Connect with us

Mundo

La Casa Blanca anunció cambios en su equipo de asesores sobre la inmigración en EEUU

Published

on

La Casa Blanca anunció este viernes importantes cambios en su equipo de asesores en los asuntos de la inmigración en EEUU, incorporando a destacadas figuras en materia de políticas de control fronterizo.

Blas Nuñez-Neto, procedente del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), donde ocupó el cargo de secretario adjunto para la política de frontera e inmigración, y Marcela Escobari, anteriormente a cargo del Buró para América Latina y el Caribe en la Agencia de EEUU para el Desarrollo Internacional (USAID), se unirán a la mesa de trabajo de la Casa Blanca que promueve herramientas buscando reducir los flujos migratorios.

Este movimiento subraya la estrategia del gobierno de Joe Biden de equilibrar la seguridad fronteriza con la creación de caminos legales para la inmigración segura.

Núñez-Neto, quien emigró de Argentina a Estados Unidos en su infancia, ha sido una figura clave en la articulación de políticas de la materia consideradas de “término medio”, entre las que se encuentran la gestión del fin del Título 42 y la facilitación de entrada a inmigrantes de Cuba, Nicaragua, Venezuela y Haití bajo ciertas condiciones.

Blas Nuñez-NetoBlas Nuñez-Neto

El ex Subsecretario de Política Fronteriza y de Inmigración ve la llegada de extranjeros como una cuestión vital para el país pero entiende las crecientes tensiones dada la falta de medidas adaptadas a los tiempos que corren, con las últimas modificaciones realizadas con la reforma de 1986, durante la presidencia de Ronald Reagan. Es por ello que se sumará a la mesa de trabajo para intentar cambiar este escenario y contribuir con su historial en la materia.

Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional, elogió su profundo conocimiento y experiencia, anticipando una colaboración continua en su nuevo rol en la Casa Blanca.

“Blas Núñez-Neto es un colega de gran talento y dedicación. Con un gran conocimiento de la política de inmigración y una profunda experiencia en relaciones exteriores, aporta una perspectiva única e inestimable a algunas de las cuestiones más complejas a las que nos enfrentamos. Es profundamente admirado y querido y, aunque le echaremos de menos aquí en el DHS, esperamos trabajar estrechamente con él en su merecido nuevo papel en la Casa Blanca”, dijo Mayorkas en un comunicado mientras desde la Casa Blanca también sumaron su cálida bienvenida.

“Estamos deseando que el subsecretario del DHS, Blas Núñez-Neto, se una a la Casa Blanca y continúe su trabajo implementando la visión de la Administración en los ámbitos de la seguridad fronteriza y la inmigración”, sumó el portavoz de la Casa Blanca, Angelo Fernández Hernández.

Marcela EscobariMarcela Escobari

Por su parte, Marcela Escobari, nacida en Bolivia, destaca por su trabajo en USAID gestionando la respuesta regional al desplazamiento de millones y enfrentándose a retos significativos como las presiones políticas durante la administración Trump y la respuesta a los desafíos económicos post-pandemia en América Latina.

En la USAID inició sus tareas para el abordaje efectivo de los desafíos de desarrollo en América Latina y el Caribe desde una visión amplia e inclusiva. Su enfoque en promover un crecimiento sostenible en la región refleja la importancia de enfocarse en las causas fundamentales de la migración y fortalecer las economías locales.

Ahora, llega para sustituir a Katie Tobin, la ex asesora en la materia del Consejo de Seguridad Nacional, que en enero anunció su renuncia.

Los expertos se suman al grupo de trabajo para mejorar el sistema de inmigración y la seguridad fronteriza (EFE)Los expertos se suman al grupo de trabajo para mejorar el sistema de inmigración y la seguridad fronteriza (EFE)

“Marcela ha tenido un tremendo impacto en el trabajo de USAID en América Latina y el Caribe. Estamos agradecidos de que lleve su visión y su compromiso con USAID a la Casa Blanca donde, sin duda, trabajará incansablemente para impulsar el cambio de políticas”, comentó Dennis Vega, subadministrador interino de USAID.

Estas incorporaciones en el equipo de asesores de inmigración de la Casa Blanca también se produce en un contexto de tensiones y desafíos en la gestión migratoria, tanto a nivel doméstico como en la relación con países del continente americano, incluido México bajo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. La nueva función de Escobari involucrará interacciones con el gobierno de López Obrador, especialmente en políticas de desarrollo, un área donde la administración Biden ha mostrado disposición a adoptar un enfoque humanitario, reconociendo al mismo tiempo la cooperación de México en materia de control fronterizo.

Tras el anuncio, la Casa Blanca difundió un comunicado en el que reiteró su optimismo sobre las contribuciones que Núñez-Neto y Escobari aportarán a sus nuevos cargos, destacando su experiencia y compromiso con una política de inmigración equilibrada y humanitaria. “La Administración seguirá luchando para arreglar el sistema de inmigración roto y para presionar a los republicanos en el Congreso para que aprueben el histórico acuerdo bipartidista de seguridad fronteriza que rechazaron por razones políticas partidistas”, concluyeron.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mundo

Irán: la muerte de Ebrahim Raisi altera los planes de Alí Jamenei para asegurar el futuro de los ayatolás

El fallecimiento del presidente Ebrahim Raisi interrumpe la línea de sucesión del líder supremo y crea un clima de incertidumbre

Published

on

La Revolución de 1979 despojó a Irán de las influencias occidentales y forjó un baluarte del islamismo en Medio Oriente. El componente religioso, encarnado en el líder supremo y ligado a la sharía, permanece prácticamente intacto 45 años después y mantiene su supremacía sobre vertientes reformistas y menos radicales.

La muerte del presidente Ebrahim Raisi alteró la línea sucesoria ideada por Alí Jamenei y no está claro quién será el futuro candidato, tanto para el gobierno como para la jefatura de Estado.

Muerte de Raisi: incertidumbre en el futuro iraní

El presidente Ebrahim Raisi y el líder supremo Alí Jamenei mostraron una sintonía única en los últimos 12 años. La adhesión de Raisi al sistema político, judicial y religioso islámico provienen de su formación clerical ligada a las clases de religión y de jurisprudencia islámica dictadas por el ayatolá Jamenei. Muy pocos políticos de la hermética esfera de poder escapan a los estrictos valores de la sharía.

Desde la fuerte irrupción de Raisi en el poder judicial, Jamenei promovió al difunto presidente en distintas etapas durante los 30 años de su carrera en la Justicia.

Raisi y Jamenei mostraron una sintonía única. (Foto: Presidencia Irán)Raisi y Jamenei mostraron una sintonía única. (Foto: Presidencia Irán)

Fue nombrado vicepresidente de la Corte Suprema en 2004, fiscal general especial del Clero en 2012, custodio de Astan Quds Razavi en 2016 y la posición más alta, presidente de la Corte Suprema de Justicia, en 2019.

Lejos de ser un reformista, a lo largo de su carrera judicial se vio envuelto en las acciones más extremistas permitidas por el islamismo y no hubo atisbos de promover nuevas libertades y derechos.

Fue parte del Comité de la Muerte creado por el líder revolucionario Ruhollah Musavi Jomeiní para ejecutar a más de 30.000 personas en 1998. Entre ellas, se encontraban miles de presos políticos vinculados a agrupaciones de izquierda y comunistas que no se encontraban enmarcadas en los preceptos islámicos.

Lejos de ser un reformista Raisi se vió envuelto en las acciones más extremistas permitidas por el islamismo. (Foto: Presidencia Irán)Lejos de ser un reformista Raisi se vió envuelto en las acciones más extremistas permitidas por el islamismo. (Foto: Presidencia Irán)

En 2009, condenó a muerte a nueve personas detenidas en el marco de las protestas electorales que llevaban consignas en contra del fraude denunciado por la oposición.

Ebrahim Raisi buscó la presidencia de Irán en 2017 con el apoyo de dos partidos políticos y el aval del Consejo de Guardianes, organismo que aprueba las candidaturas. El nacido en Mashhad logró un segundo lugar con más de 15 millones de votos. Para los comicios del 2021, Ebrahim Raisi obtuvo el apoyo de cuatro fuerzas y obtuvo el voto de 18 millones de personas para convertirse en el nuevo presidente de Irán.

El accidente aéreo de Raisi alteró los planes de Jamenei y lo dejó sin un candidato claro para garantizar la sucesión. (Foto: Presidencia Irán)El accidente aéreo de Raisi alteró los planes de Jamenei y lo dejó sin un candidato claro para garantizar la sucesión. (Foto: Presidencia Irán)

Como presidente de la República Islámica de Irán, Raisi mostró un respaldo hacia Alí Jamenei y una fidelidad a sus voluntades como jefe de Estado, tanto en la política nacional como en las relaciones internacionales. El apoyo incondicional iba a ser retribuido a futuro: el líder supremo de 85 años lo veía como su sucesor en el puesto más importante del islamismo iraní.

El accidente aéreo que llevó a la muerte de Raisi alteró los planes del ayatolá Jamenei y lo dejó sin un candidato claro para garantizar la sucesión.

Mohammad Mockhber, actual presidente de Irán tras el fallecimiento de Raisi. (Foto: Reuters)Mohammad Mockhber, actual presidente de Irán tras el fallecimiento de Raisi. (Foto: Reuters)

Irán: sin presidente y sin sucesión establecida

Tras el fallecimiento de Ebrahim Raisi, Alí Jamenei no dejó pasar un día sin tener un presidente. Inmediatamente, nombró al primer vicepresidente Mohammad Mokhber para que lleve de forma interina las riendas del país y así evitar el vacío de poder.

El mando legítimo del país se determinará el 28 de junio, cuando se celebren las elecciones dictadas por la Constitución Nacional. El líder supremo brindará su aprobación o veto para los candidatos que se presenten a los comicios, pudiendo evitar la participación de la oposición y los reformistas.

Sin embargo, las preocupaciones internas van más allá de la jefatura de Gobierno, aunque preocupa la lejanía con la sociedad, simbolizada en el récord de baja participación y abstención de las elecciones presidenciales de 2021.

Preocupa la lejanía con la sociedad, simbolizada en el récord de baja participación de las elecciones de 2021. (Foto: archivo DEF)Preocupa la lejanía con la sociedad, simbolizada en el récord de baja participación de las elecciones de 2021. (Foto: archivo DEF)

El rol protagónico del líder supremo iraní

Alí Jamenei, de 85 años, es actualmente el jefe del Estado y comandante de las Fuerzas Armadas. Tiene autoridad sobre la Policía Nacional, la Policía de la Moral, el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI), encargados de proteger el islamismo en Irán y en Medio Oriente, y la Fuerza de Resistencia Basij, responsable de mantener el orden público y desalentar las protestas opositoras.

Además, tiene la potestad de elegir al jefe del Poder Judicial, ministros y las autoridades del Consejo de Conveniencia y del Consejo de Guardianes, órgano que controla el accionar del jefe de Gobierno, del Parlamento y de la Asamblea de Expertos.

Alí Jamenei es actualmente Jefe de estado y comandante de las Fuerzas Armadas de Irán. (Foto: Presidencia Irán)Alí Jamenei es actualmente Jefe de estado y comandante de las Fuerzas Armadas de Irán. (Foto: Presidencia Irán)

Dentro del poder ejecutivo, Jamenei interviene directamente en las políticas del programa nuclear, las fuerzas militares y las relaciones internacionales.

El liderazgo supremo, una presencia “todopoderosa” en los tres poderes políticos, iba a pasar a manos del difunto Raisi. La muerte del presidente en funciones supone una problemática a futuro. Para Jamenei, es clave garantizar que la próxima autoridad suprema de liderazgo, como se denomina oficialmente, sea una persona que vele por la continuidad de los estamentos de la Revolución del 79.

Sin una continuidad natural, Ali Jamenei buscará un nuevo candidato para garantizar la permanencia de los ayatolás como la máxima referencia y autoridad político-religiosa en Irán, así como de la sharía como el texto que moldea la vida de millones de personas. Esta figura emergente deberá someterse a la Asamblea de Expertos, un órgano de 88 clérigos seleccionados por el pueblo cada ocho años, que elegirá al nuevo líder supremo.

Jamanei interviene directamente en las políticas del programa nuclear. (Foto: AFP)Jamanei interviene directamente en las políticas del programa nuclear. (Foto: AFP)

Elecciones y dos modelos de poder

Los ayatolás no son los únicos que tienen intenciones de poder. Los Pasdaran, fundados por el Ruhollah Jomeiní, asumieron el rol de guardianes del islam desde la victoria revolucionaria en 1979, pero su implicancia en el presente excede las fronteras iraníes.

El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica tiene presencia militar en numerosos países de Medio Oriente y libra una lucha aparte contra las potencias occidentales e Israel. A través de una red de Estados aliados y organizaciones terroristas como Hamás y Hezbollah, el CGRI moldea la política regional y fortalece la hostilidad con los israelíes.

El cuerpo de la guardia revolucionaria tiene presencia en varios países de Medio Oriente y moldea la política regional y fortalece la hostilidad con los israelíes. (Foto: archivo DEF)El cuerpo de la guardia revolucionaria tiene presencia en varios países de Medio Oriente y moldea la política regional y fortalece la hostilidad con los israelíes. (Foto: archivo DEF)

Puertas adentro, con el aval del líder supremo, los Pasdaran y los voluntarios Basij desalentaron con mano dura la disidencia política y las protestas. La continua represión generó un autoritarismo respaldado por el sistema político y clerical. Los militares ahondaron su influencia en el gobierno, en la economía y en los asuntos de política nacional. Gobiernan en 10 de las 33 provincias, tienen 80 miembros en el Parlamento y el portavoz del Parlamento, Mohamad Bagher Ghalibaf, fue jefe de la Fuerza Aérea de los Pasdaran.

La Guardia Revolucionaria se transformó en un poder desafiante dentro y fuera de Irán que buscará revertir la influencia histórica del líder supremo, de la mano de un presidente reformista.

La guardia revolucionaria se transformó en un poder desafiante fuera y dentro de Irán que buscará revertir la influencia histórica del líder supremo. (Foto: archivo DEF)La guardia revolucionaria se transformó en un poder desafiante fuera y dentro de Irán que buscará revertir la influencia histórica del líder supremo. (Foto: archivo DEF)

La política iraní se encuentra en una encerrona entre la supremacía indiscutida del liderazgo supremo y la creciente implicancia de los Pasdaran en los asuntos locales. Un modelo menos concentrado en una figura religiosa y una continuidad del esquema actual se enfrentarán primero en las urnas y luego en el Parlamento.

Continue Reading

TENDENCIAS

Copyright © 1998 FUNDACION GRUPOCLAN prensagrupoclan@gmail.com