Connect with us

Hi, what are you looking for?

CorrientesInfo

Politica

El Ministerio de la Vergüenza

El pasado viernes, el periodista Horacio Verbitsky destapó el escándalo que expuso una inmunización a dedo en medio de la pandemia de coronavirus. Las “Vacunas VIP”, que alcanzaron también a varios funcionarios del Gobierno, Alberto Fernández le pidió la renuncia a Ginés González García.

“Ayer me vacuné, llamé a mi viejo amigo Ginés González García”, lanzó Verbitsky, en su columna radial en El Destape, dando detalles del mecanismo que montó el ahora exministro: un vacunatorio con enfermeros del Hospital Posadas que fueron trasladados a las oficinas de la cartera sobre la Avenida 9 de Julio para aplicarle la Sputnik V a políticos, empleados públicos, socios y amigos.

En la lista de las personas que accedieron a la vacuna rusa por fuera del protocolo se encuentra, además del periodista alineado al kirchnerismo, el senador Jorge Taiana, el diputado Eduardo Valdés y el ministro de Relaciones Exteriores y Culto Felipe Solá. También Hugo Moyano y su familia. Todos se habrían dado la dosis en la sede.

Sin embargo, para Carla Vizzotti, nueva ministra de Salud, todo se trató de una “situación excepcional y puntual”. La funcionaria consideró que, pese a las dosis que se aplicaron, en ese organismo “no había un vacunatorio VIP”. Manifestó que “no es habitual esta situación” y que no existe un centro de suministro de inmunizaciones “paralelo” en el Hospital Posadas. Para cerrar, aclaró que a ella todavía no le aplicaron la vacuna.

Las principales frases del editorial de Nelson Castro sobre la “vacunación VIP”

“No pasó mucho tiempo desde que Salud volvió a ser un ministerio, una buena decisión de este gobierno para contrarrestar lo malo que había sido la gestión durante el mandato de Macri. Todo esto, como tal, acabó. Lo que terminó ayer, junto a lo que representa el ‘Ministerio de la Vergüenza’, es la épica de la vacuna. Esta especie de cruzada que el gobierno de Alberto Fernández, junto con el kirchnerismo duro, había planificado para hacer de la vacunación una gesta, con fines únicamente políticos y electorales, ayer llegó a su fin”.

“Por supuesto que terminó de la misma manera en la que culmina todo lo relacionado al kirchnerismo: de forma explosiva. Sorprende tanta torpeza y obesidad. Pero, por otro lado, no; cuando se conoce el modus operandi del peronismo, esto no asombra. ¿Por qué? Porque tienen una concepción del Estado absolutamente monárquica. Es una concepción absolutamente contraria al progresismo que, enunciativamente, exponen”.

El peronismo se cree dueño del Estado. Hay algunos, como Ginés González García, que tienen esta actitud: llegamos, nos apropiamos de las cosas y las utilizamos como privilegio. Concepto que comparte con Verbitsky, a la hora de compartir todo lo que pasó con la vacuna. ¿Cómo no se van a dar cuenta que alguien, en algún momento, va a hablar?”

El Hospital Posadas se transformó en el instrumento de propaganda política sanitaria, en el tema de la vacuna, del gobierno. Lamento mucho esto, porque es una institución fenomenal, pero cayó dentro de las garras de la utilización política. Sus directivos responden a eso, no a su personal. Por eso ahí se vacunó Cristina Fernández de Kirchner”.

“Ginés González García quiso dar un paso más: para qué iban a ir al Posadas si podían ir al ministerio de Salud. Tuvieron que trasladar a personal, que dejó de lado a otras personas, que deben ser vacunadas, para dárselas a otros que no la merecían. En un momento en el que hay escases, cada vacuna vale oro”.

Esto es kirchnerismo y peronismo puro. Nada de esto fue un accidente o un error, es una concepción. Esta utilización del Estado para uso propio. No llegan al poder para servir a los otros, eso es una cascara. Como gobiernan con la plata nuestra, y los planes sociales son la plata nuestra, entonces no hay ningún problema. Van, mantienen a los pobres en situación de pobres y se benefician con el resto. Por eso necesitan quedarse para siempre, porque viven de esto, de aprovecharse. El ‘vamos por todo’ es eso”.

Vieron cuando nosotros decimos que ‘la corrupción mata’. Parece una frase que, de tanto y tanto, se hace realidad; pasó con Once, con Cromañón y ahora con las vacunas. Las vacunas representan este episodio de corrupción. No sabemos cuántos se quedaron sin vacunas por esto. ¿Cuántos más estaban en la lista? Esa es la pregunta. Mas allá de todo esto, están las vidas. Esta gente no tiene límites. Lo vieron ustedes”.

“¿Podía Carla Vizzotti, quien tenía una oficina pegada a la de Ginés González García, desconocer todo esto que estaba pasando? La respuesta es única: no. Clara y contundente. Sino, estaba en otra dimensión”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement
Advertisement

También Te Puede Interesar

Espectáculos

La vida de Diego Maradona después de su muerte no deja de dar que hablar. Amazon está trabajando a toda máquina para acelerar el estreno de...

Sociedad

En la madrugada de este jueves encontraron a un bebé abandonado en un terreno baldío. Si bien no se tiene mayor información el pequeño...

Espectáculos

Brad Pitt y George Clooney ya no serían más amigos. Los actores desarrollaron un vínculo estrecho después de protagonizar la franquicia “La gran estafa”...

Politica

La bancada del oficialismo liderada por el radicalismo dejó sin quórum la primera sesión en la Cámara de diputados. Fue porque el Frente de...