Corrientes Info - independiente holan y la teora de los sistemas
 
29/12/2017 | 

Independiente, Holan y la Teoría de los Sistemas

Independiente, Holan y la Teoría de los Sistemas
Con su “Teoría General de los Sistemas”, Ludwig Von Bertalanffy buscaba proporcionar un marco teórico y práctico para las ciencias naturales y sociales. Su creación supuso un salto conceptual en la forma de mirar la realidad humana e influyó en diversos campos del conocimiento: desde la psicología a la administración empresarial. Fue revolucionario lo del alemán, porque en lugar de caer en la tendencia mecanicista de ver el mundo por compartimientos estancos e hiperdesarrollados, conceptualizó una mirada global holística de estructuras interrelacionadas.

Como un “sistema” abierto conformado por un conjunto de partes coordinadas y en interacción para alcanzar objetivos comunes, el “Independiente de Holan” fidelizó el precepto del “todo por sobre la sumatoria de las partes” conformando un equipo de estructura robusta y de gran personalidad que no se fundamentó en una figura excluyente sino, por el contrario, buscó la excelencia a través de un funcionamiento interrelacionado, dinámico y atildado.

Pecaría de fanático, aquel que supusiese que Ludwig Von Bertalanffy pensó (específicamente) en el deporte como campo de aplicación de su teoría o en el funcionamiento de un equipo de fútbol como modelo, pero a ciencia cierta tampoco los excluyo de manera explícita; porque al definir “sistema” como un conjunto de elementos con historia, mitos y reglas que persiguen un fin común, definió a “sistema” de la misma manera que podría haber definido “Equipo de fútbol”.

El bien común, en el fútbol, va ligado de manera directa e indivisible a la victoria. Así es como después de siete años sin títulos y de superar la etapa más triste de su próspera vida institucional (al descender a la B Nacional), podría decirse que Independiente, con la obtención de la Copa Sudamericana 2017 en el mítico estadio Maracaná, logró recuperar su identidad futbolística de juego asociado en ataque y de conquistas internacionales.

“Cuando llega, el éxito a veces produce acentuación del proyecto y, en ocasiones también, un exceso de valoración de uno mismo y deseos de aspirar legítimamente a perspectivas mejores.” La frase de Marcelo Bielsa encaja de manera perfecta en la actualidad de Independiente. La resurrección del club fue posible a partir del arribo de Ariel Holan a la dirección técnica. Denostado por el ambiente, por no venir del riñon del fútbol y por adoptar posturas poco usuales, logró recobrar una mística institucional a través de una idea de juego colectivo y ofensivo. Lo de Holan fue un collage vintage entre lo tradicional, del saludo al hincha y el acercamiento a reconocidas glorias, y lo moderno: de un nutrido cuerpo técnico habituado al uso de los drones y a la tecnología aplicada al deporte.

En la Teoría de los Sistemas, se conoce como “homeostasis” al estado interno de un sistema que se mantiene relativamente constante mediante la autoregulación. La homeostasis en el fútbol, esta dada por la interrelación entre jugadores, cuerpo técnico, dirigentes e hinchas en la búsqueda de un estado de equilibrio (entre las pretensiones del hincha, las posibilidades de los jugadores y la visión del entrenador) que permita seguir en el círculo virtuoso del bien común. Cualquier cambio de una parte produce cambios en el conjunto, ya que la esencia de la naturaleza del sistema es un continuum.

A menos de una semana de comenzar la pretemporada y expuesto a grandes cambios, Holan tiene la oportunidad de su vida. Por convención, en el seno de un plantel, el técnico es el líder de un grupo y el preparador físico es uno de sus ayudantes. El entrenador es el quien arma el equipo. Parado al costado de la línea de cal, da la sensación de no jugar; pero juega. Se le respeta el primer asiento del banco de suplente, cual trono de rey devenido en silla eléctrica. Confinado a un rectángulo lindante al campo, no cae en la quietud; por el contrario, sufre de hiperquinesis. El técnico es quien hace los cambios y quien enfrenta a la prensa. Por el contrario, el preparador físico asiste, nunca conduce; habla en el grupo, no se dirige a la prensa. Esta representación común que conocemos, no aplicaba linealmente en Independiente. Pocos cuerpos técnicos han tenido un liderazgo tan compartido como el que implementaron históricamente Holan y Kohan: un tándem tan unido en la vida como la cacofonía.

Por su origen outsider, en los inicios, el técnico se sostuvo en su preparador físico. Era una relación de mutuo beneficio. Alejandro Kohan no solo manejaba la parte física del equipo, también manejaba al grupo y los códigos del vestuario. La paridad entre ambos llegaba a tal punto que equiparaban ingresos, algo nunca visto en el fútbol, pero es el éxito, como dice Bielsa, lo que trastoca las expectativas y las valoraciones, poniendo a prueba las lealtades y sometiendo a discusión las razones: ¿Es lógico que DT y PF cobren lo mismo?, ¿es una deslealtad querer cambiar las condiciones que te permitieron llegar?

En las idas y vueltas entre el técnico y club, en los dimes y diretes de su cargo de entrenador, la renovación de Holan con Independiente no incluyó a Kohan. El desmembramiento de la preparación física (Kohan, su hijo asistente y su lugarteniente Gustavo Satto), como su nexo más importante con los futbolistas, no es la única perdida en la comunicación entre el cuerpo técnico y los jugadores. A cambio de cinco millones de dólares y el quince por ciento de una futura venta, Independiente se desprende de su capitán Nicolás Tagliafico. La versatilidad en el juego, que le permitían ser lateral izquierdo cuando el equipo debía tomar cuidado en las transiciones defensivas o zaguero cuando el equipo dominaba el terreno y debía encontrar espacios para progresar, son virtudes técnicas difíciles de reemplazar. También está su ascendencia sobre el plantel y su ejemplo al momento de trabajar, aspectos intangibles para el hincha que sólo pueden ser sopesados con el tiempo, al analizar las dinámicas asumidas por los restantes miembros del grupo.

Así como describió Von Bertalanffy para la teoría, ocurre también en un vestuario de fútbol: “Cada una de las partes de un sistema está relacionada de tal forma con las demás que un cambio en una de ellas desencadena un cambio en todas y cada una de las demás”.
El dúo Holan-Kohan llevó a Independiente a revivir sus tiempos de gloria, alzando su decimoséptimo (17°) trofeo internacional. En el futuro, se avecinan grandes desafíos para hacer historia. Con la Suruga Bank (frente a Cerezo Osaka) y la Recopa Sudamericana (ante Gremio -Brasil-), el Rojo puede igualar (18°) y superar a Boca (19°) en el historial continental.

Para Holan es la oportunidad de su vida. Ya no está a la sombra de Burruchaga o de Almeyda (como en sus comienzos en el fútbol) y tampoco estará compartiendo crédito con Kohan (como en el último tiempo); por primera vez, tanto mérito como demérito serán exclusivamente propios. En la búsqueda de Holan, de una nueva sinergia para el 2018, va la suerte de Independiente.



Clima
 






Columnistas
El Clandestino
''Corrientes: Indefinicin del candidato, Estrategia o temor ?''
Julio Barbaro
''Año nuevo, peronismo viejo''
Valeria Schapira
''Eligiendo a tu media naranaja: qumica o compatibilidad?''
 


 


Ranking
1
Maluma - Felices los 4
2
Enrique Iglesias - SUBEME LA RADIO ft. Descemer Bueno, Zion & Lennox
3
CNCO, Yandel - Hey DJ
4
Shakira - Me Enamor
5
Piso 21 - Besndote
6
Luis Fonsi - Despacito ft. Daddy Yankee
7
David Bisbal - Fiebre
8
Pablo Alboran, David Bisbal, Antonio Carmona, Manuel Carrasco - Y, Si Fuera Ella?
 


Galeras de Fotos
 


 
 
ico coment
0  comentarios
Codigo anti spam:
41880
Nombre
E-mail
Comentario
Hasta 500 caracteres

Multimedios Grupo CLAN, no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor.