Connect with us

Economia

Caputo le pisa a las provincias los créditos para obras del BID y el Banco Mundial, porque quiere la plata líquida

La cartera activa con estos organismos supera los USD 16.000 millones. La idea es constituir un fondo como garantía o disponer de esas divisas bajo el esquema de un swap.

Published

on

El gobierno entró en estado de emergencia financiera, luego que el FMI le confirmara al ministro Caputo que se olvide de fondos frescos. Dos situaciones límite agravaron las necesidades de dólares: la caída de las estimaciones de la cosecha que pasaron de 15.000 millones de dólares a 9.000 millones y la decisión de China de no renovar el swap por 6.000 millones de dólares, agravada por los gestos de diputados oficialistas a Taiwán.

Contra las cuerdas, Caputo extremó su muñeca financiera para armar una arquitectura que le permita juntar los 5.000 millones de dólares que en el Palacio de Hacienda estiman que necesitan para no entrar en crisis, tal como reveló LPO.

El plan que está trabajando el ministro estructura una «operacion no tradicional» por fuera de los mercados, consiste en conseguir que los préstamos para obras cerrados durante la gestión anterior -e incluso antes- con organismos multilaterales como el Banco Mundial (BM), Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF), pasen a fondos de libre disponibilidad.

Eso explica porqué Caputo no autoriza esos desembolsos a las provincias para que continúen las obras, cuando no afecta en nada el gasto del Estado y además de generar empleo y mejorar la infraestructura del país permitiría el ingreso de divisas que no sobran. «Nos pisa los créditos porque quiere la plata para tapar su agujero financiero», afirmó a LPO un gobernador.

 

El problema es que esta maniobra que intenta hacer el ministro de Economía de Milei fuerza los estatutos de esas instituciones. Prestamos para reforzar reservas sólo otorga el FMI.

Nadie entendía por que el gobierno nacional mantenía frenado los giros de dólares por parte de los organismos multilaterales para financiar la obras que ya están en marcha.

Entonces el ministro busca alternativas. Como anticipó LPO, Caputo mantuvo un dialogó con Ilan Goldfajn, presidente del BID, donde propuso constituir un fondo de garantía para conseguir. créditos de bancos privados, utilizando como respaldo los dólares de los préstamos de multilaterales otorgados a asignaciones específicas: obras de infraestructura y programas sociales,  que se encuentran frenados por el gobierno argentino.

«Nadie entendía por que el gobierno nacional  mantenía frenado los giros de dólares por parte de los organismos multilaterales para financiar la obras que ya están en marcha», agregó a LPO un gobernador de una provincia muy importante.

Los gobernadores Pullaro, Llaryora y Frigerio tienen obras con créditos de multilaterales.

Argentina tiene una cartera activa con el BID y la CAF por mas de USD 16.000 millones de dólares, según datos del Ministerio de Economía. El interrogante gira a sobre la disponibilidad de esas divisas.

«Se trata de créditos de asignación específica, que van de programas alimentarios a la construcción de un puente para conectar dos pueblos. Es muy dificil pensar que puedan redirigir estos dólares a un fondo que funcione como garantía de un endeudamiento con bancos comerciales», afirmó a LPO un ex funcionario del Ministerio de Economía.

Pero no se trata de una completa novedad. En rigor, el ministro se está copiando a si mismo. En junio de 2018 cuando era ministro de Macri, el actual ocupante del Palacio de Hacienda anunció un préstamo de 5.650 millones de dólares del Banco Mundial (BM) el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Se trata de créditos de asignación específica, que van de programas alimentarios a la construcción de un puente para conectar dos pueblos. Es muy dificil pensar que puedan redirigir estos dólares a un fondo que funcione como garantía de un endeudamiento con bancos comerciales.

«A diferencia de los créditos tradicionales que estos organismos financieros aportan a los Estados y que tienen obligatoriamente un destino concreto de proyectos con nombre y apellido, en el caso argentino el dinero podrá ser utilizado por el Poder Ejecutivo con las mismas discrecionalidades», celebró entonces Caputo. Ahora busca hacer lo mismo.

La expectativa del gobierno es que este préstamo funcione como apalancamiento para abrir las canillas de Wall Street a partir de un desplome del riesgo crediticio.

No obstante se plantean dudas respecto a la legalidad de la movida. Según la ley vigente de endeudamiento externo promovida por Martin Guzman cuando era ministro de Economía, una nueva toma de de deuda externa debe ser aprobaba por ambas cámaras en el Congreso.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economia

DATOS QUE DUELEN La Argentina es el cuarto país del mundo con mayor desigualdad del ingreso

El Banco Mundial realizó informe económico sobre la desigualdad en 2023. La pandemia de coronavirus generó una pérdida de por lo menos 3 años en la lucha por la pobreza.

Published

on

La Argentina se posicionó en 2023 como el cuarto país con mayor desigualdad del ingreso en un ranking mundial solo detrás de Sudáfrica, Brasil, Colombia y México, según el último reporte económico del Banco Mundial, elaborado con el índice Gini. Teniendo en cuenta las regiones, la que presenta el peor indicador es el África Sub-sahariana y en segundo lugar queda Latinoamérica y Caribe.

La pobreza venía bajando desde el período 2007-2012, pero este fenómeno se estancó con la pandemia de coronavirus, lo cual determinó que se incrementaran las desigualdades. Los países en los que más se incrementó la inequidad fueron Colombia (54,8%), Brasil (52%), Zambia (51,5%), Panamá (48,9%), Costa Rica (47,2%), Ecuador (45,5%), Paraguay (45,1%), México (43,5%), Chile (43%) y en décimo lugar Argentina (40,7%).

La entidad mundial de fomento atribuye a las amenazas combinadas del cambio climático; la fragilidad, los conflictos y la violencia, o la inseguridad alimentaria, por nombrar solo algunas, las dificultades con las que tropieza la plena recuperación de todas las economías, así como el retroceso en los procesos de recuperación prepandemia.

La desigualdad se profundizó en la Argentina

En la Argentina se profundizó la desigualdad. Durante el primer trimestre de 2023, el ingreso medio per cápita familiar para el total de la población fue de $79.007 (el más bajo alcanzó los $28.356, el medio $70.100 y el más alto, $198.245). El valor con el que contó en promedio una persona adulta no llega a representar el 1,5% de la canasta básica y es casi un 2% menor que un año atrás en términos reales.
En la Argentina, el aumento comparativo de la desigualdad, respecto a los demás países del mundo, se aprecia internamente en la evolución que tuvo la Distribución del Ingreso correspondiente al primer trimestre de este año.

CABA: una ciudad extremadamente desigual

En la propia Ciudad de Buenos Aires las diferencias de los ingresos de la población son acentuadas. Mientras que en la zona Norte son un 93,5% superiores a zona Sur, según los datos del cuarto trimestre de 2023 elaborados por la Dirección de Estadística y Censos porteña.

A su vez, durante el año pasado los hogares de la zona Sur tuvieron una caída de ingresos en relación con la inflación superior a los de la zona Norte, a la vez que se acentuó la desigualdad.

La pandemia de coronavirus generó una pérdida de por lo menos 3 años en la lucha por la pobreza

Alrededor de 700 millones de personas en todo el mundo actualmente viven en pobreza extrema, lo que significa que perciben menos de u$s2,15 al día, número que se redujo en un 40% entre 2010 y 2019.

Asimismo, las tendencias son similares para las personas que subsisten con menos de u$s3,65 al día y las que viven con menos de u$s6,85 al día, según el informe. Los que están por debajo de esta última línea de pobreza aumentaron levemente desde 2019.

La mayoría de las naciones se concentra dentro de la escala de Gini en que se ubica Argentina, en torno del 40%, y en las decenas inferiores prevalecen los europeos.

Además, el informe destaca que como en la mayoría de las crisis, los países más pobres del mundo terminaron siendo los más afectados. Muchos de ellos, que ya se encuentran en situación de sobrendeudamiento, deben enfrentar una escasez de recursos aún mayor. Allí, se dan casos como el del trabajo esporádico en línea, que es un aspecto esencial del mercado laboral y una fuente de ingresos, pero al que accede una minoría.

En un contexto de guerras, demás, el informe señala que también pesa en la ponderación negativa la crisis actual de los refugiados. Y resalta que las políticas migratorias mejoradas no solo pueden ayudar a aliviar la crisis; también pueden impulsar el crecimiento económico y la prosperidad.

 

Continue Reading

TENDENCIAS

Copyright © 1998 FUNDACION GRUPOCLAN prensagrupoclan@gmail.com