Connect with us

Economia

En el año, los colchones subieron su valor un 50%

Publicado

on

Así informaron desde las colchonerías de la Ciudad. Además, los altos precios de los derivados del petróleo aumentaron los costos de la fabricación de la espuma. También, los comerciantes registraron una caída en las ventas cercana al 40 por ciento.

Durante el año, las empresas dedicadas a la venta de colchones registraron un aumento del 50 por ciento del valor de sus productos.

 

Para conocer más, El Libertador dialogó con personal del rubro. “Todos los meses tuvimos un incremento en el precio y se da en todos los puestos, por la constante actualización de los datos inflacionarios”, afirmó Germán, empleado de una reconocida colchonería de la Ciudad.

Aseguraron un nuevo reajuste en los costos por la última suba en las naftas, concretado el domingo 1. “Todo depende de los combustibles y químicos derivados del petróleo, que se utilizan para hacer la espuma de los colchones”, reconoció.
BAJA DEMANDA
Además, en los negocios advierten de una caída en las ventas cercanas al 40 por ciento, “dependemos de la plata que tenga las personas en el bolsillo y eso se licúa en impuestos, lamentablemente”, sentenció Juan, personal de un local del rubro.

En algunas casas, los colchones más baratos, de dos plazas, cuestan desde los 14 mil pesos en adelantes. Inclusive, los más caros, uno de tres plazas Premium, ronda en los 41 mil pesos.

Los vendedores aseguran la intención de comprar por parte de las personas y Germán añadió que “nos damos cuenta, porque vienen a consultar pero vienen con sus tarjetas reventadas, algunos prueban suerte y a la hora de comprar sólo tienen margen para gastar tres mil pesos y un colchón te sale más de siete mil pesos”.
EXPECTATIVAS
“Estamos viendo lo que pasa de hoy en adelante, todo va a depender de los anuncios para que se active el consumo”, concluyó el vendedor.

Para mejorar las ventas, algunos de los negocios se encuentran adheridos al Ahora 12 e inclusive, prestan descuentos del 40 por ciento con el pago en efectivo.

Economia

Los bancos se preparan para volver a vender desde mañana el dólar “solidario”: cuáles son las restricciones para la compra

Publicado

on

Por

Al cabo de un fin de semana en que estuvieron trabajando en sus sistemas informáticos, este lunes la mayoría de los bancos volverá a vender la cuota de hasta 200 dólares “solidarios” mensuales a través de los sistemas de home banking y de banca móvil, cumpliendo las nuevas normativas del Banco Central.

Un primer grupo de bancos, integrado por el BBVA, Santander, Itaú, Galicia y HSBC, pudo restablecer la operatoria el viernes, luego de que el jueves el Banco Central, a través de la Comunicación B12071, les informó que podían recurrir de modo automático a la base de datos del Central para verificar si un cliente que quiere comprar dólares está o no impedido de hacerlo, sea por no poder exhibir ingresos legítimos o por caber en algunas de las categorías que según las normas dadas a conocer el 16 de septiembre pasado fueron deshabilitados a este canal de compra de dólares.

El endurecimiento del “cepo” cambiario, para contener el drenaje de reservas del Banco Central significó que el presidente del Central, Miguel Pesce, impuso su opinión por sobre la del ministro de Economía, Martín Guzmán, que había apostado a que las reservas se estabilizarían tras el canje de deuda. Las nuevas medidas vedaron la compra del dólar “solidario” a perceptores del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), Asignación Universal por Hijo (AUH) y otros planes sociales, a quienes no tengan ingresos declarados y a cotitulares de cuentas en moneda extranjera. En su momento BCRA inhabilitó para la operación a miles de cuentas que identificó como ficticias, creadas a través de terceros por “mayoristas” que hacían así una suerte de vaquita de dólares a través de decenas de cuentas, para hacer diferencia vendiéndolos en el mercado paralelo. Este rulo, llamado “puré”, también fue aprovechado por perceptores de planes sociales, que engordaban así en cerca del 20% el monto de la ayuda oficial.

Con la nueva normativa, el BCRA decidió barrer el problema. Pero apareció otro: los bancos alegaron que no podían venderle a nadie, porque para las verificaciones necesitaban acceso directo y automático a la base de datos de la Anses, cosa a la que la agencia previsional se negó, invitándolos a chequear los datos caso por caso. La cuestión se resolvió con la intermediación del Central.

Barajar y dar de nuevo

Martín Guzmán y Miguel Pesce, protagonistas de una pulseada sobre qué había que hacer con el dólar "solidario"Martín Guzmán y Miguel Pesce, protagonistas de una pulseada sobre qué había que hacer con el dólar “solidario”

La prohibición de acceso al dólar ahorro también alcanza a quienes hayan refinanciado cuotas de créditos personales y prendarios, cuotas de créditos hipotecarios, el saldo de la tarjeta de crédito a 12 meses o que sean deudores de créditos hipotecarios UVA.

El dólar “solidario” (así llamado por sumar a la cotización oficial la tasa de 30% del impuesto “Para una Argentina Inclusiva y Solidaria”) tendrá ahora un recargo adicional del 35% en concepto de anticipo del impuesto a las ganancias, con lo que el viernes pasado alcanzó una cotización promedio de $ 131,59.

Desde las asociaciones de bancos señalaron que no todas las entidades podrán restablecer la operación desde el horario de apertura bancaria; algunos podrían tenerlo avanzado el día y otros recién el martes. Si bien se trata de los últimos días de septiembre, debe tenerse en cuenta que el canal estuvo cerrado en las últimas dos semanas. El grueso de las compras se produce en los primeros diez días de cada mes. Habrá que ver, además, la reacción de los ahorristas al nuevo precio.

En agosto, según el balance cambiario que publicó el BCRA el pasado viernes, casi 4 millones de “personas humanas” compraron dólar “solidario”, por USD 768 millones, en tanto otras 95.000 vendieron USD 18 millones a través de los bancos, lo que dejó un saldo neto negativo al Banco Central de USD 750 millones y una relación de 42 “personas humanas” que compraron dólares “solidarios” por cada uno que vendió la divisa a través de los bancos. En julio, 3,9 millones habían comprado, con un saldo neto negativo de USD 740 millones para el Central.

La prueba más importante de la efectividad de las nuevas medidas para obturar la pérdida de reservas a través de ese canal empezará el jueves, cuando empiecen a comprar las “personas humanas” que más temprano cobren su salario mensual.

Seguir leyendo

Economia

Último trimestre caliente para la economía: más inflación, menos dólares y persecución a las grandes fortunas

Publicado

on

Por

El “deporte” entre los inversores del mercado local en esta última semana fue apostar quién se irá antes: si Martín Guzmán o Miguel Pesce. Pero a pesar de las versiones cruzadas de todo tipo, ninguna pareció demasiado seria, ni se nombraron posibles recambios que generasen entusiasmo en los mercados. Los grandes problemas y desafíos que enfrenta la economía argentina van mucho más allá de un recambio en Economía o en el Central, que por sí solo es imposible que cambie las expectativas negativas que existen sobre el futuro. Y mucho menos que su sola presencia ayude a transitar con menos zozobra este duro momento.

El saldo de los primeros diez días de cepo recargado estuvo lejos de ser auspicioso. Se aceleró el retiro de depósitos en dólares hasta llegar a un pico de más de 220 millones a mediados de esta semana. Los nuevos bonos sufrieron un duro golpe y el riesgo país trepó a más de 1.350 puntos. El Banco Central tuvo que seguir vendiendo reservas para contener el precio de la divisa, pero al menos lo hizo a un ritmo menor que antes de las nuevas restricciones por el virtual feriado cambiario.

La inestabilidad cambiaria y el nuevo aumento del riesgo país no serán gratuitos para la economía. El nivel de actividad que tuvo un repunte gradual pero continuo después del piso histórico de abril ya habría mostrado signos de fatiga a partir de agosto.

La industria es la que por el momento lleva la mejor parte y está menos de 5% debajo de los niveles de febrero, es decir prepandemia. Pero el consumo sigue afectado por la caída de la masa salarial y la inflación. Además, hay sectores que ni siquiera arrancaron, como el turismo y otros que continúan a “media máquina” como la gastronomía. Además, el aumento de los contagios en varias provincias también provocó un retroceso en distintas actividades, mientras que en AMBA los indicadores mejoran.

Pero en términos generales la actividad seguirá muy impactada por la escasez de dólares, una brecha cambiaria que supera el 50% y el temor de que el Gobierno no pueda resistir una devaluación mucho más brusca del tipo de cambio oficial. El “plan aguantar” del Gobierno consiste en llegar hasta abril del año que viene sin perder muchas reservas y esperar la “cosecha salvadora”. Pero seis meses en la Argentina es demasiado tiempo como para realizar ese tipo de planificaciones.

El ministro de Economía Martín Guzmán (Telam)El ministro de Economía Martín Guzmán (Telam)

Las nuevas restricciones cambiarias y el aumento del riesgo país impactarán negativamente en la recuperación que venía mostrando la economía. El poder adquisitivo sigue en baja y hay riesgo de mayor inflación en los últimos meses del 2020, por lo que hay pocas chances de una mejora sostenida del consumo

Todo indica que el riesgo de nuevos episodios de fuerte presión cambiaria seguirá latente. El panorama para los próximos meses luce complejo. El Banco Central seguirá emitiendo una montaña de pesos para financiar al Tesoro. Se calcula que no menos de un billón adicional hasta fin de año, la mayor parte concentrada en el último bimestre.

La inflación volvería con más fuerza a escena en los últimos meses del año, producto del aumento de la brecha cambiaria, los problemas para importar y la expansión monetaria. El piso para los últimos tres meses difícilmente baja del 2,5% y podría ubicarse encima de 3% mensual hacia fin de año. Si bien son números más bajos que en 2019, le pega fuerte a los bolsillos en un año de escasos incrementos salariales.

Pero del otro lado difícilmente se produzca la ansiada acumulación de reservas. En otras palabras, habrá cada vez menos dólares para hacer frente a una mayor cantidad de pesos, lo que derivaría eventualmente en medidas cambiarias aún más restrictivas. Y el escenario más probable es que la presión sobre la brecha cambiaria siga aumentando, es decir que el “contado con liquidación” y el informal continúan con tendencia alcista. Para colmo el proyecto de Presupuesto 2021 presentado por Martín Martín Guzmán no aporta tranquilidad. El déficit fiscal será de 4,5% del PBI y una buena parte tendrá que ser cubierto con más emisión.

La incertidumbre tiene hoy en la Argentina muchas aristas. El desbalance financiero y cambiario es lo más acuciante, pero también lo es la falta de un rumbo claro y de decisiones que alienten las inversiones. El arribo a la Argentina de una nueva misión del FMI en octubre posiblemente sea un momento propicio para discutir sobre la presión tributaria récord, qué pasará con el mercado laboral o las condiciones para atraer inversiones. Salvo que todo quede encapsulado en la discusión sobre la posibilidad de acelerar el sendero hacia el equilibrio fiscal (un clásico del Fondo).

Posiblemente la misión del FMI que llegará el mes que viene se concentre en los temas fiscales y la necesidad de que el Gobierno acelere el ajuste, luego de haber proyectado un alto déficit primario de 4,5% del PBI para el año que viene. No será fácil que se discuta sobre estructurales, al menos en esta instancia

Pero también aparece en un lugar destacado de la agenda el rol que tendrá la Justicia. La Corte Suprema tendrá que resolver dos temas que tienen gran impacto en el futuro de la economía. Uno de ellos está vinculado con la decisión del Gobierno nacional de quitarle un punto de coparticipación a la Ciudad para pasárselo a la provincia de Buenos Aires. El máximo tribunal tendrá que expedirse en un tema muy sensible como es el reparto de impuestos que se hizo por decreto y de manera discrecional por parte del Gobierno nacional.

El polémico “impuesto a la riqueza” será el otro proyecto que tiene destino de Corte en caso de transformarse en ley. Ya salió el dictamen de la comisión de Presupuesto y Hacienda y estaría en condiciones de ser discutido en la Cámara Baja. Sin embargo, la exigencia de Cambiemos para que se trate en forma presencial podría extender significativamente los tiempos. El bochorno del último jueves dejaría al oficialismo con pocos argumentos para insistir con las reuniones virtuales, en particular para un tema tan sensible.

Carlos Heller, Alberto Fernández, Martín Guzmán y Máximo KirchnerCarlos Heller, Alberto Fernández, Martín Guzmán y Máximo Kirchner

Carlos Heller, al frente de la comisión en Diputados, modificó la fecha del 31 de diciembre de 2019 para tomar en cuenta el patrimonio de los potenciales contribuyentes para que la ley no caiga por cuestiones de “retroactividad”. Ahora se tomarán en cuenta los bienes al día de la promulgación.

El tratamiento del denominado “impuesto a la riqueza” podría demorar más de lo previsto en el Congreso, ante la postura de Cambiemos de discutirlo en una sesión presencial. Las alícuotas fueron consideradas “confiscatorias” por los tributaristas y el tema llegaría a la Corte Suprema, si es que se aprueba

Pero el punto más polémico está relacionado con la posibilidad de que se trate de un impuesto “confiscatorio” y por ende inconstitucional. Sumando Bienes Personales y el nuevo gravamen, un individuo de alto poder adquisitivo tendría que pagar hasta el 7,5% de todo su patrimonio al fisco en un solo año. No hay en el mundo un impuesto patrimonial con semejante alícuota. Los casos de Marcos Galperin (Mercado Libre) y de Federico Tomasevich (Puente) son sólo los más conocidos entre muchos empresarios, banqueros e inversores que prefieren la protección que ofrece Uruguay a quedar sometidos a esta presión impositiva agobiante.

Luciano Laspina, diputado de Juntos por el Cambio, fue quien tuvo el comentario más lúcido al criticar el proyecto. En su exposión por Zoom, aseguró que “aún cuando afecte a una sola persona, una ley puede ser injusta e inconstitucional”. Uno de los argumentos más fuertes que repite Heller es que “solo” 253 contribuyentes tendrían que pagar 150.000 millones de pesos. O sea que el argumento para defender la ley está principalmente vinculado al hecho de que afecta a poca gente.

La incógnita es en qué lugar se terminará parando la Corte Suprema, en temas que están íntimamente ligados a la seguridad jurídica. En un Estado donde el Poder Ejecutivo toma cada vez más atribuciones, avanzando incluso en áreas estrictamente reservadas al Poder Legislativo, se vuelve un imperativo entender de qué lado se terminará parando la Justicia.

Seguir leyendo

Economia

Jornada financiera: con el fin del virtual feriado cambiario cayó el dólar libre, pero el BCRA siguió perdiendo reservas

Publicado

on

Por

Está previsto que el próximo lunes los bancos ya puedan operar a pleno y retomar las ventas de dólares al público. Este viernes cinco entidades privadas comenzaron a comercializar las divisas, aunque hasta entrada la tarde continuó el virtual feriado cambiario que comenzó el miércoles de la semana pasada.

Esta actividad restringida no impidió la salida de divisas y las ventas del Banco Central en la plaza mayorista. Las reservas internacionales cedieron USD 148 millones en el día, a USD 41.970 millones, mientras que la baja acumulada en la semana alcanzó los 463 millones de dólares.

Fuentes privadas estimaron este viernes en unos USD 80 millones el saldo neto negativo de la entidad por su participación en el mercado mayorista. A lo largo de la semana las ventas netas habrían alcanzado los 130 millones de dólares.

En tanto, en un reducido mercado marginal, el dólar libre restó dos pesos y cerró ofrecido a $145 para la venta, luego de haber anotado el jueves un máximo de 147 pesos. Acumula una ganancia de 92,7% en 2020.

El dólar mayorista ascendió siete centavos este viernes, a 75,85 pesos. El monto operado en el segmento de contado (spot) creció a 259,5 millones de dólares. Fuentes privadas de la plaza mayorista observaron ventas del BCRA en un rango de 70 a 80 millones de dólares.

“La contención de las variables que observamos (…) sigue siendo artificial, con el principal dato todavía en rojo: el Banco Central sigue perdiendo dólares todos los días en el Mercado Único Libre de Cambio”, subrayó la consultora Delphos Investment.

Acciones castigadas en Wall Street

Las acciones argentinas que se negocian en el exterior trazaron una clara trayectoria bajista este viernes, a pesar del empuje positivo de los índices de Wall Street, con ganancias en un rango de 1,3 a 2,3 por ciento.

En Nueva York, el ADR de YPF restó un 4,2%, Grupo Galicia perdió un 3% y Telecom cayó 1,9%, mientras que Mercado Libre subió un 2,7 por ciento.

Más sostenidos estuvieron los títulos públicos. La serie de seis bonos Globales emitidos con el canje -en dólares y con ley extranjera- promedió un alza de 2 por ciento.

El riesgo país de JP Morgan, que mide el diferencial de tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes, retrocedió 29 enteros para la Argentina, a 1.330 puntos básicos a las 17, hora de cierre de la operatoria bursátil.

En el plano local, la Bolsa porteña cerró con alzas, mediante compras de oportunidad con recorte de liquidez, aunque los problemas de fondo por la incertidumbre de la economía doméstica no desaparecen y condicionan las transacciones a futuro junto a la debilidad del peso.

“En medio de tensiones políticas y la incertidumbre económica, despierta expectativa la misión del FMI -que visitará el país en octubre-, ya que podría no sólo ayudar a consensuar un plan económico integral que otorgue mayor confianza a los inversores, sino también contribuir con el roll-over de deudas para continuar despejando el programa financiero de los próximos años”, señaló el economista Gustavo Ber.

Muchas empresas argentinas deberían reestructurar sus pasivos ante las dificultades para acceder a divisas para saldar sus deudas en dólares que generaron las restricciones cambiarias dispuestas la semana pasada por el Banco Central, comentaron analistas a Reuters.

El panel S&P Merval de la Bolsa porteña subió un 0,4% en pesos, a 42.042 puntos. Sin embargo, los altibajos de precios fueron una constante y el referente líder quedó con alza del 1,4% en la semana. Los flamantes bonos del canje en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) ganaron un 0,8% promedio, con un Bonar 29 a la cabeza de la tendencia con un 1,4 por ciento.

“No hay ninguna otra noticia que pueda justificar las subas o las bajas, sigue todo en una situación de total incertidumbre. Esto está más supeditado a pequeñas compras y ventas sin liquidez, que alguna buena posible noticia para adelante”, explicó a Reuters Mariano Sardáns, director de la gerenciadora de patrimonios FDI.

Seguir leyendo

Tendencias