Connect with us

Mundo

Mujeres y disidencias sexuales, las principales víctimas de la represión en Chile

Publicado

on

A un mes del estallido social se registran 66 querellas por torturas sexuales: hay violaciones, tocamientos y humillaciones en los centros de detención y en la calle.

Desde la cima de un edificio se ve cómo cuatro carabineros fuerzan a una mujer de 25 años a entrar a un carro policial: la forcejean, la ahogan, la agarran de pies y de manos. Sus ojos pasan de estar llenos de lágrimas a perderse en el vacío mientras los hombres abusan de ella en plena calle. Las imágenes son captadas por un vecino del lugar el 15 de noviembre en las oscuras calles linderas a la movilización que se hacía en Rancagua, en la región chilena de O’Higgins. La tortura sexual continúa en la comisaría.

A pocos días de iniciada la protesta contra el gobierno del presidente Piñera, exactamente el 23 de octubre, una pareja de lesbianas se moviliza de la mano cuando son detenidas por carabineros. Sin mediar palabra, las golpean, las manosean y abusan de ellas, según cuenta un reporte elaborarlo por activistas, académicos, organizaciones lésbicas, trans y feministas antirracistas llamado “Violencias a cuerpos disidentes en Chile”.

Alberto Fáundez, de 21 años, sale a comprar pan. Es 20 de octubre y regresará a su casa recién 14 días más tarde. Un grupo de funcionarios policiales lo detienen afuera de un supermercado, lo meten dentro del furgón donde donde lo golpean con escopetas, lo bañan de alcohol y lo acusan de robar. Le gritan “ladrón culiao”. Al llegar a la Comisaría 11° de Lo Espejo en Santiago se enteran que su pareja es un hombre y ahí comienzan los insultos homofóbicos. Lo desnudan y golpean frente a los otros detenidos.

Desde el inicio del estallido social en Chile, las mujeres y las disidencias sexuales son los principales focos de la represión de los carabineros. Violaciones, tocamientos, desnudos forzados en los centros de detenciones, golpes y agresiones verbales con connotación sexual son parte de lo que padecen cada día.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile (INDH) – un organismo público, pero que no depende del poder ejecutivo – presentó hasta el momento 66 querellas por torturas sexuales: 59 contra carabineros; 6 contra militares y una contra personal de la Policía de Investigaciones. Además, relevó cerca de 200 personas que sufrieron daño ocular, principalmente por disparo de escopetas de perdigones, pero también por el lanzamiento de gases lacrimógenos.

Por su parte, la Red de Abogadas Defensoras de Mujeres (Abofem) de Chile presentó este lunes un informe en Comisión de Derechos Humanos del Senado que reveló que desde el inicio del levantamiento contra el gobierno de Sebastián Piñera, el pasado 18 de octubre, recibieron 60 denuncias de violencia política sexual cometidas por Carabineros.

Bárbara Sepúlveda, directora de Abofem, contó a minutouno.com que “fueron testigos de tortura, detenciones ilegales y formas de violencias sexual ejercidas contra mujeres, niños, niñas y adolescentes y personas LGBTIQ. Técnicas que se asemejan a las que se utilizaban en la dictadura de (Augusto) Pinochet”.

En el informe detallan que del total de denuncias, 40 se han traducido en querellas criminales para esclarecer la posible existencia de delitos y a los eventuales responsables. El 95% de la violencia política y sexual cometidas por las fuerzas seguridad pública corresponden desnudamientos forzosos, revisión de genitales, golpes, burlas, humillaciones por su orientación sexual y amenazas de violación en contra de las víctimas y/o contra sus familias.

epúlveda agregó que tienen cinco casos de lesbofobia en que “las obligaron a dormir en los mismos calabozos que los hombres. Les dijeron expresamente que no las reconocían como mujeres y sufrieron una serie de discriminaciones específicas por su elección sexual”.

Danitza Pérez, directora del Área Legislativa de Abofem, afirmó en el Senado que estos hechos fueron invisibilizados en los noticieros de televisión abierta, así como escasamente abordados en otros medios de comunicación nacionales.

La resistencia feminista

Los feminismos tuvieron y tienen un papel clave en las movilizaciones que se realizan del otro lado de la cordillera. Desde un primer momento las mujeres y disidencias sexuales ponen el cuerpo en las calles de Santiago, Valparaiso, y en cada región del país. Su pelea por conquistar y defender derecho tiene larga data y abarca desde las marchas que se hacen los 25 de julio por el Aborto Libre – ahora también antirracista.-, el paro de mujeres del 8M, hasta las tomas en las universidades de 2018 por los casos de abusos sexuales.

Desde las primeras semanas las distintas agrupaciones feministas – La Asamblea Feminista del Frente Amplio, Coorporación Humanas, La Coordinadora Feministas En Lucha, Coordinadora 8M, La mesa del aborto y Ni una menos, entre otras- se organizaron en una Asamblea Plurinacional. “Confluimos en otra coordinación mayor para dar frente al relato político desde el feminismo frente a los abusos y sobretodo frente a la violencia política sexual”, explicó a este medio Verónica Ávila militante feminista del partido Convergencia Social.

Hemos resistido muy activas políticamente desde los espacios de militancia pero también en la calle. Mayoritariamente el peso de la protesta la están llevando los estudiantes secundarios y universitarios, las mujeres y otras disidencias sexuales”, resaltó Ávila.

La Asamblea encabezó el pasado 8 de noviembre una multitudinaria “marcha feminista, plurinacional, con las disidencias y antirracista” para exigir cambios políticos y económicos en el país. Además, realizaron pañuelazos frente a la biblioteca nacional y actos en los que exigen la renuncia de ministra de la Mujer y Equidad de Género Isabel Plá, quien durante este mes negó haber recibido denuncias de mujeres por violencia de género y sólo se manifestó por las carabineras heridas.

Mundo

Tras fugas masivas, Italia obliga a inmigrantes a cumplir la cuarentena en barcos

Publicado

on

Por

El Ministerio del Interior envió hoy el barco GNV Azzurra a la isla sureña de Lampedusa para contener a unos 700 inmigrantes de un centro de acogida de la región.

El Gobierno italiano inició hoy su plan de transferencia de inmigrantes a barcos para que cumplan la cuarentena obligatoria que rige para los visitantes no europeos, luego de fugas de centros de acogida registradas en los últimos días.

El Ministerio del Interior italiano envió hoy el barco GNV Azzurra a la isla sureña de Lampedusa para contener a unos 700 inmigrantes de un centro de acogida de la región, luego de que la semana pasada centenares de personas abandonaran las estructuras en las que debían cumplir la cuarentena obligatoria al llegar al país.

Habitualmente utilizado como transporte de pasajeros por una empresa de viajes, el GNV Azzurra tiene capacidad para casi 1.800 personas, aunque en los próximos días albergará a un máximo de 700 inmigrantes, en su mayoría llegados recientemente desde Túnez, y a personal de la Cruz Roja.

“Seremos inflexibles con quienes entren de forma irregular y desperdicien los esfuerzos hechos en la lucha contra el coronavirus”, advirtió el premier Giuseppe Conte en declaraciones que reproduce hoy la cadena Rai.

A fines de julio, centenares de inmigrantes se fugaron de dos estructuras de acogida de la isla de Sicilia en la que debían cumplir la cuarentena obligatoria de 14 días.

Con la mayoría de los centros de acogida del sur del país con sus capacidades desbordadas, y luego de las críticas de los alcaldes locales por la llegada de inmigrantes, la ministra del Interior Luciana Lamorgese anunció el envío del Ejército para custodiar el cumplimiento de las medidas de aislamiento y el uso de barcos para que el cumplimiento de la cuarentena.

Con la cantidad de contagios de coronavirus estabilizados en casi toda Italia desde mediados de junio, la preocupación del gobierno de Conte es evitar la importación de posibles focos de la Covid-19, por lo que endureció las medidas hacia los inmigrantes y dispuso la prohibición temporal de entrada a visitantes de países que puedan considerarse de riesgo epidemiológico.

Seguir leyendo

Mundo

Hamilton Mourao: “Vamos a cerrar filas con el gobierno de la Argentina”

Publicado

on

Por

”Vamos a cerrar filas con el gobierno de Argentina, en su búsqueda de las mejores soluciones”, enfatizó el vicepresidente de Brasil, general Hamilton Mourao. Fue durante una entrevista, de 40 minutos, con un grupo de periodistas de grandes medios extranjeros y entre ellos Infobae. Según el militar, el gobierno brasileño aguarda “la llegada del embajador Daniel Scioli”, para recuperar el tiempo y las dificultades derivadas de la pandemia por el coronavirus.

Además de subrayar la relación comercial e histórica entre ambos socios, dijo que su encuentro en Buenos Aires con Alberto Fernández fue sorprendente: “El es extremadamente simpático”, aseguró. Doctor en Ciencias Militares, según figura en su currículo, para Mourao el Amazonas es una prioridad geoestratégica: “Brasil no es ningún villano en la cuestión ambiental”, dijo. Desde hace un mes y medio preside el Consejo de la Amazonia, un organismo que se fundó precisamente para responder a las presiones del empresariado brasileño e internacional, respecto de la preservación de ese pulmón del mundo.

Recordó, en ese sentido, que “el país tiene más del 60% de su cobertura vegetal intacta”, algo de lo que, en su visión, no pueden jactarse otras naciones del mundo.

– General, usted estuvo en la asunción del presidente Alberto Fernández. Pero apenas tres meses y medio después, se declaraba la pandemia en Argentina y en Brasil; y las relaciones quedaron casi interrumpidas ¿Cómo y cuándo será la retomada?
– Nuestro comercio exterior, especialmente en el área industrial, se ha visto resentido por la situación económica de la Argentina, nuestro gran comprador de bienes manufacturados. Entonces, para nosotros es fundamental apoyar al país en la búsqueda de soluciones para los problemas que enfrenta en el área económica. Brasil está junto a la Argentina, y no por le hecho de que ambos pertenezcamos al Mercosur; sino también porque tenemos una historia común, un pasado común y tenemos una frontera extremadamente importante. Estoy aguardando la llegada del embajador Daniel Scioli. Ahora, nosotros tenemos que buscar convergencias, las mejores soluciones, para que haya un apoyo mutuo. Esto es esencial entre dos países que son vecinos y que tienen una amistad de larga data. Ese es un hecho independiente de los gobiernos de turno. Los gobiernos pasan, pero los pueblos quedan.
– Como usted señaló, la Argentina atraviesa por un momento económico delicado ¿Cuál es la actitud que tendrá su gobierno?

– Nuestra visión es cerrar filas con la Argentina, con el gobierno argentino para buscar las mejores soluciones, porque eso sin duda será mejor para todos los brasileños y argentinos.
– Si en Estados Unidos llega a triunfar el demócrata Joe Biden ¿Cambiará la relación con Brasil?

– Nuestra relación con Estados Unidos, nuestra amistad, es muy clara; la que además es independiente del gobierno del momento. Estados Unidos es un aliado histórico de Brasil. Nosotros somos un país de la civilización occidental, y nuestra visión coincide con los pilares de la democracia: capitalismo, estado de derechos y una sociedad civil fuerte. Si Joe Biden es elegido y se convierte en el futuro presidente de Estados Unidos, la relación con el Estado brasileño será la misma que hoy día.
El vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, habla durante una conferencia de prensa en el Palacio de Itamaraty en Brasilia (Reuters)- Hay pueblos indígenas que fueron infectados por el Coronavirus; y las chances de los nativos de morir supera la de los blancos. Esto se suma a la expulsión de nativos de sus tierras. El ministro de la Corte Suprema Gilmar Mendes calificó esto de “genocidio”. ¿Fue excesivo?

– Las tierras indígenas son de las poblaciones nativas que no pueden ser expulsadas bajo ninguna hipótesis. Es bueno recordar que tenemos más de 1,2 millones de kilómetros cuadrados de tierras indígenas demarcadas. Esas comunidades tienen perfecto dominio sobre sus territorios. Claro que, de tiempo en tiempo, gente extraña a ese grupo social busca entrar [en las comunidades]con fines de explotación ilegal del oro y otros minerales. Pero en muchos casos, los propios indígenas se asocian a esa actividad. Un ejemplo es el estado de Rondonia donde los indios Cinta Larga explotan minas de diamantes. El Estado brasileño está comprometido con la protección de los pueblos indígenas, lo que además está previsto en la Constitución. Entonces, es un verdadero absurdo plantear esta cuestión de genocidio. Nosotros hemos hecho todos los esfuerzos necesarios, por medio de la Secretaría de Salud Indígena para impedir que el Covid-19 entre en las comunidades. Sabemos que esas poblaciones son muy vulnerables a aquellas enfermedades con las que no han tenido contacto. Pero los números de esta pandemia en esas poblaciones son mejores que en el resto de Brasil, tanto en porcentaje de infectados como también de decesos.
– ¿No hay un deterioro de la imagen de Brasil en el exterior? Ya sea por la actitud del presidente Bolsonaro en medio de la pandemia, de no usar tapabocas en contacto directo con las personas; o por los incendios forestales del Amazonas y el combate al Covid-19.

– Primero, Brasil no es ningún villano ambiental. Debo recordar que más de 60% de nuestro territorio tiene su cobertura vegetal intacta. Apenas utilizamos uu 8% de las tierras de nuestro país para la producción agrícola. Y es un país que tiene una matriz energética limpia. Miren, el presidente Bolsonaro fue elegido para que hubiera un cambio de polos dentro de Brasil. Por 24 años fuimos gobernados por un polo de centroizquierda; ahora, entró el polo de centro derecha. Y pasamos a sufrir la oposición que, por medio de sus antiguos contactos internacionales, plantea como un hecho extremadamente negativo cualquier actitud del gobierno. El gobierno está empeñado en el combate a los incendios forestales del Amazonas y a la destrucción de la floresta. Y vamos a reducir esos fenómenos a parámetros aceptables. Pero creemos que, en verdad, existe mucha desinformación sobre este asunto. Nosotros queremos ser lo más transparentes posibles.
En cuanto al coronavirus, nuestro país es extremadamente desigual tanto regional como socialmente. Brasil es un país grande y debemos compararlo con Estados Unidos, India o Rusia. Enfrentamos con más dificultad la pandemia a partir de esas diferencias regionales, donde no hay homogeneidad. Tuvimos un impacto fuerte de la dolencia en el norte, pero ahora se trasladó al sur, fruto probablemente del invierno riguroso en los estados sureños. En cuanto a la imagen del país, eso está muy ligado a la discusión política, a la polarización y el tribalismo que existe en el mundo de hoy. Además, los hechos de un gobierno siempre llevan a una interpretación política. Si me gusta el gobierno, tengo una manera positiva de encarar los hechos; y si no me gusta, será negativa.

– ¿Cómo será la recuperación de la economía brasileña? ¿Rápida o lenta, como describen el FMI y la CEPAL? ¿Cómo quedará la situación de los sectores más vulnerables?
– El gobierno federal creó líneas de crédito para que las empresas pudieran pagar los salarios y mantener los empleos formales. Y hemos distribuido recursos en forma directa para los trabajadores de la economía informal. En algunos casos no fue exitoso, pero esto se debe a las características del sistema bancario brasileño. Nosotros vemos que la recuperación ya comienza a dar buenas señales. Vean que, en un inicio, había una previsión de una caída del PBI de 9%. Ahora, según indica el boletín Focus del Banco Central, ese retroceso será de 5,6%. Pero además tenemos una zafra récord y una gran capacidad de inserción en el mercado internacional con nuestros productos del agro. Y al mismo tiempo, está subiendo el índice de confianza de la industria. Concuerdo con que esa recuperación no tendrá gran rapidez para todos los sectores. Será desigual. Algunos retomarán el crecimiento rápidamente; pero otros como el sector de servicios demorará. Es el caso del turismo, la aviación comercial, los restaurantes y los locales de diversión. No van a avanzar en cuanto no tengamos la vacuna.
– ¿Qué impacto puede tener, sobre Brasil, la actual confrontación geopolítica entre China y Estados Unidos? Por un lado, Brasil tiene un militar que integra el Comando Sur de Estados Unidos. Por otro lado, China es el destino actual de la producción agrícola brasileña.
– Es un dilema geopolítico que vivimos en este momento, pero ya ocurrió en otras fases de la historia. Solo espero que esto no lleve a lo que, en la jerga militar, se conoce como la trampa de Tucídides [Se refiere al ascenso de China que, primero, fue visto como esencialmente benigno; y ahora pasó a ser una amenaza]. Es decir, que ocurra algún tipo de conflicto armado entre las principales potencias mundiales, que sería pésimo para el mundo como una totalidad. Espero que ese conflicto sea dirimido con las armas de la diplomacia. En cuanto a Brasil, nosotros tenemos una asociación con China desde 2009, cuando el país asiático se reveló como un socio comercial importante. Yo presido la comisión chino-brasileña de alto nivel, y lo que estamos buscando es establecer los principales asuntos bilaterales; inclusive los de defensa. Nuestra política estratégica es la de tener Fuerzas Armadas capacitadas para defender la integridad de nuestro territorio, y para que puedan realizar la disuasión ante cualquier aventura externa. Y nuestro entorno estratégico solo revela hoy un problema potencial, que es Venezuela. Espero que el pueblo venezolano consiga solucionar sus problemas.

Seguir leyendo

Mundo

Italia reportó un descenso del número de contagios y muertes

Publicado

on

Por

Italia informó que registró en las últimas 24 horas un descenso de la cantidad de nuevos contagios y fallecimientos por coronavirus, con la mayoría de los casos detectados en tres regiones del norte del país.

El Ministerio de Sanidad reportó 295 nuevos casos confirmados (ayer fueron 379), de los cuales 53% se concentró en las regiones norteñas Emilia Romagna, Lombardía y Veneto, y cinco muertes por la enfermedad (cinco ayer).

De ese modo, el país acumulaba desde el comienzo de la pandemia 247.832 casos confirmados -de los cuales 12.457 tenían la infección activa, 43 de ellos en terapia intensiva- y 35.146 defunciones por Covid-19.

El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, afirmó que se mantiene la obligación de guardar distanciamiento en los trenes, con el objeto de poner fin a la polémica originada por el anuncio del Ministerio de Transportes sobre la posibilidad de volver a usar ese medio de locomoción al ciento por ciento de su capacidad.

Mientras tanto, el gobierno prorrogó la obligación de guardar dos semanas de cuarentena preventiva para quienes lleguen al país procedentes de Bulgaria y Rumania, y retiró a Argelia de los países fue de la Unión Europea cuyos habitantes pueden viajar a Italia sin justificar motivos de urgencia, según la agencia de noticias EFE.

Seguir leyendo

Tendencia