Connect with us

Mundo

Exponen más de 500 tesoros arqueológicos mexicanos en París

La capital francesa se convierte en el escaparate de una civilización deslumbrante, ofreciendo una vista única al imperio mexica a través de piezas nunca vistas en Europa

Published

on

Una exposición sin precedentes sobre la sociedad y cultura mexica se prepara para abrir sus puertas en el Museo Quai Branly de París, donde más de 500 piezas arqueológicas serán exhibidas al público. Desde el 3 de abril hasta el 8 de septiembre, los visitantes podrán sumergirse en “Mexica. Ofrendas y dioses en el templo mayor”, una muestra que despliega los tesoros hallados en las entrañas de Tenochtitlán, reflejando aspectos centrales de esta civilización que floreció entre los siglos XV y XVI.

Este proyecto arqueológico, que inicialmente fue conducido por Eduardo Matos en 1978 y luego retomado por Leonardo López Luján en 1996, logró desenterrar elementos significativos que nos acercan más a comprender a los mexicas, sus rituales, y su cosmovisión. Una de las figuras centrales de la exhibición es Cipactli, un ente mitad cocodrilo y mitad pez, que personifica la dualidad, un concepto fundamental y obsesivo para esta cultura. Esta dualidad se ve plasmada no solo en las creencias espirituales de los mexicas, sino también en sus prácticas rituales, en las cuales la relación entre la humanidad y las deidades jugaba un papel crucial.

Fabienne de Pierrebourg, comisaria de la exposición, señaló la importancia de los sacrificios y las ofrendas para los mexicas, quienes creían firmemente que “el universo funciona gracias al sacrificio de los dioses”. Este pensamiento se materializaba a través de la oferta de joyas, instrumentos musicales, y esqueletos de animales y humanos no solo en los templos sino también en puntos específicos de la ciudad donde se creía que convergían el mundo terrenal y el celeste.

Otra pieza destacada de la colección es el Códice borbónico, que sirve para desmentir la confusión histórica entre el pueblo mexica y los aztecas, clarificando que, aunque algunos colonizadores europeos los consideraban un mismo grupo, los mexicas se habían de hecho emancipado de los aztecas para forjar su propia identidad y metrópolis en el golfo de México entre el siglo XIII y 1521.

López Luján resaltó la sofisticación de la sociedad mexica, comparándola con ciudades europeas contemporáneas, aunque con peculiaridades propias: “No es París, Roma, ni Nueva York, pero es gente avanzada para su época”. Este enfoque fortalece la concepción de que los mexicas, aunque a menudo romantizados o malinterpretados, ofrecieron contribuciones significativas y avances notables para su tiempo.

Sacrificios y ofrendas: prácticas centrales en el templo Mayor MexicaSacrificios y ofrendas: prácticas centrales en el templo Mayor Mexica

El impacto de la colonización española

La llegada de los españoles en 1492 tuvo “efectos catastróficos”, según De Pierrebourg, pues no solo impactó sobre la demografía con el brote de epidemias sino que gran parte de los rituales, como apuntan los paneles durante el recorrido, se consideran “satanizados”.

Con todo, la civilización mexica trató de mantener su tradición pese a las restricciones impuestas por los españoles. De ahí que, por ejemplo, en vez de representar figuras antropomorfizadas de cultivos con papel de fibras vegetales amate -prohibido por los colonizadores por hacer competencia al traído de España- se sirvieron de materiales alternativos.

Esa metodología fue, junto con la transmisión intergeneracional, lo que ha permitido la continuidad de las tradiciones, tan arraigada en la identidad mexicana y que se refleja en la actualidad, bajo el criterio de López Luján, en “las prácticas de los grupos indígenas”.

La investigación arqueológica continúa rescatando, tras 46 años de actividad ininterrumpida, objetos de interés como puede ser el reciente hallazgo de ofrendas que contenían los restos de grandes depredadores (pumas, jaguares, lobos, halcones, águilas).

Dichos restos, antes de ser inhumados, eran vestidos como guerreros porque “por su fiereza se les equiparaba con las órdenes militares más importantes”, detalló el director del proyecto del Templo Mayor.

Más de 500 piezas arqueológicas mexicas se exponen por primera vez en EuropaMás de 500 piezas arqueológicas mexicas se exponen por primera vez en Europa

“Mexica. Ofrendas y dioses en el templo mayor” es un proyecto colaborativo entre el Museo Quai Branly de París, el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México y tiene aportaciones del Museo Etnográfico de Basilea (Suiza).

Este evento cultural en París no solo subraya el interés persistente y creciente en la historia y cultura mexica a nivel global, sino que también promueve una mayor apreciación y entendimiento de estas complejas sociedades precolombinas. Al ofrecer una ventana al pasado a través de artefactos cuidadosamente conservados y presentados, la exposición “Mexica. Ofrendas y dioses en el templo mayor” espera educar y fascinar a un público internacional, abriendo un diálogo más rico y matizado sobre el legado de los mexicas.

La muestra representa una oportunidad única para visitantes de todas partes del mundo para sumergirse en el lejano pasado de una de las civilizaciones más influyentes de Mesoamérica, proporcionando una experiencia educativa y cultural de inmenso valor.

Fuente EFE

[Fotos: EFE/EPA/TERESA SUAREZ]

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mundo

Médicos y maestros que se oponen a la “jubilación forzosa” culminaron tres días de paro en Bolivia

La medida de presión, que comenzó el martes, fue encabezada por el Consejo Nacional de Salud con una huelga que redujo las atenciones médicas en el sistema público. Se sumaron docentes y funcionarios de las universidades públicas

Published

on

By

Los sectores que se oponen a un proyecto de ley que establece la “jubilación forzosa” partir de los 65 años en Bolivia, como los trabajadores en salud, de universidades públicas y maestros, culminaron este jueves tres días de huelga y anunciaron que evaluarán nuevas medidas de protesta.

La medida de presión, que comenzó el martes, fue encabezada por el Consejo Nacional de Salud (Conasa) con una huelga que redujo las atenciones médicas en el sistema público de salud únicamente a servicios de emergencias.

También se sumaron los maestros urbanos y los funcionarios de las universidades públicas, que se movilizaron en La Paz, sede del Ejecutivo y el Parlamento, con marchas en el centro de la ciudad.

Los manifestantes portaron pancartas con exigencias como “jubilación digna” y en oposición a la “jubilación forzosa”.

La protesta cuestionó la disposición adicional única del ‘Proyecto del Ley 035′ que plantea que los mayores de 65 años “se acogerán y ejercerán el derecho a un pensión de vejez” y que para su “continuidad laboral” podrán someterse a un “examen médico de aptitud física y mental”.

La propuesta no toma en cuenta a las autoridades electas ni a los funcionarios de libre designación en las instituciones estatales.

El proyecto de ley está fuera de la Constitución Política del Estado (…) están discriminando a un gran sector de los bolivianos en detrimento de otro sector como los políticos”, dijo a EFE Edgar Villegas, presidente del Colegio Médico de La Paz.

“Expresamos nuestro rechazo contundente del proyecto de ley 035, consideramos que debe primar el diálogo y estamos solicitando al Gobierno que se tengan mesas técnicas para que se solucionen estas ambigüedades (en la redacción)”, declaró a EFE el rector interino de la estatal Universidad Mayor de San Andrés, Walter Montaño.

Los representantes de los trabajadores en salud calificaron de “positiva” la protesta de 72 horas y anunciaron que este viernes se reunirán en Santa Cruz para “hacer un balance” de su movilización y “tomar medidas necesarias”.

Decenas de personas participan en una manifestación de médicos y maestros, el 9 de abril de 2024 en La Paz (EFE/Luis Gandarillas)Decenas de personas participan en una manifestación de médicos y maestros, el 9 de abril de 2024 en La Paz (EFE/Luis Gandarillas)

Por su parte, el Gobierno manifestó esta semana que el proyecto de ley “en ninguna parte establece la jubilación forzosa” y que la interpretación realizada por los sectores movilizados es “errónea”.

El viceministro de Pensiones, Franz Apaza, declaró que la propuesta de ley busca “incrementar las pensiones de jubilación” y fortalecer el Fondo Solidario de pensiones con un ajuste al aporte de los empleados públicos y privados.

El Ejecutivo boliviano cuestionó que los sectores movilizados realicen protestas y suspendan los servicios de salud en lugar de plantear recursos legales.

La jubilación en Bolivia es a partir de los 58 años en el caso de los hombres y de 55 para las mujeres, mientras que la renta de vejez se calcula según los años de aportaciones al sistema de pensiones y el nivel salarial obtenido.

Asimismo, el país cuenta con un fondo solidario de pensiones que está compuesto por varias fuentes de financiación, como el saldo acumulado del aportador, una compensación del Tesoro General de la Nación (TGN) y una “fracción solidaria” que proviene de los trabajadores del sector público y privado.

En Bolivia hay 219.266 jubilados que reciben una renta de vejez del fondo de pensiones.

(Con información de EFE)

Continue Reading

TENDENCIAS

Copyright © 1998 FUNDACION GRUPOCLAN prensagrupoclan@gmail.com