Connect with us

Economia

Brian Klahr, fundador de Cuponstar: “La crisis potenció el negocio de los cupones de descuentos”

Publicado

on

El negocio de los cupones “explotó” en el país hace unos 10 años, se consolidó y si bien nunca dejó de crecer, hoy toma nuevos bríos en un contexto de crisis en el que ahorrar y encontrar buenos precios resulta mandatario.

Cuponstar nació en medio de esa ola fundacional a nivel local de la mano de dos chicos nerds, como ellos mismos se definen: Agustín Perelman y Brian Klahr, ambos veinteañeros entonces, hoy de 31 años. En ese momento, sus descuentos llegaban por SMS. Los socios se mantuvieron indemnes al desembarco de gigantes del rubro, como Groupon, y a una posterior ronda de compras y ventas que tuvo el mercado. Lo hicieron poniendo foco en un nicho en el que hoy son referentes: los cupones de descuentos corporativos y programas de beneficios para empleados de empresas.

Según CuponstarHR, en Argentina el mercado de los cupones de descuentos mueve un total de $12.000 millones al año, cifra que se duplicará en 2022. El 97% de los argentinos buscan ofertas cuando compran; 70% de los consumidores locales usan cupones (en EEUU es 90%); y el 32% de las personas prefiere recibir los beneficios en su smartphone (en cinco años esa cifra superará el 55%).

 Ahora, con tantas promos y opciones de descuento disponibles, la vergüenza es pagar full price

La empresa brinda más de 700 beneficios y cuenta con 250 clientes activos entre los que se destacan Carrefour, DirecTV, Burger King, Samsung, Farmacity, AXION Energy y Techint. Llega a un total de 400.000 personas, tiene 25 empleados y este año facturará más de 55 millones.

Cuponstar cobra por número de empleados. Para 200, por caso, son unos $10.000 por mes. Si son 1.000, se pagan $45.000. Se realiza un sitio especial para cada cliente, con toda la oferta, y los empleados ingresan desde sus celulares.

La empresa tiene 250 clientes corporativos

La empresa tiene 250 clientes corporativos

“Tenemos clientes grandes, pero el servicio también es para pymes de 50 empleados”, detalla Klahr. “Sabíamos que iba ser un año complejo por el contexto político y las elecciones, pero nos llevamos una sorpresa. Muchas empresas buscaron compensar falta o retraso en los aumentos de sueldos con otros beneficios. Estamos creciendo a un ritmo de 7% mensual. Al final, la crisis potenció el negocio”, agregó.

– ¿Esperan seguir creciendo a ese ritmo?

– El potencial sigue. El año que viene vamos a duplicarnos y llegar a los 500 clientes. Las marcas están cada vez más decididas y cupones entró al mix de marketing de las empresas, es una herramienta más. Todos los retailers tienen su propia cuponera, algo que de alguna manera impacta en nuestro negocio. Pero nosotros siempre tratamos de sumar un descuento mayor al que las empresas ofrecen de manera directa. El 45% de nuestros clientes dice que sus empleados utilizan los descuentos de manera frecuente. Durante el primer semestre del 2019 la plataforma creció un 43% respecto al mismo período del 2018.

 Muchas empresas buscaron compensar falta o retraso en los aumentos de sueldos con otros beneficios. Estamos creciendo a un ritmo de 7% mensual. Al final, la crisis potenció el negocio

– ¿El mercado crece también?

– Si, sigue creciendo, aunque quizás no esté tan de moda o visible. Las marcas tienen su estrategia de cuponing: entendieron que es una muy buena manera para promocionarse, además. Tenemos cinco beneficios en supermercados este año que antes no estaban. Era imposible para nosotros que un super nos los diera y ya sumamos a Jumbo, Disco, Día y Diarco. Hoy nos dedicamos full a ofrecer beneficios a los empleados de grandes empresas. Tenemos gestionados acuerdos en gastronomía, supermercados, turismo, gimnasios y otros. Hay 50% en Megatlon y acuerdos 2×1 con 7 cadenas de cines, por ejemplo.

El mercado de las cuponeras tuvo su boom y se consolidó rápido a nivel local. “Al comienzo no había barrera de entrada al negocio. Entraba cualquier y con clientes chicos. Aparecieron muchas opciones en pocos meses, más de 50, y se empezaron a canibalizar. Había jugadores grandes, con inversiones fuertes, pero sin un modelo sustentable”, dice el emprendedor.

A los socios se les ocurrió la idea hace 10 años, camino a un recital

A los socios se les ocurrió la idea hace 10 años, camino a un recital

En la actualidad, en el sector de oferta general y directa al público quedaron dos grandes jugadores: Groupon –que a nivel regional está en manos de la brasileña Peixe Urbano– y ClickOn, que compró a varias locales.

A Brian y Agustín se les ocurrió el negocio mientras iba a un recital de The Kooks en La Trastienda. El primero estudiaba dirección de empresas en Ucema y el segundo ingeniería industrial en la Universidad de Belgrano.

“Desde los 15 años vendí cosas por Internet, en foros, en la era pre Mercado Libre, desde CDs hasta anteojos. Un nerd total; Agustín, también. Nuestra idea era hacer algo online desde el vamos. Conversando surgió la idea: vimos que estaba CoponesOnline, que cobraba $30 pesos para publicar el cupón y tenía 200. O sea, facturaban $6.000. Pensábamos que iban a ser $3.000 para cada uno y arrancamos. Claramente hacer una empresa fue distinto, mucho más complejo, pero ese fue el comienzo. Lanzamos justo antes del boom del sector”, dice Klahr.

 En Argentina el mercado de los cupones de descuentos mueve un total de $12.000 millones al año, que se duplicarán en 2022

– ¿La gente sigue teniendo vergüenza de pagar con cupones?

– No, la gente ya no tiene vergüenza de mostrar un cupón para pagar. Lo hace sin problemas, esa barrera cultural ya fue. Ahora, con tantas promos y opciones de descuento disponibles, la vergüenza es pagar full price.

Economia

Despegar ajusta y despide 80 empleados en el país

Publicado

on

Por

La firma anunció una reestructuración en la región y ajustará fuerte su plantel de empleados. En Argentina destruirá 80 empleos, en medio de turbulencias para el sector por la crisis económica.

Despegar, la empresa de viajes que pisa fuerte en las ventas “on line”, anunció una restructuración que vincula a un cambio en la industria global de turismo y a una consolidación luego de haber adquirido Viajes Falabella que significó la incorporación de 800 empleados.

En la jornada de ayer anunció la desvinculación de 200 personas sobre una planilla regional de 3.500 empleados. En la filial argentina, con 1.500 empleados, se desvincularon 80 personas que ahora engrosan las filas de los desocupados.

Fuentes cercanas a la empresa atribuyeron este ajuste a un cambio en el que influye la tecnología, el servicio al cliente, los paquetes y los viajes a medida.

“Despegar realizó un cambio organizacional para hacer más ágil su estructura y consolidar su liderazgo en la región”, informó la compañía. En un comunicado amplió que “Despegar es una compañía sólida y entre sus objetivos está tener una estructura adecuada para garantizar el crecimiento a largo plazo en el marco de un contexto macroeconómico y de industria cada vez más desafiante en toda la región”, según informó.

La compañía supone que las desvinculaciones alcanzan un 4% de su plantilla regional y un 5% de su planta local.

En el sector aerocomercial hay otras preocupaciones, que podrían haber tallado en las decisiones de Despegar. La posibilidad de un tipo de cambio “desdoblado” -con una mayor cotización para el dólar turista- es una posibilidad que se comenta entre operadores turísticos.

También las aerolíneas “low cost” están inquietas por la posibilidad de volver a la política aerocomercial del kirchnerismo, que concedió un lugar sobresaliente a Aerolíneas Argentinas.

Ambas situaciones son mencionadas en el sector, aunque se desconoce si podrían haber incidido sobre la decisión de Despegar.

Seguir leyendo

Economia

El dólar oficial se disparó y batió su récord: El blue roza los 70 pesos

Publicado

on

Por

En la semana previa a las elecciones 2019, el dólar tocó un nuevo récord este miércoles al cerrar en $62,37 pese a las intervenciones del Banco Central, mientras el blue se disparó a $69,75.

El billete terminó a un promedio de $58,33 para la compra y $62,37 para la venta sumando $1,04 respecto del martes.

El dólar blue, por su parte, trepó 2 pesos hasta los $69,75.

El Banco Central volvió a perder reservas que fueron insuficientes para frenar la presión alcista.

Seguir leyendo

Economia

El Banco Nación y la Anses financiarán al Gobierno con $32.000 millones para el pago de vencimientos de deuda pública

Publicado

on

Por

A través de una resolución publicada este miércoles en el Boletín Oficial, se dio a conocer que el Banco de la Nación Argentina (BNA) financiará al Tesoro Nacional por $30.000 millones (unos USD 511 millones). Según la explicación del Gobierno, el préstamo se solicitó como parte del Programa Financiero del Ejercicio 2019 y el dinero se utilizará para la cancelación de “servicios de amortización” de deuda pública con vencimiento durante este año.

Además, en otra resolución, se dispuso la emisión de $2.000 millones (unos 34 millones) en Letras del Tesoro en pesos que serán suscriptas por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS). De esta forma, el Banco Nación y la Anses financiarán con $32.000 millones en total (cerca de USD 546 millones) al Gobierno que debe afrontar los vencimientos de deuda que no fueron reperfilados.

Fuentes del ministerio de Hacienda aclararon que se trata de refinanciaciones de vencimientos con esas mismas entidades. “Estas colocaciones son renovaciones de vencimientos intra sector público. Son préstamos para cancelar deuda, incluso con ellos mismos. Antes, la Anses y el Banco Nación participaban de las colocaciones generales, por eso no eran públicas las suscripciones”, indicaron.

Y agregaron que en lo que va del año, el Tesoro le devolvió al Banco Nación más de lo que renovó. “El Banco Nación nos puede prestar al Tesoro solo en función de los depósitos nuestros en el Banco. El FGS solo puede prestarle al Tesoro dentro de sus límites por ley. No es diferente a lo que se hace normalmente”, señalaron. Este mecanismo seguirá sucediendo en las próximas semanas porque hay más vencimientos y renovaciones.

El Tesoro no tiene caja y está recurriendo al Banco Nación como fuente de financiamiento como también a la colocación de títulos a Anses. Por lo general son decisiones compulsivas que responden más a la necesidad del fisco que a la administración del banco o de la Anses”, señaló el economista Guido Lorenzo, de la consultora LCG.

 El Banco Nación y la Anses financiarán con $32.000 millones en total (cerca de USD 546 millones) al Gobierno, que debe afrontar los vencimientos de deuda que no fueron reperfilados.

La operación con el Banco Nación se debió formalizar a través de una resolución conjunta de la secretaría de Finanzas y la secretaría de Hacienda ya que requería varias excepciones porque la legislación vigente no la autoriza directamente. Por ejemplo, la ley 24.156 que regula el Sistema de Crédito Público establece que las entidades de la Administración Nacional no podrán formalizar ninguna operación de crédito público que no esté contemplada en la ley de presupuesto general o en una ley específica.

Además, el artículo 25 de la Carta Orgánica del Banco Nación, que es una entidad autárquica en el ámbito del ministerio de Hacienda, dispone que la institución no podrá conceder créditos a la Nación, provincias o municipalidades ni a los organismos o reparticiones dependientes de ellas, salvo que cuenten con garantía especial de la secretaría de Hacienda del ex ministerio de Economía (actual ministerio de Hacienda), que permita el reembolso automático del crédito.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, durante la presentación del proyecto de presupuesto en el Congreso Nacional (FOTO: JUAN VARGAS)

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, durante la presentación del proyecto de presupuesto en el Congreso Nacional (FOTO: JUAN VARGAS)

Para justificar el otorgamiento del préstamo del Banco Nación al Tesoro, el Gobierno advirtió en el texto de la resolución que el Órgano Coordinador de los Sistemas de Administración Financiera puede dar garantías especiales al banco cuando se trata de deudas con el Estado Nacional que se aplican al “financiamiento de gastos de capital o amortización de deudas”. Y también cuando el saldo no exceda 30 % de los depósitos del sector público nacional no financiero en la entidad otorgante.

Por su parte, el Banco Nación acordó otorgar el préstamo a través de una resolución de su directorio firmada el pasado 17 de octubre. La operación se realizará con un único desembolso y tendrá un plazo de 180 días, con amortización íntegra al vencimiento.

Con todo, el Banco Nación tendrá una opción de cancelación anticipada, en forma total o parcial, a partir de los 30 días corridos de otorgado el préstamo, mediante débito en la cuenta de la secretaría de Hacienda o de la Tesorería General de la Nación. Los intereses se pagarán trimestralmente —el primer vencimiento a los 90 días a partir del desembolso de los fondos— en base a la tasa de Interés Badlar, publicada diariamente por el Banco Central.

Seguir leyendo

Tendencias