Connect with us

Economia

FMI: Gobierno espera que libere u$s 30.000 millones antes de octubre

Publicado

on

Los desembolsos llegarían antes de las elecciones, con o sin “déficit cero” garantizado. “Un round de estudio”. Así definió ayer ante este diario, uno de los funcionarios que se encontró con los enviados del Fondo Monetario Internacional (FMI) a la Argentina y que ayer comenzaron la tercera revisión del acuerdo stand by negociado en junio del año pasado. La misma fuente aseguró que, al menos en la visión local, no habría mayores problemas para pasar el examen y que se espera que no haya problemas para que en marzo el organismo que dirige Christine Lagarde habilite el dinero comprometido para el primer desembolso del año. Ese dinero llegaría a los u$s11.000 millones, y completaría los u$s24.000 millones del segundo acuerdo con el organismo firmado en septiembre del año pasado. Este dinero se suma a los u$s15.000 millones del desembolso de junio pasado correspondientes al primer acuerdo. Como además se espera que no haya problemas con la próxima revisión del FMI de mayo, el organismo liberaría los casi u$s18.000 millones restantes, para completar el préstamo global de u$s57.100 millones. En total, este año el organismo debería desembolsar unos u$s30.000 millones totales. Si se cumple el cronograma pactado, el dinero estaría liberado antes de octubre, con lo cual Mauricio Macri llegaría a las elecciones sin peligro de default en este ejercicio y gran parte de 2020. Incluso el dinero podría ser liberado desde Washington, sin la garantía que este año se consiga el tan promocionado “déficit cero” comprometido ante el FMI para las cuentas fiscales. Si no se lograra esta meta, la renegociación de un eventual waiver debería ser negociado en el último trimestre del año, con el cronograma de desembolsos ya terminado.

Con esto, el país estaría liberado de problemas de deuda durante todo 2019 y parte de 2020. Y recién para mediados del segundo semestre comenzaría el debate sobre cual sería el dinero necesario para no sufrir problemas de vencimientos el próximo año.

La misión que comenzó ayer estuvo encabezada por el italiano Roberto Cardarelli y representó además el debut del jamaiquino Trevor Alleyne como “embajador” del organismo en el país. Los primeros interlocutores de los visitantes fueron el secretario de Política Económica, Miguel Braun, y el vicepresidente del Banco Central de la República Argentina, Gustavo Cañonero, con quienes, según las fuentes, se trazó un plan de acción para los ocho días hábiles que durará la inspección de las cuentas públicas. Cardarelli y Alleyne expusieron cuáles son los requerimientos de datos que quieren revisar y la información que quieren llevarse hacia Washington para el análisis final antes de presentar el informe ante el board del organismo. Será este, en definitiva, el que apruebe o no la liberación de los fondos, decisión que sería tomada el 19 de marzo. No hubo sorpresa en Buenos Aires sobre los datos que los visitantes pidieron en la reunión desarrollada en el Banco Central. Cardarelli y Alleyne se concentraron en dos grandes capítulos: la marcha de las cuentas nacionales y el programa monetario. Desde el Gobierno descansan tranquilos en que, al menos para esta misión, los compromisos generales están o sobrecumplidos (déficit fiscal) o sin mayores alteraciones (programa monetario). Y que donde hay distorsiones importantes (evolución del PBI, inflación y recaudación impositiva); aún es pronto para discutir cuál será el resultado final del año y que tan importante será el desvío frente a lo que se comprometió en el acuerdo firmado en septiembre. Según la especulación oficial, las diferencias comenzarán a ser expuestas por las dos partes recién después de junio, con lo que no habría que esperar problemas en esta misión. Tampoco, se supone, en la que debería esperarse para mayo o junio. Más allá en el tiempo, y a la espera del último desembolso del acuerdo firmado con el FMI, se especula que la cercanía de las elecciones y el apoyo político que Christine Lagarde y de Donald Trump le vienen garantizando a Mauricio Macri; no habría problemas para completar todo el programa de u$s57.100 millones. A partir de allí, y de no reabrirse las negociaciones para un tercer acuerdo, el país no tendrá más dinero desde esta fuente pero deberá continuar cumpliendo el acuerdo firmado en septiembre pasado. Especialmente en lo referente a las dos grandes reformas estructurales comprometidas con el FMI, la previsional y la laboral, dos leyes que el organismo, luego de las elecciones p ondrá en la mesa de las exigencias hacia el Gobierno. Obviamente será un tema que deberá esperar a conocer quién será el sucesor de Macri. Si hay reelección, las negociaciones comenzarán de manera inmediata. Si el jefe de Estado electo es otro, la situación será más compleja. Una de las misiones de Cardarelli y su gente es comenzar a tomar contacto con los referentes económicos opositores para conocer, al menos en un primer acercamiento, cuál es su visión ante el stand by vigente.

Economia

Día clave para el dólar: el Banco Central deberá probar que puede contenerlo

Publicado

on

Los futuros de Wall Street y las aperturas de las bolsas de Oriente no auguraban una buena rueda para el lunes. Sin embargo, los mercados de Europa presentaban mayorías de alzas. Pero las bolsas de este continente no pesan tanto en el mundo como las otras.

En otra oportunidad este detalle hubiera sido seguido atentamente por los inversores de activos financieros de la Argentina. Pero el país libra otro combate que opaca la influencia del exterior. El control de precios disparó el riesgo país a niveles que no se vieron desde 2014 y una salida de los bonos de la deuda argentina de fuertes consecuencias.

Federico Sidi, de Compass Group, señaló que “en los últimos días se aceleró la compra de fondos que invierten en bonos de la deuda y de Estados Unidos, excluidos los de Brasil”.

Que Brasil no esté en la mira no sorprende. Es un país que está complicado porque no cierra sus reformas y representa algún riesgo. Sidi explicó que la cartera se compone de 25% de bonos del Tesoro de Estados Unidos y el resto de títulos latinoamericanos particularmente del Mercosur entre los que sobresalen los de Uruguay y Chile. “La renta es de poco más de dos por ciento, pero al inversor argentino no le interesa la ganancia sino la seguridad. Estos bonos se cobran en los países de origen por lo que los sobresaltos que ocurran en la Argentina antes y después de las elecciones presidenciales no les preocupa. El inversor cobra esos bonos en sus países de origen y puede depositar los fondos en el exterior”, analizó.

Banco Central

Banco Central

Por supuesto que el stock de los fondos con plazos fijos, los de renta fija argentina (bonos de la deuda) y renta variable (acciones) están disminuyendo. Los argentinos aceleraron la dolarización de las carteras.  Hay un “fly to quality” local (vuelo a la calidad), como se denomina al movimiento donde el inversor privilegia la seguridad sobre las ganancias.

El riesgo país en 854 puntos básicos -subió 6,62% en las dos últimas ruedas de la semana pasada- ahora influirá en el dólar. Ya no es un dato que transitaba un camino separado.

Las nuevas reglas del juego de Precios Cuidados que tienen consenso en las encuestas entre consumidores son inflamables para el dólar, porque el inversor lee allí el fracaso en la lucha contra la inflación y un peso que se debilita. Por lo tanto, aunque ve un país con tasas más altas, sabe que son inocuas porque influyen sobre una moneda que nadie quiere y que por eso ha adquirido una velocidad de circulación tal que anula la restricción monetaria. Todos se deshacen de los pesos lo antes posible y se vuelcan al dólar.

Guido Sandleris, presidente del Banco Central (Manuel Cortina)

Guido Sandleris, presidente del Banco Central (Manuel Cortina)

Este nuevo mundo se verá hoy con toda su dureza y el Banco Central deberá probar que tiene un arsenal para responderle, además de las intervenciones en el mercado futuro y de mandar al Banco Nación a vender dólares en la última media hora del mercado.

Los exportadores seguirán siendo el árbitro. Si mantienen intensa su oferta en alrededor de USD 100 millones diarios, que se suman a los 60 millones que licita cada día el Tesoro, pueden contener una nueva escalda de la divisa. Pero puede suceder que los exportadores aguarden mejores precios y los consigan reteniendo liquidaciones porque saben que son ellos los que marcan el valor de la moneda. Por otra parte, estarán cambiando dólares por un peso que se devalúa cada día. El horizonte de inflación, calculan, que se extenderá hasta mayo o junio y que este control de precios con remarcaciones anticipadas, es adelantar la inflación esperada que detonará en abril para no hacer impacto en los meses siguientes.

El examen del lunes será clave para el Banco Central y el Gobierno que, buscando fortalezas, muestra debilidades. El acuerdo de precios se pareció más a la invocación de un milagro que a una medida racional para bajar la inflación. Y el congelamiento de la banda de flotación, un pedido de auxilio anticipado porque ven venir un dólar con fuerza al que hay que contenerlo cuanto antes y, para eso, necesitan de los USD 150 millones diarios que le permitirá usar el FMI. Apenas pase los $51, saben que pueden intervenir.
Las cartas están echadas. “Hagan juego señores”, parece decir el Banco Central. Las 10 de la mañana será la hora señalada.

Seguir leyendo

Economia

Unos 350 fiscalizadores controlarán que los productos de precios esenciales estén en las góndolas

Publicado

on

El Ministerio de Producción y Trabajo informó hoy que un equipo de 350 fiscalizadores en todo el país que controlará la presencia de los Productos Esenciales en las góndolas para verificar el cumplimiento del programa.

Además se ampliarán las facultades de la Secretaría de Comercio Interior para evitar distorsiones en el mercado comercial, aplicar multas y realizar procesos rápidos de intervención cuando sea necesario a partir de la reciente actualización de la Ley de Lealtad Comercial N° 22.802.

Seguir leyendo

Economia

El turismo y las ventas minoristas por Semana Santa cayeron un 15%

Publicado

on

Según Fedecámaras, la crisis económica se hizo con fuerza en el fin de semana largo, en el que se movilizaron un millón de personas menos que el año pasado, caída que también se reflejó en el comercio. “No es el movimiento habitual, la gente llega con lo justo a fin de mes”, advirtió la entidad que agrupa a los centros comerciales.

La Federación de Cámaras y Centos Comerciales Zonales de la República Argentina (Fedecámaras) advirtió que el turismo interno y las ventas minoristas de Semana Santa cayeron un 15% en comparación con 2018, como consecuencia de la aguda crisis económica a la que el Gobierno sigue sin encontrarle solución. De acuerdo a la entidad, el año pasado se movilizaron 2 millones y medio de personas para disfrutar del fin de semana largo, contra 1.600.000 de este año.

 

El titular de la entidad, Rubén Manusovich, indicó que la falta de turistas se nota mucho en la Costa Atlántica y expresó: “No es el movimiento habitual, la gente llega con lo justo a fin de mes, los sectores medios han sido muy golpeados por la pérdida del poder adquisitivo del salario y la suba de tarifas y sobre todo de la nafta, entonces hacen el ajuste en el consumo, lo que perjudica sobremanera a los comerciales y pymes del interior”.

 

La información se apoya sobre los datos reconocidos oficialmente por la Secretaría de Turismo, según señaló Manusovich, quien indicó que las reservas por turismo están en promedio en un 60%, con las excepciones de la Quebrada de Humahuaca y Tandil, donde superan el 95%.

 

Por otra parte, el dirigente se sumó a las críticas contra el acuerdo de precios anunciado por el Gobierno. “Son 16 empresas que acordaron congelar 64 productos con los hipermercados, que sólo comercializan el 30% de los alimentos”, señaló Manusovich. Al respecto, alertó que “el 70% de las pymes comerciales no tendrán abastecimiento de esos productos”.

 

En el mismo sentido, se quejó de que “además, esos 64 productos fueron remarcados, es decir los mayoristas ya hicieron lo que comúnmente se denomina colchón”.

Seguir leyendo

Trending