Connect with us

Economia

Automotrices suspenden producción, recortan jornadas y adelantan vacaciones

Publicado

on

Por la crisis, la disparada inflacionaria y la caída de ventas, las automotrices reducen planes de producción, paralizan sus plantes y adelantan vacaciones a sus empleados.

Un caso testigo es el de Fiat Chrysler Automobile (FCA) que le anunció a sus proveedores que durante septiembre trabajará sólo cuatro días, dos esta semana que termina y otros dos días en la tercera semana del mes, según confirmaron autopartistas. Y para octubre, sólo prevé dos días de producción.

Una decisión similar tomaron General Motors (GM) e Iveco. GM detiene la producción las primeras dos semanas de septiembre en la planta de General Alvear, Santa Fe, donde se fabrica únicamente el Chevrolet Cruze. Para el segundo semestre, preveía fabricar 15.000 unidades, pero sólo hará 7 mil.

Según la automotriz, esta “parada técnica” se acordó con el gremio SMATA “para adecuar los volúmenes de producción a las circunstancias actuales del mercado y lograr un equilibrio para brindar certidumbre a la operación, empleados y proveedores en los próximos seis meses”.

Iveco trabajaría 10 días de septiembre, de tres a cuatro días en octubre y otro tanto en noviembre, para cerrar en el verano y volver a fabricar recién en febrero.

Por su parte, Renault Argentina mantiene el acuerdo con el el gremio de mecánicos (Smata), que incluye trabajo de lunes a viernes seis horas por turno, el abono de 70% del salario, adelanto de vacaciones, suspensiones y prórrogas a contratos. Pero las previsiones que informó a sus proveedores para los meses siguientes prevén menos actividad por lo que habrá que realizar más ajustes.

Economia

Los vencimientos de deuda hasta fin de año alcanzan a USD 66.760 millones, pero casi la mitad son con diferentes entidades del sector público

Publicado

on

Los vencimientos de deuda hasta fin de año totalizan USD 66.760 millones, de los que el 30,4% se concentran sólo en abril y agosto, aunque casi la mitad del total es con entidades del sector público, precisa un análisis de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC).

El informe se conoce días después de la exposición en el Congreso del ministro de Economía, Martín Guzmán, objetada por diferentes consultoras por el “poco compromiso” en materia de reducción del déficit fiscal, lo que genera dudas sobre cuáles serán los recursos para afrontar los vencimientos de 2020 y años posteriores, de cara a la próxima presentación de propuesta de restructuración.

El equipo económico está mostrando muy poco compromiso con el restablecimiento del equilibrio fiscal y posterior superávit primario”, sostuvo al respecto Invecq, que cuestionó que “aun en el escenario ‘más arriesgado’” de los tres que presentó Guzmán en su exposición en Diputados “la velocidad del ajuste en relación al período 2016-2019 es significativamente menor”.

En ese sentido, a un mes de la fecha establecida para presentar la propuesta oficial, la consultora dirigida por Esteban Domecq se preguntó: “¿Cómo se les explica a los acreedores que el mismo país que llevó a cabo un recorte del déficit primario de 4 puntos en del PBI en los últimos tres años ahora necesitará tres años más para tan solo recortarlo en 0,4 puntos del PBI?”

En agosto se concentra más del 18% de los vencimientos fuera del sector público, con una participación mayoritaria de letras del Tesoro con legislación local
En agosto se concentra más del 18% de los vencimientos fuera del sector público, con una participación mayoritaria de letras del Tesoro con legislación local

Por su parte, Quantum Finanzas consideró que “analizando otras experiencias de reestructuración de la deuda, se observa que la velocidad del aumento del superávit primario presentada por el ministro es relativamente baja” y en alusión a la “solución uruguaya” esgrimida por el presidente Alberto Fernández antes de asumir, precisó que el país vecino “pasó de un déficit primario de 0,9% del PBI a un superávit de 3,5% del PBI entre 2001 y 2006”.

Quantum es dirigida por el ex secretario de Finanzas, Daniel Marx, que a su vez tuvo una breve participación en el inicio del actual gobierno en el Consejo Asesor de la Deuda, que finalmente no fue formalizado.

Del total de USD 66.760 millones de compromisos previstos para lo que resta del año, la deuda con acreedores privados y los organismos internacionales es de USD 34.463 millones.En alusión a la “solución uruguaya”, Quantum Finanzas precisó que el país vecino “pasó de un déficit primario de 0,9% del PBI a un superávit de 3,5% del PBI entre 2001 y 2006”

Dentro de ese monto aproximadamente USD 23.900 millones son letras y bonos emitidos con legislación argentina y unos USD 3.500 millones corresponden a bonos de legislación extranjera, repartiéndose los USD 7.063 millones restantes entre el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otros entes bilaterales y multilaterales.

Según la OPC, el 57% del total de los vencimientos para lo que queda de 2020 está denominado en pesos, pero en proporciones diferentes si se discrimina la deuda entre los compromisos con acreedores privados y organismos por un lado y la intra sector público por el otro.

Los tres escenarios para alcanzar el superávit fiscal primario, según la presentación del ministro Martín Guzmán en el Congreso
Los tres escenarios para alcanzar el superávit fiscal primario, según la presentación del ministro Martín Guzmán en el Congreso

Así, de un total de USD 38.053,2 millones de deuda en pesos, USD 21.855,6 millones es intra sector público y los USD 16.197,6 millones restantes con privados y organismos.

En el marco de las opciones que el Ministerio de Economía estudia para la presentación de la propuesta de restructuración, los vencimientos de mayor importancia son los USD 34.463 millones con privados y organismos y, según la legislación, los USD 3.500 de ley extranjera y los USD 7.063 millones con organismos y otros “no negociables”.

El grueso de los vencimientos con acreedores privados y organismos multilaterales de crédito será en agosto, con unos USD 6.300 millones que representan el 18,3% del período febrero-diciembre, pero es abril el mes de mayor monto de vencimientos totales, si se suman los USD 7.000 millones intra sector público y los USD 3.300 millones de privados y organismos.

El 57% de los vencimientos para lo que resta del año está denominado en pesos, pero si se excluyen los compromisos intra sector público, la proporción de la moneda local se reduce al 47%
El 57% de los vencimientos para lo que resta del año está denominado en pesos, pero si se excluyen los compromisos intra sector público, la proporción de la moneda local se reduce al 47%

El perfil de vencimientos de la deuda para lo que resta de 2020 cobra especial importancia si se tiene en cuenta que el cronograma establecido por el Ministerio de Economía fija para la segunda semana de marzo la presentación de la oferta de restructuración, la reciente decisión de reperfilar la cancelación de un bono de legislación local y, en medio de los dos hechos, la exposición de Guzmán en el Congreso.

“La presentación del ministro Guzmán no mejoró las perspectivas de resolución del problema de la deuda, al contrario”, criticó Invecq, que a su vez marcó una divisoria de aguas con lo realizado en las primeras semanas de gestión.

En ese sentido, indicó que “la mejora de las perspectivas que se habían dado durante diciembre se ha revertido”, ya que “inicialmente, con todas las críticas que se le puedan hacer a la Ley de Emergencia, el mensaje por parte del gobierno era de un mayor compromiso fiscal”.

 Invecq se pregunta “de dónde saldrán los recursos para continuar pagando los intereses de la deuda (del orden del 3,5% del PBI anual) durante los próximos años”, si en el mejor de los casos se aspira a un superávit tres veces menor a ese porcentaje para dentro de 7 años.

A diferencia de esa postura inicial, para la consultora “si el verdadero rumbo a tomar será el expuesto por Guzmán esta semana, la política fiscal no constituye un ingrediente de un plan consistente dadas las condiciones actuales de la economía argentina”.

Asimismo, objetó que, más allá del cambio de gobierno se haya pasado de una reducción de 4 puntos del déficit en tres años a una propuesta diez veces menor para los próximos tres, con lo que “si la corrección del déficit durante el gobierno anterior fue calificada como ‘gradualista’, la nueva estrategia sería hiper gradualista”.

Invecq se preguntó “de dónde saldrán los recursos para continuar pagando los intereses de la deuda (del orden del 3,5% del PBI anual) durante los próximos años”, si en el mejor de los casos se aspira a un superávit tres veces menor a ese porcentaje para dentro de 7 años.

El 5 de febrero, el Senado aprobó y convirtió en ley el proyecto de Sostenibilidad de la Deuda
El 5 de febrero, el Senado aprobó y convirtió en ley el proyecto de Sostenibilidad de la Deuda

“Esto hace imaginar que el equipo económico está pensando en una negociación con los acreedores que supone años de gracia en el pago de los intereses de la deuda o, por el contrario, que habría una mayor emisión monetaria para pagar los intereses en pesos y para comprar los dólares del superávit comercial (mientras se mantenga) para pagar los intereses en dólares”, concluyó.

Pero aun en un contexto de convergencia fiscal “el Gobierno seguirá teniendo necesidades de financiamiento para cubrir el déficit primario”, advirtió Quantum, que puso de relieve las “obligaciones con organismos multilaterales de crédito y con el Club de Paris (si no se renegocia), y, eventualmente, una parte de los intereses de la deuda que se reestructure”.

En cuanto al resultado fiscal de este año, del que aún no se cuenta con un nuevo presupuesto sino que se aplica una prórroga del previo, Quantum recordó que “aún queda pendiente resolver lo que se hará con las tarifas de los servicios públicos –congeladas- y, en consecuencia, con el monto de los subsidios que el Gobierno finalmente otorgará al sector privado”.

Seguir leyendo

Economia

A días del retiro de los billetes de 5 pesos: Hasta cuándo se podrán usar

Publicado

on

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) informó que hasta el 29 de febrero los billetes de 5 pesos se podrán seguir usando en todos los negocios y comercios del país para cualquier transacción.

El BCRA extendió el plazo para la salida de circulación de esos billetes. Esta modificación permitirá que haya tiempo hasta el 31 de marzo para depositar los billetes en cuentas o canjearlos en las sucursales bancarias de la Argentina.

Todos los bancos, públicos o privados, tienen la obligación de aceptarlos.

Nuevo cronograma:

-Hasta el 29 de febrero, se podrá usar para cualquier transacción en todos los negocios y comercios del país.
-Hasta el 31 de marzo, los bancos deberán canjear los billetes de 5 pesos o acreditarlos en cuentas. Se puede juntar varios y canjearlos por billetes de mayor denominación.
-En la actualidad, el billete de 5 pesos coexiste con la moneda del mismo valor. Esta moneda, de color plateada con la representación del arrayán, reemplazará de forma definitiva al billete.

Al tratarse del billete de menor denominación, el papel de 5 pesos sufre un deterioro más veloz que el resto de los billetes.

Actualmente circulan 459,6 millones de unidades de este billete con la imagen del General José de San Martín en su anverso, que se emitió a partir de 1998. Desde el 1° de agosto de 2019, ya se retiraron de circulación más de 50 millones de billetes.

Seguir leyendo

Economia

Anses Corrientes: Reafirman la presentación de certificados de escolaridad

Publicado

on

Para percibir la ayuda anual escolar se debe presentar el certificado pero, a diferencia de lo dispuesto el año pasado, hay tiempo hasta el 31 de diciembre. Desde la sede local dijeron que es una de las consultas más frecuentes junto con la tarjeta Alimentar.

Esta semana el Gobierno nacional dio a conocer que flexibilizará los trámites para el cobro de la ayuda escolar anual que reciben cada año, con el inicio del ciclo lectivo, las familias con hijos de entre 4 y 17 años de edad. En este marco, desde la Anses Corrientes explicaron que sólo se extendió el plazo para presentar los requisitos para el cobro, ya que sigue siendo indispensable presentar el certificado de escolaridad para tener este beneficio económico.

Al respecto, desde la sede local indicaron que “se extendió el plazo hasta diciembre para presentar los requisitos para el período 2020, es mentira que no se debe presentar el certificado”. La directiva de Nación fue “dar tiempo hasta el 31 de diciembre para que puedan presentar, mientras tanto siguen cobrando”.

En cuanto a las consultas por esta ayuda, comentaron a este medio que “la gente tiene el ejercicio de ir hasta la sede, y esta ayuda escolar, así como la tarjeta Alimentar, son algunos de los temas que más preguntan”. En relación a Alimentar, señalaron que en Anses “sólo se hace el cruzamiento de datos para ver de esa manera la cantidad de gente beneficiaria”.

Cabe recordar que a través de una resolución publicada en el Boletín Oficial el día lunes, la Anses estableció que no será necesaria la presentación del certificado de escolaridad al 31 de diciembre, uno de los requisitos que se habían determinado el año pasado.

En el país, esta asignación es percibida por más de 6 millones de personas, número que también incluye a menores de entre 45 días y cuatro años. La misma consiste en el pago de una suma de dinero en el mes de marzo y se abona por cada hijo de entre 4 y 17 años que concurra regularmente a establecimientos de enseñanza básica y polimodal, o bien, cualquiera sea su edad, si concurre a establecimientos oficiales o privados de educación diferencial.

“La falta de presentación de los certificados escolares al 31 de diciembre de 2019 no se encuentra necesariamente ligada a trayectorias escolares discontinuas; por lo tanto, es menester continuar profundizando el trabajo articulado con los distintos organismos y ministerios para realizar acciones conjuntas que tiendan a resolver las barreras para que los niños, niñas y adolescentes puedan acceder y sostener el derecho a la seguridad social”, estableció la Anses en la resolución.

Cabe indicar que la ayuda escolar es una suma fija de 2.300 pesos por hijo que este mes debe ser actualizada por el índice de movilidad previsional, y que se abona a uno de los padres de los chicos y adolescentes que asisten a establecimientos educativos incorporados a la enseñanza oficial. En el caso de hijos con discapacidad es requisito tener vigente la autorización para el pago de asignaciones por hijo con discapacidad emitida por Anses. En las zonas “desfavorables”, la suma es mayor, de entre 3.069 y 4.590 pesos por chico.

Esta ayuda la cobran los trabajadores en relación de dependencia, los titulares de la Prestación por Desempleo, de una prestación de una Aseguradora de Riesgos del Trabajo (ART), los monotributistas, los jubilados y pensionados, y los titulares de la Asignación Universal por Hijo. El requisito es que los ingresos del trabajador o del grupo familiar deben ser inferiores al máximo vigente ($72.067 y $129.190) excepto para el caso de hijos con discapacidad, que no tiene límites.

Seguir leyendo

Tendencia