Connect with us

Economia

El dólar se desinfla: cedió 61 centavos y tocó mínimos en casi 3 semanas

Publicado

on

El dólar se desinfla con fuerza este viernes y cayó 61 centavos a $ 43,29, mínimos en casi tres semanas, en agencias y bancos de la city porteña, de acuerdo al promedio de ámbito.com.

El billete acumuló una caída del 3,7% ( $ 1,75) en la semana, lo que significa la peor caída desde principio de año.

Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa retrocedió 57 centavos a $ 42,18, con lo que terminó la semana con una baja del casi 4% ($ 1,75).

La baja se produce por una ola liquidadora de dólares desde el sector exportador, principalmente del sector cerealero, lo que ayudaba a afirmar la caída semanal de la moneda, pese a la incertidumbre inversora que mantiene al riesgo país en los niveles más altos del año.

Además, la firmeza en las tasas de interés que diariamente convalida el Banco Central (BCRA) está alentando nuevamente a un lento desarme de posiciones dolarizadas para aprovechar los rendimientos en pesos de muy corto plazo, en medio de la desconfianza que suma la recesión y la incertidumbre política de cara a las elecciones presidenciales de octubre.

El Banco Central (BCRA), en este sentido, colocó en la segunda subasta Letras de Liquidez (‘Leliq’) por $ 74.944 millones a una tasa promedio del 66,878%, contra una del 66,849% de la primera licitación del día.

Esta colocación anotó un rendimiento máximo del 67% y un mínimo del 66,43% en el plazo de 11 días, teniendo en cuenta los feriados de Semana Santa.

La tasa de referencia para las ‘Leliq’ del día fue del 66,86% (4,63 puntos básicos), con una absorción de $ 203.510 millones. De esta manera, el rendimiento promedio total retrocedió 52 puntos básicos en la semana.

“Sucede que la mayor oferta (de dólares) desde el agro continúa prevaleciendo por estos días, a la cual se sumará el Tesoro a partir de la semana próxima, lo cual actúa como amortiguador de la mayor demanda (de dólares) prevista por la incertidumbre electoral y los indicadores de elevada inflación”, sostuvo Gustavo Ber, economista director de la consultora Estudio Ber.

La moneda norteamericana operó por quinta jornada consecutiva con tendencia declinante y escasa posibilidad de recuperación.

Los máximos se anotaron en los $ 42,65 con la primera transacción formalizada en el mercado, diez centavos debajo del registro del final anterior. La oferta de divisas actuó otra vez desde temprano en la rueda y generó bajas de los precios que sólo se detuvieron cuando tocaron mínimos en los $ 42,10.

Un suave rebote surgido a partir del contagio generado por el derrape del real en Brasil (cayó un 0,6% a 3,88 por dólar) a media jornada, apenas sirvió para suavizar parcialmente la baja sin poder torcer definitivamente la tendencia declinante que se instaló con más fuerza en el último tramo del día.

Desde la correduría Grupo SBS, señalaron que “hoy terminó una larga espera y el lunes llegará la hora de la verdad. El BCRA comenzará las subastas de divisas a cargo del Tesoro, con u$s 60 millones por día hasta después de las elecciones. Los pesos quedarán depositados en el BCRA hasta que deban ser usados con fines fiscales, por lo que el impacto en liquidez y tasas reales será sustancial”, reportó la correduría Grupo SBS.

La semana próxima presenta menos días operativos por los feriados de Semana Santa y el inicio del proceso de subastas de divisas del Tesoro, dos factores que pueden estimular ventas de divisas acelerando la baja de los precios como un resultado previsible en el corto plazo, de acuerdo a previsiones de operadores.

Otros mercados
En la plaza informal, por su parte, el blue cae 35 centavos a $ 43,65 según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. A su vez, el “contado con liqui” cedió ayer ocho centavos a $ 42,97.

Por último, las reservas brutas del BCRA cayeron este jueves u$s 236 millones a u$s 77.095 millones.

Economia

Destacan modernización en gestión tributaria de Rentas en Corrientes

Publicado

on

Por

“Co­rrien­tes es un ejem­plo en mo­der­ni­za­ción de ges­tión tri­bu­ta­ria”, afir­mó Jo­sé Luis Ar­no­let­to, pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Ar­gen­ti­na de Con­se­jos Pro­fe­sio­na­les de Cien­cias Eco­nó­mi­cas, quien vi­si­ta Co­rrien­tes pa­ra en­ca­be­zar las XIII Jor­na­das del Sec­tor Pú­bli­co que fi­na­li­za­rán hoy en dis­tin­tos es­pa­cios de la ca­pi­tal pro­vin­cial.
El re­pre­sen­tan­te de los pro­fe­sio­na­les de la eco­no­mía de to­do el pa­ís, agra­de­ció a Wal­ter Ri­car­do Es­qui­vel, ti­tu­lar del Con­se­jo Pro­fe­sio­nal de Cien­cias Eco­nó­mi­cas de Co­rrien­tes, por afron­tar el re­to de “or­ga­ni­zar el se­gun­do even­to más im­por­tan­te que te­ne­mos los eco­no­mis­tas”, in­di­có Ar­no­let­to.

El di­ri­gen­te hi­zo es­tas de­cla­ra­cio­nes res­pec­to a la si­tua­ción de la ges­tión fis­cal en Co­rrien­tes, cuan­do se le con­sul­tó acer­ca de có­mo ven el pro­ce­so de in­cor­po­ra­ción de tec­no­lo­gí­as en la dis­tin­tas di­rec­cio­nes de ren­tas del pa­ís.
En diá­lo­go con pe­rio­dis­tas de épo­ca, el pro­fe­sio­nal re­sal­tó que “a ni­vel mun­dial, lo que se bus­ca en to­dos los ór­de­nes, es te­ner re­glas de jue­go que se­an com­pa­ra­bles, así co­mo el sec­tor pri­va­do ha­ce tiem­po tra­ba­ja con las mis­mas nor­mas con­ta­bles en to­do el mun­do y una em­pre­sa que co­ti­za en bol­sas co­mo las de Nue­va York, To­kio y Bue­nos Ai­res uti­li­zan las mis­mas re­glas, en­ton­ces los in­ver­so­res pue­den com­pa­rar; en el sec­tor pú­bli­co, no se pue­de ha­cer esa com­pa­ra­ción por­que las dis­tin­tas ju­ris­dic­cio­nes uti­li­zan nor­mas di­fe­ren­tes”.
Afir­mó que “ha­ce a la trans­pa­ren­cia que ca­da ad­mi­nis­tra­ción ten­ga las mis­mas re­glas de jue­go y que es­tas se­an ho­mo­gé­ne­as”.
In­di­có más ade­lan­te que “e­so le da­rá a la ciu­da­da­nía la ga­ran­tía de que cuan­do se cam­bie un go­bier­no, se man­ten­gan esas re­glas de trans­pa­ren­cia pa­ra evi­tar mos­trar la in­for­ma­ción de su re­cau­da­ción o gas­to pú­bli­co de un mo­do ale­ja­do de la re­a­li­dad”.
“La ho­mo­ge­nei­dad pue­de vi­si­bi­li­zar lo que ha­ce el es­ta­do con los re­cur­sos y eso ayu­da a me­jo­rar la cul­tu­ra tri­bu­ta­ria. Cuan­do un ciu­da­da­no co­no­ce có­mo se uti­li­za el di­ne­ro que apor­ta en sus im­pues­tos, la con­fia­bi­li­dad so­cial au­men­ta y el in­cen­ti­vo a cum­plir con los tri­bu­tos tam­bién me­jo­ra”, agre­gó.
Res­pec­to de la mo­der­ni­za­ción en las dis­tin­tas ofi­ci­nas pú­bli­cas, afir­mó que se tra­ba­ja en for­ma con­sen­sua­da en­tre los Con­se­jos en la Fe­de­ra­ción que él con­du­ce, la Con­ta­du­ría Ge­ne­ral de la Na­ción, las ofi­ci­nas en las pro­vin­cias y los con­ta­do­res.

En re­la­ción a có­mo ven los pro­ce­sos de in­cor­po­ra­ción de tec­no­lo­gía y sis­te­mas di­gi­ta­les de ges­tión en la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca, ad­mi­tió que “to­da or­ga­ni­za­ción se re­sis­te a los cam­bios, en el sec­tor pri­va­do te­nés que cam­biar por­que com­pe­tís. Si tu com­pe­ten­cia me­jo­ra, vos te­nés que me­jo­rar, y co­mo el Es­ta­do tie­ne un mo­no­po­lio y el ciu­da­da­no no pue­de bus­car el ser­vi­cio en otro la­do, eso ge­ne­ra más re­sis­ten­cia al cam­bio”.

 

Re­co­no­ció que se no­tan es­fuer­zos “co­mo la des­pa­pe­li­za­ción, la im­ple­men­ta­ción del ex­pe­dien­te di­gi­tal, que mi­ni­mi­za la ar­bi­tra­rie­dad de los fun­cio­na­rios a la ho­ra de avan­zar en los trá­mi­tes. Es­con­der o re­sol­ver los ex­pe­dien­tes que se es­tán ges­tio­nan­do ya no se pue­de ha­cer, por­que una vez pues­to en la nu­be tie­ne vi­si­bi­li­dad”.
Des­ta­có que, aho­ra “hay una vi­sión mo­der­na. El Es­ta­do na­cio­nal tie­ne la Se­cre­ta­ría de Sim­pli­fi­ca­ción Pro­duc­ti­va, que bus­ca los lu­ga­res en los que hay bu­ro­cra­cia pa­ra pa­ra eli­mi­nar­la, y en los cua­les hay pro­ble­mas de trans­pa­ren­cia, pa­ra me­jo­rar”.
Ex­pli­có que “la pro­fe­sión se ade­cuó ha­ce tiem­po. La in­for­má­ti­ca lle­gó pa­ra que­dar­se en los es­tu­dios con­ta­bles des­de ju­nio de 1994, que fue la pri­me­ra vez que se pre­sen­tó el Sis­te­ma de In­for­ma­ción de apor­tes y con­tri­bu­cio­nes (SIJP)”.

 

“Pri­me­ro fue­ron los in­for­mes fis­ca­les, los con­tro­la­do­res, las fac­tu­ras elec­tró­ni­cas pa­ra gran­des con­tri­bu­yen­tes; no­so­tros es­ta­mos adap­ta­dos a la vi­da di­gi­tal y re­cla­ma­mos que la co­nec­ti­vi­dad fun­cio­ne en to­do el pa­ís, so­bre to­do en el in­te­rior”, aña­dió.
“Por ejem­plo, la car­ta de por­te que se ge­ne­ra en for­ma in­me­dia­ta a tra­vés de in­ter­net y es­tá la gen­te su­bi­da a los ca­mio­nes pa­ra con­se­guir se­ñal y po­der tra­mi­tar­la”, in­di­có más ade­lan­te.
Re­co­no­ció que las Di­rec­cio­nes de Ren­tas se mo­der­ni­zan, y eso se da me­jor en aque­llas que tie­nen in­gre­sos pro­pios y no de­pen­den de los apor­tes na­cio­na­les, lo que con­tras­ta con las pro­vin­cias, don­de to­do es co­par­ti­ci­pa­ción y es­tán muy có­mo­das con ofi­ci­nas de ren­tas que tra­ba­jan con sis­te­mas del me­dio­e­vo”.
A su tur­no, el re­pre­sen­tan­te lo­cal Es­qui­vel se­ña­ló que “des­de el Con­se­jo co­la­bo­ra­mos en cre­ar con­cien­cia de la trans­pa­ren­cia en el Es­ta­do. Que tie­ne la obli­ga­ción de cum­plir con po­ner a dis­po­si­ción de to­dos los ciu­da­da­nos la in­for­ma­ción y qué ha­cen con los re­cur­sos ofi­cia­les”.
Tam­bién ex­pre­só que, en con­jun­to “te­ne­mos que for­mar una ciu­da­da­nía res­pon­sa­ble y par­ti­ci­pa­ti­va que co­la­bo­re ac­ti­va­men­te con la fun­ción y, de esa ma­ne­ra, for­ta­le­cer a las ins­ti­tu­cio­nes”.

 

“Re­al­men­te de al­gu­na ma­ne­ra es­ta­mos for­man­do a los pro­fe­sio­na­les de las cien­cias eco­nó­mi­cas que tra­ba­jan en la fun­ción pú­bli­ca pa­ra cum­plir el rol de fun­cio­na­rios”, ex­pre­só Es­qui­vel.
Agre­gó que “el te­ma de la in­cor­po­ra­ción de tec­no­lo­gí­a, per­mi­ti­rá apro­ve­char­la pa­ra que el Es­ta­do la uti­li­ce y se mo­der­ni­ce, pa­ra que me­jo­re las po­si­bi­li­da­des de aho­rro que per­mi­tan vol­car los re­cur­sos que tie­ne en una re­dis­tri­bu­ción que de­ri­ve en me­jo­res ser­vi­cios y eso tam­bién es par­te de la trans­pa­ren­cia”.
El es­pe­cia­lis­ta tri­bu­ta­rio Cé­sar Lit­vin, uno de los ex­po­si­to­res, se­ña­ló “no se pue­de ju­gar a las es­con­di­das con el go­bier­no. Te­ne­mos que re­a­li­zar las li­qui­da­cio­nes de im­pues­tos con to­dos los in­gre­sos y pa­tri­mo­nio de­cla­ra­do”.
“La trans­pa­ren­cia es un ca­mi­no de do­ble ví­a, si el es­ta­do es trans­pa­ren­te, se ge­ne­ra más con­cien­cia tri­bu­ta­ria, por­que se ve a dón­de va a pa­rar el di­ne­ro que se re­cau­da y en qué se gas­ta; es­to ha­ce lu­gar a que las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes se for­men con una me­jor con­cien­cia res­pec­to del pa­go de los im­pues­tos”, agre­gó.
Tam­bién abo­gó por una “sim­pli­fi­ca­ción del sis­te­ma tri­bu­ta­rio, ya que un con­tri­bu­yen­te tie­ne que pa­gar 163 im­pues­tos, si se tie­nen en cuen­ta las ju­ris­dic­cio­nes Na­cio­nal, Pro­vin­cial y Mu­ni­ci­pal”.

Seguir leyendo

Economia

NEA: la inflación de mayo fue de 2,8% y la interanual llegó a 59,3%

Publicado

on

Por

El Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Cen­sos (IN­DEC) in­for­mó que los pre­cios mi­no­ris­tas re­gis­tra­ron en ma­yo un au­men­to del 3,1% res­pec­to de abril y acu­mu­la­ron en los pri­me­ros cin­co me­ses del año un al­za del 19,2%.
Las zo­nas del pa­ís con me­nor in­fla­ción en el quin­to mes del año fue­ron la del Nor­des­te (Co­rrien­tes,Cha­co, For­mo­sa y Mi­sio­nes), con 2,8% y la de Cu­yo, con 2,9%.
En tan­to, el No­ro­es­te re­gis­tró el al­za de pre­cios más al­ta del pa­ís con un 3,9%, se­gui­da por la Pa­ta­go­nia con un 3,4% y el Gran Bue­nos Ai­res y la re­gión Pam­pe­a­na con un in­cre­men­to del 3%.
Con res­pec­to al NE­A, el de­sa­gre­ga­do de da­tos da cuen­ta que en el arras­tre del año, es­ta re­gión to­ta­li­za una in­fla­ción del or­den del 20,9%.
De igual mo­do, la com­pa­ra­ción in­te­ra­nual de ma­yo evi­den­cia un en­ca­re­ci­mien­to del cos­to de vi­da de 59,3% (el más al­to del pa­ís), apun­ta­la­do por los ítems Be­bi­das y Ali­men­tos (22,58%). Vi­vien­da (6,16%) y Trans­por­te (7,15%), en­tre otros.
A es­to hay que ane­xar­le que la Ca­nas­ta Bá­si­ca To­tal (CBT) que de­fi­ne el ni­vel de po­bre­za au­men­tó 2,6% en abril, y la Ali­men­ta­ria (CBA) que re­fle­ja la si­tua­ción de in­di­gen­cia se in­cre­men­tó 1,8%.
Es así que una fa­mi­lia ti­po de­bió te­ner en abril in­gre­sos su­pe­rio­res a 29.493,65 pe­sos pa­ra no ser con­si­de­ra­da po­bre.
Ese nú­cleo de­bió su­pe­rar los 11.844,84 men­sua­les pa­ra no ser ca­ta­lo­ga­da co­mo in­di­gen­te.

Sem­blan­teo fe­de­ral
Los pre­cios en el pa­ís mos­tra­ron la se­gun­da de­sa­ce­le­ra­ción del año, ya que en mar­zo la in­fla­ción ha­bía si­do del 4,7% -­la más al­ta del 2019-­, y en abril del 3,4%.
El Índi­ce de Pre­cios al Con­su­mi­dor (IPC) re­gis­tró en los úl­ti­mos do­ce me­ses un in­cre­men­to in­te­ra­nual del 57,3%, el ni­vel más al­to des­de la sa­li­da de la hi­pe­rin­fla­ción de 1991.
El ru­bro que más cre­ció fue Sa­lud, con un al­za del 5,1%, por el au­men­to en las cuo­tas de pre­pa­gas y me­di­ca­men­tos.
Lue­go se ubi­ca­ron los de Vi­vien­da, Agua, Elec­tri­ci­dad, Gas y otros Com­bus­ti­bles, por el im­pac­to en el au­men­to de los al­qui­le­res y trans­por­tes con un al­za del 3,5% por la su­ba en los pre­cios de los com­bus­ti­bles.
Pos­te­rior­men­te se ubi­ca­ron pren­das de ves­tir y cal­za­do con un in­cre­men­to del 3,4%; el de Edu­ca­ción con un 3,3% y Equi­pa­mien­to y Man­te­ni­mien­to del Ho­gar ru­bro que cre­ció un 3,2%.
El res­to de los sec­to­res re­le­va­dos por el IN­DEC mos­tra­ron al­zas in­fe­rio­res al del ni­vel ge­ne­ral.
Así el sec­tor de Bie­nes y Ser­vi­cios Va­rios mos­tró un al­za del 2,8%, se­gui­do por Ali­men­tos y Be­bi­das No Al­co­hó­li­cas que au­men­tó un 2,4% y los de Re­cre­a­ción y Cul­tu­ra con 2,4%.
En­tre los ru­bros que me­nos au­men­ta­ron sus pre­cios fi­gu­ra­ron los de res­tau­ran­tes y ho­te­les con una va­ria­ción po­si­ti­va del 2,2%. El de las be­bi­das al­co­hó­li­cas y ta­ba­co con un al­za del 2,2% y el de co­mu­ni­ca­ción que su­bió un 2,0%.

¿Qué se es­pe­ra pa­ra ju­nio?
Co­no­ci­do el da­to de in­fla­ción de ma­yo (3,1%), las con­sul­to­ras ya pre­vén que a par­tir de ju­nio la in­fla­ción se con­ti­núe su de­sa­ce­le­ra­ción y se ubi­que más cer­ca del 2,5% que del 3%. Con to­do, la mo­de­ra­ción en el ín­di­ce de­pen­de­rá de la con­ti­nui­dad de la es­ta­bi­li­dad cam­bia­ria. En es­te es­ce­na­rio, la ex­pec­ta­ti­va es que la in­fla­ción in­te­ra­nual lle­gue a su te­cho en ju­nio, le­ve­men­te por en­ci­ma al 56%, y que a par­tir de ju­lio tam­bién co­mien­ce a de­sa­ce­le­rar­se pa­ra ter­mi­nar el año en tor­no al 43%.

Seguir leyendo

Economia

Dólar hoy: la divisa rebotó luego de la fuerte baja de los últimos días y volvió a $45 en los bancos

Publicado

on

Por

El dólar subió este viernes 60 centavos en el mercado mayorista y volvió a los $43,97. En los bancos, la divisa reaccionaba en la misma sintonía y se estacionaba en torno a los 45 pesos para la venta.

La moneda extranjera recuperó así parte del terreno que había cedido contra el peso en los últimos dos días, pero terminó la semana 88 centavos más barato que hace siete días en el segmento mayorista.

El dólar comenzó a negociarse con una suba de 33 centavos en el segmento mayorista este viernes, luego de la fuerte baja que la divisa registró en los últimos dos días, tras el anuncio de que Miguel Ángel Pichetto acompañará a Mauricio Macri en la contienda presidencial y el cierre de las alianzas de cara a las elecciones.

Las primeras operaciones del viernes se pactaron a $43,70 en el mercado mayorista, contra los $43,37 que marcó la divisa al cierre del día previo.

Eso impacto en la cotización del Banco Nación, que comenzó a vender divisas a $44,70, treinta centavos más caro que el jueves.

A media mañana, la divisa consolidaba su sendero alcista. El mayorista se negociaba a $43,82 y el Banco Nación vendía dólares a $44,90. En bancos privados, las cotizaciones volvían a ubicarse en torno a los 45 pesos.

Seguir leyendo

Trending