Connect with us

Tecno

Por qué es mala idea mirar el celular en medio de la noche o antes de ir a dormir

Publicado

on

Cae la noche, vamos a la cama y antes de cerrar los ojos para dar oficialmente por concluido el día, decidimos dar un último recorrido virtual por el celular: leer alguna noticia, buscar algún video viral por las redes sociales y contestar un WhatsApp. O a veces, cuando nos levantamos en medio de la noche, en medio de un pequeño despertar, volvemos a espiar el móvil “solo un poquito” pero después se vuelve difícil volver a dormir. ¿A quién no le pasó? ¿A quién no le pasa?

Que el celular se ha vuelto parte de nuestra vida, que casi parece una extensión del cuerpo, que vivimos al ritmo de las notificaciones y que nos da “pavor” quedarnos sin batería. Todo esto lo sabemos, lo escuchamos, lo leemos, lo sentimos. Y sin embargo… todavía resulta difícil de controlar.

Se estima que desbloqueamos el móvil unas 100 veces por día: esto reduce la concentración, ha reconfigurado la forma en que nos vinculamos y, claro, también ha impactado en el sueño. Según un estudio del Departamento de Salud Pública de California, dormir cerca de los celulares está asociado a problemas de sueño, entre otros.

Por qué el celular nos quita el sueño

“El contacto con la luz blanca o blanca azulada que emiten las pantallas del celular o la computadora retrasa el pico de melatonina previo a dormirse y hasta que la melatonina se vuelve a recuperar se tarda entre una hora u hora y media”, explicó a Infobae el doctor Alejandro Andersson, neurólogo y director médico del Instituto de Neurología Buenos Aires (INBA).

La melatonina es una hormona que está presente en los seres humanos así como en otros seres vivos y que es producida por la glándula pineal. Regula el ciclo diario del sueño, de ahí que sea fundamental para el descanso.

La exposición, antes de dormir o en medio de la noche, a la pantalla que emite esa luz blanca afecta el ciclo REM, que es donde hay actividad onírica, y que dura una hora y media. Ese ciclo se repite varias veces a lo largo de la noche, y cada vez que se repite produce cantidad de intensidad onírica”, subrayó Andersson.

Se recomienda dormir entre 6 y 8 horas diarias para recuperarse de manera adecuada. Cuando el cuerpo no reposa, se pueden generar efectos nocivos en la salud (Shutterstock)

Se recomienda dormir entre 6 y 8 horas diarias para recuperarse de manera adecuada. Cuando el cuerpo no reposa, se pueden generar efectos nocivos en la salud (Shutterstock)

¿Y por qué ocurre esto? Porque el cerebro interpreta esa luz blanca como que comienza el día, y por lo tanto se pone en estado de alerta. Por el contrario, las luces más tenues o en tonos rojizos, son interpretadas como que llegó el fin del día y así es que el cuerpo se predispone a descansar.

“La prolongación artificial del día, desde Édison en adelante, ha generado un efecto sumamente negativo para los ritmos biológicos. El celular, por ejemplo, debería estar contraindicado en las horas de la noche”, aseguró el doctor Daniel Pérez Chada, jefe del Servicio de Neumonología, director de la Clínica del Sueño en el Hospital Universitario Austral y director de la diplomatura en Medicina del Sueño de la Facultad de Ciencias Biomédicas de esa misma entidad, en un comunicado.

El impacto en la salud

Se recomienda dormir entre 6 y 8 horas diarias para recuperarse de manera adecuada. Cuando el cuerpo no reposa, se pueden generar efectos nocivos en la salud; especialmente si esto se produce de manera reiterada y deriva en insomnio.

La falta de sueño afecta la memoria, la persona está más irritable y también puede generar hipertensión. También constituye un factor de riesgo vascular”, remarca Andersson.

Recientemente, investigadores de la Universidad de Munich publicaron dos artículos en la revista Science donde cuentan cómo la privación de sueño altera las conexiones neuronales (sinapsis).

“Nuestro trabajo muestra que los ciclos de sueño y vigilia juegan un papel central en la regulación temporal de la función sináptica”, explicó María Robles, directora del equipo de investigación, en el informe.

La sinapsis es la forma en que se comunican las neuronas entre sí, lo cual es fundamental para el funcionamiento del sistema nervioso y para el desarrollo de diferentes tareas cotidianas.

En la investigación de la universidad compararon lo que ocurría en el cerebro de ratones que descansaban de manera adecuada frente a lo que sucedía con los ratones cuyo ciclo de sueño estaba alterado mediante privación del sueño.

“El cerebro de un ratón y el de un humano son muy diferentes, pero creemos que estos resultados confirman la hipótesis de que el sueño es esencial para restablecer la estabilidad neuronal después de un día de actividad y en preparación del próximo”, subrayó Robles.

Dormir repara los daños celulares sufridos durante el día, por lo que el descanso nocturno ayuda al sistema inmune a recuperarse (Shutterstock)

Dormir repara los daños celulares sufridos durante el día, por lo que el descanso nocturno ayuda al sistema inmune a recuperarse (Shutterstock)

Higiene del sueño

La higiene del sueño hace referencia a los hábitos recomendados para lograr un buen descanso. Dentro de estas recomendaciones se incluyen tener horarios regulares para acostarse y levantarse, así como realizar actividades estimulantes antes de irse a dormir. Aquí, algunos consejos que sugiere el doctor Pérez Chada y que hay que tener en cuenta unas horas antes de dormir:

1. No realizar actividad física

2. Evitar llevarse trabajo o comida a la cama

3. No tomar alcohol

4. Dejar de tomar café a partir de las seis de la tarde

5. Hacer una comida

6. Las siestas no deben superar los 40 minutos

7. No utilizar el celular antes de dormir.

Tecno

Cómo funciona el “modo concentración” para evitar las distracciones con el celular

Publicado

on

Por

Es importante poder desconectarse de a ratos del celular, ya sea para evitar distracciones y optimizar nuestro trabajo o bien para poder reconectarnos con otros aspectos menos virtuales de la vida. Existen diferentes herramientas para lograr “ganar la batalla”. Una de ellas es el “modo concentración”, que está disponible en los móviles que cuenten con Android 10.

Esta opción está integrada a la herramienta de Bienestar digital. Para activarla, basta con ingresar al menú de Ajustes (para lo cuál hay que presionar en el ícono de la tuerca que se encuentra en el menú de inicio del celular) y luego presionar en la opción Bienestar Digital.

Una vez allí hay que ir hasta Modo Concentración y se verá que hay un submenú con tres opciones:

Al ingresar, por ejemplo, en las opciones Tiempo de trabajo o Tiempo para mí, se verá que aparece un listado de apps que permanecerán habilitadas al activar esta herramienta. Eso quiere decir que el resto no estarán disponibles para ser utilizadas. Se puede elegir por presionar en el botón “editar” para añadir o quitar apps.

Se puede optar por añadir o quitar apps dentro de este apartado. Se puede optar por añadir o quitar apps dentro de este apartado.

Una vez que se activa esta opción se verá, en la pantalla de inicio, que todos los íconos de las aplicaciones que no fueron seleccionadas estarán en color gris y al presionarlas se verá una leyenda que dice que no se puede acceder a esa plataforma porque está activado Modo concentración. Se ofrece ir hasta esta opción para deshabilitarla si así se desea.

Otras herramientas de Bienestar Digital

Además del Modo Concentración dentro de la interfaz de Bienestar Digital, hay otras opciones. Entre ellas se encuentran herramientas de control parental, temporizadores de aplicaciones (para establecer límites máximos de uso por apps) y el modo Relajación que, cuando se activa, cambia la pantalla a escala de grises o bloquea las notificaciones.

Se puede activar con un botón.Se puede activar con un botón.

A su vez, al ingresar a la pantalla de inicio de Bienestar Digital se puede ver las veces que se desbloqueó el móvil, así como el tiempo que se estuvo utilizando el móvil, diferenciado por cada plataforma o servicio empleado.

Dentro de Bienestar Digital se puede visualizar el tiempo que se estuvo usando el celular. Dentro de Bienestar Digital se puede visualizar el tiempo que se estuvo usando el celular.

iPhone: Tiempo en pantalla

En el caso del iPhone, hay una herramienta que se llama Tiempo en pantalla, que permite saber cuánto tiempo se permanece navegando por diferentes apps y webs. El sistema permite configurar límites d euso para evitar permanecer tiempo de más mirando el móvil o para evitar distracciones innecesarias. También incluye una herramienta de control parental para gestionar otros dispositivos familiares.

Tiempo en pantalla en iPhone permite ver el tiempo que se pasa utilizando diferentes apps y establecer límites. Tiempo en pantalla en iPhone permite ver el tiempo que se pasa utilizando diferentes apps y establecer límites.

Para acceder a esta opción hay que ir a Configuración/Tiempo en pantalla y desde allí se pueden configurar diferentes alternativas. Se puede programar Tiempo desactivado. Al hacerlo, solo estarán disponibles las llamadas telefónicas y las apps que se seleccionen. Tiempo desactivado funciona en todos los dispositivos compatibles con Tiempo en pantalla.

No molestar

Así es la interfaz de "No molestar" en iPhone.Así es la interfaz de “No molestar” en iPhone.

La función está disponible tanto en Android como en iOS. Permite silenciar llamadas, alertas y notificaciones. Se activa desde el menú de Configuración.

En Android también se puede activar la opción "No molestar".En Android también se puede activar la opción “No molestar”.

Más alternativas para mejorar la atención

Cabe señalar que hay muchas aplicaciones y servicios que, bajo esta misma lógica, buscan bloquear notificaciones y acceso a determinados contenidos durante cierto período. Hay alternativas disponibles para el móvil, así como para utilizar desde la computadora. Algunas de esas opciones son Cold Turkey o Focus. En esta nota se puede encontrar más información sobre algunas de estas alternativas.

Seguir leyendo

Tecno

Algunos “trucos” para resolver los inconvenientes más habituales con la computadora

Publicado

on

Por

Es posible que a veces la computadora no se incide de forma adecuada, demore en hacerlo o bien presente fallas al iniciar sesión. Aquí, algunas herramientas de Windows 10 que permiten solucionar algunos de estos problemas.

Las demoras al iniciar el equipo pueden ocurrir por varios motivos. Uno de ellos puede ser falta de espacio, en cuyo caso habrá que liberar e incluso ampliar la memoria, tal como se describe en esta nota.

1. Solucionador de problemas

Windows tienen una herramienta que permite hacer una evaluación generalizada del sistema para identificar si hay fallas. Buscar Solucionar problemas dentro del menú de configuración.

2. Revisar los programas instalados

A veces, cuando hay un problema se ve la famosa pantalla azul con un mensaje alertando sobre fallas. Esto puede ocurrir por varios motivos. Si surge tras la instalación de programa habrá que quitarlo como medida preventiva. Para eso ir al panel de control y luego en Programas para ver los programas instalados. Se puede visualizar cuáles fueron instalados últimamente y ver de quitarlos.

Probar reiniciar y ver si se resuelve. En caso de que eso no suceda, y que recientemente se haya instalado una actualización del sistema operativo, entonces se puede ir a la versión anterior y probar si esto funciona.

3. Volver a una versión anterior del sistema operativo

¿Cómo ir a una versión anterior del sistema operativo? Windows 10 ofrece una opción para hacerlo muy fácilmente. Para eso hay que ir a Configuración/Actualización y luego a Historial de actualizaciones. Y dentro de esta opción hay que presionar en “Recuperación”.

4. Comprobar si hay fallas en el disco

Para ver si hay fallas en el disco, ingresar el buscador que figura le pie de la pantalla junto al ícono de Windows y escribir “este equipo” luego buscar el disco, colocar el cursor allí, presionar botón derecho y luego Propiedades y luego, dentro de herramientas, la opción Comprobar. Esto permite evaluar si hay fallas.

La opción permite comprobar el funcionamiento del disco.
La opción permite comprobar el funcionamiento del disco.
5. Actualizar drivers

Es posible que se experimenten algunas fallas en el funcionamiento por problemas en los drivers. Los problemas, en este caso, están vinculados con algún periférico o accesorio de la computadora. En este caso habrá que verificar si los drivers o controladores (los programas que vinculan el sistema operativo con los dispositivos instalados) de esos elementos están actualizados.

Las actualizaciones se hacen de forma automática en Windows 10 pero también se puede hacer una verificación manual. Para esto, ingresar “Administrador de dispositivos” en la lupa que figura en el margen inferior junto al ícono de Windows.

Se verá un listado con todos los dispositivos conectados al equipo. Si alguno no funciona correctamente se verá un aviso. En ese caso se puede colocar el cursor sobre el nombre en cuestión, presionar botón derecho y elegir la opción que dice “actualizar”. Si con esta opción no alcanza, entonces se puede desinstalar el periférico, y luego volver a instalarlo.

6. Elegir los programas que se inician con el sistema operativo

¿La computadora tarda en arrancar? Para resolver esto, se puede probar es evitar que algunos sistemas muy demandantes se inicien junto con el sistema operativo. Para gestionar esto hay que ingresar en el Administrador de tareas, presionando, en simultáneo Control + Alt + Suprimir y elegir la opción Administrador de tareas.

Luego hay que presionar donde dice “Más detalles” y luego en la solapa que dice “Inicio”, donde se verá un listado con todas las aplicaciones que arrancan durante el inicio y se mencionan el “Impacto de inicio”. Allí se cataloga si el impacto es alto, bajo o medio. En función de esto se puede, por ejemplo, optar por deshabilitar el inicio de aquellos programas que tengan un impacto alto.

Seguir leyendo

Tecno

Seguridad creó un protocolo para detectar ciberdelitos relacionados con la pandemia de coronavirus

Publicado

on

Por

El Ministerio de Seguridad de la Nación creó un “Protocolo General para la Prevención Policial del Delito con Uso de Fuentes Digitales Abiertas”, que establece los mecanismos que las fuerzas de seguridad federales podrán emplear para detectar delitos vinculados a la pandemia del Covid.19 en Internet.

La normativa, directamente vinculada a la emergencia pública en materia sanitaria, entró en vigencia hoy a partir de la publicación de la resolución 144/2020 en el Boletín Oficial.

En el anexo de la resolución que lleva la firma de la ministra, Sabina Frederic, se establece que “la prevención policial del delito en el espacio cibernético procurará el conocimiento de posibles conductas delictivas cuyo acaecimiento sea previsible en función de la emergencia pública en materia sanitaria establecida” en virtud de la pandemia del coronavirus.

En ese marco, se deberá atender “al desarrollo de la criminalidad vinculada a la comercialización, distribución y transporte de medicamentos apócrifos y de insumos sanitarios críticos; a la venta de presuntos medicamentos comercializados bajo nomenclaturas y referencias al Covid-19 o sus derivaciones nominales, sin aprobación ni certificación de la autoridad competente; y a los ataques informáticos a infraestructura crítica -especialmente a hospitales y a centros de salud”.

El protocolo indica que “la prevención policial del delito en el espacio cibernético se llevará a cabo únicamente mediante el uso de fuentes digitales abiertas” es decir “los medios y plataformas de información y comunicación digital de carácter público, no sensible y sin clasificación de seguridad, cuyo acceso no implique una vulneración al derecho a la intimidad de las personas”.

Para instruir a las fuerzas de seguridad -Policía Federal Argentina, Gendarmería Nacional, Policía de Seguridad Aeroportuaria y Prefectura Naval-, la Secretaría de Seguridad y Política Criminal de la cartera “dispondrá el procedimiento estandarizado y la definición de los indicadores delictivos que orientarán la actividad preventora” durante la emergencia pública en materia sanitaria y creará una mesa consultiva conformada por asesores.

La norma indica que sólo podrán ser objeto de la prevención policial con uso de fuentes digitales los delitos enumerados en la resolución y que “las tareas de prevención deberán omitir aquellas conductas susceptibles de ser consideradas regulares, usuales o inherentes al uso de Internet y que no evidencien una intención de delinquir”.

“Asimismo, se descartará toda posibilidad de acumulación de registros relativos a las personas, debiéndose proceder a su efectiva destrucción luego de concluida la actividad preventora“, agrega.

También hace referencia a la obligación de que el personal policial aplique los principios de “protección de los datos personales”, de “protección de la libertad de expresión”, de “no criminalización de las protestas en línea” y de “destrucción del material prevenido o judicializado”, entre otros que regulan la actuación.

El protocolo prohíbe “obtener información, producir inteligencia o almacenar datos sobre personas o usuarios por el sólo hecho de su raza, fe religiosa, acciones privadas, u opinión política, o de adhesión o pertenencia a organizaciones partidarias, sociales, sindicales, comunitarias, cooperativas, asistenciales, culturales o laborales, así como por la actividad lícita que desarrollen en cualquier esfera de acción”.

También “emplear métodos ilegales o violatorios de la dignidad de las personas para la obtención de información”, “comunicar o publicitar información sin autorización”, “incorporar datos o información falsos”, “utilizar fuentes digitales abiertas para monitorear y observar detenidamente individuos o asociaciones” y “almacenar los datos personales relevados a través del uso de fuentes digitales abiertas en registros o bases de datos, cuando no dieran lugar a actuaciones judiciales”.

Seguir leyendo

Tendencia