Connect with us

Bienestar

El consumo de yogurt estaría vinculado a un menor riesgo de diabetes, según la FDA

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos destacó el papel de la nutrición en la prevención de enfermedades crónicas

Published

on

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha permitido a los fabricantes de yogurt incluir en sus etiquetas que su consumo puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes tipo 2, así lo detalló Telemundo 51.

Esta decisión se toma a pesar de que la evidencia científica que respalda esta afirmación es limitada, revolucionando las pautas de marketing y etiquetado para productos lácteos. El aval otorgado a Danone North America, una subsidiaria de la gigante francesa de alimentos, en marzo, marcó un punto de inflexión en cómo la industria puede comunicar los beneficios de salud de sus productos a los consumidores.

La aprobación de la FDA se basó en lo que se denomina una “declaración de propiedades saludables calificada”, una categoría especial que permite ciertas afirmaciones basadas en evidencia creíble, aunque no concluyente. Aunque esta regulación ha estado en vigor para suplementos dietéticos desde el año 2000 y para alimentos desde 2002, su aplicación ha sido motivo de debate dentro de la comunidad científica y de defensa del consumidor. Según informes, consumir un mínimo de dos tazas (aproximadamente 473 mililitros) de yogurt por semana podría estar vinculado con una menor incidencia de este padecimiento, que actualmente afecta a unos 36 millones de estadounidenses.

“Existe cierto apoyo, pero no un acuerdo significativo”, señaló la FDA sobre las pruebas científicas detrás de la relación entre el consumo de yogurt y una menor tasa de diabetes tipo 2. Esta declaración resalta la complejidad y la precaución con que la agencia aborda las afirmaciones de salud en la alimentación, balanceando entre el potencial beneficio para la salud pública y la integridad científica. A pesar de que el yogurt no contiene ningún nutriente específico que prevenga directamente la diabetes, la evidencia sugiere una asociación positiva general con la reducción de ciertos biomarcadores relacionados con un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Investigadores examinan evidencia sobre el yogurt y la prevención de diabetes, tras decisión histórica de la FDA (Imagen ilustrativa Infobae)Investigadores examinan evidencia sobre el yogurt y la prevención de diabetes, tras decisión histórica de la FDA (Imagen ilustrativa Infobae)

Sin embargo, esta decisión no ha estado exenta de críticas. Desde sectores de defensa al consumidor, como el Center for Science in the Public Interest, se han levantado voces que advierten sobre el riesgo de malinterpretación de estas afirmaciones. Se argumenta que ningún alimento por sí solo puede disminuir el riesgo de una enfermedad ligada a un patrón dietético completo y que el incentivo al consumo de yogures, especialmente aquellos con azúcares añadidos y mezclas poco saludables, podría contrarrestar los efectos beneficiosos esperados. “De hecho, el cambio de etiqueta podría aumentar el riesgo de diabetes”, expresaron desde el grupo, subrayando la importancia de un enfoque dietético integral en la prevención de enfermedades.

La experta en políticas alimentarias, Marion Nestlé, calificó las afirmaciones basadas en evidencia limitada como “ridículas a primera vista”. Este punto de vista refleja la preocupación de que la regulación pueda llevar a conclusiones precipitadas sobre los beneficios de alimentos específicos sin una base de pruebas rigurosa y abarcadora. La controversia subraya la brecha entre los hallazgos de investigaciones puntuales y las guías de salud pública, que deben navegar entre la ciencia emergente y las necesidades informativas de la población.

En respuesta, los fabricantes de yogurt defienden el potencial de su producto como parte de una dieta equilibrada y variada, apoyándose en la autorización de la FDA para promover un mensaje positivo sobre el yogurt y la salud. La decisión de la FDA y la discusión subsiguiente ilustra la compleja interacción entre nutrición, mercadeo y ciencia, una dinámica que seguramente continuará evolucionando a medida que surjan más investigaciones.

Continue Reading

Bienestar

Incontinencia urinaria: solo 3 de cada 10 pacientes consultan con un especialista

Aunque es un problema común, especialmente en mujeres, muchas veces se evita buscar ayuda por distintos motivos, lo que empeora la calidad de vida. Cuáles son los tratamientos

Published

on

La incontinencia urinaria, que es la pérdida de orina de forma involuntaria, es un problema del que se habla poco, pero que afecta principalmente a las mujeres y su incidencia aumenta con la edad. Por vergüenza temor, pocas personas acuden a consulta médica, lo que limita sus actividades sociales y deportivas, afectando su calidad de vida.

De acuerdo al doctor Norberto Bernardo, médico urólogo, Director del Centro Argentino de Urología (CAU), “distintos relevamientos señalan que solo 3 de cada 10 personas con incontinencia acuden a la consulta y siguen un tratamiento. El resto se acostumbra a convivir con los episodios de incontinencia y ve afectada su calidad de vida, con restricciones a nivel de relaciones sociales, familiares, laborales y para la realización de actividades deportivas, entre otras”, afirmó.

Entre los diferentes tipos de incontinencias están aquellas que surgen ante la realización de un esfuerzo, como puede ser toser, estornudar, reír, levantar algo pesado, realizar una práctica deportiva o levantarse súbitamente. Otras son las que se presentan con urgencias, deseos imperiosos de orinar, que cuesta diferir. Pero si bien existen muchos otros tipos de incontinencia, las más frecuentes son aquellas llamadas mixtas, que incluyen las pérdidas por esfuerzo y también aquellas motivadas por urgencias.

Las mujeres deben visitar al urólogo al menos una vez, especialmente en la posmenopausia, para prevenir problemas urinarios (Imagen Ilustrativa Infobae)Las mujeres deben visitar al urólogo al menos una vez, especialmente en la posmenopausia, para prevenir problemas urinarios (Imagen Ilustrativa Infobae)

“El embarazo en sí mismo, aún con nacimiento por cesárea, es un factor de riesgo para sufrir incontinencia en el futuro Eso sucede porque la musculatura se va relajando, sobre todo en aquellas que tuvieron partos que requirieron un gran esfuerzo. Con el tiempo, también pueden influir los cambios hormonales propios de la menopausia, que ocasionan una disminución de la fortaleza de los tejidos y una relajación de la musculatura. Esto no significa que todas las mujeres que vivieron partos con esfuerzo o que han entrado en la menopausia vayan a desarrollar incontinencia, es solo que son circunstancias que incrementan el riesgo”, sostuvo la doctora Paula Grinstein, médica uróloga, staff del Centro Argentino de Urología (CAU).

Cómo es el tratamiento

Es importante destacar que cuánto más precozmente se establezca el diagnóstico, mayor será la cantidad de opciones que se le puede dar a la paciente para fortalecer la musculatura y tratar de reconstituir las condiciones que tenía antes de empezar a perder orina.

Por un lado, existen medicamentos que contribuyen a estabilizar la vejiga y facilitan el control a través de receptores que actúan sobre la pared de la vejiga, recuperando la continencia.

Ejercicicos Kegel y kinesiología ayudan a fortalecer la musculatura del piso pelvianoEjercicicos Kegel y kinesiología ayudan a fortalecer la musculatura del piso pelviano

Por otro lado, la kinesiología cuenta con distintas herramientas para aumentar el fortalecimiento de la musculatura, incluyendo también novedosas tecnologías a partir de estímulos electromagnéticos al músculo del piso pelviano, que al estimular sus contracciones a una cantidad de veces por segundo que sería imposible de realizar solamente con la voluntad, logran fortalecerlo en un periodo relativamente rápido y revertir la situación.

“El estímulo electromagnético consiste en una silla que tiene un generador donde las pacientes se sientan durante un lapso de 28 minutos y en ese tiempo reciben aproximadamente 4.000 estímulos por segundo. No hay ninguna posibilidad de que la voluntad logre contraer un músculo ni remotamente esa cantidad de veces por segundo. Esto es absolutamente pasivo y esa estimulación logra fortalecer de manera muy intensa toda esa musculatura que ha estado relajada. A mayor tono muscular se eleva la posición de la vejiga y se logra eliminar la incontinencia en los casos leves y morigerarla significativamente en los casos más moderados o severos”, consignó el doctor Bernardoquien también es Jefe de Urología del Hospital de Clínicas José de San Martín (UBA) y profesor titular de Urología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Bs. As.

El embarazo y los partos con esfuerzo son factores de riesgo para desarrollar incontinencia urinaria en el futuro (Imagen Ilustrativa Infobae)El embarazo y los partos con esfuerzo son factores de riesgo para desarrollar incontinencia urinaria en el futuro (Imagen Ilustrativa Infobae)

“Mientras que, para los casos más severos, existe también la alternativa de la cirugía, una de las cuales consiste en la colocación de una malla de refuerzo, que es una intervención ambulatoria y con tiempos de recuperación muy cortos”, completó.

En opinión de la doctora Grinstein, es muy importante que toda mujer visite al menos una vez al urólogo, sobre todo aquellas que se encuentran en la etapa de la posmenopausia.

“El hombre tiene más asimilada la consulta urológica, generalmente asociada al control de su próstata, pero la mujer elude la visita y se acostumbra a vivir con ciertas alteraciones y hábitos miccionales que no deben ser normalizados, porque -además- tarde o temprano son conductas que pueden terminar afectando el funcionamiento de la vejiga”, subrayó.

“Es fundamental que, ante cualquier síntoma o modificación de los hábitos urinarios, tanto la mujer como el hombre sepan que son situaciones reversibles y que diagnosticarlas y tratarlas permite recuperar la calidad de vida que poco a poco se fue perdiendo”, concluyó el doctor Bernardo.

Continue Reading

TENDENCIAS

Copyright © 1998 FUNDACION GRUPOCLAN prensagrupoclan@gmail.com