Connect with us

Bienestar

Qué implica que la Argentina no suscriba al acuerdo pandémico de la OMS

El convenio busca subsanar las deficiencias que la pandemia de COVID-19 dejó expuestas. El gobierno argumenta que no aceptará ningún pacto internacional que implique ceder soberanía.

Published

on

El Gobierno toma distancia de la Organización Mundial de la Salud y rechaza firmar el acuerdo sobre manejo de pandemias. El vocero presidencial, Manuel Adorni, anunció en conferencia de prensa en Casa Rosada: “La Argentina no va a adherir al acuerdo de pandemias de la OMS”. ¿Qué significa esta decisión?

El COVID-19 demostró que ningún gobierno ni institución puede hacer frente por sí solo a la amenaza de futuras pandemias. En un mundo en el que las enfermedades infecciosas van en aumento y los virus circulan a través de las fronteras resulta esencial una mejor preparación y una mayor resiliencia para luchar contra futuras amenazas mundiales para la salud.

El instrumento, denominado también «el acuerdo», tiene por objeto mejorar la prevención, la preparación y la respuesta ante futuras pandemias a escala mundial.

Los objetivos son:

  • garantizar un compromiso político continuado y a largo plazo;
  • establecer tareas y procedimientos claros;
  • garantizar un apoyo a largo plazo para los sectores público y privado a todos los niveles;
  • promover un enfoque que englobe a todas las instancias de la Administración y a la sociedad en su conjunto e integre las cuestiones de salud en todos los ámbitos de actuación pertinentes (p. ej. la investigación, la innovación, la financiación o el transporte).

“Se sale del orden mundial”, resume categórico el médico infectólogo Roberto Debbag (M.N. 60.253).

Un nuevo acuerdo podría promover el compromiso político al más alto nivel, garantizando un enfoque pangubernamental y pansocial en los países, y una inversión política y financiera sostenida y suficiente dentro de los países y entre ellos.

“La decisión de no adherir debería ir acompañada de un programa alternativo que ayude a entender la postura y la opción”, plantea el doctor Carlos Gustavo Riganti (MN: 54147), jefe de Division Inmunologia del Hospital Elizalde y agrega que toda pandemia supera cualquier posibilidad de cálculo.

“Manteniendo un sistema de salud bien equipado y con buena capacidad de respuesta es una muy buena actitud para cualquier eventualidad del tipo sanitaria que deba enfrentar nuestro país”, remarca Riganti.

En vista de los efectos de la pandemia de COVID-19, los 194 Estados Miembros de la OMS iniciaron un proceso para redactar y negociar un nuevo convenio. EFE
En vista de los efectos de la pandemia de COVID-19, los 194 Estados Miembros de la OMS iniciaron un proceso para redactar y negociar un nuevo convenio. EFE

Vale recordar que el presidente Javier Milei reposteó hace horas una publicación en la red social X, en la que un seguidor libertario escribió: “Argentina volvió a ratificar su soberanía frente a la OMS y sus futuros tratados internacionales de pandemias”.

En tanto, la OMS informó al término de la asamblea que los países acordaron un plan para completar las negociaciones. “Decidieron prorrogar el mandato del Órgano de Negociación Intergubernamental, de diciembre de 2021, para que ultime la labor de negociaciones en el plazo de un año, para la Asamblea Mundial de la Salud en 2025, o antes, si es posible, en una reunión extraordinaria en 2024″, aclararon.

Continue Reading

Bienestar

La dieta clave para vivir más, según la universidad de Harvard

De acuerdo con un nuevo estudio, este tipo de alimentación puede reducir un 23% el riesgo de mortalidad. Se encontró evidencia de cambios biológicos que podrían explicar estas mejoras en la longevidad.

Published

on

La dieta mediterránea se caracteriza por ser rica en verduras, frutas, frutos secos, semillas, cereales integrales y legumbres y su principal fuente de grasa es el aceite de oliva, especialmente el extra virgen. También incluye un consumo moderado de pescado, aves, lácteos y huevos y una ingesta limitada de carnes rojas, dulces y alimentos procesados.

En la actualidad, existen numerosos estudios científicos que avalan los beneficios de este patrón alimenticio para la salud y ahora una nueva investigación en la que participaron 25.315 mujeres estadounidenses a las que se siguió durante un periodo de hasta 25 años, encontró que las que tenían una buena adherencia a la dieta mediterránea tenían hasta un 23% menos riesgo de mortalidad por cualquier causa, con beneficios tanto para la salud cardiovascular, como para la prevención del cáncer.

Un plato de vegetales, ideal para una alimentación saludable. (Foto: Adobe Stock)
Un plato de vegetales, ideal para una alimentación saludable. (Foto: Adobe Stock)

El nuevo estudio fue realizado por investigadores del Hospital Brigham and Women’s, afiliado a la Universidad de Harvard, que hallaron evidencia de cambios biológicos que podrían explicar estas mejoras en la longevidad. “Para las mujeres que desean vivir más tiempo, nuestro estudio sugiere cuidar la dieta”, destacó Samia Mora, cardióloga y profesora de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y autora principal.

“Seguir un patrón dietético mediterráneo podría dar lugar a una reducción de aproximadamente una cuarta parte del riesgo de muerte en más de 25 años, con beneficios tanto para evitar el cáncer como la mortalidad cardiovascular, las principales causas de muerte a nivel mundial”, añadió. Los resultados del trabajo se publicaron en JAMA Network.

Beneficios a largo plazo de la dieta mediterránea

Los investigadores analizaron los beneficios a largo plazo de adherirse a una dieta mediterránea en una población estadounidense reclutada como parte del Estudio de Salud de las Mujeres y examinaron los mecanismos biológicos que podrían explicar los beneficios de la dieta. Para ello, evaluaron un panel de aproximadamente 40 biomarcadores que representan varias vías biológicas y factores de riesgo clínicos. Los biomarcadores del metabolismo y la inflamación fueron los más importantes, seguidos por las lipoproteínas ricas en triglicéridos, la adiposidad y la resistencia a la insulina.

“Nuestra investigación proporciona una visión significativa para la salud pública: incluso cambios modestos en los factores de riesgo establecidos para enfermedades metabólicas, particularmente aquellos relacionados con metabolitos de pequeñas moléculas, inflamación, lipoproteínas ricas en triglicéridos, obesidad y resistencia a la insulina pueden producir beneficios sustanciales a largo plazo al seguir una dieta mediterránea”, dijo el autor principal Shafqat Ahmad, profesor asociado de epidemiología en la Universidad de Uppsala, Suecia e investigador en el Centro de Metabolómica de Lípidos y la División de Medicina Preventiva del Brigham.

Una alimentación basada en una dieta mediterránea colabora para no subir de peso al dejar de fumar. (Foto: Adobe Stock)
Una alimentación basada en una dieta mediterránea colabora para no subir de peso al dejar de fumar. (Foto: Adobe Stock)

Los autores reconocieron ciertas limitaciones clave del estudio, por ejemplo, que solo habían participado profesionales de la salud femeninas de mediana y avanzada edad, bien educadas, predominantemente blancas y no hispanas. Además, el estudio se basó en cuestionarios de frecuencia alimentaria y otras medidas autoinformadas, como altura, peso y presión arterial. Sin embargo, las fortalezas del estudio incluyen su gran escala y su largo periodo de seguimiento.

Los investigadores también señalaron que, a medida que el concepto de la dieta mediterránea ganó popularidad, la misma fue adaptada en diferentes países y culturas. “Los beneficios para la salud de la dieta mediterránea son reconocidos por los profesionales médicos, y nuestro estudio ofrece información sobre por qué la dieta puede ser tan beneficiosa”, afirmó Mora y concluyó que “las políticas de salud pública deberían promover las cualidades saludables de la dieta mediterránea y desincentivar las adaptaciones no saludables”.

Continue Reading

TENDENCIAS

Copyright © 1998 FUNDACION GRUPOCLAN prensagrupoclan@gmail.com