Connect with us

Mundo

El papa Francisco pide un mundo sin armas nucleares

Publicado

on

Este lunes, el papa Francisco sostuvo un encuentro con el nuevo emperador de Japón, Naruhito. Además, se reunió con las víctimas del terremoto, del tsunami y de la catástrofe nuclear ocurrida en 2011 en Japón, ante quienes volvió a expresar su preocupación por el uso de la energía atómica.

El domingo el jefe de la iglesia católica estuvo en Nagasaki, ciudad que en 1945, durante la Segunda Guerra Mundial, fue impactada por la segunda bomba atómica que se lanzó contra una ciudad en la historia humana. Desde ahí señaló que “desde el convencimiento de que un mundo sin armas nucleares es posible y necesario, pido a los líderes políticos que no se olviden de que las mismas no nos defienden de las amenazas a la seguridad nacional e internacional de nuestro tiempo”, sumándose de esta manera a una cruzada mundial por la paz, el entendimiento y el respeto a las diferencias.

El papa escuchó las historias de quienes sufrieron el terremoto submarino de magnitud 9,0 que el 11 de marzo de 2011 provocó un tsunami que se llevó por delante la vida de más de 18.500 personas. La ola fue de tal magnitud que llegó a la central nuclear de Fukushima, ocasionando la evacuación de cerca de 50.000 personas de los alrededores de la planta nuclear, que aun no han podido retornar a sus hogares. “Nuestra era siente la tentación de hacer del progreso tecnológico la medida del progreso humano (…). Es importante, en momentos como este, hacer una pausa y reflexionar sobre quiénes somos y, quizás de manera más crítica, quiénes queremos ser”, subrayó el sumo pontífice.

Reunido con alrededor de 300 jóvenes en la Catedral de Santa María de Tokio, el jerarca reflexionó con ellos sobre el acoso escolar. En este sentido, manifestó que “debemos unirnos todos contra esta cultura del ‘bulismo’ y aprender a decir: ¡Basta!”, les dijo el papa. Y agregó que “quisiera decir que, para crecer, para descubrir nuestra propia identidad, bondad y belleza interior, no podemos mirarnos en el espejo”.

Francisco, en tono de humor también señaló que “se han inventado muchas cosas, pero gracias a Dios todavía no existen selfis del alma”.

Mundo

La OMS advirtió que “todos los países deben prepararse para la llegada del coronavirus” porque es “imposible” predecir el futuro de brote.

Publicado

on

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó hoy que es “imposible” predecir la dirección que tomará el coronavirus de China y manifestó la “preocupación” por el “creciente número de casos” en ese país, según su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

En una rueda de prensa en la conferencia de seguridad de Múnich (Alemania), Tedros dijo que los expertos de la organización trabajan “estrechamente” con los de China y manifestó su preocupación por los “rumores y desinformación” surgidos en relación con la enfermedad.

“En la OMS estamos preocupados por la crisis potencial que este coronavirus podría provocar en países con sistemas sanitarios más débiles” que el de China, donde las últimas informaciones oficiales cifran en 1.523 el número de fallecidos.

Un trabajador se pone su traje protector antes de entrar en un laboratorio de un centro de control y prevención de enfermedades, mientras el país se ve afectado por un brote del nuevo coronavirus, en Taiyuan, provincia de Shanxi, China, el 14 de febrero de 2020. cnsphoto via REUTERS
Un trabajador se pone su traje protector antes de entrar en un laboratorio de un centro de control y prevención de enfermedades, mientras el país se ve afectado por un brote del nuevo coronavirus, en Taiyuan, provincia de Shanxi, China, el 14 de febrero de 2020. cnsphoto via REUTERS

El director general de la OMS consideró sin embargo que la actuación de las autoridades chinas ha dado un tiempo de ventaja al resto del mundo para combatir la enfermedad, aunque añadió: “No sabemos cuánto tiempo”.

“Todos los países tienen que prepararse para la llegada de casos de COVID-19, para tratar a los enfermos con dignidad y compasión y para prevenir la transmisión y proteger a los trabajadores sanitarios”, agregó.

Tedros Adhanom Ghebreyesus manifestó además la preocupación de la OMS por “la falta de urgencia” que se detecta en relación con la financiación de la respuesta a la difusión del coronavirus. También dijo que la organización recibe con inquietud las noticias procedentes de China respecto al número de trabajadores sanitarios que se han contagiado o que han muerto por el coronavirus.

Añadió que no obstante un aspecto positivo es que se ha podido hacer llegar con rapidez equipos de diagnóstico del COVID-19 y suministros de máscaras, guantes, trajes protectores y equipos a los países en los que más se necesitan.

En cuanto a la investigación científica para encontrar el modo de detener la propagación de la enfermedad, destacó que la comunidad internacional ha sido capaz de unirse e “identificar y acelerar” las necesidades más urgentes para contar con diagnósticos, tratamientos y vacunas.

No obstante la situación en China, el director general de la OMS se mostró aliviado por el hecho de que, fuera de ese país, no se ha detectado una “transmisión extensa” del COVID-19.

Seguir leyendo

Mundo

Con un perfil muy bajo, la iglesia mormona ya acumuló unos USD 100.000 millones.

Publicado

on

Cuando alguien piensa en poner a trabajar su dinero, considera tal vez recurrir a algún fondo de inversiones de Wall Street, un especialista en buscar dividendos. Sin embargo, según The Wall Street Journal (WSJ), se podría contar también con un poco de ayuda divina, o al menos de una iglesia, la de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, más conocida como iglesia mormona: “Durante poco más de medio siglo, silenciosamente armó uno de los fondos de inversión más grandes del mundo”. Pero nadie fuera de esa religión lo sabe.

O casi, porque el año pasado un ex empleado de la iglesia presentó una denuncia al Servicio de Rentas Internas (IRS), la autoridad impositiva federal de los Estados Unidos, según la cual el fondo, llamado Ensign Peak Advisors, había acumulado USD 100.000 millones y había utilizado algunos de manera impropia.

La iglesia rechazó la acusación. “Hemos tratado de ser bastante anónimos”, justificó a WSJ Roger Clarke, titular del fondo de inversiones mormón, desde su oficina en Salt Lake City, Utah, ubicada en un edificio que no anuncia en su directorio la presencia de Ensign Peak. El periódico financiero comenzó entonces una investigación entre una docena de ex empleados y socios de la empresa para descubrir la increíble historia de “una firma que pasó de tener una operación de poca monta en los ’90s a convertirse en un gigante comparable a los más grandes de Wall Street”.

El registro oficial de Ensign Peak Advisors en el estado de Utah.
El registro oficial de Ensign Peak Advisors en el estado de Utah.

Por su estatus de culto, la iglesia mormona no tiene obligación legal de informar sobre sus finanzas, y no lo hace para no desalentar las donaciones de sus 16 millones de miembros en el mundo. “Pagar el diezmo tiene más un sentido de compromiso que de necesidad de la iglesia”, explicó Clarke. “Nadie quiere estar en una posición en la cual la gente crea que no deberían hacer su contribución”.

Si se calculara entre USD 80.000 millones y USD 100.000 millones, la organización tendría el tamaño del fondo de inversiones de tecnología más grande del mundo, Vision Fund, de SoftBank. “Sus posesiones incluyen USD 40.000 millones en acciones en los Estados Unidos, madera en la península de Florida e inversiones en importantes fondos como Bridgewater Associates LP”, estableció el artículo de Ian Lovett y Rachael Levy.

La denuncia de David Nielsen, que fue gerente de carteras en Ensign Peak —y que por eso solicitó presentarse en calidad de informante protegido, o whistleblower— alegó que el fondo no hace aportes benéficos, a pesar de estar inscripto como una sociedad de beneficencia exenta de impuestos. Los encargados de la firma y de la iglesia —que son una sola cosa, subrayaron— aseguraron que cada año destinan casi USD 1.000 millones a causas humanitarias e instituciones caritativas. El denunciante también acusó a Ensign Peak de utilizar donaciones exentas de impuestos para rescatar dos emprendimientos de la iglesia durante la crisis de 2008: una compañía de seguros de vida y el centro comercial City Creek.

El fondo de inversiones de la iglesia mormona podría tener el tamaño del más grande del mundo para tecnología, Vision Fund.
El fondo de inversiones de la iglesia mormona podría tener el tamaño del más grande del mundo para tecnología, Vision Fund.

“La firma no informa a sus socios comerciales cuánto dinero maneja, una práctica inusual en Wall Street”, destacó WSJ. “Los empleados de Ensign Peak firman acuerdos de confidencialidad de por vida. A la mayoría de los actuales ya no se les dice el total de los activos de la empresa, según algunos de los antiguos; pocos empleados entienden cuál es el objetivo del fondo”.

No se usa para financiar el funcionamiento de la iglesia: las donaciones anuales de los mormones cubren en exceso el presupuesto, sobre el que Clarke no quiso dar detalles pero el periódico calculó en unos USD 5.000 millones anuales. Y son constantes: los miembros del culto deben dar el 10% de sus ingresos, es decir tributar el diezmo, para mantener su condición. Dean Davies, otro funcionario de la institución, dijo que no se habla públicamente sobre los activos “porque esos fondos son sagrados”. Agregó: “No los presentamos para la revisión pública y la crítica”.

Clarke dijo a WSJ que se trataba de una cuenta de reserva a la cual recurrir en tiempos difíciles. “A medida que la iglesia siga creciendo en las zonas más pobres del mundo, como África, donde los miembros no pueden donar mucho, se necesitarán las inversiones de la Ensign Peak para ayudar a financiar las operaciones básicas”, sintetizó el artículo. Otro miembro del brazo eclesiástico que supervisa el fondo, Christopher Waddell, dijo que no se sabe cuándo sucederá otra crisis como la del 2008, y que las inversiones les garantizan que no deberán interrumpir el trabajo misionero.

En una sala de la iglesia en Salk Lake City, un vitral representa la visita del ángel Moroni a Joseph Smith. (Wikipedia)
En una sala de la iglesia en Salk Lake City, un vitral representa la visita del ángel Moroni a Joseph Smith. (Wikipedia)

Cada tanto los líderes eclesiásticos se reúnen a almorzar con los empleados de la firma. Un hombre que ya no trabaja allí recordó que en una ocasión surgió la pregunta del objetivo de todos esos millones.

Nosotros también quisiéramos saberlo —respondió uno de los líderes.

El ex empleado observó “Siempre decían ‘Ya tendremos indicación del profeta’. Todo el mundo estaba como esperando una indicación de dios”. El profeta es el presidente de la iglesia.

“La mayoría del dinero de Ensign Park proviene de ganancias de inversiones actuales y no de donaciones de miembros, según Clarke. En los años recientes, el fondo ganó alrededor de un 7% anual, dijo”. Esas inversiones excluyen los préstamos, ya que la iglesia advierte a sus miembros contra el endeudamiento, y los rubros que los mormones consideran objetables como el alcohol, las bebidas con cafeína, el tabaco o las apuestas.

Según los ex empleados, el crecimiento se dio durante el mercado alcista de la última época: el fondo pasó de USD 40.000 millones en 2012 a USD 60.000 millones en 2014 a unos USD 100.000 millones en 2019. A medida que sus activos crecían Ensign Peak se volvió más reservada sobre sus operaciones, evaluaron.

Las inversiones mormonas pasaron de USD 40.000 millones en 2012 a unos USD 100.000 millones en 2019, según The Wall Street Journal. (REUTERS/Nicole Neri)
Las inversiones mormonas pasaron de USD 40.000 millones en 2012 a unos USD 100.000 millones en 2019, según The Wall Street Journal. (REUTERS/Nicole Neri)

“La iglesia estableció su división de inversiones, que luego se convertiría en Ensign Peak, en los ’60s, durante un periodo de dificultades económicas para la fe. En 1969 la construcción del edificio de oficinas de la iglesia debió detenerse cuando se terminó el dinero”, contó WSJ. “Inicialmente contaba con tres empleados y uno de los tres líderes máximos de la iglesia debían aprobar cada transacción. Hacia finales de la década de 1970, según Sovereign Wealth Fund Institute, la división administraba unos USD 1.000 millones”.

En 1997 se fundó Ensign Peak Advisors, una firma legalmente separada. El nombre es el de una colina de Salt Lake City, donde en 1847 Brigham Young y otros pioneros mormones subieron para observar si el valle era un buen lugar para instalarse. Clarke se sumó con una consigna: “Llevar el departamento de inversiones al siglo XX”, del que quedaban pocos años. El ex profesor de la Universidad Brigham Young trabajó tan bien que con la crisis de 2008 la firma sólo debió congelar las contrataciones. Luego volvió a crecer: actualmente emplea a unas 70 personas.

Cada uno de ellos necesitó una recomendación del templo para ingresar a Ensign Peak, un honor que les permite acceder también a otros espacios importantes de la fe. “Ganan mucho menos de lo que ganarían en Wall Street”, estimó la nota. para la mayoría, trabajar en la firma fue “una llamada religiosa”, dijo un ex empleado.

Ensign Peak es el nombre de una colina de Salt Lake City, donde en 1847 Brigham Young (con sombrero claro alto) y otros pioneros mormones subieron para observar si el valle era un buen lugar para instalarse.
Ensign Peak es el nombre de una colina de Salt Lake City, donde en 1847 Brigham Young (con sombrero claro alto) y otros pioneros mormones subieron para observar si el valle era un buen lugar para instalarse.

Antes de que los ejecutivos dejaran de compartir información sobre Ensign Peak con los empleados, la compañía creó un sistema de más de una docena de empresas fantasmas para hacer que sus inversiones en la bolsa fueran más difíciles de rastrear. El fin, argumentaron los mormones, era evitar que los miembros de la iglesia imitaran los movimientos del fondo y pusieran en peligro sus ahorros por falta de conocimiento financiero. Una de esas empresas, Neuburgh Advisers LLC, tiene acciones de cientos de empresas, incluidos USD 175 millones de Apple y más de USD 70 millones de Amazon, según su última presentación legal.

La denuncia del whistleblower desató un debate sobre cómo usa sus fondos la iglesia mormona. Para algunos, como Lasi Kioa, inmigrante de Tonga y miembro de la iglesia de toda la vida, “lo hacen bien: ayudan a otras personas, construyen la iglesia”. En cambio Sam Brunson, mormón y profesor de derecho impositivo en la Universidad Loyola, dijo a WSJ que le gustaría que los directivos de la iglesia utilizaran esos USD 100.000 millones para ayudar a quienes hoy lo necesitan: “Podrían hacer mucho por erradicar la malaria o arreglar la red eléctrica en Puerto Rico”, dijo. También, dada esa reserva, se podría liberar a los fieles de la obligación del diezmo y permitir que hicieran sus donaciones a otras instituciones de beneficencia. Y también lo preocupa la falta de transparencia: “Aunque estoy dispuesto a dar el diezmo sin mirar, me gustaría entender qué sucede con ese dinero”.

Seguir leyendo

Mundo

Juan Guaidó: “Argentina puede ser clave para destrabar la crisis en Venezuela o puede recibir a Maduro como hizo con Evo Morales”.

Publicado

on

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, realizó este sábado un balance de su reciente gira internacional y declaró que el gobierno de Argentina “puede ayudar” a que la dictadura de Nicolás Maduro entienda que la única alternativa que tiene es generar garantías para unas elecciones presidenciales libres.

“Yo entiendo la posición del presidente Alberto Fernández y la respeto. No vamos a meternos en la política interna ni de Argentina, ni de España ni de ningún otro país que esté respaldando el proceso de recuperar la democracia en Venezuela. Es evidente que la vicepresidente argentina tuvo relación directa con el madurismo y el chavismo, y entiendo la compleja situación ahí. Pero también ellos han sido muy claros con que hay una emergencia en Venezuela, que hay que buscar solución a la crisis y también rechazaron lo que sucedió el 5 de enero en la Asamblea Nacional”, expresó Guaidó en una rueda de prensa en Caracas.

Y agregó: “Estoy seguro de que Argentina puede ayudar a que la dictadura entienda que la única alternativa que tiene es generar garantías para una elección presidencial realmente libre. Creo que la labor de Argentina puede ser clave para, en algún momento, destrabar… o que reciban a Maduro como recibieron a Evo Morales”.

Si bien Fernández ha criticado ciertos aspectos del régimen de Maduro, no reconoce a Juan Guaidó como interlocutor válido, algo que sí hacen más de 50 países del mundo liderados por EEUU, y que también hacía el Gobierno de Macri. De hecho, Fernández invitó a su asunción a un cuestionado funcionario chavista, el ministro de comunicaciones Jorge Rodríguez, y le quitó la credencial diplomática a Elisa Trotta, la enviada de Guaidó.

El ministro chavista Jorge Rodríguez junto al presidente Alberto Fernández y al canciller argentino Felipe Solá (Reuters)
El ministro chavista Jorge Rodríguez junto al presidente Alberto Fernández y al canciller argentino Felipe Solá (Reuters)

Rodríguez es el principal estratega de Maduro, está en la nómina de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC), que encabeza el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, y desde la cartera de Información censura a los medios extranjeros -como Infobae– y manipula las noticias de su país y del mundo para esconder la crisis social y económica que atraviesa Venezuela.

Así, desde que asumió, Fernández mantiene relaciones formales con el régimen chavista pero siempre reserva una porción de sus declaración públicas para resaltar sus preocupaciones. Ya durante la campaña, el peronista había calificado al venezolano como un “gobierno autoritario muy difícil de defender”. En ese entonces, su principal preocupación se centraba en el informe de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, en el que se documentan secuestros, torturas y más de 7.000 ejecuciones extrajudiciales.

La declaración le valió un mensaje de Diosdado Cabello, uno de los principales jerarcas del régimen chavista, sancionado en EEUU y la UE por narcotráfico y corrupción. “Me alegro mucho por el esfuerzo y el valor del pueblo argentino. Ojalá, Dios querido, que no me equivoque, que a quien están eligiendo no vaya a creer que lo están eligiendo porque es él”. En claro tono de advertencia, el hombre fuerte del régimen venezolano, le explicó a Fernández que el resultado electoral es el mensaje de “un pueblo eligiendo ‘No’ al neoliberalismo”. “Ojalá no lo defrauden”, agregó. PlayLa advertencia de Cabello a Fernández

El 5 de enero pasado, cuando las fuerzas chavistas impidieron violentamente el ingreso de Guaidó y 100 diputados a la Asamblea Nacional, en lo que la comunidad internacional calificó como Golpe al Parlamento, el gobierno Argentino emitió un comunicado en el que condenaba el accionar del régimen. “Impedir por la fuerza el funcionamiento de la Asamblea Legislativa es condenarse al aislamiento internacional”, dijo el canciller argentino, Felipe Solá, en sus cuentas de redes sociales. Y la reacción también le valió malestar en el chavismo.

Es que en Venezuela, el PSUV suele reivindicar la figura de la actual vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y poco se habla en público de Alberto Fernández.

Durante la entrevista en Le MondeAlberto Fernández habló sobre otros de sus marcados giros en política exterior: Bolivia. Su gobierno asiló a Evo Morales, acusado por la oposición boliviana y la OEA de haber permitido irregularidades en la última elección presidencial, y desconoció a Jeanine Añez como presidente interina. “¿Se siente aislado en una región que ha virado hacia la derecha?”, le preguntó la periodista del diario francés. “Para nada. Yo no limito mis contactos a aquellos que piensan como yo. Yo no me aprovecho de los conflictos internos de otros países, no es mi rol. Pero, en Bolivia hubo un golpe de estado y el continente americano ha sufrido bastante la falta de democracia”.

Seguir leyendo

Tendencia