EN VIVO
Correntinos dan clases debajo de un árbol porque no tienen aulas y podrían cortar la ruta

Puesteros analizan instalar locales provisorios en plaza del Mercosur

Por: Corrientes Info 14/04/2018

Puesteros analizan instalar locales provisorios en plaza del Mercosur

Comerciantes afectados por el incendio contaron que les propusieron armar estructuras en el predio del 17 de Agosto y esperan confirmaciones. Además, insisten con la necesidad de acceder a créditos y destacan la solidaridad de algunos sectores.


Se cumplió ayer una semana del acampe de los trabajadores del paseo de compras Virgen de Itatí, que perdieron la totalidad de su mercadería y dinero en efectivo tras el incendio del galpón por un cortocircuito. Los puesteros siguen aguardando soluciones por parte del Estado, mientras analizan algunas alternativas que surgen desde la Provincia y el Municipio.


En este marco, varios feriantes dialogaron ayer con El Litoral y contaron que “se acercó un arquitecto que está a cargo de algunos proyectos para los puestos y estuvimos dialogando con él”. En este sentido, señalaron que “hay una idea de poder instalarnos en la plaza del Mercosur con algunas estructuras provisorias mientras construyen el nuevo lugar”.


Si bien es por el momento sólo una opción, los puesteros se mostraron medianamente conformes con esta posibilidad, luego de haber advertido algunas dificultades que deberán afrontar en caso de asentarse sobre la vereda del predio del Mercado de Concentración, frente a la Rotonda.


Más allá de esto, la preocupación de los comerciantes se centra sobre todo en la  necesidad de acceder a créditos que les permita comprar nuevamente mercadería. “No sirve que nos instalen en un lugar si no tenemos nada para vender”, sostuvieron varios. Además, vale decir que en las últimas jornadas comenzó a crecer la intranquilidad debido a que ya pasó una semana del incendio y siguen sin respuestas concretas.


La necesidad y las ganas de volver a trabajar llevó a algunos a averiguar préstamos en varias casas que se especializan en esa cuestión. Lo cierto es que los montos que les ofrecen son ínfimos para lo que ellos requieren en pos de adquirir un nuevo stock de prendas de vestir, calzados y otros elementos. “Te ofrecen $2.000 o $5.000 y nosotros cuando viajamos a hacer compras gastamos más de $1.000 en pasaje”, advirtieron.


“Necesitamos que el Gobierno nos dé un préstamo para poder comprar y volver a trabajar lo antes posible, no queremos que nos regalen, vamos a devolver hasta el último peso”, expresó uno de los puesteros allí en la Rotonda frente al galpón incendiado.



Necesidades y solidaridad


En medio de las dificultades que afrontan por la imposibilidad de trabajar, los comerciantes implementaron algunos mecanismos para intentar juntar fondos. Si bien ayer por el mal tiempo no pudieron hacer comida para vender como habían anunciado, con la venta de chipacueritos y chipá parrilla formaron un pozo de efectivo que utilizaron para los que más necesitan.


Sobre esta cuestión, una de las trabajadoras contó ayer a este medio que “ayudamos a una chica que tiene dos hijos y no puede pagar el alquiler”, haciendo referencia a Vanesa, una joven cuya historia fue contada por El Litoral en ediciones anteriores.


Mientras tanto, y a pesar de la lluvia, los puesteros mantienen el acampe en la rotonda de la Virgen de Itatí. “Mandamos a las mujeres y a los chicos a sus casas y nos quedamos unas 12 personas resguardándonos en una carpa”, contó Juan.


La carpa en la que pasaron la noche y una importante cantidad de alimentos fueron donados en las últimas jornadas por el Sindicato de Camioneros, una acción que fue muy destacada ayer por los comerciantes damnificados. “Nos dieron mercadería y se pusieron a disposición nuestra”, resaltaron.


Además, el sindicato gestionó algunos medicamentos para la hipertensión y la diabetes que solicitaban varias de las personas que resultaron afectadas y que buscan volver a empezar. Más allá de esto, comenzaron a aparecer nuevas preocupaciones para los puesteros. “Le pidieron libros a los chicos en la escuela y por el momento es imposible comprarles”, contaron varios de los trabajadores.