Connect with us

Economia

Emergencia económica, impuestazo y bono para trabajadores: las primeras medidas de Alberto F.

Publicado

on

Uno de los temas inmediatos será la convocatoria al acuerdo social, en el que participará no sólo el Estado sino también sindicalistas y empresarios

Los principales referentes del equipo económico preparan las que serán las primeras medidas de la presidencia Alberto Fernández.

Uno de los temas inmediatos será la convocatoria al acuerdo social, en el que participará no sólo el Estado sino también sindicalistas y empresarios.

En tanto, se enviará al Congreso un proyecto de ley para reinstaurar la emergencia económica. Se trata de un instrumento legal que da facultades amplias para resolver sobre temas urgentes utilizando la figura del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), señala Infobae.

Respecto a la presión fiscal, el Gobierno podría modificar alícuotas de gravámenes ya existentes apoyándose en la Emergencia Económica. Respecto a Bienes Personales, se estima que podría subir a un nivel cercano a 1,5% ó 1,75%, más del doble que el actual.

Complementariamente, se aguarda un importante aumento de las alícuotas para las exportaciones del campo, pero también para minería, petróleo y eventualmente carne.

También se congelaría la reducción de impuestos que estaba prevista en el Pacto Fiscal firmado hace dos años. Ganancias para empresas, por ejemplo, debía bajar al 25% el año próximo, pero seguramente no será implementado. Y también aumentaría Ingresos Brutos, pese al compromiso de las provincias por reducir gravámenes distorsivos para la actividad productiva.

En materia de alivio, se implementaría un bono para dar un aumento de ingresos excepcional: jubilados, beneficiarios de planes sociales y también a empleados de menores ingresos, aunque no se determinó cuál sería el techo para poder percibir esa suma.

Economia

Jornada financiera: con el fin del virtual feriado cambiario cayó el dólar libre, pero el BCRA siguió perdiendo reservas

Publicado

on

Por

Está previsto que el próximo lunes los bancos ya puedan operar a pleno y retomar las ventas de dólares al público. Este viernes cinco entidades privadas comenzaron a comercializar las divisas, aunque hasta entrada la tarde continuó el virtual feriado cambiario que comenzó el miércoles de la semana pasada.

Esta actividad restringida no impidió la salida de divisas y las ventas del Banco Central en la plaza mayorista. Las reservas internacionales cedieron USD 148 millones en el día, a USD 41.970 millones, mientras que la baja acumulada en la semana alcanzó los 463 millones de dólares.

Fuentes privadas estimaron este viernes en unos USD 80 millones el saldo neto negativo de la entidad por su participación en el mercado mayorista. A lo largo de la semana las ventas netas habrían alcanzado los 130 millones de dólares.

En tanto, en un reducido mercado marginal, el dólar libre restó dos pesos y cerró ofrecido a $145 para la venta, luego de haber anotado el jueves un máximo de 147 pesos. Acumula una ganancia de 92,7% en 2020.

El dólar mayorista ascendió siete centavos este viernes, a 75,85 pesos. El monto operado en el segmento de contado (spot) creció a 259,5 millones de dólares. Fuentes privadas de la plaza mayorista observaron ventas del BCRA en un rango de 70 a 80 millones de dólares.

“La contención de las variables que observamos (…) sigue siendo artificial, con el principal dato todavía en rojo: el Banco Central sigue perdiendo dólares todos los días en el Mercado Único Libre de Cambio”, subrayó la consultora Delphos Investment.

Acciones castigadas en Wall Street

Las acciones argentinas que se negocian en el exterior trazaron una clara trayectoria bajista este viernes, a pesar del empuje positivo de los índices de Wall Street, con ganancias en un rango de 1,3 a 2,3 por ciento.

En Nueva York, el ADR de YPF restó un 4,2%, Grupo Galicia perdió un 3% y Telecom cayó 1,9%, mientras que Mercado Libre subió un 2,7 por ciento.

Más sostenidos estuvieron los títulos públicos. La serie de seis bonos Globales emitidos con el canje -en dólares y con ley extranjera- promedió un alza de 2 por ciento.

El riesgo país de JP Morgan, que mide el diferencial de tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes, retrocedió 29 enteros para la Argentina, a 1.330 puntos básicos a las 17, hora de cierre de la operatoria bursátil.

En el plano local, la Bolsa porteña cerró con alzas, mediante compras de oportunidad con recorte de liquidez, aunque los problemas de fondo por la incertidumbre de la economía doméstica no desaparecen y condicionan las transacciones a futuro junto a la debilidad del peso.

“En medio de tensiones políticas y la incertidumbre económica, despierta expectativa la misión del FMI -que visitará el país en octubre-, ya que podría no sólo ayudar a consensuar un plan económico integral que otorgue mayor confianza a los inversores, sino también contribuir con el roll-over de deudas para continuar despejando el programa financiero de los próximos años”, señaló el economista Gustavo Ber.

Muchas empresas argentinas deberían reestructurar sus pasivos ante las dificultades para acceder a divisas para saldar sus deudas en dólares que generaron las restricciones cambiarias dispuestas la semana pasada por el Banco Central, comentaron analistas a Reuters.

El panel S&P Merval de la Bolsa porteña subió un 0,4% en pesos, a 42.042 puntos. Sin embargo, los altibajos de precios fueron una constante y el referente líder quedó con alza del 1,4% en la semana. Los flamantes bonos del canje en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) ganaron un 0,8% promedio, con un Bonar 29 a la cabeza de la tendencia con un 1,4 por ciento.

“No hay ninguna otra noticia que pueda justificar las subas o las bajas, sigue todo en una situación de total incertidumbre. Esto está más supeditado a pequeñas compras y ventas sin liquidez, que alguna buena posible noticia para adelante”, explicó a Reuters Mariano Sardáns, director de la gerenciadora de patrimonios FDI.

Seguir leyendo

Economia

Aerolíneas Argentinas anunció más de 65 vuelos internacionales y regionales para octubre

Publicado

on

Por

Mientras que el Ministerio de Transporte de la Nación continúa delineando con las autoridades del sector aéreo los protocolos que permitan el reinicio de la actividad aerocomercial, Aerolíneas Argentinas anunció la programación de más de 65 vuelos especiales para el mes de octubre, que abarcan a rutas internacionales y regionales.

Según informaron hoy fuentes de la compañía de bandera, la programación, aprobada por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), contempla dos frecuencias semanales a Madrid, saliendo desde Buenos Aires los lunes y viernes y su respectiva vuelta los días miércoles y domingos.

A esos servicios internacionales, se suman tres vuelos por semana a la ciudad de Nueva York, con fechas de salida los días 1, 15 y 29 y regresos los días 3, 17 y 31. También, otros cuatro vuelos semanales a Miami, desde el aeropuerto de Ezeiza los días lunes, miércoles, viernes y sábado, en tanto que los retornos a Buenos Aires serán los días lunes, miércoles, viernes y domingo.

Los tickets pueden ser adquiridos a través de la web de Aerolíneas Argentinas sin intermediación de los consulados

Adicionalmente, en todos los vuelos a Miami, Aerolíneas estará transportando carga de exportación de arándanos de la producción de las provincias de Salta, Tucumán, Entre Ríos y Buenos Aires.

Este tipo de operación, denominada “mixta”, combinan trasporte de carga y pasajeros, razón por la cual en el tramo de ida saldrán a la venta sólo 50 lugares en función de la capacidad de bodega de la aeronave.

infobae-image

En lo que respecta a la red regional, se anunciaron tres vuelos a Lima, con salidas los días 2, 16 y 30 de octubre y regresos los días 3, 17 y 31; cuatro vuelos semanales a San Pablo, los días lunes, miércoles, viernes y domingo; dos vuelos semanales a Santiago de Chile, los días martes y jueves y dos vuelos al mes, cada 15 días a Asunción, Paraguay, con fechas confirmadas de salida los días 5 y 19 de octubre.

Fuentes de la empresa estatal confirmaron a Infobae que si bien los vuelos forman parte de la operación especial que la compañía lleva adelante, los tickets pueden ser adquiridos a través de la web de Aerolíneas Argentinas sin intermediación de los consulados.

Y remarcaron que cuentan con protocolos de salud y medidas de higiene para sus operaciones en cada una de las etapas del viaje tanto en los aeropuertos como en vuelo y todos los procedimientos fueron diseñados siguiendo las recomendaciones de IATA (International Air Transport Association), ACI (Air Transport Council), OMS (Organización Mundial de la Salud) y el Ministerio de Salud de la Nación.

Seguir leyendo

Economia

El Gobierno extendió hasta el 30 de noviembre la prohibición de los despidos y las suspensiones

Publicado

on

Por

El Gobierno extendió la prohibición para que las empresas despidan o suspendan al personal por otros 60 días, por lo que la medida, que se oficializó mediante la publicación del Decreto 761/2020 en el Boletín Oficial, estará vigente hasta el próximo 30 de noviembre.

Se trata de la tercera prórroga que se aplica sobre esta medida, sancionada por primera vez el 1° de abril, también por 60 días. Luego se dictaron dos extensiones, siempre por el mismo plazo, a fines de mayo y de julio.

De esta forma, el artículo 2 del Decreto estableció “la prohibición de efectuar despidos sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor por el plazo de SESENTA (60) días contados a partir del vencimiento del plazo establecido por el Decreto N° 624/20”. Asimismo, el artículo 3 determinó “la prohibición de efectuar suspensiones por las causales de fuerza mayor o falta o disminución de trabajo por el plazo de SESENTA (60) días, contados a partir del vencimiento del plazo establecido por el Decreto N° 624/20”.

Además, la normativa publicada en el Boletín Oficial de este jueves aclaró que “quedan exceptuadas de esta prohibición las suspensiones efectuadas en los términos del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo” y que la medida “no será aplicable a las contrataciones celebradas con posterioridad a su entrada en vigencia”.

Con esta decisión, el Gobierno intenta sostener los puestos de trabajo en medio de la crisis económica que se profundizó producto de la pandemia y la cuarentena. Sin embargo, la caída del empleo es significativa. De acuerdo con la información del Sistema Integral Previsional Argentino (SIPA), en julio se perdieron respecto de marzo 251.476 empleos registrados, ya que cayeron 263.400 del sector privado pero creció el número de empleados del sector público en 11.924. Cabe destacar que estos datos no comprenden a los trabajadores del sector informal.

A su vez, de acuerdo con los datos de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del Ministerio de Trabajo, entre marzo y julio se produjeron 309.000 desvinculaciones, de las cuales 161.451 fueron por decisión de la empresa (31.700 despidos con o sin causa). En ese período, las suspensiones alcanzaron las 568.000.

A pesar de estos indicadores, el artículo 4 de la normativa insistió en que “los despidos y las suspensiones que se dispongan en violación de lo dispuesto en el artículo 2° y en el primer párrafo del artículo 3º del presente decreto no producirán efecto alguno, manteniéndose vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales”.

Entre los considerandos del Decreto se fundamentó “que a pesar de los distintos estatus sanitarios existentes en las regiones geográficas del país, la pandemia de COVID-19 ha producido una merma considerable en la actividad económica a nivel mundial de la que nuestro país no se encuentra exento, por lo cual se entiende necesario y conveniente -más allá de las particularidades de cada región-, prorrogar la normativa existente respecto de la prohibición de despidos”. A su vez, se destacó que “esta crisis excepcional exige prorrogar la oportuna adopción de medidas de idéntica índole asegurando a los trabajadores y a las trabajadoras que esta emergencia no les hará perder sus puestos de trabajo”.

La oposición empresarial

Desde que se sancionó el decreto original, el 1° de abril, las empresas siempre se han manifestado en contra de este tipo de medidas por considerar que no cumplen con su objetivo, ya que los despidos se producen de todas maneras. “La realidad es que por más que por ley o por decreto digan que el sol no puede salir, el sol va a salir todos los días. Aquel que cierra el comercio y no puede abrir, va a despedir igual. Al que no puede pagar los sueldos le importa tres belines lo que dice la ley. Nadie despide porque se levantó una mañana y se le ocurrió”, señaló días pasados a Infobae el secretario de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Mario Grinman.

“Esta norma no ayuda para nada porque el Gobierno sabe que no funciona y además conspira contra aquel que quiera generar una nueva fuente de trabajo” apuntó Grinman, quien destacó que según las estimaciones de la CAC durante la cuarentena se cerraron en forma definitiva entre 25.000 y 30.000 comercios.

Por su parte, el presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), Martín Rappallini, apuntó que las empresas “están reorganizándose” y enfrentando el problema de “digerir la cuarentena”. “Tenemos que pagar las deudas viejas, las nuevas, y la mayoría de las empresas tiene que recuperar capital de trabajo. Todo ese proceso va a llevar entre 6 y 18 meses”, agregó el directivo. La industria perdió en estos meses unos 40.000 trabajadores (4% de 1 millón), una cifra similar a los del período 2015-2019.

Seguir leyendo

Tendencias