Connect with us

Bienestar

Por qué es un riesgo para la salud mirar el celular mientras se come

Una investigación evidenció que el uso del móvil durante las tres comidas diarias puede provocar el incremento de peso en los jóvenes

Published

on

Un estudio reciente de la Universidad de Kioto reveló que una tendencia entre los jóvenes como el uso del teléfono móvil durante las comidas puede conducir a un preocupante aumento de peso.

Esta investigación, liderada por el profesor Tomoro Fujiwara, expuso que los jóvenes participantes que utilizaban sus dispositivos mientras comían aumentaron, en promedio, tres kilos más que los que no.

Durante la investigación, se analizó a 213 estudiantes japoneses de entre 18 y 20 años. El objetivo principal del estudio era comprobar cómo el sabor y otras cualidades sensoriales de los alimentos influyen en el control del apetito.

Cómo influye el celular en la mente mientras se consumen alimentos

Es común usar el móvil durante las comidas pero puede desatención de los sabores que se experimentan. (Foto: Shutterstock)Es común usar el móvil durante las comidas pero puede desatención de los sabores que se experimentan. (Foto: Shutterstock)

El hallazgo principal del estudio fue que el uso del móvil durante las comidas distrae al cerebro, dificultando la percepción correcta de estas señales sensoriales y llevando a una ingesta excesiva de alimentos. Este fenómeno podría ser la causa principal del aumento de peso observado en las participantes del estudio.

Para llevar a cabo la investigación, los participantes fueron divididos en dos grupos: uno formado por jóvenes que usaban el smartphone durante las comidas y otro por aquellas que no lo hacían. Al inicio del estudio, todas los participantes fueron pesados y medidos para calcular su índice de masa corporal (IMC).

Tras tres años de seguimiento, los resultados indicaron una asociación entre el uso del móvil durante las comidas y los cambios en el peso corporal. Aquellos sujetos de prueba que utilizaban el dispositivo ganaron, en promedio, tres kilos más que las que no lo hacían.

La influencia del celular en el cerebro humano

Ver el celular durante la cena, obstaculiza la capacidad de reconcer cuándo fue suficiente comida. (Foto: Freepik)Ver el celular durante la cena, obstaculiza la capacidad de reconcer cuándo fue suficiente comida. (Foto: Freepik)

La investigación profundizó en cómo los sentidos involucrados en la recepción de alimentos, como el gusto, el olfato y la visión, interactúan entre sí y con el comportamiento alimentario.

El primer contacto sensorial con el alimento ocurre a través de los ojos, y el uso del móvil impide que se observe el plato, reduciendo así el efecto visual sobre el sabor.

Esta interrupción visual retrasa la percepción de la ingesta alimentaria en el cerebro, lo que puede llevar a una persona a comer más de lo que realmente necesita para sentirse saciada.

El uso del móvil ocasiona que no se disfrute la comida

Este hábito en casos extremos puede reducir o exacerbar el apetito. (Foto: Freepik)Este hábito en casos extremos puede reducir o exacerbar el apetito. (Foto: Freepik)

Este estudio pone en alerta sobre la importancia de prestar atención a los hábitos alimentarios, especialmente en la era de la tecnología móvil.

El fenómeno de comer frente al móvil no solo afecta la cantidad de alimentos consumidos, sino también la calidad de la experiencia alimentaria en sí misma.

La distracción ocasionada por el móvil puede hacer que la comida se disfrute menos, y altere la sensación de saciedad y satisfacción normal que deberíamos obtener al finalizar una comida.

Cómo reducir el impacto del celular en la alimentación

Se recomienda una dieta saludable junto a que cada comida esté alejada de dispositivos electrónicos. (Foto: Freepik)Se recomienda una dieta saludable junto a que cada comida esté alejada de dispositivos electrónicos. (Foto: Freepik)

Para combatir este problema, los expertos sugieren algunos cambios en los hábitos cotidianos. Entre estas recomendaciones, se encuentran:

  • Designar tiempos específicos libres de tecnología durante el día, especialmente a la hora de las comidas.
  • Al desconectar del móvil, se puede prestar atención plena a la comida, disfrutando de sus sabores y texturas, lo que a su vez facilita el reconocimiento temprano de las señales de saciedad.
  • Es importante educar sobre la importancia de la alimentación consciente. Atención durante las comidas puede ser una herramienta útil para combatir estos efectos negativos.

A través de la atención plena, se puede desarrollar una mayor conciencia de las señales del cuerpo, controlando mejor el apetito y evitando el excesivo consumo de alimentos.

El uso del celular debe tener restricciones

A medida que la tecnología evoluciona, se hace imprescindible adaptarse y encontrar un equilibrio que permita mantener hábitos saludables.

Este tipo de estudios no solo proporciona una visión clara sobre los peligros de usar el móvil durante las comidas, sino que también abre la puerta a futuras investigaciones que exploren más a fondo cómo las tecnologías emergentes afectan otros aspectos de la vida diaria.

Continue Reading

Bienestar

La dieta clave para vivir más, según la universidad de Harvard

De acuerdo con un nuevo estudio, este tipo de alimentación puede reducir un 23% el riesgo de mortalidad. Se encontró evidencia de cambios biológicos que podrían explicar estas mejoras en la longevidad.

Published

on

La dieta mediterránea se caracteriza por ser rica en verduras, frutas, frutos secos, semillas, cereales integrales y legumbres y su principal fuente de grasa es el aceite de oliva, especialmente el extra virgen. También incluye un consumo moderado de pescado, aves, lácteos y huevos y una ingesta limitada de carnes rojas, dulces y alimentos procesados.

En la actualidad, existen numerosos estudios científicos que avalan los beneficios de este patrón alimenticio para la salud y ahora una nueva investigación en la que participaron 25.315 mujeres estadounidenses a las que se siguió durante un periodo de hasta 25 años, encontró que las que tenían una buena adherencia a la dieta mediterránea tenían hasta un 23% menos riesgo de mortalidad por cualquier causa, con beneficios tanto para la salud cardiovascular, como para la prevención del cáncer.

Un plato de vegetales, ideal para una alimentación saludable. (Foto: Adobe Stock)
Un plato de vegetales, ideal para una alimentación saludable. (Foto: Adobe Stock)

El nuevo estudio fue realizado por investigadores del Hospital Brigham and Women’s, afiliado a la Universidad de Harvard, que hallaron evidencia de cambios biológicos que podrían explicar estas mejoras en la longevidad. “Para las mujeres que desean vivir más tiempo, nuestro estudio sugiere cuidar la dieta”, destacó Samia Mora, cardióloga y profesora de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y autora principal.

“Seguir un patrón dietético mediterráneo podría dar lugar a una reducción de aproximadamente una cuarta parte del riesgo de muerte en más de 25 años, con beneficios tanto para evitar el cáncer como la mortalidad cardiovascular, las principales causas de muerte a nivel mundial”, añadió. Los resultados del trabajo se publicaron en JAMA Network.

Beneficios a largo plazo de la dieta mediterránea

Los investigadores analizaron los beneficios a largo plazo de adherirse a una dieta mediterránea en una población estadounidense reclutada como parte del Estudio de Salud de las Mujeres y examinaron los mecanismos biológicos que podrían explicar los beneficios de la dieta. Para ello, evaluaron un panel de aproximadamente 40 biomarcadores que representan varias vías biológicas y factores de riesgo clínicos. Los biomarcadores del metabolismo y la inflamación fueron los más importantes, seguidos por las lipoproteínas ricas en triglicéridos, la adiposidad y la resistencia a la insulina.

“Nuestra investigación proporciona una visión significativa para la salud pública: incluso cambios modestos en los factores de riesgo establecidos para enfermedades metabólicas, particularmente aquellos relacionados con metabolitos de pequeñas moléculas, inflamación, lipoproteínas ricas en triglicéridos, obesidad y resistencia a la insulina pueden producir beneficios sustanciales a largo plazo al seguir una dieta mediterránea”, dijo el autor principal Shafqat Ahmad, profesor asociado de epidemiología en la Universidad de Uppsala, Suecia e investigador en el Centro de Metabolómica de Lípidos y la División de Medicina Preventiva del Brigham.

Una alimentación basada en una dieta mediterránea colabora para no subir de peso al dejar de fumar. (Foto: Adobe Stock)
Una alimentación basada en una dieta mediterránea colabora para no subir de peso al dejar de fumar. (Foto: Adobe Stock)

Los autores reconocieron ciertas limitaciones clave del estudio, por ejemplo, que solo habían participado profesionales de la salud femeninas de mediana y avanzada edad, bien educadas, predominantemente blancas y no hispanas. Además, el estudio se basó en cuestionarios de frecuencia alimentaria y otras medidas autoinformadas, como altura, peso y presión arterial. Sin embargo, las fortalezas del estudio incluyen su gran escala y su largo periodo de seguimiento.

Los investigadores también señalaron que, a medida que el concepto de la dieta mediterránea ganó popularidad, la misma fue adaptada en diferentes países y culturas. “Los beneficios para la salud de la dieta mediterránea son reconocidos por los profesionales médicos, y nuestro estudio ofrece información sobre por qué la dieta puede ser tan beneficiosa”, afirmó Mora y concluyó que “las políticas de salud pública deberían promover las cualidades saludables de la dieta mediterránea y desincentivar las adaptaciones no saludables”.

Continue Reading

TENDENCIAS

Copyright © 1998 FUNDACION GRUPOCLAN prensagrupoclan@gmail.com