Connect with us

Economia

Advierten que el desguace del Senasa amenaza con el cierre de los principales mercados internacionales

El ente garantiza el estatus sanitario de los alimentos y el ajuste de Caputo amenaza con la pérdida de las exportaciones de granos, derivados, lácteos y carnes. Preocupación en gremios y entidades agrícolas.

Published

on

 La feroz tijera sobre la planta del Estado como motor de la batalla cultural contra «la casta» que embandera el gobierno como una cruzada, deja a la administración pública al borde de la parálisis y amenaza con impactar de lleno sobre las principales fuentes de dólares que tiene el país si se avanza con el desguace del Senasa.

 

El Servicio Nacional de Sanidad Animal es el organismo que se ocupa de los controles sanitarios en la producción agrícola y cárnica y si se concretan los despidos masivos como en otras dependencias, su debilitamiento derivará en el cierre de los principales mercados internacionales.

 

Es que el Senasa es uno de los engranajes de un complejo sistema sanitario mundial y su certificación local es requisito para lograr la internacional. A su vez, es auditado periódicamente y si las inspecciones no aprueban los estándares los mercados caen automáticamente.

 

De esta manera, Argentina podría arriesgar las exportaciones de granos, de sus productos derivados como aceites, harinas, de la industria láctea y las carnes si se eliminan los controles básicos perdiendo exportaciones a los Estados Unidos, China, Brasil, Chile, Rusia, Méjico y el sudeste asiático, entre otros destinos comerciales.

 Argentina podría arriesgar las exportaciones de granos, de sus productos derivados como aceites, harinas, de la industria láctea y las carnes si se eliminan los controles básicos perdiendo exportaciones a los Estados Unidos, China, Brasil, Chile, Rusia, Méjico y el sudeste asiático, entre otros destinos comerciales

En consecuencia, desde ATE advirtieron que «un ajuste a través de una planilla donde no se tenga en cuenta los estamentos que se afecta, como está sucediendo, puede traer consecuencias muy severas», explicó a LPO Ricardo Luna de la comisión interna de ATE Rosario en el ente.

 

Es que el SENASA y sus áreas como el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria nuclea a profesionales que se han formado por años en la fiscalización para garantizar los niveles bromatológicos adecuados. La importancia del organismo es tal, que durante el macrismo se aprobó por unanimidad la Ley 27.233 que declaró de interés nacional la sanidad de los animales y los vegetales, así como la prevención, el control y la erradicación de las enfermedades, dice la norma.

 Pablo Cortese presidente de SENASA

 

Ahora, el riesgo de que se eliminen los controles básicos pone en riesgo el comercio exterior con fuerte impacto en la provincia de Santa Fe que concentra el uno de los polos agroexportadores más importantes del mundo junto con el de New Orleans.

 

La sede provincial del Senasa que cuenta con 400 trabajadores, un 20 por ciento por debajo del número estándar, tiene a su cargo la fiscalización de los 34 puertos de los cuales, 29 son privados con altísimo volumen de exportación de granos y derivados.

 

A su cargo tienen el control de 40 frigoríficos entre los que se encuentran los 15 mayores exportadores del país y el resto de producción general. También verifican los establecimientos lácteos de la cuenca lechera nacional, depósitos de alimentos balanceados, fábricas y los siete millones de cabezas bovinas, un millón de porcinos y múltiples granjas avícolas.

 

Cualquier cimbronazo en alguna de estas cadenas productivas tienen consecuencias brutales en la población. Todavía está en la memoria el año 2001 cuando el Frigorifico Friar tuvo que cerrar por cuadros de Aftosa, media ciudad de Reconquista quedó sin trabajo.

 Cualquier cimbronazo en alguna de estas cadenas productivas tienen consecuencias brutales en la población. Todavía está en la memoria el año 2001 cuando el Frigorifico Friar tuvo que cerrar por cuadros de Aftosa, media ciudad de Reconquista quedó sin trabajo

En consecuencia, los controles preventivos de aftosa, peste porcina, gripe aviar, HLB Huanglongbing que es una plaga que afecta a los cítricos, son ejemplos de plagas que requieren de alertas mundiales prematuras y sobre todo, la fiscalización preventiva: «no solo está en juego la pérdida de trabajo altamente capacitado en el Senasa sino también del sector privado en la industria láctea, cerealeras, frigoríficos si caen las exportaciones por no cumplir los requisitos sanitarios», explicó Luna.

Tal es la preocupación que el tema generó una extraña coincidencia entre los gremios estatales y los representantes de los sectores más concentrados de la agroindustria como la Mesa de Enlace y  CIARA, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina que manifestaron públicamente las inquietudes.

 

A su vez, el gobierno nacional acaba de notificar el despido de seis trabajadores de la sede rosarina de la Dirección Nacional de Control Agropecuario que fiscalizaba la comercialización de alimentos en media provincia de Santa Fe y quedó desguazado.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economia

Ley Bases: Caputo quiere quedarse con USD 31.000 millones en bonos que tiene la Anses y así reducir el 10% de la deuda total

El nuevo proyecto de ley que el Poder Ejecutivo envió a los gobernadores vuelve a autorizar al Ministerio de Economía a absorber los títulos públicos en poder del Fondo de Garantía de Sustentabilidad

Published

on

By

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de Anses tiene en su poder bonos del Tesoro por más de USD 31.300 millones, lo que representa poco más del 10% de los títulos públicos y letras emitidas por el sector público nacional. Esa es la proporción de deuda que el ministro de Economía Luis Caputo podría deslistar si el Congreso aprobara la última versión de la ley Bases que el oficialismo envió a los gobernadores para empujar su discusión en el parlamento.

La iniciativa vuelve a propiciar cambios en el paisaje de la deuda pública y que están relacionados al fondo inversor del organismo previsional. Le da menos libertades que en el primer intento que hizo La Libertad Avanza (LLA) para aprobar su ley. La diferencia central es que mientras en las extraordinarias llegó a debatirse si el Palacio de Hacienda podía hacerse no solo de los títulos del Tesoro en poder del FGS sino también de la participación accionaria en algunas de las compañías privadas más importantes del país.

Finalmente el ida y vuelta en ese primer ensayo, y en la versión oficial enviada esta semana a los mandatarios provinciales y a los bloques de la oposición en el Congreso dejó firme la intención de “consolidar” la deuda pública, que permitirá al Ministerio de Economía quitar de circulación todos los bonos del Tesoro nacional que formen parte de la cartera de Anses. Las acciones seguirán en manos del fondo inversor.

En la versión oficial enviada esta semana, el Gobierno dejó firme la intención de “consolidar” la deuda pública, que permitirá al Ministerio de Economía quitar de circulación todos los bonos del Tesoro nacional que formen parte de la cartera de Anses

El artículo 56° de la iniciativa que la Casa Rosada giró a los gobernadores para preparar la negociación prevé la “consolidación” de la deuda pública en manos de entidades del sector público. Es una medida que excluye las tenencias de activos del Banco Central o el Banco Nación pero que incluye taxativamente al fondo inversor de Anses. “Los títulos de deuda pública que sean consolidados de acuerdo con lo establecido en la presente ley serán transferidos a una cuenta de titularidad del Tesoro Nacional, en donde se cancelarán por confusión patrimonial”, reza el artículo 58°.

En el artículo siguiente, el 61°, el Poder Ejecutivo buscará establecer qué tipo de inversiones queda habilitado para hacer el Fondo de Garantía de Sustentabilidad. Así, estipula que la Anses “podrá invertir el activo del Fondo administrado” en acciones, obligaciones negociables de sociedades anónimas nacionales, mixtas o privadas y futuros y opciones sobre esos títulos valores. También deroga un artículo 76° de la ley N° 24.241, que es el que le pone topes a qué peso pueden tener en la cartera total cada tipo de inversión.

Fuente: Fondo de Garantía de Sustentabilidad del AnsesFuente: Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Anses

Según información actualizada recientemente por la Anses, el FGS tiene en su cartera unos USD 31.317 millones de bonos del Tesoro nacional, un aumento de 22% en comparación con los USD 25.665 millones de enero, lo que podría atribuirse al paulatino atraso cambiario tras la devaluación de diciembre. De esa manera, si la ley se aprobara y el Ministerio de Economía pudiera deslistar esa porción de bonos, eliminaría poco más del 10% de los bonos y letras del Tesoro -en pesos y dólares- en circulación, que según datos de febrero de la Secretaría de Finanzas ronda los USD 296.000 millones.

En detalle, el FGS cuenta con tenencias de 33,5 billones de pesos en títulos del Tesoro en moneda local, un 72,3% del total de su cartera a febrero pasado. De ese total, el 45,3% (15,1 billones de pesos) corresponden a títulos atados a la inflación, otro 36,3% (12,1 billones) a bonos indexados al tipo de cambio oficial y con participaciones mucho menores otros 4,9 billones de un título en dólares a tasa fija.

Según información actualizada recientemente por Anses, el Fondo de Garantía tiene en su cartera unos USD 31.317 millones de bonos del Tesoro nacional, un aumento de 22% en comparación con los USD 25.665 millones de enero, lo que podría atribuirse al paulatino atraso cambiario tras la devaluación de diciembre

Otro 12,9% de las inversiones de Anses están explicadas en acciones de empresas. La principal es Ternium, de la que posee acciones por un valor de 898.785 millones de pesos, lo que representa un 15% de la cartera total accionaria y solo un 1,9% de las inversiones totales del FGS. Le siguen más atrás el Banco Macro ($786.336 millones), Grupo Financiero Galicia ($636.298 millones), Pampa Holding ($554.885 millones), Transportadora de Gas del Sur ($541.159 millones).

En menor proporción, el FGS tiene en su poder obligaciones negociables por un total de 2,6 billones de pesos, de los cuales poco más de 1 billón corresponden al sector de petróleo y gas y otros $786.909 millones en energía, en ambos casos ON nominadas en dólares. La tenencia de cuotapartes de Fondos Comunes de Inversión es mínima, con solo $227.000 millones.

La enajenación de las acciones en manos del FGS había sido una de las principales críticas opositoras a esa parte del proyecto de ley Bases durante la discusión en comisiones, y el Poder Ejecutivo tuvo que ceder para, primero, permitir esa venta de acciones con habilitación de una comisión bicameral y además con el mandato de destinar los fondos resultantes a la financiación del sistema previsional de las provincias no transferido a la Nación. Finalmente todo ese artículo fue eliminado antes de que el proyecto completo naufrague en la Cámara de Diputados.

Continue Reading

TENDENCIAS

Copyright © 1998 FUNDACION GRUPOCLAN prensagrupoclan@gmail.com