sobre una base equitativa”, declaró el jefe de estado turco en su discurso ante la asamblea general de las Naciones Unidas por videoconferencia.

“Sin embargo, quiero dejar claro que nunca toleraremos ningún tipo de imposición, acoso o ataque”, añadió Erdogan, antes de proponer la organización de una conferencia regional para discutir “derechos e intereses” de los países del Mediterráneo oriental, que incluye también a la autoproclamada República turca de Chipre-Norte (RTCN).

En Atenas, el ministerio de Relaciones exteriores griego indicó que las conversaciones programadas se realizarán en Estanbul, pero sin precisar la fecha.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, instó el martes Erdogan, a participar “sin ambigüedad” en la reducción de las tensiones en el Mediterráneo que habían provocado temores de conflicto con Grecia.

Francia se ubicó a la vanguardia de una serie de países europeos que amenazaron con sancionar a Estambul si seguía adelante con sus acciones. Y Macron presionó a Turquía para que “se abstenga de cualquier nueva acción unilateral que pueda provocar tensiones y se involucre sin ambigüedad en la construcción de un área de paz y cooperación en el Mediterráneo”.

No obstante, París envió por su parte otra señal de calma, al anunciar que los jefes de Estado de ambos países mantendrían una conversación telefónica.

La crisis está en la agenda de una cumbre europea debía tener lugar el 24 y 25 de septiembre en Bruselas, pero fue aplazada para inicios de octubre. No obstante, su celebración es una incógnita después de que se advirtiera que una persona con la que Michel estuvo en contacto hace unos días contrajo coronavirus.

El barco de investigación turco "Oruc Reis" Navega por el Bósforo, en Estanbul, Turquía. REUTERS/Yoruk Isik/File PhotoEl barco de investigación turco “Oruc Reis” Navega por el Bósforo, en Estanbul, Turquía. REUTERS/Yoruk Isik/File Photo

Precisamente uno de los principales temas que se iban a abordar esta semana en esa reunión eran las posibles sanciones contra Ankara, en el contexto de la tensión por la búsqueda de gas en aguas mediterráneas sobre las que Turquía, Chipre y Grecia reclaman derechos.

Las tensiones entre Grecia y Turquía se han enfriado en las últimas semanas tras un gran esfuerzo diplomático y todo un verano de amenazasdeclaraciones cruzadas y maniobras militares, especialmente tras la salida de un buque exploratorio desde Turquía que inspeccionaba aguas que Grecia considera de su jurisdicción.

Con información de AFP y EFE

Seguir leyendo

Tendencias