Connect with us

Economia

FMI: Gobierno espera que libere u$s 30.000 millones antes de octubre

Publicado

on

Los desembolsos llegarían antes de las elecciones, con o sin “déficit cero” garantizado. “Un round de estudio”. Así definió ayer ante este diario, uno de los funcionarios que se encontró con los enviados del Fondo Monetario Internacional (FMI) a la Argentina y que ayer comenzaron la tercera revisión del acuerdo stand by negociado en junio del año pasado. La misma fuente aseguró que, al menos en la visión local, no habría mayores problemas para pasar el examen y que se espera que no haya problemas para que en marzo el organismo que dirige Christine Lagarde habilite el dinero comprometido para el primer desembolso del año. Ese dinero llegaría a los u$s11.000 millones, y completaría los u$s24.000 millones del segundo acuerdo con el organismo firmado en septiembre del año pasado. Este dinero se suma a los u$s15.000 millones del desembolso de junio pasado correspondientes al primer acuerdo. Como además se espera que no haya problemas con la próxima revisión del FMI de mayo, el organismo liberaría los casi u$s18.000 millones restantes, para completar el préstamo global de u$s57.100 millones. En total, este año el organismo debería desembolsar unos u$s30.000 millones totales. Si se cumple el cronograma pactado, el dinero estaría liberado antes de octubre, con lo cual Mauricio Macri llegaría a las elecciones sin peligro de default en este ejercicio y gran parte de 2020. Incluso el dinero podría ser liberado desde Washington, sin la garantía que este año se consiga el tan promocionado “déficit cero” comprometido ante el FMI para las cuentas fiscales. Si no se lograra esta meta, la renegociación de un eventual waiver debería ser negociado en el último trimestre del año, con el cronograma de desembolsos ya terminado.

Con esto, el país estaría liberado de problemas de deuda durante todo 2019 y parte de 2020. Y recién para mediados del segundo semestre comenzaría el debate sobre cual sería el dinero necesario para no sufrir problemas de vencimientos el próximo año.

La misión que comenzó ayer estuvo encabezada por el italiano Roberto Cardarelli y representó además el debut del jamaiquino Trevor Alleyne como “embajador” del organismo en el país. Los primeros interlocutores de los visitantes fueron el secretario de Política Económica, Miguel Braun, y el vicepresidente del Banco Central de la República Argentina, Gustavo Cañonero, con quienes, según las fuentes, se trazó un plan de acción para los ocho días hábiles que durará la inspección de las cuentas públicas. Cardarelli y Alleyne expusieron cuáles son los requerimientos de datos que quieren revisar y la información que quieren llevarse hacia Washington para el análisis final antes de presentar el informe ante el board del organismo. Será este, en definitiva, el que apruebe o no la liberación de los fondos, decisión que sería tomada el 19 de marzo. No hubo sorpresa en Buenos Aires sobre los datos que los visitantes pidieron en la reunión desarrollada en el Banco Central. Cardarelli y Alleyne se concentraron en dos grandes capítulos: la marcha de las cuentas nacionales y el programa monetario. Desde el Gobierno descansan tranquilos en que, al menos para esta misión, los compromisos generales están o sobrecumplidos (déficit fiscal) o sin mayores alteraciones (programa monetario). Y que donde hay distorsiones importantes (evolución del PBI, inflación y recaudación impositiva); aún es pronto para discutir cuál será el resultado final del año y que tan importante será el desvío frente a lo que se comprometió en el acuerdo firmado en septiembre. Según la especulación oficial, las diferencias comenzarán a ser expuestas por las dos partes recién después de junio, con lo que no habría que esperar problemas en esta misión. Tampoco, se supone, en la que debería esperarse para mayo o junio. Más allá en el tiempo, y a la espera del último desembolso del acuerdo firmado con el FMI, se especula que la cercanía de las elecciones y el apoyo político que Christine Lagarde y de Donald Trump le vienen garantizando a Mauricio Macri; no habría problemas para completar todo el programa de u$s57.100 millones. A partir de allí, y de no reabrirse las negociaciones para un tercer acuerdo, el país no tendrá más dinero desde esta fuente pero deberá continuar cumpliendo el acuerdo firmado en septiembre pasado. Especialmente en lo referente a las dos grandes reformas estructurales comprometidas con el FMI, la previsional y la laboral, dos leyes que el organismo, luego de las elecciones p ondrá en la mesa de las exigencias hacia el Gobierno. Obviamente será un tema que deberá esperar a conocer quién será el sucesor de Macri. Si hay reelección, las negociaciones comenzarán de manera inmediata. Si el jefe de Estado electo es otro, la situación será más compleja. Una de las misiones de Cardarelli y su gente es comenzar a tomar contacto con los referentes económicos opositores para conocer, al menos en un primer acercamiento, cuál es su visión ante el stand by vigente.

Economia

Uno de cada tres chicos no puede comprar útiles nuevos para la vuelta a clases

Publicado

on

A pesar del plan “Ahora 12” implementado por el Gobierno en las librerías, uno de cada tres consultados declaró que no comprará artículos nuevos.

A pocas semanas de que inicien las clases, los útiles escolares se vuelven un factor clave para las economías familiares. Por eso, el Gobierno lanzó el plan “Vueta al cole” en el que incluye algunos artículos de librería, libros y manuales en doce cuotas sin interés. Sin embargo, el 33% de los hogares declaró que este año no puede afrontar nuevos gastos y que optará por reutilizar los útiles del año pasado.

Se trata de una encuesta que hizo la consultora internacional Kantar Wordpanel. En los resultados muestra que apenas el 27% aprovecharía una promoción, mientras que un 12% va a comprar en cuotas.

“Todas las acciones tienen un denominador común: cuidar el desembolso y ahorrar, el mismo comportamiento que observamos en el gasto de la canasta básica”, explicaron desde Kantar Worldpanel en el informe.

El plan “Vuelta al cole” que impulsa el Gobierno Nacional y en la que reconoce las dificultades para las familias de afrontar los gatos de los útiles escolares se podrá utilizar en más de 3 mil comercios en todo el país. Se trata de los que están adheridos al “Ahora 12” en los que se podrán comprar diversos productos seleccionados en 12 cuotas sin interés.

Seguir leyendo

Economia

Un nuevo fallo de la Corte Suprema golpea al Gobierno: deberá pagarle $ 15.000 millones a San Luis

Publicado

on

A dos semanas de asumir, noviembre de 2015 y con Cristina Kirchner de salida, Mauricio Macri se encontraba con una desagradable sorpresa judicial/económica: la Corte Suprema de Justicia de la Nación fallaba a favor del reclamo de tres provincias por descuentos indebidos de coparticipación. Eran unos 8.000 millones de pesos por año que debería ceder (o dejar de retener) a Córdoba, Santa Fe y San Luis. Pero además, la sentencia firmada entonces por Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Carlos Fayt le fijaba un plazo para acordar con los distritos el pago del retroactivo, para una demanda que venía de 2006. Este martes, a menos de 10 meses de terminar su mandato y en un momento económico sensible, el líder de Cambiemos sufre otro golpe al bolsillo: los mismos Lorenzetti y Maqueda, más Horacio Rosatti, decidieron que Nación deberá resarcir a San Luis en unos 15.000 millones de pesos.

“Al Gobierno se le dio un plazo para acordar con las tres provincias. Con Córdoba avanzó, pero con San Luis y Santa Fe, no. Por eso ahora se discute este fallo”, explicó una fuente judicial a Clarín. La sentencia cuenta con el aval de los tres jueces mencionados, la llamada “mayoría peronista” de la Corte. El presidente del Tribunal, Carlos Rosenkrantz, de origen radical y el de mejor vínculo con el Gobierno, se excusaría porque patrocinó como abogado el reclamo de una de las provincias contra la Nación.

Según fuentes que siguen de cerca estos reclamos, para las próximas semanas la Corte podría fallar también a favor de Santa Fe, con un monto superior: serían unos 45.000 millones de indemnización. Así, el Gobierno se encuentra con un rojo indeseado de unos 1.500 millones de dólares, justo en el año del ajuste y el déficit cero. ¿Buscará negociar con estas provincias algún tipo de financiamiento? Con la decisión de la Corte encima, lleva las de perder. Y un detalle: ambas provincias son gobernadas por opositores; el peronista puntano Alberto Rodríguez Saá y el socialista santafesino Miguel Lifschitz

A fines del año pasado, y con votos similares, un fallo a favor de los jubilados también había generado tensión entre la Corte y el Gobierno, por el impacto económico del tema. Unos 12.000 jubilados verán mejorado su haber y los retroactivos por demandas que iniciaron a la ANSeS. Como adelantó Clarín, en los dos primeros acuerdos del año, la Corte ya había firmado 1.400 expedientes para ampliar el alcance del fallo “Blanco”. En la reunión de este martes, sumó otros 1.100.

Respecto a la pelea por la coparticipación, vale la pena recordar la historia. Todo comenzó en noviembre de 2001, plena crisis, cuando el entonces presidente Fernando de la Rúa, su ministro de Economía Domingo Cavallo y el jefe de Gabinete Christian Colombo firmaron un decreto para recortar los recursos que enviaban a las provincias para financiar a la ANSeS y la AFIP.

En enero de 2006, como presidente, Néstor Kirchner extendió ese recorte, que fue aceptado por todas las provincias menos Córdoba, San Luis y Santa Fe, que presentaron sus demandas.

A fines de de 2015 vino el primer fallo de la Corte y más: Cristina, que estaba a días de irse de la Casa Rosada, mediante un decreto extendió el beneficio para todas las provincias, lo que implicaba un “agujero” de unos $ 125.000 millones para el primer año de Macri. El líder de Cambiemos derogó previsiblemente esa decisión a poco de asumir, pero luego debió acordar para ir cediendo esos recursos progresivamente a las provincias. Lo que le quedó abierto es el conflicto con San Luis y Santa Fe. Y no le está cerrando de la mejor manera.

Seguir leyendo

Economia

Advierten que podrían comenzar a cerrar carnicerías por los aumentos en los precios de la carne

Publicado

on

Los aumentos en los precios de la carne que se dieron desde el comienzo del año y la caída en el consumo, podrían comenzar a afectar más al negocio de las carnicerías. Alberto Williams, vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la ciudad de Buenos Aires, advirtió que podrían comenzar a cerrar los comercios que están más complicados para sostener sus costos.

“Si la carne sigue a estos precios, van a empezar a cerrar negocios. No pensemos que en un mes solucionamos el problema. No, esto va a ser largo, no lo soluciona una sola persona, tienen que estar todos en la mesa”, explicó en declaraciones a radio La Red.

“Estos precios son muy caros, imposibles para el consumidor”, agregó Williams, que detalló que los incrementos en el precio de la carne acumulan un 35% desde el 20 de diciembre.

De acuerdo con el último informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA), los precios de los distintos cortes de carne vacuna mostraron, en promedio, alzas significativas del 8,5% durante enero en comparación con diciembre del año pasado. Si se compara con enero de 2018, los precios promedio de la carne vacuna se ubican un 49,5% por encima. Las principales alzas se dieron en los precios de los cortes de vacío (11,2%), cuadril (10,5%) y falda (10,2%).

En tanto, un relevamiento realizado durante la primera quincena de febrero por Consumidores Libres en supermercados mostró subas de 8,86% en el kilo de picada común, 8,34% en el kilo de falda; 5,9% en paleta o roast beef, 5% en asado y 4,62% en bola de lomo.

“Es tremendamente caro para el poder adquisitivo de la gente”, señaló Williams y detalló algunos precios que actualmente pagan los consumidores: entre $300 y $350 para el kilo de vacío y $250 para el kilo de asado.

“Las carnicerías desde hace un tiempo que no logran sostenerse solo con la carne y tienen que agregar verdulerías o preparados. Los gastos de mantenimiento son enormes y el carnicero hace un trabajo muy personal, hace de todo”, destacó Williams.

El consumo de carne viene teniendo un retroceso en los últimos años. De acuerdo con los datos del IPCV, pasó de un promedio de 66,1 en 2000 a 56,4 en el último año. Aunque la caída no está relacionada solo con los precios sino también con algunos cambios de hábito en la dieta de los consumidores.

El precio de la hacienda en el Mercado de Liniers exhibió un incremento del 27% en las primeras siete semanas del 2019, que ahora comenzó a ser trasladado a la cadena comercial. “En enero pasado, los valores de la hacienda bovina de consumo subieron un 15% y recuperó así la pérdida que tuvo durante el 2018, y esta sigue subiendo dado que en los primeros 12 días de febrero aumentó entre un 10 y 12%. Esto pone de nuevo en carrera al valor que propone la carne vacuna con una amplia competitividad respecto de los insumos dolarizados, como maíz o fertilizantes”, explicó la semana pasada Fernando Gil, consultor ganadero de Agroideas, en diálogo con Infobae.

La suba de precios era esperada desde hace meses por el sector ganadero, especialmente por los productores dedicados al engorde y la cría. En este caso se debió a la menor oferta de animales que exhibe el mercado ganadero con una exportación que demanda materia prima, la movilidad que ofrece la temporada estival y los problemas climáticos que pueden alterar el normal desempeño del sector.

Seguir leyendo

Trending