Connect with us

Sociedad

Electrodependientes: Los cortes de luz obligaron a internar a niños

Publicado

on

Marcos es uno de los chicos que depende de un equipo para poder respirar, el mismo sin energía no funciona. Su mamá contó las dos noches que fueron al Pediátrico y el riesgo que implica esto.

Los cortes de luz que ocasionó el temporal de los últimos días provocó inconvenientes en familias de niños electrodependientes, quienes tuvieron que internarse en el Hospital Juan Pablo II para conectarse al respirador. La mamá de Marcos Daniel Gómez, un pequeño de 11 años, Nidia Duarte, relató a El Litoral las dos noches que tuvo que ir al Pediátrico y sostuvo que si bien hay un decreto que reglamenta la tarifa de luz especial aún no se aplica, porque falta hacer un registro de los beneficiarios en el Ministerio de Salud Pública.

“Los cortes de energía eléctrica eran tan prolongados que la duración del respirador no dio abasto y lo tuvimos que trasladar en ambulancia al hospital dos noches seguidas. Estar internado trae muchos riesgos, ya que puede contagiarse alguna enfermedad, contraer un virus o bacteria y un mínimo resfrío para mi hijo es grave”, contó Nidia a este medio gráfico.

La familia que vive en el barrio Celia, estuvo más de siete horas sin luz en su casa. “Al estar sano Marcos perjudica mucho llevarlo al hospital”, según comentó su mamá a este diario.

“Fueron dos noches seguidas, con la patología de Marcos es muy riesgoso llevarlo al Pediátrico más allá de que lo hayan puesto en una habitación aislada y que los médicos y enfermeros siempre se portan muy bien con nosotros. Tuvimos que salir a la madrugada el miércoles y el jueves porque el respirador tiene una carga sólo de cinco horas, luego deja de funcionar y eso trae el riesgo de que mi hijo deje de respirar. El miércoles, no hubo luz desde las 23.50 hasta las 8 y el jueves de 21 también a 7”, precisó y continuó “volvía la luz y regresábamos”.

El miércoles a la madrugada tuvieron que salir de su casa bajo la tormenta, lo que provocó que Marcos se mojara. “Fue muy difícil movilizarlo y en el pasillo del hospital nos encontramos con otras dos familias en la misma situación, a uno de los niños ya le faltaba oxígeno cuando llegó”, contó la mujer.

La situación del niño hace que su madre dedique todas las horas del día a su cuidado, su papá tiene un trabajo “en negro” y sólo reciben “en blanco la pensión de Marcos por discapacidad”.

En este contexto recordó que a través de un decreto, el Gobierno provincial reglamentó el 9 de octubre de 2018 la aplicación de la tarifa de electrodependientes por parte de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec), e instó al Ministerio de Salud Pública a confeccionar un registro de personas en esta condición. Esto se dio porque varias familias aún deben abonar costos altos en las boletas de luz, con el temor de que les corten el servicio por falta de pago.

Sin embargo, aún no se  puso en marcha y familias son rechazadas en la Dpec, porque sostienen que en Salud Pública todavía no hay un registro.

“Si bien hay una ley no se pone en vigencia en la Dpec, porque dicen que Salud no hizo el registro de electrodependientes. Además, ahora se suma el aumento de la luz y que en el verano se ocupa más energía por el aire acondicionado, ya que son necesarios para que no se recalienten los equipos que usamos para que los niños puedan respirar”, contó y agregó que “me devolvieron la tarifa social pero según la ley tendría que cubrirme el 100%”.

En este sentido, explicó que según la normativa “hay diferentes categorías y depende de eso el porcentaje de cobertura”.

“La tarifa social logré obtenerla a través del reclamo que se realizó en los medios de comunicación, tendría que estar pagando 7 mil pesos y  pago mil, igual seguimos pagando caro con el miedo a que aumente el mes próximo. Hay otros casos que no tienen la tarifa social y cuando van a reclamar a la Dpec ni siquiera le quieren hacer el expediente, aconsejo que exijan que lo hagan para que, cuando empiece la aplicación de la ley, ya cuenten con estos papeles”, expresó.

En este marco, están organizando un grupo de padres de niños electrodependientes para en principio, pedir una audiencia con el Ministerio de Salud de la Provincia y luego exigir que se aplique la ley.
“Hablé hoy con una autoridad de la Dpec quien me dijo que no pueden ayudar si no hay un registro. La semana próxima tendríamos que reunirnos con algún funcionario de Salud Pública”, dijo la mamá de Marcos a El Litoral.

Sociedad

Corrientes: Levantaron el corte en el puente General Belgrano tras una jornada de protesta nacional

Publicado

on

Las manifestaciones se realizaron en la mañana de este miércoles en el marco de una jornada nacional de protesta que se repetió en más de 20 ciudades de todo el país. En horas del mediodía, organizaciones sociales levantaron la medida de fuerza.

Seguir leyendo

Sociedad

Chaco: Un joven intentó matar a su novia y luego se suicidó

Publicado

on

La localidad chaqueña de General Pinedo no sale de su conmoción. Anoche, dos jóvenes de 16 y 18 años protagonizaron un hecho que empezó con una tentativa de femicidio y decantó en un suicidio. Juan Carlos Villalba (18) intentó matar a su pareja Daiana Castillo (16) quien actualmente se encuentra, en grave estado de salud en el hospital de Sáenz Peña.

Los testigos que presenciaron el hecho informaron a la policía que la pareja se encontraba discutiendo cuando Villalba disparó a Daiana, para luego efectuarse otro tiro en la cabeza a sí mismo.

La vivienda en donde se encontraban los jóvenes se ubica en calle 2, entre 3 y 5, de la localidad.

En la causa interviene la fiscal en turno Virginia Lucrecia Listán de Loto quien dispuso, “que se preserve el lugar del hecho, se haga presente el Médico forense y perito del Gabinete Judicial, se labre acta de constatación y se reciba declaración a familiares allegados y testigos que hubieran presenciado el hecho”.

Seguir leyendo

Sociedad

Robaron objetos de una camioneta secuestrada en el corralón municipal

Publicado

on

El dueño lo halló con un vidrio roto. Le robaron equipos que había dentro, valuados en casi 80 mil pesos. “No me quieren pagar”, dijo.

Ayer se co­no­ció un he­cho tan in­só­li­to co­mo in­dig­nan­te, so­bre to­do pa­ra el dam­ni­fi­ca­do, lla­ma­do Jor­ge, a quien ha­ce un tiem­po se le ha­bía se­cues­tra­do su ca­mio­ne­ta Ford Ecos­port, la cual fue lle­va­da al co­rra­lón mu­ni­ci­pal cer­ca de Ru­ta 12 y ave­ni­da Mai­pú. Lo in­cre­í­ble es que cuan­do fue a re­ti­rar el ve­hí­cu­lo, lo en­con­tró con un vi­drio ro­to y con el fal­tan­te de va­rios equi­pos de so­ni­dos, va­lua­dos en ca­si 80 mil pe­sos, con­tó.

Hay que acla­rar que a es­ta pér­di­da eco­nó­mi­ca ines­pe­ra­da, se le su­ma los ca­si 40 mil pe­sos que Jor­ge di­jo que gas­tó du­ran­te el tiem­po en el que la ca­mio­ne­ta es­tu­vo es­ta­cio­na­da en el pre­dio.
Si bien es­ta can­ti­dad es­tá den­tro de la ile­ga­li­dad, lo cier­to es que su­ma­da a la pér­di­da de los va­lio­sos equi­pos cons­ti­tu­ye un du­rí­si­mo gol­pe al bol­si­llo de la víc­ti­ma, quien es­ta­ba con­fia­do de que su Ford Ecos­port es­ta­ba se­gu­ra mien­tras el reu­nía la pla­ta pa­ra pa­gar la mul­ta.

El dam­ni­fi­ca­do, en con­tac­to con épo­ca, con­tó que ha­ce un mes su ca­mio­ne­ta fue lle­va­da ha­cia el co­rra­lón mu­ni­ci­pal.

El jue­ves 14 de mar­zo, re­la­tó que fue a bus­car el ro­da­do y que, al lle­gar, hu­bo cier­to “ner­vio­sis­mo” del per­so­nal mu­ni­ci­pal que es­ta­ba en ese mo­men­to.

“Me hi­cie­ron a un la­do y me lla­mó el di­rec­tor de ahí, un tal Gar­cí­a. Él me di­jo que unos la­dro­nes in­gre­sa­ron y ro­ba­ron mi ca­mio­ne­ta”, sos­tu­vo el dam­ni­fi­ca­do.

Se­gún in­di­có, se po­día ver que la ca­mio­ne­ta te­nía el vi­drio ro­to y que fal­ta­ban va­rios equi­pos de so­ni­do y la ra­dio que es­ta­ban en el in­te­rior.

Asi­mis­mo la guan­te­ra es­ta­ba abier­ta y de allí sus­tra­je­ron to­dos los do­cu­men­tos de la Ford Ecos­port que te­nía en su in­te­rior.

Con res­pec­to a las me­di­das de se­gu­ri­dad, se in­di­có que se en­cuen­tra “ba­jo la ór­bi­ta de una em­pre­sa pri­va­da”.

En un prin­ci­pio, Jor­ge con­tó que no iba a de­nun­ciar el he­cho ya que se ha­bía ido con la pro­me­sa del Di­rec­tor de que “se iba a pa­gar to­do”.

“Na­die se ha­ce car­go”

No obs­tan­te, los pro­ble­mas se pro­du­je­ron cuan­do hi­zo una lis­ta con to­do lo ro­ba­do, gra­cias a lo cual se su­po que to­dos los equi­pos (bo­ci­nas, es­té­re­os, ba­te­rí­as, ca­bles, etc.) cos­ta­ban un mon­to cer­ca­no a los 80 mil pe­sos.

An­te ello, Jor­ge di­jo que el lu­nes hu­bo un cam­bio de pos­tu­ra: “Me di­je­ron que no po­dí­an afron­tar se­me­jan­te gas­to y que no me iban a pa­gar por­que no po­día pro­bar que to­do lo que di­je fue re­al­men­te lo ro­ba­do. En de­fi­ni­ti­va que na­die se iba a ha­cer car­go de lo que per­dí”.

La res­pues­ta, tan in­só­li­ta co­mo la si­tua­ción, ter­mi­nó de in­dig­nar a Jor­ge quien se­ña­ló que hoy iría a ver al in­ten­den­te Eduar­do Tas­sa­no pa­ra co­men­tar­le la si­tua­ción y po­der en­con­trar una so­lu­ción.
“Ha­bía una gran can­ti­dad de ve­hí­cu­los en el pre­dio y jus­to fue­ron a ro­bar el mí­o, que te­nía mu­chos ob­je­tos va­lio­sos”, se que­jó el hom­bre, quien tra­ba­ja de ma­ri­ne­ro mer­can­te.

Con res­pec­to al ro­bo en si, sos­tu­vo que aún no tu­vo res­pues­tas so­bre si ha­bía al­gún sos­pe­cho­so en el ca­so.

Seguir leyendo

Trending