Connect with us

Sociedad

Intensos trabajos de la DPEC para restablecer la energía eléctrica en sectores afectados

Publicado

on

Como consecuencia de las fuertes tormentas, la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (DPEC), dispuso el despliegue y traslado de móviles, materiales, y equipos en las diferentes localidades afectadas. El personal de la DPEC, ingenieros, técnicos y operarios, trabajan incansablemente y sin pausas para reparar los daños y averías y normalizar el servicio en el menor tiempo posible.

El servicio quedó seriamente afectado en la Capital, zona Metropolitana (San Luis del Palmar, Paso de la Patria, San Cosme, Riachuelo, San Cayetano, Santa Ana) y en las localidades de Caá Catí, San Miguel, Loreto, Lomas de Vallejos, Sauce, Mburucuyá, Paso de los Libres, Santa Ana, Mercedes, Curuzú Cuatiá, Goya, Estación Torrent, Yapeyú, Guaviraví, Tapebicuá, Bompland, San Isidro, Derqui y, entre otros parajes, El Pollo, Parada Pucheta, Paso Ledesma, y Cabret.

La gran cantidad de daños provocados por las fuertes tormentas y vientos, y las dificultades que presentan los terrenos donde se ubican las trazas de la Líneas de Media Tensión, demanda un mayor esfuerzo y tiempo adicional para alcanzar la reparación de las líneas en las zonas más alejadas.

Entre otras averías se produjeron la caída de numerosos postes de baja y media tensión, fusibles quemados y el corte de una gran cantidad de cables de líneas de baja y media tensión.

Entre otras tareas realizadas, se recorrió la LMT 33 kV en el tramo Caá Catí-San Miguel y en las rutas provincial 5 y nacional 18, iniciándose un recorrido de 3 kilómetros a pie en la zona conocida como Rosadita, en montes de campos privados. Allí se pudieron levantar 10 postes caídos de LMT de 33 y de 13,2 kV en el trayecto de Caá Catí a Paso Florentín.

Sauce fue una de las zonas más afectadas por las tormentas y allí se desplegaron intensos trabajos realizados por el personal de la DPEC, superando el cansancio, terrenos de difícil acceso y las más adversas condiciones climáticas, para restablecer finalmente al mediodía el servicio en la localidad.

Cuadrillas de la DPEC se dirigieron a zona de Lomas de Vallejos para atender una doble estructura caída, en la zona de Loma Alta por la ruta provincial Nº 5. En Santa Ana, se trabajó en la ruta provincial Nº 43 con postes de líneas de media y de baja tensión caídos.

En Ituzaingó la DPEC habilitó el nexo en 13.2 kV, construido para independizar el servicio al parque industrial G3 de Ituzaingó, lo que permitirá garantizar un mejor y continuo servicio a las industrias allí radicadas.

En San Miguel se normalizó la Subestación Transformadora Aérea N° 72 y se restableció el servicio en la zona del Hospital local.

En la zona Centro de la provincia se restableció el servicio en gran parte de las localidades afectadas. Sólo restan la normalización en algunas zonas rurales. Hoy se ingresa con tractores municipales por la cantidad de agua en los terrenos y caminos de la zona.

En la Capital y zona Metropolitana quedan numerosos reclamos puntuales que son atendidos por las Guardias de Reclamos.

A pesar de que las dificultades climáticas aún no se disiparon, los ingenieros, técnicos y operarios de la DPEC se encuentran trabajando incansablemente para completar lo antes posible la normalización del servicio eléctrico en todas las localidades y zonas afectadas.

Sociedad

Corrientes: Levantaron el corte en el puente General Belgrano tras una jornada de protesta nacional

Publicado

on

Las manifestaciones se realizaron en la mañana de este miércoles en el marco de una jornada nacional de protesta que se repetió en más de 20 ciudades de todo el país. En horas del mediodía, organizaciones sociales levantaron la medida de fuerza.

Seguir leyendo

Sociedad

Chaco: Un joven intentó matar a su novia y luego se suicidó

Publicado

on

La localidad chaqueña de General Pinedo no sale de su conmoción. Anoche, dos jóvenes de 16 y 18 años protagonizaron un hecho que empezó con una tentativa de femicidio y decantó en un suicidio. Juan Carlos Villalba (18) intentó matar a su pareja Daiana Castillo (16) quien actualmente se encuentra, en grave estado de salud en el hospital de Sáenz Peña.

Los testigos que presenciaron el hecho informaron a la policía que la pareja se encontraba discutiendo cuando Villalba disparó a Daiana, para luego efectuarse otro tiro en la cabeza a sí mismo.

La vivienda en donde se encontraban los jóvenes se ubica en calle 2, entre 3 y 5, de la localidad.

En la causa interviene la fiscal en turno Virginia Lucrecia Listán de Loto quien dispuso, “que se preserve el lugar del hecho, se haga presente el Médico forense y perito del Gabinete Judicial, se labre acta de constatación y se reciba declaración a familiares allegados y testigos que hubieran presenciado el hecho”.

Seguir leyendo

Sociedad

Robaron objetos de una camioneta secuestrada en el corralón municipal

Publicado

on

El dueño lo halló con un vidrio roto. Le robaron equipos que había dentro, valuados en casi 80 mil pesos. “No me quieren pagar”, dijo.

Ayer se co­no­ció un he­cho tan in­só­li­to co­mo in­dig­nan­te, so­bre to­do pa­ra el dam­ni­fi­ca­do, lla­ma­do Jor­ge, a quien ha­ce un tiem­po se le ha­bía se­cues­tra­do su ca­mio­ne­ta Ford Ecos­port, la cual fue lle­va­da al co­rra­lón mu­ni­ci­pal cer­ca de Ru­ta 12 y ave­ni­da Mai­pú. Lo in­cre­í­ble es que cuan­do fue a re­ti­rar el ve­hí­cu­lo, lo en­con­tró con un vi­drio ro­to y con el fal­tan­te de va­rios equi­pos de so­ni­dos, va­lua­dos en ca­si 80 mil pe­sos, con­tó.

Hay que acla­rar que a es­ta pér­di­da eco­nó­mi­ca ines­pe­ra­da, se le su­ma los ca­si 40 mil pe­sos que Jor­ge di­jo que gas­tó du­ran­te el tiem­po en el que la ca­mio­ne­ta es­tu­vo es­ta­cio­na­da en el pre­dio.
Si bien es­ta can­ti­dad es­tá den­tro de la ile­ga­li­dad, lo cier­to es que su­ma­da a la pér­di­da de los va­lio­sos equi­pos cons­ti­tu­ye un du­rí­si­mo gol­pe al bol­si­llo de la víc­ti­ma, quien es­ta­ba con­fia­do de que su Ford Ecos­port es­ta­ba se­gu­ra mien­tras el reu­nía la pla­ta pa­ra pa­gar la mul­ta.

El dam­ni­fi­ca­do, en con­tac­to con épo­ca, con­tó que ha­ce un mes su ca­mio­ne­ta fue lle­va­da ha­cia el co­rra­lón mu­ni­ci­pal.

El jue­ves 14 de mar­zo, re­la­tó que fue a bus­car el ro­da­do y que, al lle­gar, hu­bo cier­to “ner­vio­sis­mo” del per­so­nal mu­ni­ci­pal que es­ta­ba en ese mo­men­to.

“Me hi­cie­ron a un la­do y me lla­mó el di­rec­tor de ahí, un tal Gar­cí­a. Él me di­jo que unos la­dro­nes in­gre­sa­ron y ro­ba­ron mi ca­mio­ne­ta”, sos­tu­vo el dam­ni­fi­ca­do.

Se­gún in­di­có, se po­día ver que la ca­mio­ne­ta te­nía el vi­drio ro­to y que fal­ta­ban va­rios equi­pos de so­ni­do y la ra­dio que es­ta­ban en el in­te­rior.

Asi­mis­mo la guan­te­ra es­ta­ba abier­ta y de allí sus­tra­je­ron to­dos los do­cu­men­tos de la Ford Ecos­port que te­nía en su in­te­rior.

Con res­pec­to a las me­di­das de se­gu­ri­dad, se in­di­có que se en­cuen­tra “ba­jo la ór­bi­ta de una em­pre­sa pri­va­da”.

En un prin­ci­pio, Jor­ge con­tó que no iba a de­nun­ciar el he­cho ya que se ha­bía ido con la pro­me­sa del Di­rec­tor de que “se iba a pa­gar to­do”.

“Na­die se ha­ce car­go”

No obs­tan­te, los pro­ble­mas se pro­du­je­ron cuan­do hi­zo una lis­ta con to­do lo ro­ba­do, gra­cias a lo cual se su­po que to­dos los equi­pos (bo­ci­nas, es­té­re­os, ba­te­rí­as, ca­bles, etc.) cos­ta­ban un mon­to cer­ca­no a los 80 mil pe­sos.

An­te ello, Jor­ge di­jo que el lu­nes hu­bo un cam­bio de pos­tu­ra: “Me di­je­ron que no po­dí­an afron­tar se­me­jan­te gas­to y que no me iban a pa­gar por­que no po­día pro­bar que to­do lo que di­je fue re­al­men­te lo ro­ba­do. En de­fi­ni­ti­va que na­die se iba a ha­cer car­go de lo que per­dí”.

La res­pues­ta, tan in­só­li­ta co­mo la si­tua­ción, ter­mi­nó de in­dig­nar a Jor­ge quien se­ña­ló que hoy iría a ver al in­ten­den­te Eduar­do Tas­sa­no pa­ra co­men­tar­le la si­tua­ción y po­der en­con­trar una so­lu­ción.
“Ha­bía una gran can­ti­dad de ve­hí­cu­los en el pre­dio y jus­to fue­ron a ro­bar el mí­o, que te­nía mu­chos ob­je­tos va­lio­sos”, se que­jó el hom­bre, quien tra­ba­ja de ma­ri­ne­ro mer­can­te.

Con res­pec­to al ro­bo en si, sos­tu­vo que aún no tu­vo res­pues­tas so­bre si ha­bía al­gún sos­pe­cho­so en el ca­so.

Seguir leyendo

Trending