Connect with us

Economia

Wall Street confirma que Argentina entró en default y activa el pago de seguros

Publicado

on

La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA) determinó que la Argentina entró en default y activó el pago de seguros por alrededor de 1.500 millones de dólares.

De acuerdo a un contundente fallo unánime con 14 votos a favor, el comité aseguró que en el país ocurrió un “evento de crédito” el 22 de mayo cuando finalizó el período de gracia de un mes por no haber afrontado el vencimiento de 503 millones de dólares.

En consecuencia, el hecho amerita la habilitación de los Credit Default Swaps (CDS), cuyo monto deberá dirimirse en una subasta. No obstante, la decisión no representa un perjuicio para el gobierno.

“Argentina no se ve afectada económicamente. No debe poner un sólo dólar. Es un contrato entre privados. Es una confirmación de lo que ya sabíamos, pero algunos acreedores se verán beneficiados por duplicado. Cobran los CDS y reestructuran bonos”, indicó a LPO el analista financiero Sebastián Maril.

Si bien con este fallo algunos fondos tienen la opción de activar la cláusula de aceleración que les permite exigir el pago de todo lo adeudado de forma inmediata, muchos sostienen que eso no sucederá y en cambio se podría facilitar un acuerdo con Argentina.

De hecho, el mercado lejos de reaccionar negativamente, mostró un fuerte alza en los títulos argentinos. Los bonos suben hasta un 7%, el riesgo país cae levemente y los ADRs de empresas argentinas que cotizan en Nueva York suben hasta un 12%.

Sucede que el mercado priorizó la importancia del apoyo del FMI, que como informó LPO, respaldo la oferta argentina y puso un techo a las pretensiones de los bonistas al determinar que el margen para mejorar la propuesta es “limitado”.

Los votos afirmativos del comité provinieron de BofA, Barclays, BNP Paribas, Citi, Credit Suisse, Goldman Sachs, JPMorgan, Deutsche Bank, Mizuho, Citadel, Pimco, AllianceBernstein, Cyrus Capital, y Elliott Management, el conocido fondo buitre de Paul Singer.

Economia

Un escenario complejo e inédito requiere de un plan económico integral

Publicado

on

Por

Un manto de incertidumbre, desasosiego, frustración y fracaso está cubriendo a toda la sociedad, el inmovilismo y desinformación los tiene desconcertados y desorientados, en el mientras tanto muchos argentinos mueren por la pandemia, pero millones agonizan al ver morir sus esperanzas de una vida digna, lentamente ven derrumbar y desparecer sus trabajos, sus empresas y sus sueños, esperan, reclaman e imploran a que el buen sentido alcance a quienes gobiernan.

El Presidente enfrenta a días de asumir su cargo una situación inédita y excepcional que le impone un dificilísimo equilibrio con varios frentes caóticos, una pandemia de alcance mundial, un país agónico por décadas de desequilibrios, un déficit crónico, una desocupación creciente, un aluvión de quiebras de empresas, una deuda externa a la que con sutil inteligencia debe negociar, una endémica corrupción enquistada en toda la dirigencia, una oposición negativa y nada colaboradora y la ceguera de algunos sectores del gobierno que el dogmatismo no les permite advertir que tienen el repudio del país.

El hecho más preocupante que invade a todos es la incertidumbre en cuanto al mutismo que guarda el gobierno en exponer un plan integral para encarar y proponer soluciones a las consecuencias de la crisis económica-financiera-social y estructural acumulada por décadas a la que se suma ahora la catástrofe de la pandemia. ¿Porque guarda un sepulcral silencio? Por una sola razón no lo tiene, ¿Porque no lo tiene? ¿Será porque está condicionado por una pandemia de incierto fin y/o una extensa negociación con bonistas externos? No se sabe.

El hecho más preocupante que invade a todos es la incertidumbre en cuanto al mutismo que guarda el gobierno en exponer un plan integral para encarar y proponer soluciones a las consecuencias de la crisis económica-financiera-social y estructural acumulada por décadas a la que se suma el COVID-19

La pandemia a nivel mundial genera quiebras de empresas de todos los tamaños y actividades, con colosales índices de desempleo y pérdidas multimillonarias, pero lo hacen desde la estabilidad, el orden y normal crecimiento. En la Argentina se hace desde el desorden y el derrumbe económico.

Una grieta que no cierra, se agranda

Algunos sectores del gobierno y de la oposición con una miopía estremecedora parecieran no advertir que la grieta que hoy divide a los argentinos tiene dos lados uno muy pequeño: ellos y el otro inmenso: un país que quiere estar de pie y solo desea que lo dejen trabajar, el gobierno pareciera no percibir de que lado soplan los vientos, su lentitud y anomia pueden llevarnos a males mayores.

En este endeble contexto en que la economía está en terapia intensiva con reiterativos paros cardíacos, se advierte con tristeza e indignación el hecho de indultar, premiar y privilegiar a corruptos funcionarios públicos, empresarios, gremialistas, jueces, pensionar en forma dispendiosa a ex terroristas y para completar el pillaje secretarios privados multimillonarios en dólares con inversiones en EE.UU., o en el Sur con decenas de propiedades, esto a no dudar acrecienta el malestar social poniéndonos al borde del descontrol.

El Gobierno encontró sustento en el Covid-19 y en la prolongación de la cuarentena para ocultar la carencia de un plan económicoEl Gobierno encontró sustento en el Covid-19 y en la prolongación de la cuarentena para ocultar la carencia de un plan económico

Con la característica argentina y extraña forma de encarar los problemas, inicialmente el Gobierno encontró sustento en el Covid-19 y en la prolongación de la cuarentena para ocultar la carencia de un plan económico. Esa inmovilidad viene encubriendo la destrucción total de la economía, en consecuencia esto sí o sí impone instrumentar y explicitar un Plan de Reconstrucción Nacional.

Se enfrenta la pandemia haciendo un análisis correcto en lo epidemiológico, pero errado en cuanto a cómo encarar las consecuencias de la cuarentena a nivel económico-financiero y social, si bien el problema es uno solo, las soluciones son divergentes en cuanto a sus consecuencias y hoy solo se acata lo que los infectólogos aconsejan y deciden, prescindiendo de las opiniones de economistas, pequeños empresarios, monotributistas y de los reclamos y pesares de la gente a la que ciegamente soslayan.

Se enfrenta la pandemia haciendo un análisis correcto en lo epidemiológico, pero errado en cuanto a cómo encarar las consecuencias de la cuarentena a nivel económico-financiero y social

Dentro de este alarmante contexto de desconcierto y desorganización la sociedad por intereses políticos generó una injusta y perniciosa situación a la que hoy enfrenta sin solución. Desde hace años se fueron creando dos clases sociales, una que vive de su trabajo y paga sus impuestos y otra que no trabaja y vive desde hace años de planes sociales y dádivas del Estado: activistas profesionales, desocupados crónicos y legiones de empleados públicos que solo hacen presencia para cobrar sus sueldos, más aun para agravar la situación estos les obstaculizan con cortes y piquetes a los que trabajan, el acceso al mismo.

Empleo y subsidios

Ahora por una imprevisible calamidad: la pandemia y una dilatada cuarentena los primeros perdieron sus trabajos o sus empresas y acuden al Estado que ellos solventan a que los auxilie, pero al mismo tiempo los segundos continúan recibiendo el aporte del estado, este no puede hacer frente a ambos sectores, sus ingresos disminuyeron y está quebrado.

Pero hay un hecho fáctico, los segundos están organizados y amenazan al gobierno con el desborde social si no continúan recibiendo sus prácticamente vitalicios beneficios. Quienes trabajan desorganizados y de forma individual reclaman pero son arbitrariamente desatendidos, el gobierno solo atiende a sus socios políticos.

Es aquí donde aparece el gran problema a solucionar y que tal como está planteado no tiene solución a la vista, unos y otros necesitan auxilio, pero el Estado dentro de sus limitaciones trata de atender por motivos políticos a sus protegidos en detrimento de quienes trabajan, con razón y justificadamente aparece el hartazgo y desesperación de quienes siempre trabajaron y hoy están abandonados a su desigual suerte.

En definitiva, esta es una ecuación en la que todos pierden. ¿Cómo puede terminar esto? En hechos impredecibles de descontrol social. ¿Cómo encararlo y solucionarlo? Consensuado entre todos y solo priorizando el bien común, la equidad, la solidaridad y reciprocidad.

Hay que evitar a quiénes desde el dogmatismo, tanto de izquierda como de derecha, tratan de poner miedo a la sociedad, porque esa actitud encubre el germen del desborde social. El momento es dificilísimo por lo confuso, enmarañado y sometido a intereses contrapuestos, en estas circunstancias vale reflexionar y recordar al General José de San Martín cuando en momentos definitorios para la independencia y sin recursos decía: “¡Ánimo, que para los hombres de coraje se han hecho las empresas!”

Seguir leyendo

Economia

El mercado inmobiliario que viene: cómo funcionarán los 10 proyectos con financiamiento a través de la emisión de deuda privada en la Bolsa

Publicado

on

Por

La Comisión Nacional de Valores (CNV) propicia la “creación de un régimen especial de Productos de Inversión Colectiva para el desarrollo inmobiliario, a través de la inclusión de un nuevo Capítulo dentro del Título V ‘Productos de Inversión Colectiva’ de las normas” que regulan las atribuciones del organismo, a través del mercado de capitales al que pueden ingresar pequeños ahorristas.

Fuentes del sector precisaron a Infobae que antes de fin de año podrían iniciarse unos 10 emprendimientos, a través de la herramienta financiera regulada por la Resolución General 844/2020 que busca instaurar cambios al régimen de los Fondos Comunes de Inversión (FCI) y de los Fideicomisos Financieros (FF).

Se calcula, que las compañías de Seguro y las Aseguradoras de Riesgo de Trabajo, además de participar en la operatoria, podrían ser dos de los segmentos que apostarían por volcar parte de los fondos que administran

“La actividad genera opciones para muchos segmentos que derivan en aumento del empleo en todas las industrias de base, como cementeras, hormigoneras, aceros, ladrillos; y en las pymes que proveen revestimientos, aberturas, cerramientos, y equipamiento, entre otras”, le dijo a Infobae, Adrián Cosentino, presidente de la CNV.

Se estableció un plazo de 15 días hábiles para que la industria edilicia pueda formular sus aportes a la normativa. Se calcula, que las compañías de Seguro y las Aseguradoras de Riesgo de Trabajo, además de participar en la operatoria, podrían ser dos de los segmentos que apostarían por volcar parte de los fondos que administran al financiamiento de desarrollos inmobiliarios.

Cómo funcionaría la nueva herramienta

“En el caso de optar por la figura del FCI Cerrado, en la CNV se realizarían los trámites a través de una de las tantas sociedades gerentes autorizadas. Una vez aprobados, tendrían que recolectar los aportes de sus cuotapartistas, que estarían, conforme a la política de inversión del fondo hasta tanto se inicien los desarrollos. En el caso de los FF, sería el Fiduciario Financiero, registrado ante la CNV, quien gestione las cuestiones formales ante el organismo, lo cual podría involucrar un programa de fideicomisos o la emisión de un Fideicomiso. Análogamente al FCI, constituido el FF se recolectarían los fondos provenientes de los valores fiduciarios, es decir a través de un Certificado de Participación (CP) o de un título de Valor Representativo de Deuda (VRD)”, explicó Cosentino.

Adrián Cosentino, a través de la CNV busca reimpulsar el mercado inmobiliario Adrián Cosentino, a través de la CNV busca reimpulsar el mercado inmobiliario

Estas estructuras deberían generar desarrollos o adquirir un derecho real sobre un complejo habitacional. El objetivo es que el respaldo de las inversiones de los cuotapartistas/tenedores de los VRD o CP, sea un emprendimiento: en el que se construyan viviendas, barrios cerrados, edificios de oficinas u hoteles.

En lo que sería el segmento de pequeños inversores, los instrumentos de inversión colectiva podrían captar los recursos ociosos de los ahorristas que tradicionalmente apuntan a vehículos de inversión en moneda dura y que, en vista de los cambios normativos, se han visto dificultados. La posibilidad de realizar una inversión en pesos que otorga un respaldo en activos que típicamente se identifican con precios en dólares, puede generar un atractivo adicional.

Los instrumentos de inversión colectiva podrían captar los recursos ociosos de los ahorristas que tradicionalmente apuntan a vehículos de inversión en moneda dura y que, en vista de los cambios normativos, se han visto dificultados

Los instrumentos de inversión colectiva, están pensados para poder ser utilizados en pesos, UVA, vinculadas al dólar o con ajuste relacionado al sector de la construcción. Dependerá de cada organización, y, cómo realicen las estrategias, para mitigar los riesgos.

Alejandro Ginevra, presidente y CEO del GNV Group, le dijo a Infobae: “el capital llegaría a través de las empresas de seguros e instituciones con sobrantes de pesos, pero se requieren de varios jugadores para participar de ellos y estimo unos 6 meses para su armado. Es una alternativa para movilizar la industria”.

Mercado con alto potencial

Los entrevistados aún no pudieron estimar cuánto dinero podrían atraer los vehículos de financiación que proponen desde la CNV, pero destacaron que ese fondeo sería destinado en su mayoría para la construcción residencial. En general, proyectos medianos y grandes, dado que toda la operatoria de oferta pública es compleja, y se amortiza mejor en emprendimientos de escala.

Una referencia es que en la provincia de Buenos Aires, antes de la pandemia, se calculaba que en 2020 se construirían unos 4 millones de m2. Pero la llegada del COVID-19 y las consecuentes medidas de aislamiento social preventivo le puso un signo de interrogante y no se sabe cuándo podrán retomarse las obras, sobre todo en el conurbano.

En la provincia de Buenos Aires, antes de la pandemia, se calculaba que en 2020 se construirían unos 4 millones de metros cuadradosEn la provincia de Buenos Aires, antes de la pandemia, se calculaba que en 2020 se construirían unos 4 millones de metros cuadrados

Una de las desventaja que deberá superar esta fuente de financiamiento es la pequeñez del mercado de capitales argentino, y el reducido segmento de inversores institucionales. Pero la ventaja es que abre la puerta al público ahorrista, como alternativa a la compra de dólares, o colocaciones a plazo fijo.

“La pandemia y la cuarentena, pusieron en valor el verde y los proyectos suburbanos, creo que todo aquel emprendimiento que ofrezca renta, aire libre y comodidades, será el ganador en lo que viene”, comentó a InfobaeTomás Coria, CEO del Grupo Coria.

“Es cierto que los desarrolladores han sido históricamente los impulsores del mercado inmobiliario y los generadores de prácticamente todas las nuevas soluciones habitacionales. Para ello, han utilizado la figura del fideicomiso como la herramienta para financiar sus proyectos. Pero, también es cierto que existen pocos antecedentes de estos instrumentos en el ámbito de la oferta pública, pero, -correctamente- la CNV entendió que es necesario propiciar el desarrollo de fideicomisos financieros inmobiliarios que tengan la posibilidad de emitir certificados de participación que otorguen el derecho a adquirir una unidad funcional”, dijo Iván Kerr, ex Secretario de Vivienda de la Nación.

Existen pocos antecedentes de estos instrumentos en el ámbito de la oferta pública, pero -correctamente- la CNV entendió que es necesario propiciar el desarrollo de fideicomisos financieros inmobiliarios que tengan la posibilidad de emitir certificados de participación que otorguen el derecho a adquirir una unidad funcional (Kerr)

Fuentes del sector, precisaron, que se debería seguir el camino trazado por la Ley 27.440, de Financiamiento Productivo, sancionada en 2017, que estableció en el artículo 206 que los Fondos Comunes de Inversión Cerrados o Fideicomisos Financieros que financien, entre otros, desarrollos inmobiliarios para viviendas sociales y sectores de ingresos medios y bajos; tengan una importante reducción del Impuesto a las Ganancias, una alícuota del 15% para colocaciones de más de 5 años y exento para más de 10 años.

Durante la era que presidió Mauricio Macri, hubo un intento desde la CNV, pero sólo se lograron concretar algunos fondos inmobiliarios en la época del blanqueo de la Ley 27.260, pero no fueron muy relevantes.

Damián Tabakman, presidente de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU), le explicó a Infobae: “el desarrollo inmobiliario está históricamente muy desvinculado del mercado de capitales y es una asignatura pendiente, ojalá ahora, pueda empezar a revertirse. Normalmente es un proceso lento pero esta vez pareciera ir rápido por la CNV. Creo que dominarán los desarrollos habitacionales enfocados a la clase media”.

"Normalmente es un proceso lento pero esta vez pareciera ir rápido por la CNV. Creo que dominarán los desarrollos habitacionales enfocados a la clase media” (Damian Tabakman)“Normalmente es un proceso lento pero esta vez pareciera ir rápido por la CNV. Creo que dominarán los desarrollos habitacionales enfocados a la clase media” (Damian Tabakman)

“Lo ideal, sería reducir la inflación, tener un tipo de cambio competitivo y estable. Todas las propuestas que generen fuentes de financiamiento para un mercado con nada de crédito, es muy importante. No creo que sea viable en el contexto actual, con poca generación de ahorro, alta carga impositiva para el sector, nivel de incertidumbre y el actual estado de default de la economía”, argumentó Ignacio Camps, director de Evoluer.

Experiencias en el mundo

El modelo para captar fondos, funciona de manera aceitada, en otras partes del planeta. En México, están los Fideicomiso de Infraestructura y Bienes Raíces (Fibra). Se encarga de rentar y administrar propiedades que ofrezcan un retorno, sean inmuebles residenciales, oficinas, centros comerciales, hoteles, hospitales, entre otros.

Están basadas en el modelo Real Estate Investment Trusts (REIT), muy divulgado en Estados Unidos. Se trata de una sociedad que es dueña de activos inmobiliarios y cuyos ingresos proceden de los alquileres de las propiedades. Cotizan en Bolsa, al igual que la Fibra mexicana, y tienen que repartir dividendos todos los años. Esta opción, se emplea en Holanda, Francia, Australia, Singapur, Colombia, entre otras naciones.

Mientras que en España operan las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria (Socimi), cuya actividad principal es la adquisición, promoción y rehabilitación de activos de naturaleza urbana para su arrendamiento, o a través de participaciones en el capital de otras sociedades. Cotizan en mercado regulado español o europeo, y cuentan con 5 millones de euros de capital social mínimo y 50 accionistas.

Seguir leyendo

Economia

Alberto Fernández dijo a los empresarios que podría flexibilizarse el cepo cambiario luego del acuerdo por la deuda

Publicado

on

Por

En una jornada cargada de gestos, Alberto Fernández buscó llevar tranquilidad sobre el futuro de la agenda económica de la Argentina. Además de afirmar que “está cerca” el cierre para renegociar la deuda fue un poco más allá: “También conseguiremos acordar con BlackRock”. El presidente mencionó explícitamente al principal fondo de inversión, que decidió no avalar la nueva propuesta presentada por la Argentina, con claras mejoras respecto a la original que fracasó rotundamente el 8 de mayo.

Anteayer los dos principales consorcios de bonistas que negocian con la Argentina, “Ad Hoc” y “Exchange Bondholders”, aseguraron que la oferta argentina “va en la dirección correcta”, pero que no podían aceptarla. y volvieron a criticar la falta de negociación por parte del Gobierno. El ministro de Economía, Martín Guzmán, ya había adelantado que esperaba una respuesta negativa de estos grupos, ya que en las conversaciones previas no habían logrado ponerse de acuerdo.

Los empresarios del Grupo de los 6 le habían manifestado al Presidente -en medio de un desayuno con churros y chocolate caliente- la necesidad de evitar un default total para volver a crecer. Barbijo mediante, Alberto Fernández se mostró confiado en alcanzar un acuerdo y allí fue cuando se recibió en forma explícita al principal administrador de inversiones del mundo.

Alberto Fernández aseguró a los empresarios del G-6 que está trabajando para dejar atrás las dos herencias que -según él- le dejó el gobierno de Mauricio Macri: el default y el cepo cambiario

Además, tal como relató ayer Infobae, el Presidente se mostró confiado en empezar a relajar el cepo cambiario una vez que se arregle el tema de la deuda. No estoy a favor de las restricciones cambiarias, es una de las herencias que nos dejó el Gobierno anterior, igual que el default”. El Gobierno viene sugiriendo que el cepo se irá aflojando en forma gradual como uno de los requisitos para recibir inversiones y volver a crecer. Pero ese paso está supeditado a que se cierre el capítulo de la deuda y la Argentina salga de la zona de cesación de pagos.

Ayer los bonos argentinos aflojaron fuerte en los mercados internacionales. Sufrieron caídas de entre 2% y 3%, como impacto por la negativa de los consorcios de bonistas que se manifestaron en contra de la propuesta argentina. Claro que habían subido fuerte en el arranque de la semana al divulgarse una oferta más “amigable” por parte del ministro Guzmán.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández (Presidencia)El presidente de la Nación, Alberto Fernández (Presidencia)

Los grandes acreedores hicieron saber, por otra parte, que buscan un acuerdo similar al que alcanzaron esta semana con Ecuador, que definió un canje a un valor de USD 60 por cada lámina de 100 y además evitó entrar en default. La Argentina, en cambio, ofreció nuevos títulos valuados en alrededor de USD 53, tomando un rendimiento futuro para la deuda argentina del 10% anual en dólares (actualmente se ubica en alrededor del 13%).

La “puesta en escena” que eligió el Presidente para su discurso del 9 de julio estuvo por otra parte cargado de mensajes. No sólo apareció rodeado de empresarios, sino que además a su lado estaban Carolina Castro (única representante femenina, en este caso como directiva de la UIA) y el titular de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pellegrina. Haber puesto al lado al representante del campo en medio de la disputa por el futuro de Vicentín y horas antes del “banderazo” fue indudablemente una señal que intentó dar Alberto Fernández para calmar ciertos ánimos, más allá de que lo haya logrado o no.

Además de Pelegrina y Castro, participaron del encuentro en la Quinta de Olivos el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, el presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos AiresAdelmo Gabbi; el vicepresidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Eduardo Eurnekian; el titular de la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA), Javier Bolzico y el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Néstor Szczech.

Seguir leyendo

Tendencia