Connect with us

Entretenimiento

Lourdes Sánchez: Al Chato Prada le revisé hasta el Facebook y le encontré de todo

Publicado

on

Bailarina, animadora infantil y panelista. Y todo eso, por ahora… Porque esta correntina fue bifurcando su camino artístico al punto que su próximo paso puede sorprender a todos. Y como hasta aquí, ser exitoso.

 

Quizás, el gran mérito de Lourdes Sánchez es que supo reinventarse. Dejó de ser solo una bailarina para tener su propio programa infantil, tanto en la tele como en el teatro. Y se preparó para ser panelista, función que desempeña en Los ángeles de la mañana, el programa matutino más visto de la televisión.

 

Pero nada sucedió por generación espontánea. Para Lourdes, fueron años de insistencia, de superarse, de saltar obstáculos, de perseverar. Su vida cambió para siempre cuando se presento en un casting del Bailando por un sueño, en 2007. Y quedó. Aquella vida apacible en Corrientes cambió por el vértigo de Buenos Aires, donde encontró la popularidad -en ShowMatch– y el amor -en el productor estrella del programa, Pablo el Chato Prada, con quien tuvo a Valentín-.

 

—¿Siempre te gustaron los chicos?

 

—Siempre, siempre, siempre, siempre. Inclusive cuando vivía en Corrientes era profesora de danzas clásicas, tenía 17 años y les daba clases a nenas de tres. Y quizás por ahí no sabían hablar pero iban a tomar clases conmigo y me encantaba, me encantaba.

 

—¿Qué es lo que más te gusta de los chicos?

 

—Siempre digo que en cierto punto me considero una nena: no quiero dejar de lado ese mundo mágico del juego, de la inocencia. Me gusta poder hablar con ellos, entenderlos, jugar. En muchas temporadas que hice en Carlos Paz, en elenco con Emilio Disi, Pedro Alfonso, Freddy Villarreal, todos con niños, sobrinos, nietos,siempre terminaban en mi camarín maquillándose, pintando, haciendo dibujos, cartitas; y a mí me fascinaba. Y ellos, mis compañeros, me decían: “Tenés que hacer un programa para niños”. Te juro: empezó jugando, literal. Veía que los nenes estaban mucho con la tablet y mi personaje puede ser una tableta, y ahí es donde nació Míster Tablet. Benja Amadeo me dice: “¿Qué te gusta?”; “Las flores, me encantan las flores”, y él me hizo el hit de Mi universo, que es “Jardín tín, tín”, así, sentado en un sillón, entre función y función. Y a los dos meses todo se hizo realidad.

 

—¿Como fue ese proceso?

 

—Yo no había cantado nunca y empecé a tomar clases. Fue todo muy rápido: al mes ya estaba grabando el primer disco. Y me enamoró este mundo. Es maravilloso trabajar para chicos. Y lo más fuerte es lo que pasa en los hogares, que vengan mamás y me digan: “Tengo una hija autista y tus canciones le alegran sus días”. Te juro que me acuerdo de las cosas que me pasan y se me pone la piel de gallina. Pasan cosas fuertes.

 

—De chica, ¿te imaginabas una vida así?

 

—Siempre fui muy soñadora y de perseguir ese sueño. Siempre me gustaron los brillos, que me miren, que me saquen fotos, y entraba en los carnavales de Corrientes y me gustaba eso: ser observada por la gente y bailar frente a un público. Como que tenía ese sueño. Y sabía que lo iba a lograr. En mi casa por ahí querían que estudie, que haga una carrera, que me reciba, y lo hice; pero no me iba a dedicar a ser publicista, yo quería otra cosa.

 

—Tardó en llegar, ¿no? En 2007 fue el primer casting.

 

—Sí, con el Bailando, cuando todavía hacían los castings en las provincias. Ya había hecho anteriormente pero todavía era chica y no, no llegaba. Hasta que me llamaron.

 

—¿Cómo fue ese día?

 

—Me acuerdo que estaba abajo de un arbolito porque hacía un calor en Corrientes… (risas). Hice la coreo que nos habían marcado en ese momento una coreógrafa. Habrá sido 2007 y me llamaron recién en enero de 2008. Yo ni siquiera estaba, me había ido justo de vacaciones, estaba en Brasil, y me mandan un mail y les respondí: “Ay, no, por favor, decime que llego; yo estoy una semana más acá y vuelvo, pero te juro que voy adonde sea, pero por favor, que no se me vaya esta oportunidad”.

 

—¿Sentís que cambió tu vida a partir de ese casting?

 

—Sí, sí, totalmente. Porque tuve que dejar toda mi vida de Corrientes, mi familia, mis amigas, mi perro, el novio de ese momento, de hacía tres años. Tuve que dejar todo, todo…

—¿Fue duro al principio?

 

—Sí, era duro. O sea, era una mezcla de las dos cosas: estaba haciendo lo que soñaba y lo que amaba, pero a la vez, llegaba al hotel o al departamento que después me alquilé y estaba sola. Y yo siempre en una mesa con cinco hermanos, mamá, papá, abuela; y de repente, yo solita en una mesa: eso me generaba cierta angustia. Aparte todo el tiempo la incertidumbre de saber si iba a tener trabajo. Bueno, justo me había tocado el Bailando. “Pero después, ¿qué hago?”, decía. “¿Y si no me contrata nadie y me tengo que volver? No me quiero volver”. Pero no sé, gracias a Dios siempre, siempre tuve trabajo. Hice muchos castings todo el tiempo y siempre tuve la suerte de quedar.

 

—¿Te afecta lo que digan de vos?

 

—Sí. Mirá, al principio me afectaba, y mucho. O sea, dolor, de escribirle a esa persona que me estaba diciendo algo feo y decirle: “¿Pero por qué me decís esto, si yo no te hice nada…?”. Y bueno, después entendí que voy a tener que convivir con eso mientras me siga dedicando a esto. Habrá personas a las que les guste mi trabajo, habrá otras que no, y bueno, está en ellas que te pongan un montón de cosas feas. Todavía no entiendo cómo llegan a ese punto de escribirte una sarta de… Y mi querido marido me ayudó mucho, me dice: “No, vis no te podés quedar mal por una cosa que escribe una persona que no te conoce, y estás haciendo lo que más amas, que tanto sacrificio te costó llegar. Olvidate lo que te digan, andá para adelante”.

 

—¿Cómo te conociste con El Chato?

 

—Fue todo en ese mismo año que llegué acá, en 2008. Termino el Bailando y al toque me contrata (Gerardo) Sofovich para hacer temporada. Y el amor nació ahí, en esa temporada. Él justo había ido a cerrar contratos para el Bailando del próximo año y me empezó a mandar mensajitos, sin decirme que era él, o a mandarme flores. Yo sospechaba que era él hasta que un día me dice: “Bueno, sí, soy yo”. Y así nació el amor.  Y después de ese año empecé a ser bailarina de Marcelo, después de ese año que nos tomamos volvimos… Y de ahí no nos separamos más. Estamos hace 10 años juntos.

—¿Eras celosa?

 

—Sí, al principio moría de celos. Al principio era: “Ay, Dios, en la que me metí, ¿por qué?”. Sí, me moría de celos: le revisaba todo, todo, el Facebook. Y al principio sí, encontré de todo. Y la peleé… la peleé por este amor. Pero costó al principio. Pero bueno, él es una persona muy pública y por ahí muchas chicas piensan que si se enganchan con él se van a salvar, o van a tener un programa. Y no, nada que ver.

 

—¿Tenés que luchar mucho con esos comentarios, que ocupás un lugar por ser la pareja del Chato Prada?

 

—Sí, sí, sí… Pero también ahora eso ya no me importa porque creo que lo demostré haciendo un montón de cosas, inclusive en el Bailando, por lo que hago en la pista. Y él no me producía mi programa infantil. Pero bueno, es algo con lo que voy a tener que luchar de acá hasta que me separe de él. Siempre me van a decir eso y ya aprendí que me la tengo que bancar. Infobae

Entretenimiento

El Polaco y Barby Silenzi van a ser papás

Publicado

on

Por

Barby Silenzi y El Polaco van a ser papás. “Fue buscado. Están casi de tres meses. Los dos están muy felices”, aseguró el periodista Ángel de Brito.

 

“Las familias ya lo saben. Yo lo sé hace un mes pero estaba esperando que me dieran luz verde para contarlo”, aseguró en declaraciones televisivas y agregó: “Yo a ella le veía carita de contenta”.

 

Por su parte, Lourdes Sánchez, quien estaba al tanto de la novedad, acotó: “La relación se había vuelto muy seria”.

 

A su vez, el conductor indicó: “El viernes, luego de que se cumplieron los tres meses, me dijeron que podía contarlo. Están re felices”

 

. Entonces reprodujo un audio de WhatsApp en el que se lo escucha a El Polaco haciéndole una propuesta al conductor: “Ángel estamos debatiendo acá con la compañera ¿Querés ser el padrino vos? Si sos padrino vas a estar en todos los cumpleaños, en el bautismo…”.

Seguir leyendo

Entretenimiento

El grupo correntino Los Alonsitos aseguran ser producto de los festivales cordobeses

Publicado

on

Por

A punto de cumplir 35 años de trayectoria, los correntinos cuentan cómo sobrevivieron a los cambios permanentes de la industria. Además, adelantaron nuevos proyectos y confesaron unas ganas locas de de volver a Cosquín y a  Jesús María.

 

Próximos a cumplir 35 años de trayectoria en la música, Los Alonsitos aseguran que transitan por uno de los momentos más plenos y maduros de su carrera.
“No tenemos recuerdos que no estén ligados a la música, o a Los Alonsitos”, apunta Marcelo Roselli, uno de los integrantes de la banda correntina. Y sus palabras adquieren un sentido lógico al advertir que tanto él, como Ariel Báez y Marco Roselli, tenían menos de 10 años cuando, en 1985, comenzaron a dar sus primeros pasos de la mano del chamamé, género que hoy los tiene como referentes.

 

Aunque en el plano musical crecer mientras estaban de gira les aportó “alegrías incomparables”, a nivel personal no ignoran que esto los obligó a madurar y adquirir responsabilidades “difíciles de asimilar y entender a esa edad”.

 

Ariel Báez de Los Alonsitos: “Sentimos la necesidad de apoyar a Mario Teruel como amigo”
“Tuvimos que madurar arriba de un micro de gira. A los 12 años estábamos teniendo contratos, responsabilidades, dinero, y una realidad muy distinta a la de nuestros compañeros. La ausencia, el hecho de perdernos momentos familiares únicos y la resignación de no poder programar algo porque te salía una gira creo que fue lo más difícil”, apunta Ariel, pero Marcelo entiende que todo esto fue parte de la “colimba artística” que forjó las bases que le permitió a la banda mantenerse vigente durante más de tres décadas.

 

“Hoy existen otras herramientas para hacerse conocidos. Las redes sociales y los canales de difusión que tienen que ver con la parte digital hacen que sea mucho más fácil lograr lo que a nosotros nos costó kilómetros de sudor. Pero, aunque esto es positivo, lo que se logra de esta manera también puede ser muy efímero. La base sobre la que se planta una carrera artística es el recorrido y el contacto directo con la gente”, precisa Marcelo.

– En estos 35 años ¿cuál consideran que ha sido uno de sus mayores logros como banda?

 

– Ariel Báez: Hemos madurado mucho como banda en estos años y desde hace un tiempo logramos tomar absolutamente el control de la musicalidad del grupo. Estamos en un momento en el que aceptamos referencias y trabajar con productores, pero somos conscientes de lo que queremos y nos sentimos seguros con eso. Uno puede triunfar o morir, pero si morís en la tuya, o triunfás en la tuya, tiene un gusto especial.

 

“Durante los primeros 10 o 15 años de la banda nuestro objetivo fue encontrar un sonido propio, que la gente nos escuche y nos identifique. Lograrlo fue parte de nuestro proceso de maduración desde el punto de vista musical. Hoy nos sentimos plenos en una etapa compositiva. Después de haber logrado el sonido que queríamos de Los Alonsitos, hoy nos focalizamos en cantar nuestras canciones”, sigue Ariel.

 

“En una primera empezamos cantando clásicos de Corrientes, canciones de otros autores o temas que otra gente escribía para nosotros. Ahora estamos en una etapa en donde, más que nada, cantamos nuestras canciones”, agrega orgulloso Marcelo.
Los Alonsitos y Córdoba

 

“Somos producto de los festivales cordobeses. Córdoba es una provincia que para nosotros es importantísima, nos marcó la carrera. Hay un antes y un después de Cosquín, y un antes y después de los festivales cordobeses”, asegura Marco.

 

– ¿Está en sus planes volver a los festivales de Córdoba este 2020?

 

– AB: Jesús María, Cosquín y el Festival de Peñas de Villa María han sido fundamentales en la base de nuestra carrera, sentimos la necesidad de volver, pero lo estamos conversando. Hace mucho que no venimos a los festivales de Córdoba.

 

En Cosquín no estamos hace tres años, la última vez fue en un momento en el que hubo un cambio de organización, y a veces la asistencia o no depende de los gustos de las comisiones. Estamos en tratativas con Festival de Peñas de Villa María, y seguramente se van a dar las condiciones. Pero con Cosquín y Jesús María aún no tenemos nada cerrado. Sabemos que gran parte de sus grillas está cerrada, aunque quedan algunos días para seguir definiendo.

 

Independientemente de cómo se defina su grilla festivalera, Los Alonsitos se sienten unos afortunados de poder seguir de gira, y de tener un público incondicional que los sigue desde “la primera hora”. “Salvando las distancias, sentimos que en cada recital vamos ‘sandrinisando’ el chamamé.

 

Nos encontramos con chicas y chicos que eran del Club de fans en nuestros inicios, y hoy van a los shows son sus hijos. Eso es parte del crecimiento y nos llena de felicidad”, dice Marcelo en una divertida comparación de sus fans con las “chicas” de Sandro y Ariel reflexiona: “En este mundo, y en este país, hacer lo que uno quiere, lo que uno ama, sentirse completo, lleno y desarrollado en lo que uno siempre quiso, es realmente un privilegio y lo vivimos como tal”.

Seguir leyendo

Entretenimiento

Un empresario le regaló a Juana Viale un reloj de $2.500.000

Publicado

on

Por

Un regalo siempre en bien recibido. Puede ser una gentileza, un agradecimiento o hasta quizás una manera de conquista. ¿Pero qué pasa cuando el obsequio supera los dos millones de pesos?

Sí, a Juana Viale le reglaron un reloj que, minutos antes, fue adquirido por $2.500.000 en la subasta que organizo el club Boca Juniors para recaudar fondos para su fundación. De esta manera, un empresario pujó por el objeto con el logo del club de la Ribera, y decidió regalárselo a la nieta de Mirtha Legrand, que estaba en el evento junto a su hermano Nacho.

¿Habrá sido por la pasión boquense que los une? ¿O tal vez un intento de agasajarla para conocerla mejor? Vale recordar que hace un mes, Jorge Rial había sembrado la duda de una supuesta cercanía entre la actriz y Daniele de Rossi, el jugador italiano que llegó a Boca. El conductor de Intrusos deslizó que nació una bella amistad entre ella y el romano, que habría quedado impresionado tras verla, y la panelista Marcela Tauro contó que se conocieron en una fiesta del club.

Pero la noticia que tuvo más repercusión fue cuando encontraron a Viale en un almuerzo de Fede Bal. Sin embargo el encuentro fue por una propuesta laboral que el hijo de Carmen Barbieri le hizo a su colega.

Vale mencionar que en la subasta en la que Juanita recibió el reloj, también se realizaron pujas por una maqueta de la Bombonera, un buzo del arquero Esteban Andrada, botines autografiados de Carlos Teves, una moto, y un cuadro del artista Andrés Mariani entre otros objetos.

Seguir leyendo

Tendencias