Connect with us

Tecnología

Grande como una rueda: así era el disco IBM 1301, uno de los pioneros del almacenamiento físico

La tecnológica estadounidense lanzó esa unidad un día como hoy, pero en 1961.

Published

on

Hace exactamente 63 años, la tecnológica IBM lanzaba al ruedo un producto emblemático, el disco 1301 que fue uno de los primeros medios de almacenamiento físico en la historia de la informática. Una cifra que a la luz de 2024 resulta irrisoria, aunque por entonces fue una grandísima evolución: esta unidad ofrecía una capacidad de 28 megabytes por módulo, una porción pequeñísima en comparación con los discos rígidos actuales.

IBM 1301, un mojón relevante en la historia del almacenamiento informático

¿Sabías que el primer disco rígido apareció en escena en 1956? Denominado 305, también lo desarrolló IBM y fue parte del equipo 305 RAMAC. Ese ingenio abrió paso a la posibilidad de almacenar información digital —como alternativa a las tarjetas perforadas y a los datos guardados en cintas—, y recién 15 años más tarde emergió el disquete, para iniciar el camino de la miniaturización y, en paralelo, una brutal expansión de las capacidades de guardado.

305 RAMAC tenía dimensiones inimaginables en la actualidad: era grande como una heladera industrial y pesaba casi una tonelada. Tanto, que su traslado requería de un montacargas y se entregaba a los compradores mediante aviones. Tratándose de un pionero, no sorprende que haya tenido sus limitaciones. ¿Las principales? Su único lector moviéndose entre las placas generaba retrasos y dado que el cabezal de escritura tocaba esos elementos, ocurrían dos variables indeseables: calentamiento y desgaste de los componentes.

Nuestro querido IBM 1301, que hoy celebra su aniversario, llegó en 1961 para reemplazar al modelo 305. Si tiene un espacio destacado en la historia de la informática es debido a las innovaciones que presentó en aquel tiempo. Según explica el Computer History Museum, su principal avance fue la incorporación de una tecnología denominada Air Beaning. En la práctica, incorporó un espacio de 5 micrómetros entre los discos alineados y el cabezal de escritura, mejorando de esa forma su durabilidad. Además, cada una de las planchas —de doble cara— tenía un lector propio. La unidad 1301 también era más espaciosa y veloz. Contaba con un total de 20 módulos, que almacenaban 28 megabytes cada uno.

El IBM 305 RAMAC pesaba una tonelada. (Foto: Wikimedia)
El IBM 305 RAMAC pesaba una tonelada. (Foto: Wikimedia)

Tal como vemos en las imágenes, cada uno de los discos tenía un tamaño impensado en la actualidad: grande como la rueda de un auto. Otro detalle jugoso: los que deseaban comprar una unidad debían pagar más de 115.000 dólares.

Hacia el siguiente año apareció el sucesor, el modelo 1311 que se destacó por incluir casetes reemplazables. De acuerdo al sitio Conclusión, ese modelo fue de veras popular en las empresas y se produjo por más de una década, hasta el año 1975.

Lo que sigue es conocido: disquetes de diversas pulgadas, discos rígidos cada vez más veloces y de mayor capacidad, y las nuevas plataformas de almacenamiento en la nube. Como fuere, en retrospectiva, es innegable que la invención del fisco magnético, que tuvo a IBM como principal impulsor, fue clave en la revolución de la informática, que luego de los 70′s trascendería a las universidades, laboratorios y empresas, para hacer pie en los hogares.

Una buena excusa para recordar a la unidad 1301 de IBM es su actualidad, a pesar del correr de las décadas. Según explican los especialistas, el mecanismo fundamental de los discos rígidos no ha cambiado desde entonces. Eso sí: de aquellos 1.000 kilogramos, hoy encontramos unidades que rondan los 600 gramos de peso.

Continue Reading

JUEGOS

Subí de rango en Free Fire con estos trucos y consejos

Si formás parte de las cofradías de gamers de este popular videojuego, necesitás conocer estas estrategias para tener partidas más exitosas.

Published

on

Free Fire es uno de los videojuegos de estilo Battle Royale más populares de los últimos tiempos. Su dinámica jugabilidad, sus constantes actualizaciones y su accesibilidad en dispositivos móviles crearon una comunidad global de fans que todos los días le dedican horas.

El juego tiene una fórmula simple, pero efectiva: es gratis, sus partidas son rápidas de hasta 50 jugadores, tiene gráficos decentes que funcionan en una amplia gama de dispositivos móviles, y un sistema de microtransacciones pay-to-win. Con esas características, la habilidad y la estrategia son los factores que determinan el éxito en el juego.

Si formás parte de las cofradías de gamers del Free Fire, necesitás conocer estos trucos y consejos para poder subir de rango rápidamente y tener partidas más exitosas.

VideoGame de batalla Free Fire. (Foto: Garena/Free Fire)
VideoGame de batalla Free Fire. (Foto: Garena/Free Fire)

Subir de rango en Free Fire requiere dedicación, práctica y una buena dosis de astucia. Con estos trucos y consejos, estarás en camino de convertirte en un jugador más habilidoso y alcanzar los rangos más altos del juego.

1. Elegí tu zona de aterrizaje con cuidado

Evitar caer en zonas concurridas al inicio de la partida te dará la oportunidad de equiparte bien y familiarizarte con el terreno sin la presión de enfrentamientos tempranos. Apuntá a zonas con edificios o cajas de botín, pero no las más populares.

2. Dominá el uso de las armas

Familiarizate con las diferentes armas y sus características. Experimentá con ellas en el modo de entrenamiento para aprender su manejo, retroceso y efectividad en diferentes distancias. Elegí las que mejor se adapten a tu estilo de juego y a la situación en la partida.

3. Practicá tu puntería

La puntería es fundamental en Free Fire. Dedicá tiempo a practicar en el modo de entrenamiento o en partidas personalizadas. Podés mejorar tu precisión contra objetivos estáticos y en movimiento, así como entrenando el control del retroceso de las armas.

4. Jugá en equipo

La comunicación y la coordinación son claves para el éxito en Free Fire. Participá con amigos o unite a un clan para formar equipos con los que puedas desarrollar estrategias, cubrirte las espaldas y aumentar tus posibilidades de victoria.

5. Aprende de tus errores

Analizá tus partidas para identificar tus errores y áreas de mejora. Observá cómo te eliminan y qué decisiones te llevaron a la derrota. Aprendé de tus experiencias para evitar cometer los mismos errores en el futuro.

6. Mantente actualizado:

Garena, la distribuidora del videojuego, lanza actualizaciones frecuentes que introducen nuevos elementos, ajustes y correcciones de errores. Mantenete al día con las últimas novedades para aprovechar al máximo las nuevas mecánicas y estrategias del juego.

Otros consejos para subir de tango en Free Fire

  • Mantenete alerta y movete constantemente

No te quedes quieto en un solo lugar. Caminá por el mapa para evitar ser un blanco fácil y busca siempre la mejor posición para atacar o defender.

  • Eliminá enemigos

Cuantos más elimines, más puntos obtendrás. Busca enfrentamientos, pero no te lances a la batalla sin un plan.

  • Preocupate por sobrevivir

Cuanto más tiempo sobrevivas en la partida, más puntos obtendrás. Evita caer al principio y jugá con cautela.

  • Prestá atención a las bonificaciones, hay por quedar entre los primeros puestos, por sobrevivir durante mucho tiempo y por eliminar a varios enemigos. Intentá cumplir con estos objetivos para obtener más puntos.
  • Utilizá las granadas, son muy útiles para eliminar enemigos escondidos o para aturdirlos antes de atacar.
  • Aprende a usar los vehículos, te permiten moverte rápidamente por el mapa y llegar a lugares estratégicos. Sin embargo, tené cuidado al usarlos, ya que pueden ser un blanco fácil para los enemigos.
  • Observa a los mejores jugadores, hay muchos profesionales de Free Fire que transmiten sus partidas en vivo o publican videos en YouTube. Miralos jugar y aprendé de sus estrategias.

Continue Reading

TENDENCIAS

Copyright © 1998 FUNDACION GRUPOCLAN prensagrupoclan@gmail.com