Connect with us

Economia

Tras la devaluación, Argentina se encamina al default, pero aún puede evitarse

Publicado

on

Después de las elecciones primarias, que arrojaron un contundente respaldo a la fórmula presidencial del opositor Frente de Todos, encabezada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner, la economía de Argentina padeció una escalada del tipo de cambio y del Riesgo País, una expectativa de creciente inflación y el desplome de los valores bursátiles.

Los analistas financieros trazan sus proyecciones y hacen balances en los que asumen los “daños” de esta nueva coyuntura.

La deuda total de Argentina (doméstica y externa) medida en dólares registró una leve baja, por la licuación del valor peso de los pasivos en pesos, de USD 341.000 millones en julio a  USD 325.400 millones después de las PASO.

Sucede que en solo tres jornadas cambiarias el dólar saltó 30%, de 45 a 59 pesos en el mercado mayorista.

Pero la devaluación de la moneda local también ejerce un efecto de depreciación sobre la capacidad de producir del país, que realiza sus transacciones en pesos. Por eso el Producto Bruto Interno (PBI) de Argentina cae medido en dólares, de USD 484.5000 millones, según calculó la Secretaría de Finanzas en julio, a USD 384.000 millones con la referencia de un dólar más caro en agosto.

“Es decir, el desplome del peso destruyó valor por USD 100.000 millones de PBI. Así, el ratio de Deuda sobre PBI, medido en dólares, pasó del 70% al 84% en cuestión de días”, explicó un analista a Infobae.

Es decir que un dólar más caro reduce en el corto plazo los costos de producir en la Argentina, aunque da inicio a un proceso de mayor inflación en los próximos meses, que consume este efecto con el paso del tiempo.

A la vez, reduce el PBI medido en dólares y aumenta el peso de la deuda pública, fundamentalmente emitida en moneda extranjera, lo que complica la capacidad de repago. Esto se refleja en un Riesgo País que supera los 1.900 puntos por primera vez en una década, pues los agentes del mercado anticipan que Argentina deberá reestructurar su deuda en estas condiciones financieras.

¿LA DEUDA ES PAGABLE A TASAS ACTUALES?

El Estado nacional debe unos USD 325.00 millones tras la devaluación. Si bien es cierto que durante la gestión de Mauricio Macri la deuda aumentó -alcanzaba unos USD 240.665 millones en diciembre de 2015, sin contar el Cupón PBI-, se mantiene estabilizada respecto de los USD 320.935 millones en que cerró el 2017 y los USD 332.192 millones de 2018.

Aquí hay que distinguir condiciones financieras ventajosas del préstamo otorgado por el FMI, unos USD 57.000 millones cuyo costo ronda entre 4 y 5 por ciento anual en dólares, es decir, unos USD 2.500 millones anuales en concepto de intereses. De ese total se giraron hasta ahora unos USD 44.500 millones, mientras que el resto se completará hasta 2020.

Pero el resto de la deuda, unos USD 268.000 millones, se financia en su mayoría en el mercado voluntario.

 Las actuales tasas impiden el cumplimiento de deuda en los próximos años; una baja del Riesgo País podría revertirlo

El INDEC valoró la deuda externa total -pública más privada- en USD 275.828 millonesen marzo. Sin el préstamo del FMI, restan USD 218.000 millones de deuda externa a financiar en mercado a tasas del 12% anual en dólares. Las nuevas tasas de mercado son del 20% -con un Riesgo País por encima de 1.900 puntos básicos-, pero la duración es de unos 5 años, así que estos pasivos se irán refinanciando gradualmente a tasas más elevadas.

Por lo tanto la Argentina deberá afrontar un pago de capital e intereses por su deuda en moneda extranjera -pública y privada- del orden de los USD 26.000 millones en 2020. Si se suman los pasivos asumidos en moneda doméstica y los vencimientos con organismos internacionales, el pago total por intereses de deuda pública y privada asciende a USD 58.500 millones anuales, un 15,2% del PBI, en 384.000 millones de dólares.

Los analistas privados consideran que con un déficit primario que puede estar con un nuevo gobierno peronista entre el 1 y 2 por ciento del PBIArgentina debe crecer en términos nominales en dólares en torno al  17,2% para que la espiral de deuda se estabilice.

COMO ESTAMOS, VAMOS AL DEFAULT

El PBI nominal medido en dólares es afectado por muchas variables: inflación, crecimiento real, depreciación, entre otros factores. Aquí se traza un escenario base:

 Si se asume una inflación promedio en los próximos tres años del 20%, empuja al alza del PBI nominal en un 20 por ciento. Al considerar una devaluación anual del 10-15% -un promedio del 12,5% anual-, esta arrastra al PBI hacia abajo en dólares.

 Cabe destacar que el reciente avance del dólar deja un tipo de cambio real a un nivel muy competitivo, que hace probable proyectar un crecimiento anual del PBI de 2% en promedio para los próximos tres años, lo que resulta en una expansión acumulada de 9,5% en dólares hasta 2022.

Conclusión: la deuda argentina no es sostenible con las actuales tasas de mercado y sin ayudas adicionales del FMI, se encamina al default.

¿QUÉ HARÍA FALTA PARA EVITAR EL DEFAULT?

Si se diera continuidad a las políticas desplegadas en los últimos ocho meses (ortodoxia monetaria y fiscal), el costo de financiamiento podría reducirse hasta un Riesgo País de 500 puntos básicos (la brecha de tasas o spread entre los bonos locales y los del Tesoro de EEUU), sería suficiente para evitar el default.  ¿Por qué?

A) El pago por intereses de la deuda privada externa ya venía cayendo con fuerza y se aproximaba a esos deseables 500 puntos básicos de spread. A ese nivel el costo de la deuda externa podría reducirse a unos USD 15.000 millones, mucho menos que los USD 26.000 millones del cálculo inicial.

B) El pago de la deuda en moneda doméstica también se reduciría pues las tasas (con la referencia de política monetaria de Leliq) venían recortando a buen ritmo, a la par de la inflación, que desaceleró del 4,7% mensual en marzo al 2,4% de junio.

Esto permite pensar que las tasas de Leliq podrían reducirse a la mitad, en un rango de 30% a 40% en poco tiempo, como sucedió en el primer trimestre de 2019, para llevar el costo de esa deuda doméstica al equivalente a USD 17.000 millones, muy por debajo de los USD 30.000 millones (en pesos equivalentes) del cálculo previo.

C) El pago por intereses al FMI quedaría estable en USD 2.500 millones anuales.

Con todo, el servicio de la deuda total de Argentina -pública y privada- se situaría fácilmente en los USD 34.500 millones (un 9% del PBI), con la continuidad de las políticas de austeridad posteriores al stand by con el Fondo.

Esta cifra del 9% del PBI para los servicios de la deuda coincide con la estimación de moderada expansión del PBI nominal de Argentina en los próximos tres años, lo que implica que la deuda de la Argentina podría ser sostenible en estas condiciones, sin necesidad de reestructurar o caer en default. Pero los expertos advierten que “sería necesario seguir con las mismas políticas que venían desplegando esta dinámica, y Alberto Fernández ya ha dicho que deben cambiarse estas políticas”.

¿QUÉ PLANTEA ALBERTO FERNÁNDEZ?

Los analistas subrayan que las escasas expresiones que realizó Alberto Fernandez en materia económica se enfocan en impulsar primero un crecimiento real del PBI antes de abordar otros desequilibrios. Es decir, crecer y hacerlo a partir de la iniciativa pública.

“No creo en el Estado como el maná de riqueza. La historia me ha enseñado que no hay efecto multiplicador marginal positivo de la acción de Gobierno y que, en el mejor de los casos, ese es un juego de suma cero: si inflo el PBI con déficit -por aumento de gasto-, no hay mejora de ratio de deuda/PBI; todo lo contrario, los nuevos intereses deterioran el ratio y se produce un efecto de ‘bola de nieve’. Así que, sería una lástima tirar por la borda el trabajo realizado y abandonar la continuidad de las políticas. Un trabajo que Macri hizo tarde y, por lo tanto, mal”, explicó un economista a Infobae.

De todos modos, los analistas ponen en duda que la llegada de Alberto Fernandez a la Presidencia pueda significar una continuidad del ajuste fiscal que encaró Macri a partir del acuerdo con el FMI. “Ojalá coincida en algunos puntos, aunque lo dudo, porque esto no va de economía, sino de política“, puntualizó uno de ellos.

Economia

La harina subió un 30% tras las PASO y sugieren el pan a $75

Publicado

on

Por

Los pa­na­de­ros co­rren­ti­nos, al igual que otros sec­to­res pro­duc­ti­vos y co­mer­cia­les de la pro­vin­cia, le ha­cen fren­te a los em­ba­tes de la in­fla­ción y tra­tan de adap­tar­se a la ac­tual co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca del pa­ís. Ayer, se co­no­cie­ron di­ver­sos re­cla­mos a ni­vel na­cio­nal y re­gio­nal, acer­ca del en­ca­re­ci­mien­to, a pre­cio dó­lar, de la ha­ri­na de tri­go, su prin­ci­pal ma­te­ria pri­ma.
En vir­tud de ello, épo­ca dia­lo­gó con Juan Vam­va­kia­nos, ac­tual ti­tu­lar de la Aso­cia­ción de In­dus­tria­les Pa­na­de­ros de Co­rrien­tes.
El re­fe­ren­te in­di­có que “la bol­sa de 50 ki­los de ha­ri­na ini­ció el año a 890 pe­sos, hoy es­tá 1.250 pe­sos (+40%). El ma­yor mo­vi­mien­to de pre­cios se dio tras las elec­cio­nes PA­SO (11 de agos­to), cuan­do au­men­tó de 960 pe­sos al va­lor ac­tual”.
“Son mo­men­tos di­fí­ci­les pa­ra to­dos. No­so­tros su­ge­ri­mos el pre­cio del pan co­mún a 75 pe­sos (sin IVA), des­pués, que ca­da em­pre­sa pon­ga el im­por­te que pue­da o quie­ra”, am­plió.
“En la ciu­dad, hay pa­nes de has­ta 45 pe­sos. El pre­cio del pro­duc­to de­pen­de de si la pa­na­de­ría es fa­mi­liar, una PYME o tie­ne más de 50 em­ple­a­dos, con to­dos los cos­tos fi­jos que eso de­man­da”, agre­gó.
Con­sul­ta­do acer­ca de una po­si­ble nue­va es­ca­la­da en el pre­cio de la ma­te­ria pri­ma del sec­tor, Vam­va­kia­nos res­pon­dió: “Es­pe­ro que ha­ya cier­ta es­ta­bi­li­dad de aquí a fin de año. La co­se­cha de tri­go fue muy bue­na, así que hay su­fi­cien­te ha­ri­na”.

GRASA, MARGARINA, MERMELADA, TAMBIÉN EN ALZA.

GRASA, MARGARINA, MERMELADA, TAMBIÉN EN ALZA.

En otro or­den, el lí­der de los in­dus­tria­les pa­na­de­ros sos­tu­vo que “el con­su­mo se man­tie­ne, qui­zás ca­yó un po­co la de­man­da de fac­tu­ras y otros pa­ni­fi­ca­dos dul­ces, pe­ro no nos po­de­mos que­jar. No­so­tros va­mos a se­guir con la im­pron­ta de siem­pre, que es tra­ba­jar adap­tán­do­nos a los tiem­pos que vi­ve el pa­ís”.
“Las fac­tu­ras, chi­pa­ci­tos y otros pro­duc­tos si­mi­la­res tam­bién re­ci­bie­ron cam­bios en los pre­cios, pues tie­nen una com­po­si­ción di­fe­ren­te y de­man­dan uso de mar­ga­ri­na, mer­me­la­da, dul­ce de le­che, en­tre otros in­gre­dien­tes”, gra­fi­có.

En Re­sis­ten­cia
Los ti­tu­la­res y en­car­ga­dos de va­rias pa­na­de­rí­as de la ca­pi­tal cha­que­ña ma­ni­fes­ta­ron su pre­o­cu­pa­ción por­que la ven­ta de bol­sas de ha­ri­na “es con­di­cio­na­da a re­mi­tos abier­tos o sin pre­cio”, en vir­tud de la fluc­tua­ción del va­lor del dó­lar.
“Al ya al­to pre­cio de la bol­sa de ha­ri­na, se su­ma es­te con­di­cio­na­mien­to que ha­rá in­via­ble la con­ti­nui­dad de pe­que­ños em­pren­di­mien­tos que es­tán tra­ba­jan­do en los ba­rrios y es­ti­mu­la­rá la pro­duc­ción clan­des­ti­na, sin nin­gún ti­po de con­trol bro­ma­to­ló­gi­co”, di­jo un em­pre­sa­rio del sec­tor en de­cla­ra­cio­nes ver­ti­das a me­dios de ti­ra­da na­cio­nal.
Tam­bién se­ña­ló que “con es­ta nue­va con­di­ción, se­rán po­cas las pa­na­de­rí­as que po­drán se­guir fun­cio­nan­do en la le­ga­li­dad”, e in­sis­tió en que “la con­tra­par­te es que de una u otra ma­ne­ra se es­ta­rá in­vi­tan­do a que se tra­ba­je en la ile­ga­li­dad pa­ra ba­jar cos­tos”.
En ese sen­ti­do, ex­pli­có que “no va a ser la pri­me­ra vez que el pan se pro­duz­ca en es­ta­ble­ci­mien­tos a puer­tas ce­rra­das, en for­ma clan­des­ti­na, pa­ra des­pués tras­la­dar­lo en bol­sas plás­ti­cas a co­mer­cios de los ba­rrios”.
“Es­to ge­ne­ra in­cer­ti­dum­bre y li­mi­ta las re­la­cio­nes la­bo­ra­les, ya que el pre­cio del in­su­mo prin­ci­pal es­tá ata­do a la evo­lu­ción del dó­lar que, to­dos sa­ben, sue­le te­ner una ten­den­cia al­cis­ta más allá de una cal­ma o ba­ja cir­cuns­tan­cial de la co­ti­za­ción”, se aña­dió.
Los pa­na­de­ros con­sul­ta­dos di­je­ron que “o­tros pe­que­ños y me­dia­nos em­pre­sa­rios del sec­tor tam­bién tu­vie­ron la mis­ma ex­pe­rien­cia”, y que “se tra­ta un fe­nó­me­no na­cio­nal que se re­pi­te en to­do el pa­ís, y por aho­ra, no tie­ne so­lu­ción, aun­que po­drá te­ner co­mo prin­ci­pal efec­to el cie­rre de al­gu­nos es­ta­ble­ci­mien­tos”.

Seguir leyendo

Economia

Valdés anunció que el próximo mes habrá otro aumento salarial

Publicado

on

Por

En el mar­co de una jor­na­da con di­ver­sas ac­ti­vi­da­des de agen­da, el go­ber­na­dor Gus­ta­vo Val­dés ade­lan­tó que “el mes que vie­ne los es­ta­ta­les re­ci­bi­rán otro au­men­to sa­la­rial”, y ase­gu­ró que en los pró­xi­mos dí­as el mi­nis­tro de Ha­cien­da y Fi­nan­zas Mar­ce­lo Ri­vas Pia­sen­ti­ni brin­da­rá más de­ta­lles. Sin du­das, la no­ti­cia lle­ga co­mo un pa­lia­ti­vo an­te la di­fí­cil si­tua­ción eco­nó­mi­ca que atra­vie­sa el pa­ís. El anun­cio se dio tras la en­tre­ga de di­plo­mas a 29 Ges­to­res Ener­gé­ti­cos.
El Man­da­ta­rio ase­gu­ró: “Es­ta­mos só­li­dos, así co­mo pa­ga­mos con au­men­to los suel­dos es­te mes, tam­bién lo ha­re­mos el mes que vie­ne y va­mos a se­guir in­cre­men­tan­do los suel­dos”. Asi­mis­mo, afir­mó que “to­ma­mos esa de­ci­sión y va­mos a es­tar acom­pa­ñan­do el al­za de pre­cios, pa­ra no per­der el po­der ad­qui­si­ti­vo de los sa­la­rios de los em­ple­a­dos pú­bli­cos, que es una de las pro­me­sas que ha­bí­a­mos he­cho”.
En es­te sen­ti­do, Val­dés agre­gó que “por eso mu­chas ve­ces cuan­do re­dac­ta­mos un pre­su­pues­to con­si­de­ra­mos cuán­to van a su­bir los sa­la­rios, pe­ro se eje­cu­tan cam­bios cuan­do lo ne­ce­si­ta­mos; co­mo la pro­vin­cia es­tá só­li­da va­mos a se­guir acom­pa­ña­do a los tra­ba­ja­do­res”. Al ser con­sul­ta­do so­bre si tie­ne un mon­to fi­jo pa­ra el nue­vo au­men­to, ex­pre­só: “Hay un nú­me­ro que anun­cia­rá mi­nis­tro de Ha­cien­da y Fi­nan­zas Mar­ce­lo Ri­vas Pia­sen­ti­ni, se­rá con ha­be­res de oc­tu­bre, me­jo­ras di­rec­tas al bol­si­llo de los tra­ba­ja­do­res”. A su vez, rei­te­ró la im­por­tan­cia de los adi­cio­na­les que son re­mu­ne­ra­ti­vos.
En­tre las me­di­das re­suel­tas el mes pa­sa­do por la ges­tión pro­vin­cial, se des­ta­ca el au­men­to de $1.000 en las asig­na­cio­nes fa­mi­lia­res, en dos tra­mos -­septiembre y octubre-­; se ele­va a $2.900 el plus re­mu­ne­ra­ti­vo, a $6.500 el adi­cio­nal re­mu­ne­ra­ti­vo; y se otor­gan los au­men­tos en oc­tu­bre de lo pre­vis­to pa­ra no­viem­bre pa­ra di­ver­sos sec­to­res.
El Man­da­ta­rio en­ca­be­zó ayer el ac­to en el Sa­lón Ama­ri­llo con quie­nes apro­ba­ron el cur­so, en el mar­co del Pro­gra­ma de Efi­cien­cia Ener­gé­ti­ca lle­va­do ade­lan­te a tra­vés del con­ve­nio fir­ma­do en­tre la Pro­vin­cia y el Con­se­jo Fe­de­ral de In­ver­sio­nes (CFI). De es­ta for­ma, se avan­zó con la eta­pa de for­ma­ción de pro­fe­sio­na­les que ten­drán a su car­go la re­a­li­za­ción de diag­nós­ti­cos ener­gé­ti­cos en las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas, lo que in­clui­rá pro­po­ner ac­cio­nes de me­jo­ras que re­duz­can su cos­to de ener­gí­a.

DESTA4

Es­ta pri­me­ra pro­mo­ción de ges­to­res que re­ci­bió su cer­ti­fi­ca­ción en Co­rrien­tes, for­ma par­te de la con­so­li­da­ción a ni­vel fe­de­ral del Pro­gra­ma que bus­ca pro­mo­ver el uso efi­cien­te y ra­cio­nal de la ener­gía y re­du­cir el con­su­mo ener­gé­ti­co, fo­men­tan­do el em­pleo de fuen­tes re­no­va­bles que per­mi­tan pro­te­ger el me­dio am­bien­te y me­jo­rar la com­pe­ti­ti­vi­dad de las eco­no­mí­as re­gio­na­les.
Tras fe­li­ci­tar a los 29 ges­to­res que cul­mi­na­ron la ca­pa­ci­ta­ción, Val­dés des­ta­có una vez más el acom­pa­ña­mien­to del CFI y di­jo que se tra­ta del “or­ga­nis­mo más fe­de­ral del pa­ís, siem­pre res­pal­dan­do a la pro­vin­cia con di­fe­ren­tes pro­gra­mas de de­sa­rro­llo, en es­te ca­so, vin­cu­la­do a la ener­gí­a”.
“Co­rrien­tes es una gran pro­duc­to­ra de ener­gía eléc­tri­ca y mu­chas ve­ces no to­ma­mos di­men­sión de la po­ten­cia ener­gé­ti­ca de la pro­vin­cia y ter­mi­na­mos fi­nan­cian­do los re­cur­sos ener­gé­ti­cos a tra­vés de los im­pues­tos”, co­men­tó el Man­da­ta­rio y ce­le­bró que es­te ti­po de pro­gra­mas “mues­tre el ca­mi­no so­bre có­mo de­be­mos tra­ba­jar y po­ner en va­lor lo que pro­du­ci­mos”.
Pa­ra Val­dés, “la ener­gía es fun­da­men­tal” y lan­zar un Pro­gra­ma de es­te ti­po “nos va a en­se­ñar a tra­ba­jar pa­ra re­du­cir cos­tos pa­ra la ge­ne­ra­ción y la uti­li­za­ción ra­cio­nal de la mis­ma, con el fin de lo­grar re­cur­sos eco­nó­mi­cos”.
Tam­bién va­lo­ró que el pro­gra­ma de Efi­cien­cia Ener­gé­ti­ca es­té di­rec­cio­na­do a las PYME, que son las que ver­da­de­ra­men­te pro­du­cen ma­no de obra en la Ar­gen­ti­na. “Co­mo co­rren­ti­nos, te­ne­mos pues­ta la vis­ta en el cre­ci­mien­to, en el de­sa­rro­llo pa­ra fo­men­tar in­ver­sio­nes en es­tos ru­bros”, con­si­de­ró el Go­ber­na­dor.
En el ca­so de la pro­vin­cia de Co­rrien­tes, el pro­gra­ma fue co­or­di­na­do por la Se­cre­ta­ría de Ener­gí­a, con la par­ti­ci­pa­ción de los mi­nis­te­rios de Pro­duc­ción, In­dus­tria y Tu­ris­mo, ya que los sec­to­res es­tra­té­gi­cos se­lec­cio­na­dos fue­ron foresto-­industria, ca­de­na de frío en ci­tri­cul­tu­ra y agen­tes de tu­ris­mo.

Seguir leyendo

Economia

Rivas Piasentini se reunió con el ministro de Hacienda Lacunza

Publicado

on

Por

El Ministro de Hacienda Hernán Lacunza presentó un informe sobre la situación económica del país y dio detalles del proyecto de presupuesto 2020 que la gestión del presidente Mauricio Macri enviará al Congreso. Corrientes ejerció la Vicepresidencia 1º a través del ministro de Hacienda y Finanzas Marcelo Rivas Piasentini.
La presentación, ante representantes de todas las provincias, se concretó ayer al mediodía en el marco de una nueva reunión del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal. En la sesión se destacó el consenso de los presentes sobre continuar afianzando este régimen que promueve la transparencia y la publicidad de la información fiscal, y se instó a trabajar mancomunadamente para consolidar la sustentabilidad de las finanzas públicas.
A lo largo de la jornada, se presentó el informe del Gobierno Nacional, a cargo del Ministro Lacunza, quien destacó el estado de situación de la economía actual y a continuación presentó las pautas macrofiscales elaboradas para el proyecto de ley de presupuesto 2020, a presentarse el lunes próximo en el Congreso de la Nación.
Finalmente, puso énfasis en el trabajo conjunto realizado por los miembros del Consejo Federal y los logros alcanzados, manifestando la necesidad de continuar con el afianzamiento de esta política de estado. Asimismo, el Secretario del Comité Ejecutivo y representante de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, brindó un informe sobre las tareas desarrolladas por el organismo.
Se presentó el documento “Cuidando el Dinero Público. Buenas Practicas de Gobierno en la Gestión de Recursos Humanos”, que incluyó experiencias de las provincias de Buenos Aires, Mendoza, San Juan, Río Negro.
Los miembros del Consejo Federal aprobaron los informes de evaluación de la cuenta de inversión del ejercicio fiscal 2018 y modificaciones a la metodología sobre aplicación de las reglas fiscales, entre otros aspectos.

Seguir leyendo

Tendencias