Connect with us

Hi, what are you looking for?

NOTICIAS

El colegio Mariano Acosta y cuatro escuelas secundarias fueron tomadas por los alumnos

Los estudiantes reclaman mejoras edilicias y alimentarias, además del fin de las prácticas laborales. La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, apuntó contra el kirchnerismo por promover la medida de fuerza de los alumnos.

Los estudiantes de la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas “Sofía Broquen de Spangenberg”, la Escuela N°1 de Cerámica, el colegio Mariano Moreno y el Instituto de Educación Superior “Juan Ramón Fernández” de la Ciudad de Buenos Aires se sumaron este lunes a la toma que iniciaron el viernes pasado los alumnos del Mariano Acosta.

Reclaman mejoras edilicias y alimenticias en las viandas que reciben, además del fin de las prácticas laborales obligatorias y no rentadas en empresas privadas y dependencias públicas. La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, responsabilizó al kirchnerismo por el procedimiento y sostuvo que están haciendo circular manuales “con instrucciones de cómo tomar una escuela”.

Por la toma de los alumnos en el nivel secundario, las autoridades del Lengüitas suspendieron todas las actividades tanto en el nivel inicial como en la primaria, y los estudiantes aclararon que se trata de una “decisión ministerial”.

Mejores viandas

Entre los reclamos de los alumnos del Lengüitas se incluye la consigna “con hambre no se puede estudiar”, por lo que piden que se apruebe el proyecto de Ley Integral del Derecho a la Alimentación Adecuada en las Instituciones Educativas y “su efectivo funcionamiento una vez que se encuentre vigente”.

La iniciativa fue presentada por la legisladora porteña por el Frente de Todos, Ofelia Fernández, y lo que promueve es un cambio en el sistema de los comedores escolares de los establecimientos públicos. Uno de sus ejes es la universalización y gratuidad de la asistencia alimentaria escolar y la prohibición de que las empresas que fueron multadas por un mal servicio puedan proveer alimentos.

El colegio Mariano Acosta y cuatro escuelas secundarias fueron tomadas por los alumnos

También que las frutas y verduras estén producidas por cooperativas agroecológicas y que se incentive la compra de alimentos a pymes, así como la creación de una comisión interdisciplinaria integrada por nutricionistas y actores de la comunidad educativa que controlen los menús y la implementación, entre otros puntos.

Además de pedir que “se comiencen a otorgar viandas dignas” para todo el alumnado, en el escrito que presentaron los alumnos del Lengüitas denuncian que en la escuela “el turno simple no tiene horario de almuerzo y desde que se comenzó a implementar la NEF se agregaron horas escolares, habiendo cursos que pasan un máximo de 10 horas cátedra sin ningún aporte nutricional”.

Según dijeron, desde la Rectoría del colegio se realizaron pedidos al Ministerio para que entregue viandas, pero ”fueron rechazados”.

Contra las prácticas laborales

A fines de 2021, el jefe de Gobierno porteño anunció que a partir del ciclo lectivo 2022, comenzarían las prácticas laborales obligatorias en empresas y organizaciones para todos los estudiantes del último año de secundaria.

La medida alcanza a 29.400 chicos de 442 colegios de gestión pública y privada, y forma parte de la cursada necesaria para aprobar el secundario.

Según los alumnos del Lenguas Vivas se trata de “perder horas irrecuperables de clase”, además de estar “puestos en riesgo al no ser acompañados por profesores responsables a las prácticas”.

El colegio Mariano Acosta está tomado por los alumnos desde el viernes. (Foto: Google Street View)
El colegio Mariano Acosta está tomado por los alumnos desde el viernes. (Foto: Google Street View)

“Teniendo en consideración que hemos agotado todas los recursos a nuestro alcance para manifestar nuestro descontento con el proyecto, sin recibir respuesta alguna por parte del ministerio, es que decidimos recurrir a nuestra última medida de protesta por probar, la toma del colegio, en la cual reivindicaremos nuestro reclamo sobre la reconsideración del proyecto de ACAP”.

Las denuncias van desde tener que hacer prácticas laborales en un frigorífico “con numerosas denuncias por intoxicación”, hasta intercambios de idioma en un hotel en el que terminaron lavando platos y cumpliendo con el trabajo que el staff tendría que realizar.

“Defenderemos fervientemente el principal propósito de la educación, el de formarnos para así poder generar un cambio en la sociedad con el fin de construir un mundo mejor y más justo”, dicen los alumnos como mensaje.

El Gobierno porteño denuncia “intereses partidarios” detrás de la toma

Pese a los reclamos, desde el Ministerio de Educación porteño la lectura es que detrás de la toma de colegios está la mano del kirchnerismo. “Recibimos unos manuales que están circulando que tienen discursos para que los chicos repitan y todas las instrucciones sobre cómo tomar una escuela”, dijo Acuña.

También denunció que esos cuadernillos “están siendo repartidos por el kirchnerismo a través de su sindicato UTE (Unión de los Trabajadores de la Educación) y de distintos legisladores que están incitando a los chicos a tomar estas medidas violentas”.

“Pasaron de 0 a 100 en una sola semana. No hubo ni una instancia de pedido de diálogo, pasaron directamente a asambleas para tomar la escuela y eso es una medida violenta que vulnera el derecho a la educación del resto de los chicos y chicas” del establecimiento, agregó la ministra.

También Te Puede Interesar