Connect with us

Mundo

Trillizos gemelos: el extraño embarazo que ocurre cada 200 millones de casos

Publicado

on

Los medios locales de la localidad chubutense de Comodoro Rivadavia hicieron un alto en las noticias electorales para dar lugar en la tapa de los diarios lo que consideran un hecho “histórico”: en la mañana de ayer lunes, una joven comodorense dio a luz a trillizas gemelas, producto de un embarazo monocorial triamniótico.

Las trillizas, que llegaron al mundo de manera prematura, con seis meses de gestación, y se encuentran internadas en observación, nacieron en el Sanatorio Asociación Española de esa ciudad.

 La probabilidad de que ocurra un embarazo de este tipo es bajísima; se habla de uno en 150 millones o uno en 200 millones, según la bibliografía que se consulte

El embarazo múltiple es muy poco común, en este caso no se trató de un caso de fertilización asistida, sino de la división natural del óvulo dando lugar a tres fetos. Fue un embarazo monocorial triamniótico, lo que significa que las tres niñas son genéticamente idénticas -informaron los medios de Chubut-. Se da como resultado de la fecundación de un óvulo y un espermatozoide que se dividieron en tres embriones en la primera etapa de gestación. Los tres se alimentan de la misma placenta, con tres cordones umbilicales pero cada uno se desarrolla en su propia bolsa amniótica“.

Consultado por Infobae, el médico especialista en fertilidad Fernando Neuspiller (MN 82815) aseguró que “la probabilidad de embarazos triples es más baja de un tiempo a esta parte en cuanto a tratamientos de fertilización se refiere, pero de manera natural la tasa se mantiene estable” y en ese sentido, explicó que el caso de Chubut se da cuando “se forman tres embriones en una sola placenta y cada embrión hace su propio saco gestacional”.

Micaela Duran y Alejandro Ybañez, los padres de las trillizas gemelas (Foto: ADNSUR)

Micaela Duran y Alejandro Ybañez, los padres de las trillizas gemelas (Foto: ADNSUR)

“La probabilidad de que esto ocurra es bajísima; se habla de uno en 150 millones o uno en 200 millones, según la bibliografía que se consulte”, destacó el especialista, quien refirió que en este tipo de embarazos “el riesgo de complicaciones obstétricas es diez veces más alto que en un embarazo ‘normal'”.

Y detalló: “La gran mayoría (de las complicaciones) tienen que ver con lo que se llama feto transfundido transfusor, que es lo que ocurre cuando dos fetos comparten arterias y uno es capaz de obtener más oxígeno que otro, lo que lleva a que uno crezca y se alimente más que el otro”.

“El resto de las complicaciones están asociadas a la prematurez”, dijo.

“Generalmente se trata de embarazos en los que se programa una cesárea antes de la que se procede a la maduración de los pulmones de los bebés para que, una vez fuera de la panza, necesiten el menor soporte respiratorio posible”, finalizó.

Mundo

Perú reanudó los vuelos domésticos tras cuatro meses de suspensión por el coronavirus

Publicado

on

Perú, el quinto país del mundo con mayor número de infectados de Covid-19, reanudó este miércoles los viajes domésticos en gran parte del territorio nacional tras cuatro meses de paralización como medida para frenar la propagación del coronavirus.

Aviones y autobuses han estado prácticamente sin funcionar desde que el 16 de marzo comenzara la cuarentena nacional, y solo han realizado algunos viajes extraordinarios para traslados humanitarios de personas que querían regresar a sus regiones de origen durante el confinamiento.

Desde este miércoles, estos servicios regulares de transporte de pasajeros volvieron a operar parcialmente en las 18 regiones de Perú donde la cuarentena fue levantada desde el 1 de julio, pero siguen suspendidos en las otras siete donde continúa el confinamiento (Arequipa, Ica, Junín, Huánuco, San Martín, Madre de Dios y Áncash).

Para esta jornada había programados unos 30 vuelos en el aeropuerto Jorge Chávez, de Lima, el más grande del país. El reinicio del tráfico aéreo regular empezó a las 6:55 horas (11:55 GMT) y tuvo como destino la ciudad amazónica de Iquitos.

Pese a los protocolos establecidos, hubo aglomeración y largas filas desde la madrugada afuera del aeropuerto, que por medidas de seguridad solo había habilitado una única puerta de acceso. Eso provocó ansiedad en los pasajeros, que ante el lento avance de personas, temían perder sus vuelos.

“Este es el primer día de un nuevo sistema y de nuevos protocolos de ingreso. Nosotros hemos hecho una planificación como aeropuerto y con las aerolíneas y autoridades, simulacros de ingreso, pero tenemos que agilizar y adaptarnos a lo que se va presentando”, señaló a RPP Noticias Rocío Espinoza, gerente de reputación de Lima Airport Partners (LAP), empresa operadora del aeropuerto.

Los viajeros deben cumplir ciertos protocolos de seguridad sanitaria (REUTERS/Sebastián Castañeda)Los viajeros deben cumplir ciertos protocolos de seguridad sanitaria (REUTERS/Sebastián Castañeda)

Las ciudades programadas para este miércoles por las aerolíneas Latam, Viva Air, ATSA y Sky Airline fueron Iquitos, Cusco, Ilo, Chiclayo, Trujillo, Pucallpa y Chachapoyas.

Algunas estaciones de autobuses de la capital peruana continuaban aún cerradas este miércoles, y otras con un número pequeño de pasajeros que aguardaban comprar sus pasajes en las ventanillas de atención.

En una de ellas, ubicada en el distrito limeño de La Victoria, se registró un incendio en la madrugada que afectó a seis de sus unidades, de las que tres de ellas quedaron inservibles a pocas horas de retomar los trayectos interprovinciales.

Entre las medidas de seguridad para los viajes nacionales, el protocolo establecido por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) establece que todos los pasajeros deben portar de manera obligatoria una mascarilla y un protector facial.

Asimismo, deberán presentar una declaración jurada de que no han tenido síntomas de COVID-19 y luego tendrán que pasar un control de temperatura corporal, donde se negará el viaje a aquellos que superen los 38 grados celsius.

Los aviones pueden operar con toda su capacidad, y los autobuses también si cuentan con una cortina de polietileno que aisle cada uno de los asientos. En caso contrario deberán restringir las plazas únicamente a aquellos asientos contiguos a las ventanas.

El transporte interprovincial, que solo en el 2019 movilizó a cerca de 100 millones de pasajeros según el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), ha sido uno de los sectores más golpeados por el largo confinamiento obligatorio del país.

La Asociación de Propietarios de Ómnibus Interprovinciales del Perú (Cotrap-Apoip) auguró que la recuperación será “lenta”, pues además el turismo internacional sigue sin reactivarse ya que las fronteras internacionales del país continúan cerradas.

Entre otros requisitos, los viajeros deben presentar una declaración jurada de que no han tenido síntomas de COVID-19 y luego pasarán un control de temperatura corporal (REUTERS/Sebastián Castañeda)Entre otros requisitos, los viajeros deben presentar una declaración jurada de que no han tenido síntomas de COVID-19 y luego pasarán un control de temperatura corporal (REUTERS/Sebastián Castañeda)

“El transporte interprovincial terrestre ha perdido 235 millones de dólares por mes de confinamiento. Más de 540 empresas se han visto perjudicadas y, por ende, más de 70.000 familias dependientes”, indicó este miércoles a la agencia EFE Martín Ojeda, gerente general de la Cotrap-Apoip.

El representante de las empresas de transportes interprovinciales criticó que el Gobierno no haya podido reactivar de manera más temprana a este sector, pues aseguró que ellos tuvieron “total disposición para aplicar protocolos de bioseguridad desde la primera semana de la cuarentena”.

No obstante, lamentó que las autoridades decidiesen posponer esta reapertura “aún cuando los viajes interprovinciales informales seguían operando sin fiscalización”.

Para Ojeda, esta dinámica de transporte informal contribuyó enormemente a la rápida propagación del virus en las diversas regiones del país, algo que cree que continuará pasando en tanto no se permita el transporte formal por todo el territorio nacional.

“Prometen fiscalización, pero la triste realidad es que siguen viajando en las zonas que supuestamente está prohibido, y lo hacen a 800 soles o a 1.000 soles (unos 280 dólares)”, agregó Ojeda. “Las empresas están quebrando. ¿Qué sentido tiene seguir censurando el transporte interprovincial?”, se preguntó.

La Asociación de Propietarios de Ómnibus Interprovinciales del Perú estimó que solo el 60 % de las empresas iniciará operaciones este mes, y que la recuperación de la demanda alcanzará apenas el 15 % de lo alcanzado en el 2019, que cerró en 90 millones de pasajeros transportados.

Seguir leyendo

Mundo

El ELN y las disidencias de FARC asesinaron a al menos nueve personas con la excusa de la cuarentena

Publicado

on

Un reciente informe revelado por la ONG Human Rights Watch demostró que durante los meses de cuarentena los grupos armados ilegales de Colombia han implementado “brutales” medidas para mantener el confinamiento de la población en los territorios que controlan, en especial las amenazas e incluso los asesinatos.

La información fue recolectada entre marzo y junio, tiempo en el que se entrevistaron a 55 personas en 13 departamentos, entre fiscales, líderes comunitarios, residentes locales, policías o miembros de organizaciones de Derechos Humanos. El resultado fueron detalles de las medidas adoptadas por grupos armados como el ELN, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, el EPL, grupos disidentes de las antiguas FARC y otras estructuras armadas organizadas.

Las disidencias de las Farc referenciadas en el informe son el Frente Oliver Sinisterra y las Guerrillas Unidas del Pacífico (Nariño); la columna móvil Jaime Martínez y la columna móvil Dagoberto Ramos (Cauca); el Frente 10 (Arauca); los Frentes 7 y 1 (Guaviare); y el Frente Carolina Ramírez (Putumayo).

Lo paradójico es que muchas medias han estado en consonancia con las adoptadas por el Gobierno Nacional para contener los contagios por Covid-19, lo que refuerza la idea de que en ciertos territorios de Colombia los grupos armados suplen el rol del Estado. Así, los grupos ilegales también han impuesto, aunque de manera arbitraria, toques de queda, multas, restricción al comercio, a la circulación de las personas según horarios, y prohibición a la entrada de personas que vengan de otras zonas del país.

En las zonas de su control la guerrilla del ELN ha impuesto severos toques de queda bajo la amenaza de muerte. En las zonas de su control la guerrilla del ELN ha impuesto severos toques de queda bajo la amenaza de muerte.

Nuestras investigaciones demuestran que los grupos armados informaron a las poblaciones locales que estaban imponiendo reglas para evitar la propagación de la pandemia en al menos 11 de los 32 departamentos de Colombia: Arauca, Bolívar, Caquetá, Cauca, Chocó, Córdoba, Guaviare, Huila, Nariño, Norte de Santander y Putumayo”, afirma el informe de HRW.

En por lo menos cuatro de estos lugares dichas medidas se han reforzado a través de la violencia y de acuerdo con la ONG han dejado un saldo de nueve asesinatos con la excusa de hacer cumplir la cuarentena.

Ocho civiles habrían sido asesinados por no cumplir con las medidas. La otra víctima era un líder comunitario que, al parecer, habría sido asesinado por oponerse a las medidas impuestas por los grupos armados. Asimismo, un total de diez personas resultaron heridas en ataques cometidos por grupos armados”, dice HRW.

Varios grupos disidentes de FARC están asumiendo control territorial y fuertes restricciones para evitar la propagación del coronavirus. Varios grupos disidentes de FARC están asumiendo control territorial y fuertes restricciones para evitar la propagación del coronavirus.

Seis de estos asesinatos habrían tenido lugar en el Cauca: José Rubiel Muñoz Samboní, asesinado el 4 de abril en la comunidad La Medina después de haber llegado de una población cercana para reunirse con amigos, habría sido asesinado por el ELN; Armando Montaño, Weimar Arará y Humberto Solís fueron asesinados el 26 de abril por la columna móvil Jaime Martínez -disidencia de Farc- en un ataque que dejó otros cuatro civiles heridos; Johan José Ibáñez Hernández y Yonier Alexis Matute Solano, ambos migrantes venezolanos asesinados por la columna móvil Dagoberto Ramos -disidencia Farc- el 30 de mayo.

En el ataque a las víctimas venezolanas también fueron heridos otros dos migrantes y de acuerdo con la información de Defensoría del Pueblo y Fiscalía el hecho no solo habría sido motivado por una violación a las restricciones impuestas por el grupo armado, sino que ocasionó el desplazamiento de por lo menos 15 venezolanos que vivían en el municipio de Toribío.

Las víctimas habían estado consumiendo bebidas alcohólicas en una tienda de reparación de celulares en el centro urbano del municipio, una actividad que los grupos armados han prohibido en la zona para prevenir la propagación del Covid-19”, resalta la ONG.

Otra de las muertes ocurrió el 8 de junio en Putumayo, la del líder comunitario Edison León Pérez, quien había recibido amenazas en el pasado en relación con su trabajo como presidente de la Junta de Acción Vecinal de la zona. El crimen se le atribuye a miembros del grupo armado La Mafia, que lo habrían asesinado porque días antes Pérez “había enviado una carta a las autoridades locales denunciado el grupo estaba exponiendo a la población al Covid-19, al obligarlos a trabajar en un puesto de control sanitario”.

Fotografía cedida por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) de sus integrantes mediando con las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), en zona rural del Bajo Cauca antioqueño (Colombia). EFE/CICR
Fotografía cedida por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) de sus integrantes mediando con las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), en zona rural del Bajo Cauca antioqueño (Colombia). EFE/CICR

Las otras dos víctimas son atribuidas al grupo de Los Contadores que delinque principalmente en el departamento de Nariño. Ellos habrían atacado a un vehículo particular que se movilizaba por la carretera que conecta Barbacoas con Tumaco, resultando en dos muertos y otros dos heridos. El vehículo llevaba insignias médicas y entre sus pasajeros había un paramédico y una persona enferma.

“Los castigos brutales y draconianos que imponen los grupos armados para impedir la propagación del COVID-19 exponen a individuos en comunidades remotas y pobres a lo largo de Colombia a ser atacados, e incluso asesinados, si salen de sus casas. El gobierno debe intensificar sus esfuerzos para proteger a estas comunidades”, resalta José Manuel Vivanco director de HRW.

Seguir leyendo

Mundo

Las cárceles bolivianas registran al menos 40 presos muertos por coronavirus

Publicado

on

Unos 40 reos han fallecido y 159 están contagiados con COVID-19 en una población carcelaria que supera las 18.000 personas en Bolivia, informaron este lunes las autoridades nacionales.

“Tenemos 159 internos que han dado positivo, 118 sospechosos, 74 dados de alta, 17 internaciones (en centros hospitalarios) y un total de 40 fallecidos en todo el sistema penitenciario”, detalló el viceministro interino de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, citado en un comunicado del Ministerio de Gobierno (Interior).

Ante la presencia de la enfermedad en las cárceles bolivianas se dispuso que los servicios departamentales de salud envíen brigadas médicas para identificar a más reclusos con síntomas o que padezcan la COVID-19, indicó Santamaría.

Según la autoridad, los centros carcelarios son fumigados a diario y en cada uno han sido habilitados espacios específicos para el aislamiento de casos sospechosos y positivos de la enfermedad.

Una mujer aimara es vista mientras camina el 11 de mayo de 2020 en la ciudad de El Alto (Bolivia). EFE/Martin Alipaz
Una mujer aimara es vista mientras camina el 11 de mayo de 2020 en la ciudad de El Alto (Bolivia). EFE/Martin Alipaz

En Bolivia existen 48 cárceles y carceletas donde se tiene una población de más de 18.000 reos, según el Ministerio de Gobierno.

Los centros penitenciarios operan muy por encima de su capacidad por problemas endémicos como el retraso en la Justicia, pues cerca del 80 % de los reos esperan sentencia.

Las protestas de los reclusos en las cárceles bolivianas se volvieron frecuentes en las últimas semanas para reclamar atención y medidas de bioseguridad contra la COVID-19.

Las autoridades nacionales reconocieron la semana pasada que la enfermedad ya estaba presente en casi todos los centros penitenciarios del país, a la vez que advirtieron que Bolivia tiene uno de los peores sistemas carcelarios del mundo por el hacinamiento.

El último reporte del Ministerio de Salud refleja 1.807 decesos y 41.187 contagios de COVID-19 desde la aparición en marzo pasado de los primos casos en el país, de unos once millones de habitantes.

Seguir leyendo

Tendencia