Connect with us

Politica

El Gobierno anuló el plan del kirchnerismo para ceder tierras a grupos mapuches: planea desalojar los predios fiscales usurpados

La prioridad es recuperar los terrenos otorgados, anular los convenios firmados y revisar los reconocimientos que el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas otorgó a más de 200 comunidades

Published

on

La connivencia del gobierno que comandó Alberto Fernández con agrupaciones mapuches ya no está en duda. El Instituto Nacional de Asuntos Indígenas actuó como soporte de familias que se escudaron bajo supuestas descendencias ancestrales para lograr beneficios del Estado. Y lo consiguieron.

La actual conducción de Parques Nacionales puso bajo la lupa las cesiones que la gestión anterior otorgó y también el constante soporte logístico a las comunidades por parte de los organismos públicos, a pesar de que algunas ocuparon ilegalmente tierras pertenecientes al Estado.

El gobierno de Javier Milei tiene como prioridad recuperar las tierras otorgadas, anular los convenios firmados y revisar los reconocimientos que el INAI otorgó a más de 200 agrupaciones.

A partir de una publicación de Infobae, el Gobierno anuló el convenio que Parques Nacionales firmó en 2021 con la fundación que preside el militante social y ex funcionario de la administración Fernández –cercano a Juan Grabois-, Franco García Dellavalle, que contemplaba la entrega de 2 hectáreas en la costa del lago Mascardi. “Un obsequio a los amigos del poder”, denunciaron fuentes del organismo, poco antes de rescindir el contrato.

El vocero presidencial Manuel Adorni fue el encargado de anunciar la anulación del pacto. Sin embargo, no sería el único caso que está bajo la atenta mirada de la nueva conducción de Parques.

Ceremonia mapuche en Villa MascardiCeremonia mapuche en Villa Mascardi

Uno de los casos emblema del acompañamiento gubernamental a los usurpadores es el que comenzó en noviembre de 2017 en Villa Mascardi, donde un grupo de 30 personas se instaló hasta 2022 en dos predios pertenecientes a Parques Nacionales.

En octubre de ese año, cuando se ejecutó el desalojo de esos lotes y de otras propiedades privadas que también fueron usurpadas, la Policía Federal secuestró tarjetas de planes otorgados por el gobierno nacional.

El grupo que comandó la usurpación se autodenominó Lafken Winkul Mapu, aunque la mayoría de sus integrantes conformaban otra agrupación mapuche que ya había usurpado tierras cerca de Bariloche, incluso una plaza pública.

Uno de sus integrantes es Matías Santana, conocido popularmente como “el mapuche de los binoculares” por haber declarado que vio cuando Santiago Maldonado era trasladado por gendarmes. Más tarde fue imputado por falso testimonio.

En la vivienda que compartía con su pareja, la “machi” Betiana Colhuan -líder espiritual de la autoproclamada comunidad ancestral- encontraron las tarjetas del Plan Alimentar que le había otorgado el gobierno nacional para la adquisición de víveres.

La Administración de Parques tuvo un rol conciliador con la agrupación mapuche. Incluso, cuando promediaba el conflicto judicial, abandonó la querella en la causa por la ocupación de tierras públicas. La permanencia en la parte acusadora de la ex fiscal federal Sylvia Little sostuvo el expediente y evitó que la causa se caiga. Poco después, por la presión mediática, debió retomar la querella.

Desalojo en Villa MascardiDesalojo en Villa Mascardi

En ese entonces el organismo nacional resolvió no presentarse a la instancia de clausura de la instrucción, abandonando el reclamo y permitiendo a los mapuches permanecer en el territorio público.

Otro hecho que demuestra el acompañamiento de la gestión anterior a los usurpadores, publicado en exclusiva por Infobae, ocurrió en 2020 cuando el vicepresidente del INAI, Luis Pilquimán, fue sorprendido trasladando familias a la usurpación de Villa Mascardi.

El ex funcionario fue detenido en un control de ruta ubicado en el ingreso a Bariloche, establecido para constatar la circulación de vehículos durante las restricciones por la pandemia por COVID. Cuando argumentó su presencia en la ruta, dijo que trasladaba familias a las tierras usurpadas, aunque luego intentó retractarse y aportó una versión diferente. Circulaba a bordo de un vehículo que había sido dispuesto para completar el relevamiento territorial de pueblos originarios, aunque era utilizado con otra finalidad.

En 2023, para evitar una condena por el delito de malversación de fondos públicos, ofreció abonar $100.000 al Hospital Zonal Ramón Carrillo de Bariloche y realizar 40 horas de tareas comunitarias en una fundación patagónica.

Luis PilquimánLuis Pilquimán

El organismo era conducido en ese momento por la ex senadora Magdalena Odarda, quien cumplió un rol fundamental en el acompañamiento a los usurpadores.

En 2019, cerca de Bariloche, otro grupo invadió una propiedad privada y defendió de forma violenta su permanencia en el espacio. Odarda, designada por el ex presidente Fernández, emitió con premura una resolución para reconocerle la propiedad comunitaria de 481 hectáreas. Ocurrió en 2020.

En diciembre del año siguiente la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal declaró la nulidad de la resolución de la ex funcionaria. La Corte Suprema de Justicia, a la que acudió el organismo nacional, ratificó el rechazo.

Cristian Larsen, flamante presidente de la Administración de Parques Nacionales, confirmó en diálogo con Infobae que “la intención es revisar qué se hizo, y revertir lo que se haya hecho mal”.

Uno de los planes diseñados durante el gobierno anterior, a instancias del ex secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, es el acuerdo que beneficiaba a la comunidad Lafken Winkul Mapu.

Para alcanzarlo, el Ejecutivo se entrometió en el expediente judicial, sedujo al juez federal de General Roca Hugo Greca para poner en stand by el expediente y propuso la creación de una Mesa de Diálogo, en el marco de la que presentó un plan que tenía como objetivo “poner fin a la violencia desmedida de Villa Mascardi”.

Tras arduas negociaciones, el plan fue rubricado, aun cuando la mayoría de los integrantes de la agrupación permanecían prófugos de la Justicia. Sin embargo, el gobierno central del Frente de Todos intentó beneficiarlos.

Propuso cederles las tierras fiscales que habían usurpado en Villa Mascardi, donde por disposición judicial aún se erige una escultura de madera tipo tótem, por el “valor espiritual” que tiene para los usurpadores.

Pero además de otorgarle las tierras, el gobierno se comprometió a la construcción de tres viviendas (rucas) para alojar a la líder espiritual del grupo, a sus allegados y también para utilizar como consultorio, donde la mujer practicaría curaciones. El gobierno pasó de ser querellante a ser benefactor de los usurpadores. Como la superficie de los predios que ofreció resultaban insuficientes, puso a disposición otro espacio de 10 hectáreas para albergar al resto de los integrantes de la comunidad, en otro sitio privilegiado, situado en inmediaciones del lago Guillelmo, entre Bariloche y El Bolsón.

El plan de Pietragalla Corti fue desechado por la actual conducción, que prohibió además el izamiento de otra bandera que no sea la Argentina.

En el predio que pretendían cederle al grupo, la actual conducción prevé reconstruir la escuela de guardaparques. El ex hotel Mascardi donde se iba a fundar dicho centro de formación tuvo que ser demolido debido a las vandalizaciones constantes del grupo al que el kirchnerismo intentaba cederle de forma definitiva las tierras públicas.

El proyecto está en carpeta aunque, por ahora, carece de recursos para su ejecución. “No vamos a ceder soberanía como pasó anteriormente, sino que vamos a recuperarla”, dijo Larsen.

Continue Reading

Politica

¿Un plan o un sueño?: Macri, Cristina y demás problemas de la oposición para dejar de ser comparsa

El Ejecutivo intenta capitalizar las diferencias en Unión por la Patria, la UCR y el PRO y rivalizar únicamente con el peronismo de cara a las legislativas del año que viene. Los movimientos de Cristina Kirchner y Mauricio Macri.

Published

on

By

Entre los principales recursos con los que cuenta Javier Milei, tanto en el terreno electoral como, más todavía, en la disputa por definir el rumbo que tome el país, se suele destacar el flaco papel que han venido haciendo, y tal vez sigan haciendo, los demás partidos.

¿Ello obedece a que estos no tienen ni tendrán nada nuevo para ofrecer al país, son solo rémoras de un pasado que acumuló demasiados fracasos, o a que sus viejos líderes, demasiado desgastados por esa acumulación de fracasos, deben hacerse cuanto antes a un lado para permitir su renovación?

El oficialismo se inclina por lo primero. Y el horizonte político que desea para el país así lo evidencia. Lo dejó bien en claro en una reciente entrevista Patricia Bullrich, exladera de Mauricio Macri y de momento puntal de la construcción política de Milei, tal vez solo superada en ese rol por su hermana Karina y por el ministro Francos. Bullrich lanzó allí un pronóstico sobre las próximas elecciones legislativas, que pretende ser más que eso, quiere ser un plan: “En 2025 va a haber dos propuestas, la del cambio y la retrógrada”, dijo. En pocas palabras, Bullrich y el Gobierno esperan que el año que viene compitan solamente sus listas y las del kirchnerismo, que no haya nada en el medio.

Este plan oficial, en concreto, les permitiría lograr dos objetivos. Primero, que el peronismo siga bajo la hegemonía del kirchnerismo, en lo posible de la propia Cristina, y no surja entonces de allí nada más innovador para atraer a los electores. Segundo, que todas las fuerzas políticas moderadas o de centro, desde el radicalismo y el peronismo disidente hasta el mismo PRO, sean absorbidas por LLA o se vuelvan irrelevantes, porque sus votos migren masivamente, como ya sucedió en la segunda vuelta del año pasado, hacia los candidatos que ofrezca el mileismo.

 El Gobierno espera que el año que viene compitan solamente sus listas y las del kirchnerismo, que no haya nada en el medio. (Foto: REUTERS/Matias Baglietto)
El Gobierno espera que el año que viene compitan solamente sus listas y las del kirchnerismo, que no haya nada en el medio. (Foto: REUTERS/Matias Baglietto)

Ahora bien, ¿es este un plan o solo un sueño? ¿Va a encontrar el partido oficial el impulso suficiente de la economía para moldear la competencia hacia esta escena soñada? Habrá que ver. De momento lo está intentando, y lo cierto es que recibe bastante ayuda, no tanto de la economía, al menos de momento, como de los demás actores políticos.

En las últimas semanas, han llamado la atención de los observadores los intentos bastante desesperados tanto de Cristina como de Macri por volver a la escena, recuperar protagonismo ante el Gobierno, y también frente a actores con ellos en competencia por destacar en sus respectivos espacios.

Cristina lo viene haciendo con una regular intervención semanal, en actos masivos que se parecen bastante a los que hacía mientras fue vicepresidenta, y se vio ya para lo que le pueden servir: de bastante poco o nada.

Macri, por su parte, está buscando hace meses la quinta pata al gato para darle impacto a su recontra anunciado regreso a la presidencia del PRO, sin mayor éxito. Tal vez por haberse resignado paulatinamente a no contar en esta operación con la compañía de otras figuras importantes de su partido, como la propia Bullrich, o Larreta, tampoco los gobernadores Rogelio Frigerio o Nacho Torres, o siquiera de su primo Jorge.

Mauricio Macri. (Foto: NA / Mariano Sánchez)
Mauricio Macri. (Foto: NA / Mariano Sánchez)

En ambos casos se trata de líderes que creen seguir siendo imprescindibles para mantener unidas y en pie a sus respectivas fuerzas. Pero que por eso mismo obstruyen la posibilidad de que estas se renueven, suelten el lastre acumulado por los errores y los fracasos acumulados en los últimos años, y ofrezcan liderazgos y propuestas tal vez un poco más competitivos frente a Milei y su gente.

En el caso de Cristina, es evidente, sus intervenciones no solo están dirigidas a aprovechar lo que cree es un momento crítico para la consolidación del proyecto del Presidente, y la oportunidad que piensa se le abrió al respecto con la marcha universitaria, sino a combatir la amenaza de una rebelión interna contra sus seguidores más fieles, los de La Cámpora. Y entre esas amenazas internas destaca la de Axel Kicillof. Quien, para irritación de la señora, se viene sacando fotos con todo el mundo, desde la cúpula de la CGT hasta los gobernadores de JxC Torres y Pullaro, algo que, claro, Cristina no puede hacer ni emular: hace años que solo se saca fotos con ella misma. Y por más que lo de Kicillof no vaya mucho más allá de la foto, supone una amenaza suficiente para ella: debe sentirse más sola que nunca, y saber que ya nada le garantiza que, en ese giro al centro del gobernador bonaerense, no se esconda, en lo que le toca, un nuevo abandono a su suerte en los tribunales, y para su gente, la marginación en las próximas listas de candidatos.

Cristina Kirchner. (Foto: AFP)
Cristina Kirchner. (Foto: AFP)

En cuanto a Macri, lo ha intentado todo para evitar su sucesión, y sigue tratando que algo le funcione. Decidido a pasar por alto un hecho cada vez más palmario: entre los dirigentes no kirchneristas es solo superado por Larreta Lousteau en su índice de rechazo en las encuestas. Retomar la presidencia partidaria no va a resolver ese problema, puede agravarlo, y perjudicar aún más a su partido. Tal vez la única forma de evitarlo sería, una vez que esté al frente, organizar las cosas para hacer bien lo que hizo mal en 2019 con Bullrich: prepararle el terreno a un sucesor, que debería ser ahora necesariamente uno de los gobernadores, y dar un definitivo paso al costado.

Pero la política argentina es muy curiosa, todos la sufren, pero nadie quiere abandonarla. Seguramente porque esperan que los ciclos de inestabilidad, las crisis recurrentes y los frecuentes ataques de amnesia que la caracterizan jueguen a su favor, y les ofrezcan una nueva oportunidad. Detrás de ese sueño han ido infinidad de “ex”, insistiendo hasta el final en ser todavía promesas. La enorme mayoría, sin éxito, para desgracia de sus seguidores y ventaja de sus adversarios. Milei debe estar muy agradecido.

Continue Reading

TENDENCIAS

Copyright © 1998 FUNDACION GRUPOCLAN prensagrupoclan@gmail.com