Connect with us

Bienestar

Las dos frutas que deberíamos incorporar a la dieta diaria para fortalecer los pulmones

Una alimentación equilibrada que incluya una ingesta alta de verduras y pescado también reduce el riesgo de desarrollar enfermedades respiratorias.

Published

on

Aunque los pulmones son parte de los órganos vitales, en ocasiones no se les presta la atención que merecen y algunas personas desconocen que, al igual que otras partes del cuerpo, se pueden fortalecer y purificar, en especial cuando se llevó una vida ligada al tabaquismo.

La malnutrición, es decir, las carencias, excesos y desequilibrios de la ingesta calórica y de nutrientes de una persona pueden influir en el origen y desarrollo de las enfermedades respiratorias. Por ejemplo, hay estudios que demuestran que un índice de masa corporal bajo en personas con EPOC es un predictor de malos resultados, y a la inversa, tener un sobrepeso leve puede tener algunos efectos protectores en casos graves.

La manzana ayuda a proteger las vías respiratorias de los irritantes externos. (Foto: Adobe Stock)
La manzana ayuda a proteger las vías respiratorias de los irritantes externos. (Foto: Adobe Stock)

Los pulmones también se pueden ver afectados por la postura corporal. El no caminar erguido, por ejemplo, puede afectar su capacidad, según indicó el doctor Aaron Waxman, director del Programa de Enfermedad Pulmonar del Hospital Brigham y un prestigioso investigador de Harvard.

Los factores que afectan a los pulmones

“Aunque los pulmones se terminan de desarrollar a los 25 años, la falta de cuidados hace que empiecen a envejecer antes de esta edad. Esto se debe al tabaquismo, a tener una postura encorvada que disminuye el espacio de la caja torácica y a la falta de ejercicio, lo que hace que los músculos que soportan los pulmones, se debiliten”, informó.

Ahora bien, el tabaquismo, una postura encorvada y la falta de ejercicio, en conjunto, pueden conllevar, en el caso más extremo, a perder la capacidad pulmonar en un 50 por ciento. De ahí, la recomendación de cambiar algunos hábitos que no caen bien al cuerpo y optar por alimentos que lo beneficien.

Los alimentos que pueden ayudar a desintoxicar los pulmones

La manzana y la naranja pueden ayudar a desintoxicar los pulmones, en especial si se fue fumador durante años, según lo demostró una investigación dada a conocer por European Respiratory Journal en 2019.

La naranja puede consumirse en mermeladas. (Foto: Adobe Stock)
La naranja puede consumirse en mermeladas. (Foto: Adobe Stock)

La Asociación de Pacientes con EPOC de la ciudad española de Asturias se hizo eco de esa investigación y afirmó que, específicamente la manzana, sería la fruta más recomendada debido a que “ayuda a proteger las vías respiratorias de los irritantes externos, tales como la contaminación, gracias a su riqueza en antioxidantes”.

En cuanto a la naranja, es una fruta que blinda a los pulmones de lesiones oxidativas, según una publicación que dio a conocer la Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine.

Consumir alimentos ricos en magnesio, como nueces, cereales, semillas, zanahorias, espinacas y mariscos es esencial para una buena salud. El magnesio puede ayudar a relajar el músculo liso de las vías respiratorias y ayudar a controlar la respuesta del cuerpo a las infecciones.

Los pulmones son los encargados de tomar oxígeno del aire para luego transportarlo al torrente sanguíneo. (Foto: Adobe Stock)
Los pulmones son los encargados de tomar oxígeno del aire para luego transportarlo al torrente sanguíneo. (Foto: Adobe Stock)

También se recomienda comer pescado azul, mariscos, soja y verduras de hoja para asegurar la incorporación de ácidos grasos omega-3, esenciales para la buena salud, pero deficientes en la dieta de la mayoría de las personas. Los ácidos grasos omega-6 también son esenciales, pero se consumen en exceso.

La proporción ideal de omega-6 a omega-3 en la dieta es de 4 a 1. Sin embargo, en la dieta moderna promedio la proporción es más cercana a 20 a 1. Lo ideal es no consumirlos en exceso.

Continue Reading

Bienestar

La dieta clave para vivir más, según la universidad de Harvard

De acuerdo con un nuevo estudio, este tipo de alimentación puede reducir un 23% el riesgo de mortalidad. Se encontró evidencia de cambios biológicos que podrían explicar estas mejoras en la longevidad.

Published

on

La dieta mediterránea se caracteriza por ser rica en verduras, frutas, frutos secos, semillas, cereales integrales y legumbres y su principal fuente de grasa es el aceite de oliva, especialmente el extra virgen. También incluye un consumo moderado de pescado, aves, lácteos y huevos y una ingesta limitada de carnes rojas, dulces y alimentos procesados.

En la actualidad, existen numerosos estudios científicos que avalan los beneficios de este patrón alimenticio para la salud y ahora una nueva investigación en la que participaron 25.315 mujeres estadounidenses a las que se siguió durante un periodo de hasta 25 años, encontró que las que tenían una buena adherencia a la dieta mediterránea tenían hasta un 23% menos riesgo de mortalidad por cualquier causa, con beneficios tanto para la salud cardiovascular, como para la prevención del cáncer.

Un plato de vegetales, ideal para una alimentación saludable. (Foto: Adobe Stock)
Un plato de vegetales, ideal para una alimentación saludable. (Foto: Adobe Stock)

El nuevo estudio fue realizado por investigadores del Hospital Brigham and Women’s, afiliado a la Universidad de Harvard, que hallaron evidencia de cambios biológicos que podrían explicar estas mejoras en la longevidad. “Para las mujeres que desean vivir más tiempo, nuestro estudio sugiere cuidar la dieta”, destacó Samia Mora, cardióloga y profesora de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y autora principal.

“Seguir un patrón dietético mediterráneo podría dar lugar a una reducción de aproximadamente una cuarta parte del riesgo de muerte en más de 25 años, con beneficios tanto para evitar el cáncer como la mortalidad cardiovascular, las principales causas de muerte a nivel mundial”, añadió. Los resultados del trabajo se publicaron en JAMA Network.

Beneficios a largo plazo de la dieta mediterránea

Los investigadores analizaron los beneficios a largo plazo de adherirse a una dieta mediterránea en una población estadounidense reclutada como parte del Estudio de Salud de las Mujeres y examinaron los mecanismos biológicos que podrían explicar los beneficios de la dieta. Para ello, evaluaron un panel de aproximadamente 40 biomarcadores que representan varias vías biológicas y factores de riesgo clínicos. Los biomarcadores del metabolismo y la inflamación fueron los más importantes, seguidos por las lipoproteínas ricas en triglicéridos, la adiposidad y la resistencia a la insulina.

“Nuestra investigación proporciona una visión significativa para la salud pública: incluso cambios modestos en los factores de riesgo establecidos para enfermedades metabólicas, particularmente aquellos relacionados con metabolitos de pequeñas moléculas, inflamación, lipoproteínas ricas en triglicéridos, obesidad y resistencia a la insulina pueden producir beneficios sustanciales a largo plazo al seguir una dieta mediterránea”, dijo el autor principal Shafqat Ahmad, profesor asociado de epidemiología en la Universidad de Uppsala, Suecia e investigador en el Centro de Metabolómica de Lípidos y la División de Medicina Preventiva del Brigham.

Una alimentación basada en una dieta mediterránea colabora para no subir de peso al dejar de fumar. (Foto: Adobe Stock)
Una alimentación basada en una dieta mediterránea colabora para no subir de peso al dejar de fumar. (Foto: Adobe Stock)

Los autores reconocieron ciertas limitaciones clave del estudio, por ejemplo, que solo habían participado profesionales de la salud femeninas de mediana y avanzada edad, bien educadas, predominantemente blancas y no hispanas. Además, el estudio se basó en cuestionarios de frecuencia alimentaria y otras medidas autoinformadas, como altura, peso y presión arterial. Sin embargo, las fortalezas del estudio incluyen su gran escala y su largo periodo de seguimiento.

Los investigadores también señalaron que, a medida que el concepto de la dieta mediterránea ganó popularidad, la misma fue adaptada en diferentes países y culturas. “Los beneficios para la salud de la dieta mediterránea son reconocidos por los profesionales médicos, y nuestro estudio ofrece información sobre por qué la dieta puede ser tan beneficiosa”, afirmó Mora y concluyó que “las políticas de salud pública deberían promover las cualidades saludables de la dieta mediterránea y desincentivar las adaptaciones no saludables”.

Continue Reading

TENDENCIAS

Copyright © 1998 FUNDACION GRUPOCLAN prensagrupoclan@gmail.com