Connect with us

Politica

Scioli quiere la revancha con Macri en la presidencial del 2019

Publicado

on

El diputado comenzó a caminar el país para moldear su candidatura. Se promueve como prenda de unidad del peronismo y exhibe un discurso con eje en la economía.

En los años ’90 Lita de Lázzari se hizo popular recomendando a la gente que camine para buscar precios. “Caminen, caminen, nunca dejen de caminar”, era el lema de quien fuera presidente honoraria de la Liga de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios de la República Argentina.

Casi treinta años después, Daniel Scioli decidió aferrarse a la “doctrina De Lázzari”, aunque su vocación por caminar y caminar el país no es para encontrar el mejor precio sino para convertirse él mismo en la mejor oferta electoral.

El diputado quiere convencer a propios y extraños que si en el balotaje del 2015 quedó a tan solo dos puntos y medio detrás de Mauricio Macri, en el 2019, con la caída de popularidad del presidente y la crisis económica, no le sería difícil devolverle el control de la Casa Rosada al peronismo.

Su travesía comenzó hace meses con una agenda inicialmente bonaerense —que incluyó los distritos de San Miguel, Cañuelas, Avellaneda y Moreno — y que lenta y sistemáticamente se extendió a otras provincias.

De todas ellas no pasó inadvertida su visita a Tucumán, donde se tomó una foto con Sergio Massa en el marco de las celebraciones del Día de la Lealtad, ni tampoco a Córdoba, donde el gobernador Juan Schiaretti le tendió la alfombra roja del PJ federal.

Scioli ya prometió nuevas recorridas por esos pagos mediterráneos, aunque antes tiene previsto aterrizar en Tierra del Fuego, Entre Ríos y la Costa Atlántica para seguir moldeando su candidatura presidencial.

Aunque la quiera enmascarar, su campaña se puso en marcha y a esta altura es indisimulable. Como parte de ella, en enero promocionará en Rosario un libro de conversaciones sobre política y deporte con el escritor y periodista Rubén Tizziani.

En su entorno, el ex mandatario es etiquetado como un hombre de diálogo capaz de lograr amplios consensos, una manera de posicionarlo como prenda de unidad para las elecciones del próximo año.

“Habla con los gobernadores porque lo siguen sintiendo un par; habla con los intendentes bonaerenses, porque los conoce de sus 8 años de gestión; habla con los legisladores, ya que hoy trabaja en el Congreso; habla con los sindicatos, por una relación histórica; y habla con el peronismo, por su rol institucional como vicepresidente del PJ”, lo ensalzan sus adláteres.

¿Cómo ex candidato a presidente también habla con Macri? La versión de una reunión furtiva celebrada hace un mes la echó al ruedo el ex funcionario y escritor Jorge Asís en Animales Sueltos. “Reencuentro de dos amigos que compitieron: el Ángel exterminador y Daniel Scioli, líder de la línea Aire y Sol. Más de una hora, jueves de mañana. Residencia de Olivos ¿Por qué la reserva?”, plasmó en letras, en su cuenta de twitter, lo que había dicho por América TV.

El pragmático legislador nunca se refirió a esa información ni tampoco al equipo que comenzó a armar para su proyecto “Daniel 2019”. Se especula que estarán sus habituales escuderos y alguna que otra incorporación sorpresiva, como por ejemplo el ex ministro de Agricultura Julián Domínguez.

Convencido de haber dejado atrás su peor momento, a pesar de la vigencia de causas judiciales que lo involucran, Scioli ahora busca reivindicarse con lo que considera su mejor spot proselitista: el debate con Macri de hace tres años atrás.

En ese cara a cara, que mantuvo antes del balotaje, aseguró que el líder de Cambiemos iba a aplicar una política de ajuste en base a las recetas del Fondo Monetario Internacional, quitando subsidios y aumentando tarifas. Algo que finalmente ocurrió.

“Soy el ganador retroactivo de ese debate”, dice ahora, sacando chapa de profeta, para reiterar, como lo hizo entonces, que “hay otro camino”. Precisamente ese es el lema estampado en el cotillón 2019 —gorras, banderas, remeras— que se comenzó a repartir entre los militantes.

Pero para no quedarse en la crítica, el diputado de Unidad Ciudadana presentó el último fin de semana, en el plenario del sindicato de mecánicos (Smata) que comanda Ricardo Pignanelli, lo que dio en llamar “Diez puntos para el desarrollo”.

La propuesta contempla una reforma tributaria, la desdolarización de las tarifas de los servicios públicos, la rebaja de impuestos para la producción, la quita gradual del impuesto a las ganancias, y un plan de tierra y viviendas, entre otros tópicos.

Scioli hizo conocer su programa en un auditorio que compartió con Felipe Solá, completando el álbum de fotos con aspirantes presidenciales. Incluso hace días tuvo su instantánea con Juan Manuel Urtubey.

La empresa del diputado y ex motonauta parece encontrar un límite en Cristina Kirchner. Si la ex presidenta decide buscar su tercer mandato, difícilmente él persista con su sueño de reincidir contra Macri.

En cambio, si la líder del espacio da a un paso al costado, Scioli profundizará su prédica a favor de una gran interna en el peronismo, un partido atomizado y sin conducción, en donde nadie logra sacarse ventaja.

De eso dice que habla con Máximo Kirchner. Pero el mandamás de La Cámpora no le dio una pista de lo que hará Cristina. Ni siquiera si el dedo de la senadora lo bendecirá para competir en su nombre con los postulantes de las otras vertientes del PJ o si para esa misión se inclinará por Agustín Rossi, Axel Kicillof, Rodríguez Saá o Jorge Capitanich.

En el Instituto Patria nadie mandó a medir a Scioli y sí a Cristina, todo un dato para entender qué habas se cuecen por estas horas. En privado se devalúan mutuamente. Él dice que ella tiene un techo. Ella dice que él ya tuvo su oportunidad. En público se cuidan con aires de indiferencia: nunca saben cuándo se volverán a necesitar.

Ante ese cuadro de situación, los soldados sciolistas se solazan fácil. “Daniel no aparece en las encuestas porque recién ahora estamos mostrándonos. Ya lo van a medir. Tenemos fe y esperanza”, arengan impregnados del mismo optimismo que su inoxidable capitán.

El tiempo dirá. Por ahora, en la agenda de Scioli la prioridad es caminar, caminar y caminar. Como proponía Lita.

Politica

Rumbo a las elecciones: Valdés bajó línea a los dirigentes y habló de nuevas estrategias

Publicado

on

El gobernador se reunió en la mañana de hoy viernes con las principales figuras de su partido político. Allí hablaron sobre las estrategias que desarrollarán dentro de Encuentro Por Corrientes + Cambiemos en el año.

El gobernador Gustavo Valdés convocó a legisladores y presidentes de diferentes distritos de la Unión Cívica Radical. La intención del encuentro es definir la estrategia electoral a trabajar en los diferentes turnos electorales de este año. El Gobierno provincial tiene lista la agenda de campaña.

El sábado los radicales de nueve departamentos se reunirán en Caá Catí para delinear estrategias de campaña. El mitín estará encabezado por el propio Gustavo Valdés y el presidente de la UCR, Ricardo Colombi.

Seguir leyendo

Politica

El presidente Macri aceptó la renuncia de Soto Dávila

Publicado

on

Mediante el decreto 141/2019 el presidente de la Nación aceptó la renuncia del ex magistrado federal Carlos Vicente Soto Dávila y estaria en condiciones de ser detenido al perder sus fueros. El documento fue publicado este viernes a primera hora.

Carlos Soto Dávila ahora ex el juez federal de Corrientes está acusado de beneficiar a narcos a cambio de coimas. Presentó el pasado viernes su renuncia ante el Ministerio de Justicia de la Nación, alegando “razones personales”.

 

“Si el Gobierno nacional le acepta la renuncia, inmediatamente debería quedar detenido porque pesa sobre él un pedido de prisión preventiva”, confirmó el miércoles en diálogo con La Dos el diputado Pablo Tonelli, miembro del Consejo de la Magistratura de la Nación. “En los últimos tiempos ha sido que habitual que jueces investigados por el Consejo decidan renunciar”, aseveró.

 

El ex magistrado había sido procesado en diciembre del año pasado por su par porteño Sergio Torres, luego de determinar su rol en una organización criminal de la que también eran parte dos secretarios de su juzgado, cinco abogados y la ex intendente de Itatí, Natividad Terán.

 

Como el procesamiento fue dictado con prisión preventiva pero el juez gozaba de inmunidad de arresto, el caso fue derivado al Consejo de la Magistratura de la Nación, donde el 26 de febrero próximo está prevista una audiencia de interpelación a cargo de la Comisión de Disciplina.

Torres ordenó además la indagatoria de Soto Dávila y su desafuero, así como la captura de sus dos secretarios, Pablo Molina y Federico Grau; y de cinco abogados vinculados a la causa Sapucay.

 

El magistrado correntino comentó en diciembre ante la prensa que es “una persona íntegra y perfectamente consciente de mi absoluta inocencia en este sentido, así que no tengo ningún inconveniente en presentarme y lo voy a hacer”.

 

 

 

 

 

 

Renunció Soto Dávila, el juez correntino acusado de proteger narcos

 

 

 

Soto Dávila está acusado de ser el jefe de una asociación ilícita. El Gobierno impulsaba su juicio político en el Consejo de la Magistratura.

 

Carlos Vicente Soto Dávila, el juez correntino procesado por proteger narcotraficantes, presentó su renuncia el viernes ante el Ministerio de Justicia de la Nación. El magistrado está acusado de asociación ilícita y cohecho pasivo al encubrir a narcos que traían grandes cantidades de marihuana para distribuir en Capital Federal y varias provincias.

 

Soto Dávila era conocido por los narcos como el “juez piola”, ya que por grandes sumas de dinero los liberaba y facilitaba los movimientos de las organizaciones delictivas. En diciembre del año pasado, el juez federal Sergio Torres lo procesó con prisión preventiva, aunque recién podría quedar detenido cuando el propio Mauricio Macri acepte su renuncia: hasta ese momento contará con fueros. Además, se fijó un embargo en su contra de 20 millones de pesos.

La investigación contra Soto Dávila -que estaba citado para el 26 de febrero a dar explicaciones ante el Consejo de la Magistratura- es una de las tantas causas por la cual la Justicia Federal de Capital Federal ya tiene a más de 130 personas investigadas, entre ellas, el entonces intendente de Itatí, Natividad Terán; su entonces vice, Fabio Aquino; gendarmes, policías federales y provinciales.
La organización narco que Soto Dávila protegía ingresaba marihuana desde Paraguay por balsas en el río Paraná y, una vez en Corrientes, era distribuida hacia Capital Federal, Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Chaco, Santiago del Estero y Mendoza.
Soto Dávila quedó en el centro de la escena luego de que uno de los arrepentidos en la causa de los narcotraficantes confesó que le pagaban miles de pesos para tener protección y poder operar sin problemas. La Justicia investiga por lo menos una decena de casos de sobornos.
El juez correntino, además, les entregaba la libertad de manera llamativa a los narcos que eran capturados.

Seguir leyendo

Politica

Ordenan detener a Luis D’Elia

Publicado

on

El dirigente piquetero kirchnerista, Luis D’Elia deberá volver a prisión en el marco de la causa por la toma de una comisaría en 2004.

El cambio se debe a que la Cámara rechazó un planteo de la defensa del líder piquetero y dejó vigente el fallo que lo condenó a tres años y nueve meses de prisión.

El 11 de noviembre pasado, la Cámara había confirmó que D’Elía debe ir preso por la toma de la comisaría 24, de La Boca, un hecho sucedido en 2004, pero le redujo tres meses la pena.

A pesar de este fallo, D’Elía no fue a la cárcel en ese momento ya que estaba pendiente una revisión de la Corte Suprema, que falló en contra del dirigente.

Los autores del fallo de la Casación habían sido Carlos Mahiques, Liliana Catucci y Eduardo Riggi.

El 6 de noviembre de 2017, D’Elía había sido condenado a cuatro años de prisión por los delitos de atentado contra la autoridad agravado, lesiones leves, instigación a cometer delitos, privación ilegal de la libertad y usurpación.

La decisión de primera instancia la había tomado el Tribunal Oral Federal 6, formado por Julio Panelo, José Martínez Sobrino y Fernando Canero.

El año pasado, la Sala 3 de la Cámara de Casación confirmó la condena, pero le redujo la pena a D’Elía a tres años y nueve meses. El único delito que los camaristas consideraron que podía adjudicársele es el de instigación a cometer delitos. El resto -dijeron- ya prescribió.

La toma
El hecho que se le atribuye en esta investigación consiste en haber promovido la toma de la comisaría 24, de La Boca, para reclamar la detención del asesino del dirigente Martín “Oso” Cisneros. Los hechos sucedieron el 26 de junio de 2004, cuando D’Elía era diputado provincial bonaerense.

De acuerdo con la investigación, el líder piquetero “instigó públicamente” a unas 40 personas a que tomaran la comisaría y “a romper y prender fuego los bienes que a ella pertenecían, incluidos los vehículos policiales y la seccional policial”.

Catucci, que firmó el primer voto del fallo de ayer, afirmó que “las apreciables demoras” de la causa “se debieron al desvío de la investigación, que en vez de enfocarse, como debía, en determinar los coautores de los intolerables atropellos contra una institución pública, se orientó hacia la posible responsabilidad penal de los funcionarios de la Policía Federal y del Poder Ejecutivo”. Según Catucci, se pretendió avanzar contra Norberto Quantin y José María Campagnoli, por entonces secretario y subsecretario de Seguridad Interior, y contra el titular de la comisaría, Cayetano Greco. “Esos despropósitos fueron los que perjudicaron el debido proceso”, escribió Catucci. Ahora, solo la Corte podría evitarle la cárcel a D’Elía.

En la madrugada del 26 de junio de 2004, el entonces diputado provincial bonaerense Luis D’Elía impulsó a unos 40 militantes a que tomaran la comisaría de La Boca, según la Justicia. Reclamaban que fuera arrestado el asesino del dirigente barrial Martín Cisneros. Dentro de la dependencia policial hubo destrozos y quema de muebles. Se impidieron la entrada y la salida de gente, y hubo policías que debieron escapar por los techos de las casas linderas.

Seguir leyendo

Trending