Connect with us

Tecno

Una empresa obtuvo datos de millones de usuarios de Instagram de manera indebida y fue expulsada de la red social

Publicado

on

Instagram le quitó acceso de su plataforma a una startup de marketing, tras determinar que esa compañía recopilaba datos de sus usuarios de manera indebida.

La empresa en cuestión es Hyp3r y está acusada de utilizar datos sensibles de usuarios como ubicación, fotos y datos de perfil de las historias (stories) para realizar anuncios segmentados. Algo que, de acuerdo con las políticas de uso de Instagram, no está permitido.

Según publicó Business Insider, esto ocurrió a raíz de una combinación de errores de configuración y falla de supervisión por parte de Instagram. “Las acciones de Hyp3r no fueron autorizadas y violan nuestras políticas”, dijo un vocero de Instagram a ese medio. “Como resultado, los hemos eliminado de nuestra plataforma y hemos realizado cambios para evitar que otras compañías puedan adquirir ubicaciones públicas de los usuarios”, añadió.

Hyp3r es una compañía de marketing que rastrea publicaciones en redes sociales etiquetadas con ubicaciones del mundo real. Luego permite que sus clientes interactúen directamente con esos posteos a través de sus herramientas y utiliza esos datos para dirigirse a los usuarios de redes sociales con anuncios relevantes.

La cantidad de datos de Instagram que Hyp3r obtuvo no está claro. Lo que se sabe, según remarca Business Insider, es que más del 90% de sus datos provienen de esa red social, y que procesa y analiza más de un millón de publicaciones de esa plataforma al mes.

Hyp3r negó haber violado las reglas de Instagram. El argumento de la empresa es que accedieron a datos públicos (las stories eran públicas, y no era de perfiles cerrados) en la plataforma y que, del modo que lo hicieron, es legítimo.

La empresa recolectó datos de millones de usuarios de manera indebida y fue expulsada de Instagram (Shutterstock)
La empresa recolectó datos de millones de usuarios de manera indebida y fue expulsada de Instagram (Shutterstock)
Luego del escándalo de Cambridge Analytica, que implicó la recopilación de datos de 87 millones de usuarios por medio de una app de personalidad desarrollada sobre una API de Facebook, la compañía generó cambios en su plataforma y también en Instagram, que también es parte de la empresa liderada por Zuckerberg. Las modificaciones se hicieron para preservar la privacidad de los usuarios y, justamente, limitar los accesos a desarrolladores para evitar la intromisión o el uso de datos de manera que pueda ser considerada inadecuada.

Antes de ese episodio, la API de Instagram le permitía a los desarrolladores buscar posteos públicos de una ubicación en particular. Tras los cambios, Instagram comenzó a quitar algunas funcionalidad de su API, incluyendo herramientas de localización. Esto afectó a empresas que, como Hyp3r, recogían muchos datos de esta manera para generar anuncios personalizados.

Para contrarrestar el problema que esto le generaba, la empresa comenzó a desarrollar un sistema que les permitía seguir reuniendo datos de ubicación, más allá de las limitaciones impuestas por Instagram, según publicó Business Insider.

Hyp3r creó una herramienta que podía georreferenciar ubicaciones específicas y luego cosechar cada publicación pública y etiquetada con esa ubicación en la red social.

Las historias de Instagram de los usuarios comunes (publicaciones que se supone que desaparecen después de 24 horas) nunca estuvieron disponibles a través de la API de Instagram. Pero Hyp3r también creó una herramienta para recopilarlos. Así lograron guardar las imágenes indefinidamente, junto con los metadatos asociados.

La API oficial permite el acceso solo a historias de cuentas comerciales y cuentas de creadores, que no son visibles por ubicación.

Cómo usó los datos Hyp3r

Esos datos recopilados de manera indebida por Hyp3r fueron utilizados de diferentes maneras, según se publica en el informe de Business Insider:

Por un lado, les permitía dirigir anuncios personalizados para usuarios según sus intereses y los sitios que habían visitado. Así, por ejemplo, las empresas que son clientes de Hyp3r puede pedirle que geofence las ubicaciones de sus competidores, y luego se dirija anuncios dirigidos a las personas que visitaron a esos competidores.

Los datos recolectados de Instagram también se podrían combinar con información obtenida de otras plataformas para lograr obtener perfiles más detallados sobre los usuarios.

Además, le permitía a sus clientes interactuar fácilmente con los usuarios que estaban en sus propiedades (hoteles, clubes, gimnaiso, por ejemplo), utilizando su herramienta “Engage”. Eso quiere decir que las compañías que contrataban el servicio de Hyp3r podrían interactuar con las publicaciones etiquetadas con el nombre de su compañía y responder a ellas cuando quisiera.

Tecno

Nueva normalidad: el futuro de la gastronomía será con código QR

Publicado

on

Por

En muchos países del mundo, restaurantes, bares y cafeterías (que han logrado sobrevivir a la crisis económica disparada por la pandemia de COVID-19) reabren sus puertas al público luego de varios meses sin poder hacerlo. En la nueva normalidad, los locales gastronómicos están tomando nuevas medidas para atraer a los clientes y adaptarse a nuevos requerimientos y obligaciones.

Por ejemplo, en Francia reabrieron, luego de casi tres meses, locales gastronómicos. En París se han priorizado los espacios en terrazas y se amplió el espacio permitido para ocupar con mesas en las veredas. El modelo se replica en otros puntos de Europa. Inclusive, hay locales que dividen a los comensales con revestimientos que funcionan como escudos de plexiglás (una resina sintética) o plástico (algo cada vez más común en Asia).

En España, para abrir, los bares, cafeterías y restaurantes deben cumplir con determinadas normas, como contar con separación de dos metros entre mesas; la obligatoriedad de que los camareros usen mascarillas; y la eliminación en las mesas de menús, servilleteros, y otros artículos que solían ser de uso común.

Con la reapertura de locales, Reino Unido se ha destacado desde un principio por la ausencia del menú impreso, que suele pasar de mano en mano, y en el que el virus podría permanecer. Así, ha optado por una carta de código QR, una nueva forma de modernizar a la gastronomía.

Cómo funcionan

El menú de código QR de un bar en Bruselas REUTERS/Yves HermanEl menú de código QR de un bar en Bruselas REUTERS/Yves Herman

La tecnología es sencilla. Los menús de código QR permiten, a través de un escaneo rápido con el celular, acceder digitalmente a la carta de un restaurante. De esta forma, están surgiendo iniciativas y apps para acompañar esta nueva necesidad. La oferta de aplicaciones a nivel global es muy grande. Además, muchos dispositivos pueden leer el código sin necesidad de descargar una app.

En el sistema operativo Android, a partir de la versión 9 y posteriores, es un procedimiento que realiza la cámara (si no lo hace por defecto, hay que activarlo desde la configuración), y en iOS, es similar. El usuario accede a la cámara del dispositivo y escanea, se abrirá una pestaña adonde será redirigido. Si el celular no lo detectara, se puede acceder a un lector de código QR en la tienda de apps. QR Code Reader y Lightning QR Scanner son dos aplicaciones con buenas calificaciones que sirven para hacerlo.

Apps como servicio

App TumenuApp Tumenu

Tumenu es una iniciativa que ha surgido antes de la pandemia, pero tomó fuerza durante la extensa cuarentena en la Argentina. “Es una app que nació con la intención de reducir los tiempos de espera desde que los comensales se sientan en una mesa, reciben la carta, piden y pagan; adicionalmente se sumaron los beneficios de evitar la recirculación del menú en papel, dinero, tarjetas, comprobantes, etc”, explica a Infobae Nicolás Varela quien forma parte de la startup.

Está disponible para iOS y Android, y opcionalmente los negocios también pueden acceder a un panel web para configurar el menú digital. Lo cierto también es que este tipo de soluciones están apareciendo cada vez más. Desde la app, señalan que se diferencian por tener un entorno completo y gratuito. “Algunas soluciones solo permiten ver el menú y sus precios; desde nuestra app es posible ver el menú, pedir, pagar, gestionar lista de esperas, reservas y gestionar los pedidos de las mesas de manera autónoma. Es un sistema completo y gratis para restaurantes, café, pubs”, dice Varela.

Esta nueva normalidad que comenzaremos a ver y vivir, en algún momento, desde la Argentina y América Latina, ¿reduce o cambia la cantidad de personas que atienden en un restaurante, por ejemplo? “No necesariamente; la aplicación permite llamar al mozo por necesidades específicas como también ofrece la posibilidad de hacer pagos en efectivo. La app genera la oportunidad para que el personal del restaurante centre su atención en la recepción y llamados que puedan hacer los comensales, que los platos lleguen de manera correcta a la mesa y que todo el conjunto de servicios funcionen de manera eficiente. Incluso en algunos casos el restaurante deberá concentrar mayor personal en cocina para cubrir la rápida demanda de pedidos que se mostrarán por medio de la app”, responde.

El futuro de la gastronomía será con código QREl futuro de la gastronomía será con código QR

Respecto de otros cambios tecnológicos en la gastronomía, Varela señala que su startup trabaja en una adaptación de la app para negocios sin mesas, tales como eventos o discos. “Por ejemplo, el usuario de la app podrá escanear en un pub un código QR general, podrá ver la lista de precios y pedir un trago, al realizar el pago la app emitirá un comprobante digital y avisará al usuario con una notificación cuando el trago esté listo para retirar en la barra”, explica. Esto es algo que algunos locales (por ejemplo en el barrio de Palermo) ya se estaba implementando.

Tumenu no tiene ganancias. Se apoya en el resto de las apps de la compañía que sí están monetizadas. La intención de la startup es mantener esta modalidad en el tiempo y en un futuro se analizarán posibilidades de monetización por medio de publicidad u otras alternativas, pero no es algo que sucederá a corto plazo.

Por su parte, Nicolás Gutraich, de 22 años, estudiante de Economía, ha creado una startup denominada Biff con funciones similares. Es una plataforma con cuatro pasos: escanea el QR de la mesa, permite navegar el menú y seleccionar los platos deseados; tiene una botonera digital para interactuar con el camarero; y permite dar puntaje al servicio para indicar la calidad de atención.

“Hoy ya existen un montón de startups que están haciendo cosas muy similares a las que hacemos. En una en particular que nos llama la atención, lograron recrear la carta virtual pero sin la necesidad de bajarte una app, cosa que nos parece muy interesante”, señala el joven a Infobae. Además, la startup está trabajando en un módulo para hoteles que va a ser su diferencial.

Respecto de los cambios que se avecinan, dice: “Estamos en un momento de cambio donde la necesidad de aprender a trabajar con la tecnología es inminente. El sector gastronómico, al menos en la Argentina, es bastante conservador con respecto al uso de nuevas herramientas y esto les genera un cambio de paradigma. Si bien la aplicación puede tal vez ayudar a reducir el personal, nosotros lo vemos también como una oportunidad para que demuestren un diferencial. Que el trabajo del camarero no se base sólo en recibir pedidos y entregarlos, eso es fácilmente reemplazable en el corto o largo plazo”.

Implementación

Código QR en el menú de Mona GallosiCódigo QR en el menú de Mona Gallosi

La bartender y empresaria Mona Gallosi ha reinventado su negocio durante la cuarentena. Ofrece cócteles a domicilio hoy y está ideando por estos días cómo será la nueva normalidad cuando pueda abrir su espacio Puente G. Sabe que no habrá cartas de papel, y que todo será a través de códigos QR.

A principios de la cuarentena, desarrolló junto a TRIPI, un programador con quien trabaja desde hace 15 años, su sitio de ecommerce y hoy piensa cómo será el regreso de su barra con personas. Gallosi dice que sería apropiado unificar una app para todos los bares, pero también reconoce que sería difícil de implementarlo.

Nueva normalidad para la bartener y empresaria Mona GallosiNueva normalidad para la bartener y empresaria Mona Gallosi

Piensa entonces seguir trabajando con cartas QR y está pensando desarrollar una app propia de fácil acceso (que tal vez no sea necesario descargar de una tienda) para que sea parte de la experiencia virtual-presencial en su local.

Seguir leyendo

Tecno

El Reino Unido retirará en cinco años todos los equipos de Huawei en su red 5G

Publicado

on

Por

El Reino Unido establecerá el año 2025 como fecha límite para el retiro total de los equipos de la empresa china Huawei de sus redes de telecomunicación 5G, de acuerdo a un reporte del periódico The Telegraph publicado este viernes

Según esta publicación el ministro de Cultura del Reino Unido, Oliver Dowden, lo anunciará el martes cuando se presente ante el parlamento británico. Varios de los ministros en el gabinete del premier Boris Johnson han señalado que cinco años es el plazo conveniente.

En enero el Reino Unido había limitado al 35% la participación de Huawei en las redes 5G en las islas británicas, y le había prohibido el ingreso a los sectores más sensibles en términos de seguridad del sistema.

Sin embargo, a comienzos de esta semana Londres señaló que las sanciones recientes de Estados Unidos contra la compañía tecnológica china habían generado “muy serios riesgos” a la seguridad en el uso de sus equipos, ya que Huawei no podrá de ahora en más acceder a ciertas tecnologías estadounidenses.

Las medidas recientes contra Huawei de parte del gobierno británico han tensado aún más las relaciones entre Londres en Beijing, enfrentados por la reciente ley de seguridad nacional que el gobierno chino impuso en la ex colonia británica de Hong Kong.

Huawei ha entrado en conflicto con los gobiernos del Reino Unido y Estados Unidos por sus vínculos con el Partido Comunista de China (REUTERS/Toby Melville)Huawei ha entrado en conflicto con los gobiernos del Reino Unido y Estados Unidos por sus vínculos con el Partido Comunista de China (REUTERS/Toby Melville)

En este contexto la posición del Reino Unido se ha acercado más y más a la de Estados Unidos, que desde hace tiempo acusa a Huawei, una multinacional controlada mayormente por el estado chino, de rendir cuentas el gobierno de le República Popular y al Partido Comunista de China, y que por esta razón la utilización de sus equipos podría ser una amenaza a la seguridad de la redes de comunicación.

El embajador de China en el Reino Unido, Liu Xiaoming, advirtió la semana pasada que expulsar a Huawei enviaría una “muy mala señal” a otras empresas chinas.

El jueves las compañías de telecomunicaciones británicas Vodafone y BT dijeron que necesitan un mínimo de cinco años e idealmente siete para hacerse cargo del suministro de los equipos que reemplazarán a Huawei, de lo contrario podría haber cortes en el servicios de 5G, un red mucho más rápida que la actual, en el Reino Unido.

Algunos legisladores del partido conservador, sin embargo, están presionando Johnson, que pertenece a esta fuerza, a adelantar el plazo al 2023.

Seguir leyendo

Tecno

Llega extensión de Chrome para compartir Netflix y otras pero sin compartir contraseñas

Publicado

on

Por

A pesar de que los principales servicios por suscripción no lo puedan ver con buenos ojos, son muchísimas las personas, en diferentes partes del mundo, las que se dedican a compartir las contraseñas de los servicios por suscripción que tienen contratados, con sus familiares y/o amigos, generalmente compartiendo gastos a medias.

Con esta práctica tan habitual, el pasado año llegó DoNotPay, una extensión para Chrome que permite compartir las contraseñas de las suscripciones activas de manera segura entre remitentes y destinatarios.

Esta extensión fue retirada recientemente de Google Web Store, aunque ahora llega una nueva solución, Keyring, la nueva extensión para Chrome que permite compartir las suscripciones activas a distintos servicios pero sin la necesidad de compartir las contraseñas de los mismos, y limitándose a grupos de pocas personas.

Keyring ofrece actualmente dos opciones: compartir hasta seis suscripciones con hasta tres personas de manera gratuita, o bien compartir un número ilimitado de suscripciones con hasta cinco personas por unos cinco dólares al mes. Además, en otoño vendrá una nueva opción cargada de funciones.

De esta manera, Keyring trata de distanciarse de DoNotPay mediante con las limitaciones de grupos de personas, e incluso está trabajando en nuevas características, como la posibilidad de compartir gastos de las suscripciones o las búsquedas unificadas de programas de TV en todas las plataformas.

Según comentan en TNW, también están trabajando para que más adelante lleguen paquetes de contenidos asequibles en colaboración con proveedores de contenidos.

Respecto a los servicios compatibles, actualmente ofrece soporte para una variedad de plataformas de streaming de vídeo, la mayoría de ellas disponibles únicamente en los Estados Unidos, aunque también ofrece soporte para una serie de plataformas de streaming de audio y de publicaciones digitales de noticias.

Por el momento, el equipo que se encuentra tras esta extensión no está pensando en la posibilidad de que su extensión pueda correr la misma suerte que la extensión DoNotPay, aunque nunca se sabe si la extensión se mantendrá en el tiempo.

Seguir leyendo

Tendencia