Connect with us

Economia

Por congelamientos, la inflación de enero será menor al 3%

Publicado

on

Será la primera baja luego de cinco meses de subas. Gobierno quiere mostrar que la proyección del 40% para este año es creíble. El dato es relevante tanto para las negociaciones con el FMI como para el inicio de las discusiones paritarias que comenzarán en semanas.

Para el Gobierno será el primer (y humilde) resultado positivo de la política económica. El INDEC informará esta tarde que la inflación de enero se ubicará por debajo del 3% y que -lo más destacable a los ojos del oficialismo- superará la performance del mismo mes de 2019 cuando el indicador se ubicó en el 2,9%. Mejorará además los cálculos de todas las estimaciones privadas publicadas hasta ayer, que adelantaban una inflación aproximada del 3,2%, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), publicado el 4 de febrero pasado.

Obviamente estará por debajo del 3,7% alcanzado en diciembre de 2019 y representará el menor porcentaje de los últimos seis meses incluyendo el 3,9% de noviembre, el 2,9% de octubre, un 5,8% de septiembre y el 4,1% de agosto. Será superior al 2% de julio, último mes de inflación en leve baja dentro del Gobierno de Mauricio Macri. Luego la situación comenzó a desmadrarse, tras la megadevaluación de más del 23% posterior a las PASO.

¿Cuáles fueron los alimentos que más aumentaron durante enero?

El Gobierno esperaba con ansias el dato que se comunicará hoy por dos motivos, tan políticos como económicos: necesitaba mostrar que la proyección de un alza de los precios para este año de aproximadamente el 40% es creíble y que las políticas de contención de la presión inflacionaria están dando resultados. El tercer factor que debe mostrar Alberto Fernández en el combate contra los precios es que su evolución mensual es comparativamente menor a los resultados del macrismo en el poder, al menos durante 2019.

En el primer caso, y si bien se trata de los datos de enero de 2020, que el comienzo sea con un incremento del IPC al menos controlado es una información que el Ejecutivo necesita para que su proyección general sea creíble y defendible. Del otro lado del mostrador, además de los mercados, esperan los resultados tanto el FMI como las empresas y los sindicatos.

En el primer caso, el resultado de enero debe servir para que los enviados del FMI consideren válidas de análisis a las promesas del ministro de Economía, Martín Guzmán, de un superávit fiscal primario de más de al menos 0,5% sean defendibles. El resultado del IPC de enero tiene, además, la misión de poder controlar la ambición de los sindicatos a semanas del comienzo de la reapertura del ciclo lectivo de negociaciones paritarias 2020, proceso en el que el Gobierno quiere que la discusión circule alrededor de un incremento salarial que empate a la inflación.

El segundo motivo de tranquilidad interna (aunque prudente) para el Gobierno es poder mostrar que la disminución parcial de la inflación es una respuesta a las múltiples políticas de contención de la presión de costos incluyendo el congelamiento de tarifas de servicios públicos, prohibición para las petroleras de incrementar las naftas hasta nuevo aviso y, fundamentalmente, la aplicación del programa Precios Cuidados en su versión reloaded. Como el mismo plan de contención continuará inalterable en febrero y marzo se entiende dentro del oficialismo que la evolución del IPC en el primer trimestre del año podría mostrar un incremento más cercano al 6% que al 8%.

La proyección, si se confirmara, ayudaría, además, en el principal frente abierto que tiene el Gobierno de Alberto Fernández: la renegociación de la deuda. La reflexión es que no es lo mismo pedir credibilidad al FMI y los acreedores con una inflación descontrolada, que con una evolución de los precios con ciertos signos de contención.

Según los datos sectoriales que se observaron en enero, los principales impactos en los precios serían en carnes y cereales dentro del capítulo de Alimentos y bebidas no alcohólicas; mientras que también habría incrementos en el rubro de Recreación y cultura, debido a cuestiones estacionales vinculadas con el turismo y las vacaciones. En cambio, Salud daría cierto respiro.

Economia

Con controles, la Provincia logra que los precios de supermercados se retrotraigan

Publicado

on

Por

Los intensivos operativos desplegados en la ciudad de Corrientes arrojaron sanciones a comercios y provocaron cambios en los valores de los productos incluidos en la lista de Precios Máximos.

Funcionarios del Ministerio de Industria, Trabajo y Comercio de la Provincia realizaron ayer (viernes) controles en supermercados de la ciudad de Corrientes para comprobar el cumplimiento de las normas de precios máximos para la lista de productos dispuesta por la Nación en la Resolución 100/2020 de la Secretearía de Comercio Interior. Las recorridas se realizaron junto a personal de Bromatología de la Municipalidad y desde el área provincial informaron que durante el fin de semana se repetirán los operativos conjuntos.

Por la Provincia participan agentes de la Dirección de Defensa del Consumidor y la presencia de agentes del municipio capitalino se da para verificar aspectos atinentes a salubridad y bromatologia de los comercios.

Tras las inspecciones el director de Defensa del Consumidor, Orlando Seniquiel, informó que en las cadenas nacionales (tres en Corrientes capital) se verificó que “todas cumplen con los precios máximos establecidos por la Nación para los casos analizados de productos incluidos en el listado establecido”.

Mencionó también que en el caso de los supermercados de cadenas locales, “se constató que, luego de las numerosas actas de infracción labradas al inicio de vigencia de la medida, ahora los establecimientos han retrotraído los precios de los productos incluidos en el listado a los valores vigentes al 6 de marzo de 2020”. En ese sentido, destacó que “se logró de esta manera el objetivo buscado con los operativos de control”.

El subsecretario de Comercio, Juan José Ahmar, valoró que “gracias a estos controles masivos dispuestos por el gobernador Gustavo Valdés y el ministro de Industria, Trabajo y Comercio, Raúl Schiavi, se consigue un buen resultado en la rebaja de precios en las principales bocas de expendio en capital”. Agregó que se verificaron “bajas sustanciales en productos básicos alimenticios, como leche larga vida, yerba, aceite, entre otros”.

Ahmar aseguró que seguirán ampliando los controles hacia otros establecimientos, como supermercados étnicos y de barrio -donde ya existieron decomisos y una clausura-, minimercados, maxikioscos, y otros negocios de proximidad, de los que ya se tienen denuncias de incumplimientos. Asimismo, indicó que ya se están coordinando acciones con los municipios del interior para que puedan colaborar en breve con las tareas de control de precios.

Gestiones para provisión de alcohol en gel

Los intensos operativos en farmacias, droguerías y supermercados por la falta de stock de alcohol en gel y las gestiones llevadas a cabo ante las droguerías de cadenas locales, y directivos de las sedes centrales de cadenas nacionales, como también ante la Secretaría de Comercio Interior, tuvieron los primeros resultados positivos.

Personal de la Dirección de Defensa del Consumidor de la Provincia verificó la oferta de alcohol en gel en una cadena provincial de farmacias y en una firma de supermercados también de origen local llegando a la conclusión de que el producto estaba disponible pero en cantidades acotadas por comprador, buscando el efecto solidario de que los productos lleguen a la mayor cantidad de familias posible.

En el marco de las gestiones realizadas por el Gobierno provincial, se logró que una cadena nacional de supermercados destine a su tienda de Corrientes una importante provisión de este producto, el cual ya está disponible en góndolas.

Denuncias

El subsecretario de Comercio de la Provincia recomendó a los consumidores que, antes de formular una denuncia por irregularidades en los precios máximos, verifiquen en el sitio web preciosmaximos.argentina.gob.ar si el producto en cuestión está o no incluido en el listado oficial provisto por la Nación y cuál es su valor, ya que se reciben muchísimos reclamos que son totalmente improcedentes.

Los reclamos pueden realizarse a través del sitio web del Ministerio de Industria, Trabajo y Comercio: itc.corrientes.gob.ar (en el formulario de contacto) y a los teléfonos (379) 4476025 o al 4476026 de lunes a viernes 8 a 12 horas y de 15.30 a 19.30, y los sábados solamente durante la mañana.

Seguir leyendo

Economia

El gobierno congeló los alquileres y las cuotas de créditos hipotecarios hasta el 30 de septiembre

Publicado

on

Por

Mediante los decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) 319 y 320, el gobierno dispuso la suspensión de los desalojos por falta de pago de alquileres y el congelamiento del valor de las cuotas de créditos hipotecarios hasta el 30 de septiembre.

El DNU sobre alquileres congela los precios vigentes al 30 de marzo y prorroga la vigencia de los contratos “con conformidad de la parte locataria” (esto es, si el inquilino quiere, puede pagar los valores previamente acordados con el dueño o locador). Además, establece que las deudas que se produzcan por falta de pago se pagarán a partir de octubre en 3 cuotas, con intereses compensatorios, pero sin penalidades.

También dispone una excepción para el locador (dueño de la propiedad en alquiler) que acredite que depende del alquiler para cubrir sus necesidades básicas o las de su familia primaria conviviente y establece la “mediación obligatoria”, antes de acudir a la Justicia, para los casos en que se presenten “controversias entre las partes”.

El congelamiento de alquileres alcanza los siguientes casos:


1. Inmuebles destinados a vivienda única urbana o rural.

2. Habitaciones destinadas a vivienda familiar o personal en pensiones, hoteles u otros alojamientos similares.

3. Inmuebles destinados a actividades culturales o comunitarias.

4. Inmuebles rurales destinados a pequeñas producciones familiares y pequeñas producciones agropecuarias.

5. Inmuebles alquilados por personas adheridas al régimen de Monotributo, destinados a la prestación de servicios, al comercio o a la industria.

6. Inmuuebles alquilados por profesionales autónomos para el ejercicio de su profesión.

7. Inmuebles alquilados por Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMES) conforme lo dispuesto en la Ley N° 24.467 y modificatorias, destinados a la prestación de servicios, al comercio o a la industria.

8. Inmuebles alquilados por Cooperativas de Trabajo o Empresas Recuperadas inscriptas en el INSTITUTO NACIONAL DE ASOCIATIVISMO Y ECONOMÍA SOCIAL (INAES).

En cuanto a los créditos hipotecarios, se congelan hasta el 30 de septiembre:

• El valor de las cuotas sobre inmuebles destinados a vivienda única, a valor del mes de marzo

• El valor de las cuotas de los créditos prendarios UVA

• Se suspenden las ejecuciones hipotecarias sobre inmuebles destinados a vivienda única

• Se suspenden las ejecuciones prendarias respecto de créditos prendarios UVA

• Las deudas por diferencia de monto, entre lo que se debería haber pagado y lo que se pague a causa del congelamiento, se abonará, a partir de octubre, en 3 cuotas sin interés.

• Las deudas que se produzcan por falta de pago, se abonarán, a partir de octubre, en 3 cuotas, solo con intereses compensatorios, sin penalidades.

Alquileres, por artículo

El artículo segundo del DNU sobre alquileres suspende “en todo el territorio nacional, hasta el día 30 de septiembre del año en curso, la ejecución de las sentencias judiciales cuyo objeto sea el desalojo de inmuebles de los individualizados en el artículo 9° del presente decreto, siempre que el litigio se haya promovido por el incumplimiento de la obligación de pago en un contrato de locación y la tenencia del inmueble se encuentre en poder de la parte locataria, sus continuadores o continuadoras”. La medida, aclara, “alcanzará también a los lanzamientos ya ordenados que no se hubieran realizado a la fecha de entrada en vigencia del presente decreto”. A su vez, también hasta el 30 de septiembre se suspenden “los plazos de prescripción en los procesos de ejecución de sentencia respectivos”.

En tanto, el artículo 3 establece la prórroga de contratos hasta el 30 de septiembre para los vencimientos que hayan operado “desde el 20 de marzo” y en los que el inmueble en cuestión aún esté en poder de la parte locataria (esto es, inquilinos que aún no hubiesen evacuado la propiedad en alquiler). Además, precisa que el inquilino “podrá optar por mantener la fecha de vencimiento pactada o prorrogar dicho plazo por un término menor” al 30 de septiembre.

Sobre el congelamiento del alquiler en sí, el artículo 4 dispone que durante el plazo de prórroga, el inquilino “deberá abonar el precio de la locación correspondiente al mes de marzo”. Las deudas que surjan por diferencias entre el monto pactado por contrato y el valor de marzo (esto es, el del mes a cuyo valor se congela el alquiler) deberá ser abonada por el inquilino en al menos tres o un máximo de seis cuotas “mensuales, iguales y consecutivas”, a partir de octubre, una vez terminado el plazo de congelamiento dispuesto por el gobierno.

Para el resto del contrato “las cuotas vencerán en el mismo día de los meses consecutivos”, dice el DNU, que también establece que “no podrán aplicarse intereses moratorios, compensatorios ni punitorios, ni ninguna otra penalidad prevista en el contrato, y las obligaciones de la parte fiadora permanecerán vigentes hasta su total cancelación”.

El congelamiento de las cuotas hipotecarias

El decreto que congela el valor de las cuotas de créditos hipotecarios establece en su artículo 2 que la cuota vigente en adelante será la vigente al mes de marzo y que el mismo congelamiento se aplicará también “a las cuotas mensuales de los créditos prendarios actualizados por Unidad de Valor Adquisitivo (UVA)”.

En cuanto a ejecuciones, el artículo 3 las suspende, también hasta el 30 de septiembre, sean éstas “hipotecarias, judiciales o extrajudiciales” y establece que la medida alcanza también “a los lanzamientos ya ordenados”, es decir a procesos de ejecución “que no se hubieren realizado” a la fecha de entrada en vigencia del decreto.

De modo similar al caso de los alquileres, el congelamiento de cuotas hipotecarias establece que las diferencias que surjan por la aplicación del congelamiento deberán abonarse también en tres cuotas a partir de octubre y tampoco en ese caso corresponderán “intereses moratorios, compensatorios, ni punitorios ni otras penalidades previstas en el contrato”, aunque el decreto deja abierta la posibilidad de que las partes pacten “una forma de pago distinta que no podrá ser más gravosa para la parte deudora” que la dispuesta en el decreto.

Iguales plazos (tres cuotas) se establecen para las deudas por falta de pago que se produzcan “desde la fecha de entrada en vigencia del presente decreto y hasta el 30 de septiembre”.

El gobierno funda ambos decretos (congelamiento de alquileres y suspensión de desalojos, y congelamiento de cuotas hipotecarias) en el marco de la “emergencia” y del decreto 297, que el 19 de marzo pasado dispuso el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” para reducir la circulación del SARS-CoV-2, la variedad de coronavirus que provoca la enfermedad CoViD-19, que hoy pasó en el mundo el saldo de 30.000 muertes y en la Argentina lleva a la fecha un saldo de 745 casos confirmados de contagio y 19 muertos.

En sus considerandos, los decretos reconocen el alto impacto económico negativo de las medidas oficiales para limitar la expansión del virus y en cuanto a las nuevas medidas ratifica “el resguardo jurídico a la vivienda está amparado por las normas jurídicas internacionales, aplicables y aceptadas universalmente, en materia de DDHH” aunque a su vez reafirma “el reconocimiento del derecho a la vivienda, sino también la obligación estadual de tomar medidas apropiadas para asegurarlo” y la necesidad de llevar “alivio y tranquilidad a las familias que habitan el territorio nacional en un contexto de gran incertidumbre como el generado por la pandemia”.

Seguir leyendo

Economia

Corrientes: Se mantiene el desabastecimiento de alcohol y desinfectante

Publicado

on

Por

A partir de una recorrida por varios locales se pudo advertir que continúa el desabastecimiento de alcohol en gel y etílico como así también de desinfectantes como Lysoform y lavandina.

La falta de estos productos se detectó desde hace poco más de una semana, incluso antes que se decrete la cuarentena para prevención de circulación del coronavirus.

Al parecer la gente salió de manera compulsiva a comprar los productos de higiene básicos y que son los recomendables para evitar la trasmisión del virus.

En los comercios habían avisado que esta semana se solucionaría la falta de stock, aunque otros afirman que recién en abril se abastecerá.

Seguir leyendo

Tendencia