Connect with us

Mundo

Blinken aseguró que Estados Unidos aumenta esfuerzos para impedir la transferencia de armas a Rusia

El jefe de la diplomacia estadounidense se reunió este martes con su par con su par francés, Stéphane Séjourné, y con el presidente Macron

Published

on

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, aseguró este martes que EEUU trabaja “día tras día” para impedir la transferencia de armas a Rusia desde países como China, Irán y Corea del Norte.

“Trabajamos día tras día para impedir eficazmente la transferencia de armas y materiales a Rusia, destinados a alimentar esta máquina de guerra y la base industrial de defensa, incluso desde Irán, Corea del Norte y China”, aseguró Blinken.

Sus declaraciones tuvieron lugar en una rueda de prensa conjunta con su par francés, Stéphane Séjourné, en el marco de una visita a París con la guerra ruso-ucraniana y el conflicto entre Israel y el grupo terrorista Hamas en la agenda.

El asunto de la transferencia de armas a Moscú se abordará también durante la reunión de cancilleres de la OTAN prevista el miércoles en Bruselas. “No es solo una amenaza para Ucrania, sino para la seguridad de Europa en general”, agregó.

Además, Blinken se reunió en la tarde con el presidente francés, Emmanuel Macron.

Desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania en febrero de 2022, Estados Unidos ha sido el principal apoyo de Kiev, pero desde hace meses el Congreso estadounidense bloquea un programa de 60.000 millones de dólares.

El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, y la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, posan para una foto en la sede de la UNESCO en París, Francia, el 2 de abril de 2024. Thomas Padilla/Pool vía REUTERSEl Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, y la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, posan para una foto en la sede de la UNESCO en París, Francia, el 2 de abril de 2024. Thomas Padilla/Pool vía REUTERS

A mediados de febrero, Macron endureció su postura hacia la Rusia de Vladimir Putin, al reclamar a los aliados de Ucrania que redoblen sus esfuerzos para impedir que Moscú gane la guerra.

Y, el 26 de febrero, aliados de Ucrania decidieron trabajar en una serie de ámbitos para reforzar su apoyo: un mayor suministro de municiones, ciberdefensa, desminado y producción industrial de armas en Ucrania.

El apoyo a Ucrania protagonizó la visita de Blinken y del ministro francés de Defensa, Sébastien Lecornu, a la sede de Nexter, filial del grupo franco-alemán KNDS que produce los cañones Caesar suministrados a Kiev.

“Invertir en la base industrial de defensa es también una inversión para nosotros mismos”, aseguró a la prensa el secretario de Estado norteamericano en Versalles, instando al Congreso estadounidense a actuar “rápida y eficazmente”.

Lecornu anunció que el ritmo de producción de los cañones Caesar -sistema de artillería de 155 mm autopropulsado montado en un camión- aumentaría de seis a doce por mes “en un futuro próximo”.

El funcionario estadounidense también se reunió este martes con la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, y celebró el regreso a mediados de 2023 a esta agencia de la ONU que su país abandonó durante el mandato del expresidente Donald Trump.

Sin ayuda de EEUU tendrán que ceder más terreno

Por otra parte, la ayuda estadounidense retenida en el Congreso y la Unión Europea no entregando a tiempo las municiones que había prometido anteriormente, afecta el suministro a las ucranianas que se encuentran en el frente de batalla.

“Si no hay apoyo de Estados Unidos, significa que no tenemos defensa aérea, ni misiles Patriot, ni bloqueadores para la guerra electrónica, ni proyectiles de artillería de 155 milímetros”, dijo Zelensky durante una entrevista con The Washington Post. “Significa que retrocederemos, retrocederemos, paso a paso, en pequeños pasos”.

El ejército ucraniano dijo que su máximo comandante, Oleksander Syrskyi, había hablado con el presidente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, Charles Brown, sobre cuestiones del campo de batalla. Un relato de la conversación, en Telegram, dijo que Syrskyi discutió “la cuestión de la ayuda vital de Estados Unidos a Ucrania”, incluido el fortalecimiento de las defensas contra los ataques aéreos rusos y la construcción de fortificaciones.

“Si necesitas 8.000 municiones al día para defender la línea del frente, pero solo tienes, por ejemplo, 2.000, tienes que hacer menos”, explicó Zelensky al Post. “¿Cómo? Por supuesto, para retroceder. Acorta la línea del frente. Si se corta, los rusos podrían ir a las grandes ciudades”.

(Con información de AFP)

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mundo

Médicos y maestros que se oponen a la “jubilación forzosa” culminaron tres días de paro en Bolivia

La medida de presión, que comenzó el martes, fue encabezada por el Consejo Nacional de Salud con una huelga que redujo las atenciones médicas en el sistema público. Se sumaron docentes y funcionarios de las universidades públicas

Published

on

By

Los sectores que se oponen a un proyecto de ley que establece la “jubilación forzosa” partir de los 65 años en Bolivia, como los trabajadores en salud, de universidades públicas y maestros, culminaron este jueves tres días de huelga y anunciaron que evaluarán nuevas medidas de protesta.

La medida de presión, que comenzó el martes, fue encabezada por el Consejo Nacional de Salud (Conasa) con una huelga que redujo las atenciones médicas en el sistema público de salud únicamente a servicios de emergencias.

También se sumaron los maestros urbanos y los funcionarios de las universidades públicas, que se movilizaron en La Paz, sede del Ejecutivo y el Parlamento, con marchas en el centro de la ciudad.

Los manifestantes portaron pancartas con exigencias como “jubilación digna” y en oposición a la “jubilación forzosa”.

La protesta cuestionó la disposición adicional única del ‘Proyecto del Ley 035′ que plantea que los mayores de 65 años “se acogerán y ejercerán el derecho a un pensión de vejez” y que para su “continuidad laboral” podrán someterse a un “examen médico de aptitud física y mental”.

La propuesta no toma en cuenta a las autoridades electas ni a los funcionarios de libre designación en las instituciones estatales.

El proyecto de ley está fuera de la Constitución Política del Estado (…) están discriminando a un gran sector de los bolivianos en detrimento de otro sector como los políticos”, dijo a EFE Edgar Villegas, presidente del Colegio Médico de La Paz.

“Expresamos nuestro rechazo contundente del proyecto de ley 035, consideramos que debe primar el diálogo y estamos solicitando al Gobierno que se tengan mesas técnicas para que se solucionen estas ambigüedades (en la redacción)”, declaró a EFE el rector interino de la estatal Universidad Mayor de San Andrés, Walter Montaño.

Los representantes de los trabajadores en salud calificaron de “positiva” la protesta de 72 horas y anunciaron que este viernes se reunirán en Santa Cruz para “hacer un balance” de su movilización y “tomar medidas necesarias”.

Decenas de personas participan en una manifestación de médicos y maestros, el 9 de abril de 2024 en La Paz (EFE/Luis Gandarillas)Decenas de personas participan en una manifestación de médicos y maestros, el 9 de abril de 2024 en La Paz (EFE/Luis Gandarillas)

Por su parte, el Gobierno manifestó esta semana que el proyecto de ley “en ninguna parte establece la jubilación forzosa” y que la interpretación realizada por los sectores movilizados es “errónea”.

El viceministro de Pensiones, Franz Apaza, declaró que la propuesta de ley busca “incrementar las pensiones de jubilación” y fortalecer el Fondo Solidario de pensiones con un ajuste al aporte de los empleados públicos y privados.

El Ejecutivo boliviano cuestionó que los sectores movilizados realicen protestas y suspendan los servicios de salud en lugar de plantear recursos legales.

La jubilación en Bolivia es a partir de los 58 años en el caso de los hombres y de 55 para las mujeres, mientras que la renta de vejez se calcula según los años de aportaciones al sistema de pensiones y el nivel salarial obtenido.

Asimismo, el país cuenta con un fondo solidario de pensiones que está compuesto por varias fuentes de financiación, como el saldo acumulado del aportador, una compensación del Tesoro General de la Nación (TGN) y una “fracción solidaria” que proviene de los trabajadores del sector público y privado.

En Bolivia hay 219.266 jubilados que reciben una renta de vejez del fondo de pensiones.

(Con información de EFE)

Continue Reading

TENDENCIAS

Copyright © 1998 FUNDACION GRUPOCLAN prensagrupoclan@gmail.com