Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tecnología

Los récords tecnológicos más insólitos a 67 años de la publicación del Libro Guinness

La rata con más seguidores en Instagram, el tuit más caro de la historia y el nene que gana millones de dólares al año en YouTube, entre otros hitos de la escena digital.

El célebre Libro Guinness de los Récords Mundiales se publicó por primera vez hace exactamente 67 años. Por entonces, no incluyó muchos de los hitos relacionados a la escena digital que ahora copan sus páginas. De hecho, el origen del Guinness se vincula a la naturaleza: “¿Cuál es el ave más rápida?”, fue la pregunta que encendió la chispa en el creador del famoso volumen.

Libro Guinness de los Récords Mundiales: datos que tenés que saber

  • La primera edición se publicó el 27 de agosto de 1955.
  • La idea la tuvo Hugh Beaver, que era el director general de la destilería Guinness, una conocida cerveza. La historia cuenta que discutía con sus compañeros de caza cuál era el ave más veloz, que buscó la respuesta en algunos libros y que no la encontró. Por eso decidió compilar récords en un libro.
  • Además, Beaver pensó que aquella estrategia sería ideal para promocionar su cerveza.
  • El éxito no demoró: en la Navidad de 1955, el libro fue el primero en ventas dentro del Reino Unido.
  • Con el paso de los años, el volumen se convirtió en una referencia para conocer curiosidades y récords en múltiples ámbitos, mucho más allá de la velocidad de las aves.
  • La publicación es anual. En el año 2000, el libro pasó a llamarse Guinness World Records.
  • Según contó The Times, el mismísimo libro tiene su propio récord: es uno de los más robados en las bibliotecas públicas alrededor del mundo.

Los récords tecnológicos más insólitos en el Guinness

El señor Beaver falleció en 1967, cuando faltaban pocos años para el despliegue de las primeras computadoras hogareñas, otros tantos para la revolución de Internet, y varias décadas para la irrupción de los smartphones y las redes sociales.

Los récords tecnológicos más insólitos a 67 años de la publicación del Libro Guinness

El hombre que quiso saber cuál es el ave más veloz seguramente jamás imaginó que en las páginas del Libro Guinness aparecerían récords como los que ahora figuran: desde videos de gatitos cuyos contadores de visualización explotan en YouTube, hasta un nene que gracias a su participación en YouTube gana millones de dólares.

Ice Cube, la rata con más seguidores en Instagram

Una de las curiosidades en el Libro Guinness es una pequeña rata, las más seguida en Instagram dentro de su especie. Se llama Ice Cube y tiene cerca de 30.000 followers. No es mucho en el mundo influencer, aunque sí lo es para un ratoncito.

Los récords tecnológicos más insólitos a 67 años de la publicación del Libro Guinness

Su historia es singular: fue rescatada de la calle luego de haber perdido su cola y sus patas por congelación.

Puff, el gato con más visualizaciones en YouTube

Puff es un felino que también aparece en el volumen que recoge récords. ¿Su hito? Más de 7 millones de visualizaciones en YouTube. Según cuentan en el sitio oficial de Guinness World Records, el gatito saltó a la fama en TikTok donde aparecía cocinando, o algo parecido.

Los récords tecnológicos más insólitos a 67 años de la publicación del Libro Guinness

Cuando batió la marca, su canal en YouTube tenía casi 9 millones de suscriptores. Puff vive en Brookling, Nueva York, y se convirtió en una celebridad en los tiempos de confinamiento durante la pandemia de Covid-19.

El gamer profesional más joven del mundo

Un pequeño muchacho se convirtió en el 2005 en el gamer profesional más joven del mundo, cuando tenía apenas seis años. Su nombre es Victor de León e inició su camino hacia el Libro Guinness cuando compitió en Nueva York en un torneo del juego Halo.

Los récords tecnológicos más insólitos a 67 años de la publicación del Libro Guinness

Luego, el equipo Lil Poison firmó con él un contrato exclusivo.

Los NFT marcaron el pulso de los récords en 2021

Los tokens no fungibles, mejor conocidos como NFTs, vivieron su gran boom el año pasado y también se colaron en los listados de récords. Para desprevenidos, se trata de certificados de propiedad de bienes digitales únicos. Por lo general, se han vendido muchas obras de arte bajo esa modalidad.

En una tablet, un fragmento de la obra digital "Everydays: the first 5000 days", del artista Beeple, por la que se pagó 69 millones de dólares en una subasta.
En una tablet, un fragmento de la obra digital “Everydays: the first 5000 days”, del artista Beeple, por la que se pagó 69 millones de dólares en una subasta.Por: (Foto: Adobe Stock)

La que más recaudó y consiguió un increíble récord es Every Days: The First 500 Days del artista digital Beeple (Mike Winkelmann). Su trabajo se vendió como NFT por más de 69 millones de dólares y abrió la compuerta a muchas operaciones en este ámbito.

El primer tuit de la historia: un récord en 2021.
El primer tuit de la historia: un récord en 2021.

En pleno auge de los NFT, también fuimos testigos del tuit más caro de la historia. El impulsor de la movida fue el mismísimo Jack Dorsey, fundador de Twitter, que puso a la venta el primer mensaje que se publicó en esa red social. Un comprador pagó cerca de 3 millones de dólares para ser el dueño del tuit.

Ryan Kaji, el pequeño youtuber que gana más que cualquiera

Ryan es un youtuber muy popular. Comenzó a publicar videos en el año 2011 con la ayuda de sus padres, y ya en el 2015 realizaba demostraciones, desempaquetaba y hacía reseñas de juguetes en su canal.

Los récords tecnológicos más insólitos a 67 años de la publicación del Libro Guinness

Actualmente, su canal principal tiene cerca de 33 millones de seguidores. Se calcula que acumula ganancias por 30 millones de dólares.

También Te Puede Interesar