Connect with us

RECETAS

Receta de flan casero rápida y fácil

Este postre emblemático, con su sabor y textura única, aporta con cada bocado una porción de nostalgia y felicidad

Published

on

El flan casero es uno de esos postres que nos transporta directamente a la infancia. Es ese tipo de dulce que, con su textura suave y cremosa, junto a su inconfundible caramelo líquido, ha sido protagonista de muchas mesas y celebraciones familiares. Este clásico de la repostería no solo es apreciado por su deliciosa simplicidad, sino también por la magia de su preparación, que combina ingredientes básicos en algo extraordinariamente especial.

Su origen es tan antiguo que se remonta a la época del Imperio Romano, donde se le conocía como ‘tyropatina’. Desde entonces, ha evolucionado en diversas culturas, adaptándose a los paladares locales y variando en textura y sabor. Hoy, el flan es un postre querido en muchos países, y cada receta familiar puede tener su propio toque secreto, aunque la base siempre suele llevar huevos, leche y azúcar. Es ideal para cualquier ocasión, desde un fin de semana en familia hasta una celebración más formal.

Receta de flan casero

Conseguir el balance perfecto en la textura del flan es un arte culinario. (Getty)Conseguir el balance perfecto en la textura del flan es un arte culinario. (Getty)

El flan casero es una receta sencilla pero que requiere precisión en su preparación para lograr esa textura perfecta y ese balance ideal entre el huevo y la leche. Comienza con la elaboración de un caramelo suave que se vierte en la base de cada molde, seguido por una mezcla batida de huevos, leche y azúcar. Esta mezcla se vierte sobre el caramelo y luego se cocina a baño María, lo cual permite que el flan se cocine de manera uniforme y adquiera su textura característica.

Tiempo de preparación

Preparar un flan casero toma aproximadamente 1 hora y 15 minutos en total. Este tiempo incluye cerca de 10 minutos para preparar el caramelo y verterlo en los moldes, 5 minutos para batir los ingredientes del flan, y unos 50 minutos de cocción a baño María. Es recomendable dejar enfriar el flan en el refrigerador por al menos 4 horas para que adquiera la consistencia ideal, por lo que es perfecto prepararlo con antelación.

Ingredientes

Los huevos son esenciales para un buen flan casero. (Imagen ilustrativa Infobae)Los huevos son esenciales para un buen flan casero. (Imagen ilustrativa Infobae)
  • 1 taza de azúcar para el caramelo.
  • 4 huevos grandes.
  • 1 lata (395 g) de leche condensada.
  • 1 medida de la lata de leche entera (usar la lata de leche condensada vacía para medir).
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional).

Cómo hacer flan casero, paso a paso

  1. Comienza por preparar el caramelo: en una sartén a fuego medio, vierte la taza de azúcar hasta que se derrita y tome un color ámbar. Distribuye el caramelo rápidamente en el fondo de los moldes individuales o en un molde grande.
  2. En un bol, bate los huevos junto con la leche condensada, la leche entera y la esencia de vainilla hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Vierte esta mezcla cuidadosamente sobre el caramelo en cada molde.
  4. Coloca los moldes en una bandeja para hornear profunda y añade agua caliente hasta alcanzar la mitad de la altura de los moldes para cocinarlos a baño María.
  5. Hornea a 175°C (350°F) durante aproximadamente 50 minutos o hasta que al insertar un cuchillo, este salga limpio.
  6. Deja enfriar completamente a temperatura ambiente antes de refrigerar. Refrigera durante al menos 4 horas antes de desmoldar.
  7. Para desmoldar, pasa un cuchillo por el borde del molde y voltea el flan sobre un plato. El caramelo líquido deberá cubrir su superficie.
Continue Reading

RECETAS

DELICIOSO || Budín de calabaza: una receta práctica y original

La receta de budín de calabaza es poco conocida en nuestro país, pero que puede volverse tu nuevo favorito durante esta temporada otoñal

Published

on

El budín de calabaza es un bizcochuelo que destaca por su sabor distinto y su textura suave y esponjosa. La mezcla de la calabaza, que aporta un dulzor natural, con la consistencia de un budín, crea una combinación riquísima que va a ser irresistible para cualquier goloso

Esta preparación es una excelente opción para disfrutar en cualquier época del año, pero su encanto se hace todavía más exquisito con la llegada de los días más fríos. Este budín es ideal para acompañar una tarde junto a un café caliente o una ronda de mates.

Además del placer gastronómico que ofrece, el budín de calabaza también tiene sus beneficios nutricionales. La calabaza es una excelente fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes, lo que añade un valor nutritivo adicional a este postre, haciéndolo una opción que combina lo delicioso con lo saludable.

Budín de calabaza: una receta práctica y original
Servilo tibio durante la merienda y sorprendé a tu familia

Ingredientes

  • 400 g de calabaza
  • 250 g de harina de trigo
  • 200 g de azúcar mascabo
  • 100 ml de aceite
  • 2 huevos grandes
  • 100 ml de leche
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • ½ cucharadita de jengibre en polvo
  • ½ cucharadita de nuez moscada
  • Una pizca de sal

Preparación del budín de calabaza

  1. Horneá trozos de calabaza hasta que estén tiernos, y después trituralos en una procesadora de alimentos hasta obtener una consistencia suave.
  2. En un bowl grande, mezclá la harina, el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear, la canela, el jengibre, la nuez moscada y la sal. Asegurate de que todos los ingredientes estén bien integrados y no queden grumos.
  3. En otro bowl, batí los huevos con el azúcar moreno hasta que la mezcla esté esponjosa.
  4. Agregá el aceite vegetal, la leche y el puré de calabaza, mezclando hasta obtener una masa homogénea.
  5. Incorporá poco a poco los ingredientes secos a la mezcla húmeda, mezclando despacito hasta que esté todo bien integrado.
  6. Precalentá el horno a 180 °C.
  7. Vertí la mezcla en un molde para budín previamente enmantecada y enharinada.
  8. Horneá durante 50-60 minutos o hasta que al pincharlo con un palillo en el medio, este salga limpio.
  9. Dejá enfriar el budín en el molde durante unos minutos antes de desmoldarlo.
  10. Decorá con azúcar impalpable.

¡A disfrutar!

Continue Reading

TENDENCIAS

Copyright © 1998 FUNDACION GRUPOCLAN prensagrupoclan@gmail.com