Connect with us

Bienestar

Estos son los beneficios poco conocidos del morrón para la salud

Los especialistas destacan que este vegetal aporta beneficios para la salud, como la protección contra enfermedades crónicas y el apoyo al sistema inmunológico

Published

on

El morrón, también conocido como pimiento, es un vegetal que tiene sus raíces en Centroamérica, debido a que requiere temperaturas aproximadas de 20 grados centígrados para su óptimo crecimiento. Sin embargo, en la actualidad, su cultivo y consumo se han extendido globalmente. Según especialistas este alimento se ha ganado el aprecio internacional en sus diversas variantes, no solo por su sabor flexible y compatible con múltiples platos, sino también por sus importantes beneficios para la salud.

¿Cuáles son los beneficios del morrón para la salud?

El morrón se distingue por su elevada concentración de vitamina C, la cual sobrepasa a la de reconocidas frutas cítricas y el kiwi, otorgándole un papel crucial en la síntesis y reparación del tejido celular. Gracias a su acción antioxidante, este vegetal es vital para la prevención del envejecimiento celular y facilita la absorción de hierro de otros alimentos consumidos.

  • Ayuda a la prevención de enfermedades cardiovasculares por su alto contenido de vitaminas A y C, y antioxidantes.
  • Elevada cantidad de vitamina C, superando a la naranja y al kiwi, la cual mejora la absorción del hierro y combate la anemia.
  • Los capsaicinoides en los pimientos picantes pueden reducir la ingesta de sal, mejorar los valores de colesterol y disminuir el riesgo de hipertensión.
  • La beta-criptoxantina, que el cuerpo convierte en vitamina A, puede reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer, incluyendo el de vejiga, colon, y pulmón.
  • Protección neuronal y retraso del deterioro cognitivo gracias a las antocianinas.
  • Los pimientos rojos aportan una cantidad significativa de fibra con pocas calorías, favoreciendo la digestión y previniendo el cáncer de colon.
  • Contribuyen a la sensación de saciedad, lo que es beneficioso para el mantenimiento o la disminución del peso corporal.
  • El magnesio, el potasio, y la vitamina B6 presentes en los pimientos fortalecen la salud muscular y el buen funcionamiento del sistema inmunológico.
Los morrones contribuyen a la sensación de saciedad y ayudan al control del peso (SADER)Los morrones contribuyen a la sensación de saciedad y ayudan al control del peso (SADER)

¿Qué tipo de morrón tiene más vitamina C?

Los morrones se presentan en una variedad de colores, existe el verde, amarillo, rojo y naranja, los cuales indican diferentes etapas de madurez del fruto y, por consiguiente, varían en su composición nutricional.

De acuerdo con información del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, estos vegetales ofrecen distintas cantidades de vitamina C por cada 100 gramos: el pimiento verde aporta 99.5 mg, el amarillo 139 mg, el rojo 142 mg, y el naranja lidera con 158 mg, siendo este último el que proporciona la mayor concentración de vitamina C.

Los pimientos pueden ser incorporados en la dieta diaria a través de ensaladas, pastas, salsas y guisos (Imagen Ilustrativa Infobae).Los pimientos pueden ser incorporados en la dieta diaria a través de ensaladas, pastas, salsas y guisos (Imagen Ilustrativa Infobae).

5 ideas para sumar el morrón a la dieta diaria

Los morrones se pueden añadir a la alimentación a través de ensaladas, pastas, salsas, guisos, rellenos, entre otras preparaciones, gracias a su versatilidad como vegetal que se ajusta a diferentes gustos y regímenes dietéticos. Algunas maneras de sumarlos pueden ser:

  • Ensaladas: Mezclar pimientos rojos, verdes y amarillos cortados en tiras con hojas verdes, queso feta, aceitunas y un aderezo de aceite de oliva y balsámico para una ensalada mediterránea refrescante y nutritiva.
  • Pastas: Saltear pimientos de varios colores con ajo y aceite de oliva para agregarlos a tu pasta favorita, complementando con albahaca fresca y queso rallado para un plato rápido y lleno de sabor.
  • Salsas: Preparar una salsa de pimientos asados triturándolos con tomates, ajo, aceite de oliva, y hierbas, perfecta para acompañar carnes, pescados o como base para pizzas caseras.
  • Guisos: Integrar pimientos picados en cubos a guisos de lentejas o carne, donde su dulzor natural enriquece la profundidad del sabor del plato principal a medida que se cocina a fuego lento.
  • Rellenos: Utilizar pimientos de colores para rellenos de arroz integral, carne picada, maíz, y especias, horneándolos hasta que estén tiernos. Esta preparación combina bien con una salsa de yogur al limón para un toque fresco.
Continue Reading

Bienestar

La tecnología pone en jaque a la creación de recuerdos

Columnista invitada (*) | El hipocampo es la parte del cerebro que interviene en nuestro aprendizaje ayudándonos a consolidar los conocimientos que vamos adquiriendo. La educación actual está desafiada por las nuevas habilidades con las que llegan los alumnos más chicos.

Published

on

Este caballito de mar no quiere memoria de pez, requiere de emoción para crear recuerdos más duraderos. Se trata del hipocampo: una parte del cerebro que tiene forma de caballito de mar y, de allí, su nombre. ste absorbe el medio, procesa la información y, para almacenarla, la distribuye hacia diferentes regiones de la corteza cerebral o córtex, que es la capa más externa. En cuanto más corteza abarca, mejor se mantendrá la memoria a largo plazo, entonces, aprender cosas nuevas será pan comido.

En la búsqueda de un aprendizaje eficaz y duradero, encontramos que es ideal activar toda la corteza cerebral. A diferencia de aquellas épocas en que el sistema educativo se basaba en la memorización digamos, “sin sentido”, hoy en día se recomienda que el aprendiz experimente la mayor cantidad de sentidos posibles. (Igualmente, no dejes de leer mi artículo sobre reglas mnemotécnicas para ver algunas de sus ventajas… entre ellas, cuando apelan a más de un sentido).

La zona del cerebro donde se encuentra en hipocampo. (Foto: Adobe Stock)
La zona del cerebro donde se encuentra en hipocampo. (Foto: Adobe Stock)

¿Cómo hacemos para salpicar más regiones del córtex? Puede ser con objetos manipulativos, imágenes o videos. También con historias que despiertan la imaginación. Y, por qué no, sencillamente, con cambios de voz, gestos y miradas propias del contacto humano. Como personas que transmiten conocimiento, sin dudas, los profes muchas veces somos actores de primera; y un guía de turismo memorable lleva consigo fotos plastificadas para ilustrar mejor su explicación.

Ahora, ¿qué pasa con el tiburón que es la tecnología digital?

Una maestra de larga data me decía que los niños tienen desarrollados otros músculos en la mano comparados con sus alumnos de cuando comenzó su carrera. Lamenta que se esté perdiendo la motricidad fina y que cueste cortar con tijera o escribir con lápiz de manera legible. Acelerada por las clases a distancia de 2020, ella se zambulló más en el mundo virtual y cree que los niños se subieron a la ola de la tecnología precozmente.

La aparente necesidad de inmediatez se contradice con los tiempos naturales. Por ejemplo, al escribir letra por letra a mano, el cerebro se toma el tiempo para “escuchar” lo que está escribiendo paso a paso. En cambio, frente a un teclado, el clic-clac es monótono y veloz y enseguida aparece el símbolo en la pantalla. Tipear con un dedo es mucho más rápido que “dibujar” la letra. (Al leer la palabra “dibujar” naturalmente desacelero y extiendo el sonido de la “a” para que el texto tenga más sentido… ¿Te pasó lo mismo, querido lector?).

Entonces, si bien es cierto que un video puede ser lo más eficaz para enseñar temas de ciencias, demasiada tecnología deja de lado bastantes regiones del córtex y va en contra de la actual recomendación de enseñar a través de experiencias. Si lo pensamos, alcanzaría más corteza cerebral el característico olor de la mina del lápiz, la presión en el papel, buscar una goma de borrar, soplar los restos o empujarlos con el dedo y, si tenemos que sacar punta, podemos ver el trabajo que venimos haciendo, admirarlo u odiarlo. Otro aspecto que gusta al hipocampo es el trabajo en pares o en equipo. Consultar a un amigo, exponer ideas, escuchar a los más expertos y plantear dudas son experiencias enriquecedoras.

Y les dejo la frutillita del postre: cuando estas interacciones ocurren en un marco de alegría, entusiasmo y satisfacción en un ambiente estimulante y rico en desafíos, no solo se incrementan las nuevas conexiones neuronales sino que incluso ¡aumenta la cantidad de neuronas! Eso se traduce en mayores habilidades cognitivas y capacidad para resolver problemas… todo gracias a las emociones positivas que percibe el caballito de mar en un océano de información.

Lía V. Duret Velasco, Máster en Educación, Traductora Pública de inglés, Especialista en enseñanza de español como L2 o extranjera Health Coach-Trofóloga.

Continue Reading

TENDENCIAS

Copyright © 1998 FUNDACION GRUPOCLAN prensagrupoclan@gmail.com