Connect with us

Bienestar

La seis claves para que los hijos tengan hábitos alimenticios saludables

Los padres deben ser modelos de una alimentación balanceada con elecciones nutricionales inteligentes tanto en casa como fuera de ella. La importancia del sueño.

Published

on

Llevar un estilo de vida saludable es ya de por sí bastante difícil para los adultos, incluso aunque conozcan los beneficios a largo plazo. El desafío mayor es conseguir que los hijos también adopten decisiones saludables.

El doctor Alexander Laceras, médico familiar del Hospital Houston Methodist, comenta que “los comportamientos que benefician nuestra salud física y nuestro bienestar mental requieren disciplina y autocontrol. Y esos son atributos que un niño todavía está desarrollando y perfeccionando”.

El experto indica que lo mejor que puede hacer un padre es ser un buen modelo de comportamiento saludable para que sus hijos imiten. “Tu hijo te está observando todo el tiempo, así que es importante que tú des el ejemplo de cómo debe ser un estilo de vida saludable”, subraya Laceras.

Consejos para lograr un estilo de vida saludable en casa:

  • Mantenerse activo: la actividad física beneficia la salud en general, ayuda a desarrollar músculos y huesos fuertes, mejora el estado de ánimo, promueve la buena salud del corazón y más”. Niños y adolescentes deben realizar por lo menos 60 minutos de actividad física todos los días.
  • Dar prioridad a los alimentos nutritivos. “Las investigaciones demuestran que los hábitos nutricionales de los padres determinan el comportamiento alimentario y la elección de alimentos de los hijos a futuro”, afirma el especialista.

Seis claves para una alimentación sana:

  1. Comer comidas bien equilibradas, llenas de verduras, frutas, cereales integrales, proteínas magras, lácteos bajos en grasa, legumbres, frutos secos y semillas.
  2. Elegir alimentos integrales siempre que sea posible y que suelen estar en el perímetro exterior del supermercado o los que sólo se han procesado mínimamente antes de envasarlos.
  3. Evitar métodos de cocción y técnicas de condimentación poco saludables, como freír y añadir queso o manteca innecesarios.
  4. Servir raciones de tamaño adecuado, que pueden variar en función de la edad y otros factores.
  5. Tener a la mano golosinas saludables, como fruta, palitos de apio, zanahorias y hummus, yogurt bajo en grasa con fruta y galletas integrales.
  6. Limitar alimentos procesados. Ningún alimento debería estar completamente prohibido, pero los alimentos procesados no deben ser fomentados en la dieta de los hijos. Este es un consejo que también deben tener en cuenta los adultos, ya que los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, calculan que casi 60% de las calorías del estadounidense promedio proceden de alimentos procesados.

“Los alimentos procesados suelen tener un alto contenido en aditivos como la sal, las grasas saturadas y el azúcar añadido, o peor aún, contienen grasas trans”, explica el Dr. Laceras, médico familiar del Hospital Houston Methodist. “Estos pueden ser sumamente perjudiciales para la salud de tu hijo y deben de limitarse”, añadió.

Siempre es aconsejable tener una fruta a mano (Adobe Stock)
Siempre es aconsejable tener una fruta a mano (Adobe Stock)

Los alimentos procesados suelen ser principalmente “calorías vacías”, esto significa que carecen de cualquier nutrición significativa, sin que las calorías sirvan para nada más allá de un shot de energía inmediata.

Algunos ejemplos de alimentos procesados que conviene limitar o evitar son:

  • gaseosas, bebidas deportivas, té dulce y limonada con azúcar.
  • Comida rápida y comidas congeladas.
  • Dulces, incluidos los caramelos duros, las barritas de chocolate y los chicles dulces o ácidos.
  • Facturas, galletas, donas y productos de panadería envasados.

“Comprueba siempre las etiquetas nutricionales cuando elijas los alimentos que les vas a dar a tus hijos”, recomienda Laceras.

Fomentar buenos hábitos de sueño

“El sueño es esencial para una buena salud, y los niños necesitan dormir más que sus padres”, afirma Laceras. “Mientras que los adultos sólo necesitan unas ocho horas por noche, los niños necesitan 10 horas o más dependiendo de su edad”.

Los rituales, como las comidas en familia, refuerzan el sentido de pertenencia y la seguridad en los vínculos familiares. Foto: VisualProduction - stock.adobe.com
Los rituales, como las comidas en familia, refuerzan el sentido de pertenencia y la seguridad en los vínculos familiares. Foto: VisualProduction – stock.adobe.com

Además de dormir lo suficiente, es importante que los niños duerman bien. Algunos consejos de higiene del sueño para que los hijos duerman lo mejor posible:

  • Conocer las horas de sueño que el chico necesita y establecer un horario.
  • Acostarse a la misma hora todas las noches, incluso los fines de semana.
  • Crear un entorno que favorezca el sueño, como una habitación fresca, oscura, silenciosa y libre de dispositivos.
  • Apagar los dispositivos y la televisión una hora antes de acostarse.
  • Seguir una rutina para relajarse, como leer o darse un baño caliente antes de acostarse.

“Mantener los dispositivos fuera de las habitaciones a la hora de dormir puede ser una regla especialmente importante”, comenta Laceras. “Es importante saber cómo utiliza tu hijo su dispositivo, así como cuándo y con qué frecuencia”, enfatiza el especialista en medicina familiar del Hospital Houston Methodist.

“Cada padre tendrá su propio conjunto de reglas, pero una regla general es limitar a los niños a alrededor de dos horas de tiempo de televisión por día, y sólo después de completar responsabilidades como deberes y tareas”, concluyó.

Continue Reading

Bienestar

Incontinencia urinaria: solo 3 de cada 10 pacientes consultan con un especialista

Aunque es un problema común, especialmente en mujeres, muchas veces se evita buscar ayuda por distintos motivos, lo que empeora la calidad de vida. Cuáles son los tratamientos

Published

on

La incontinencia urinaria, que es la pérdida de orina de forma involuntaria, es un problema del que se habla poco, pero que afecta principalmente a las mujeres y su incidencia aumenta con la edad. Por vergüenza temor, pocas personas acuden a consulta médica, lo que limita sus actividades sociales y deportivas, afectando su calidad de vida.

De acuerdo al doctor Norberto Bernardo, médico urólogo, Director del Centro Argentino de Urología (CAU), “distintos relevamientos señalan que solo 3 de cada 10 personas con incontinencia acuden a la consulta y siguen un tratamiento. El resto se acostumbra a convivir con los episodios de incontinencia y ve afectada su calidad de vida, con restricciones a nivel de relaciones sociales, familiares, laborales y para la realización de actividades deportivas, entre otras”, afirmó.

Entre los diferentes tipos de incontinencias están aquellas que surgen ante la realización de un esfuerzo, como puede ser toser, estornudar, reír, levantar algo pesado, realizar una práctica deportiva o levantarse súbitamente. Otras son las que se presentan con urgencias, deseos imperiosos de orinar, que cuesta diferir. Pero si bien existen muchos otros tipos de incontinencia, las más frecuentes son aquellas llamadas mixtas, que incluyen las pérdidas por esfuerzo y también aquellas motivadas por urgencias.

Las mujeres deben visitar al urólogo al menos una vez, especialmente en la posmenopausia, para prevenir problemas urinarios (Imagen Ilustrativa Infobae)Las mujeres deben visitar al urólogo al menos una vez, especialmente en la posmenopausia, para prevenir problemas urinarios (Imagen Ilustrativa Infobae)

“El embarazo en sí mismo, aún con nacimiento por cesárea, es un factor de riesgo para sufrir incontinencia en el futuro Eso sucede porque la musculatura se va relajando, sobre todo en aquellas que tuvieron partos que requirieron un gran esfuerzo. Con el tiempo, también pueden influir los cambios hormonales propios de la menopausia, que ocasionan una disminución de la fortaleza de los tejidos y una relajación de la musculatura. Esto no significa que todas las mujeres que vivieron partos con esfuerzo o que han entrado en la menopausia vayan a desarrollar incontinencia, es solo que son circunstancias que incrementan el riesgo”, sostuvo la doctora Paula Grinstein, médica uróloga, staff del Centro Argentino de Urología (CAU).

Cómo es el tratamiento

Es importante destacar que cuánto más precozmente se establezca el diagnóstico, mayor será la cantidad de opciones que se le puede dar a la paciente para fortalecer la musculatura y tratar de reconstituir las condiciones que tenía antes de empezar a perder orina.

Por un lado, existen medicamentos que contribuyen a estabilizar la vejiga y facilitan el control a través de receptores que actúan sobre la pared de la vejiga, recuperando la continencia.

Ejercicicos Kegel y kinesiología ayudan a fortalecer la musculatura del piso pelvianoEjercicicos Kegel y kinesiología ayudan a fortalecer la musculatura del piso pelviano

Por otro lado, la kinesiología cuenta con distintas herramientas para aumentar el fortalecimiento de la musculatura, incluyendo también novedosas tecnologías a partir de estímulos electromagnéticos al músculo del piso pelviano, que al estimular sus contracciones a una cantidad de veces por segundo que sería imposible de realizar solamente con la voluntad, logran fortalecerlo en un periodo relativamente rápido y revertir la situación.

“El estímulo electromagnético consiste en una silla que tiene un generador donde las pacientes se sientan durante un lapso de 28 minutos y en ese tiempo reciben aproximadamente 4.000 estímulos por segundo. No hay ninguna posibilidad de que la voluntad logre contraer un músculo ni remotamente esa cantidad de veces por segundo. Esto es absolutamente pasivo y esa estimulación logra fortalecer de manera muy intensa toda esa musculatura que ha estado relajada. A mayor tono muscular se eleva la posición de la vejiga y se logra eliminar la incontinencia en los casos leves y morigerarla significativamente en los casos más moderados o severos”, consignó el doctor Bernardoquien también es Jefe de Urología del Hospital de Clínicas José de San Martín (UBA) y profesor titular de Urología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Bs. As.

El embarazo y los partos con esfuerzo son factores de riesgo para desarrollar incontinencia urinaria en el futuro (Imagen Ilustrativa Infobae)El embarazo y los partos con esfuerzo son factores de riesgo para desarrollar incontinencia urinaria en el futuro (Imagen Ilustrativa Infobae)

“Mientras que, para los casos más severos, existe también la alternativa de la cirugía, una de las cuales consiste en la colocación de una malla de refuerzo, que es una intervención ambulatoria y con tiempos de recuperación muy cortos”, completó.

En opinión de la doctora Grinstein, es muy importante que toda mujer visite al menos una vez al urólogo, sobre todo aquellas que se encuentran en la etapa de la posmenopausia.

“El hombre tiene más asimilada la consulta urológica, generalmente asociada al control de su próstata, pero la mujer elude la visita y se acostumbra a vivir con ciertas alteraciones y hábitos miccionales que no deben ser normalizados, porque -además- tarde o temprano son conductas que pueden terminar afectando el funcionamiento de la vejiga”, subrayó.

“Es fundamental que, ante cualquier síntoma o modificación de los hábitos urinarios, tanto la mujer como el hombre sepan que son situaciones reversibles y que diagnosticarlas y tratarlas permite recuperar la calidad de vida que poco a poco se fue perdiendo”, concluyó el doctor Bernardo.

Continue Reading

TENDENCIAS

Copyright © 1998 FUNDACION GRUPOCLAN prensagrupoclan@gmail.com